Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Consejos para respirar de una manera eficaz cuando se hace yoga

Publicado por Yann, el 30/01/2019 Blog > Deporte > Yoga > ¿Cómo Dominar la Respiración en el Yoga?

«La respiración es la cuna del ritmo». – Rainer Maria Rilke, uno de los poetas más importantes en alemán y de la literatura universal.

Nuestro cuerpo es una herramienta real, capaz de dar tanto lo mejor como lo peor para nuestra salud. Muchos lo utilizan para mejorar su bienestar, por ejemplo, a través de ejercicios de respiración, relajación del pecho o simplemente mediante ejercicios de yoga. Estos permiten combinar deporte y respiración, sin olvidar la meditación, para que nuestro sistema respiratorio funcione lo mejor posible.

No obstante, no siempre sabemos cómo manejar bien la respiración. Por ejemplo, los investigadores estiman que entre el 30 % y el 45 % de los adultos suelen roncar de manera regular, lo que se debe a un mal manejo de la respiración, que puede suponer más de un problema para el profe de yoga y su alumn@. Pulmones obstruidos, respiración por la boca, contracción del plexo o perfecta oxigenación, ¿cómo puedes controlar la respiración yóguica? ¡No te preocupes! Te lo contamos enseguida.

La importancia de conectar el yoga y la respiración

Respiración y yoga Ya practiques el yoga o cualquier otro tipo de deporte, la respiración es lo que nos hace vivir, por lo que es esencial prestarle atención.

Aunque el yoga sea una disciplina que cada vez tenga más seguidores españoles, poco a poco pero sobre seguro, los practicantes de este deporte aprehendemos más sobre el yoga. Entre la técnica de la respiración, los estiramientos y la conciencia plena, la práctica del yoga implica un conocimiento preciso de un@ mism@, y especialmente de nuestra respiración.

Es fundamental saber cómo dominar esta respiración, sobre todo con el fin de ejecutar de la manera más efectiva posible los movimientos y poder darle mayor prioridad a las posturas de yoga. El tórax, los músculos abdominales, el ritmo respiratorio, la columna vertebral: todos estos elementos se someterán a prueba para respirar bien.

Porque, precisamente, la «buena» respiración requiere prestar atención y escuchar el cuerpo, las sensaciones, los dolores (abdominales o no) y calmarse y respirar profundamente, un@ debe ser consciente de cuál es la efectividad de su propia respiración. ¿Por qué es tan importante? Porque la respiración es una herramienta y, a veces, incluso un arma contra la ansiedad y el estrés; de hecho, la respiración consciente ayudará a calmar el sistema nervioso gracias al aire que entra por las fosas nasales.

Estar menos estresad@, realizar mejor las posturas y hacer que los ejercicios de yoga sean efectivos son los principales objetivos de un buen control de la respiración en el yoga. Cuando nos encontremos en plena conciencia, sabremos cómo relajar el esternón, inhalar a través de las fosas nasales, exhalar por la boca, para un manejo óptimo del estrés, reaprender la respiración torácica e incluso aliviar la tensión muscular. ¿Qué te parece?

Aprender a respirar mejor en yoga mientras escuchamos nuestro cuerpo

Cuerpo y respiración en yoga. El cuerpo puede convertirse en nuestro mejor amigo a la hora de aprender a respirar adecuadamente en el yoga. Dependerá de nosotros sacarle el máximo partido.

Aprender a respirar es una oportunidad para escuchar el cuerpo, lo que nos permitirá aprender a dominar la respiración, la inspiración, la espiración, la respiración profunda, etc. A veces nos olvidamos, pero nuestro cuerpo y nuestro metabolismo son muy buenos indicadores de nuestra salud general y de la forma en que lo tratamos. Para sentir menos estrés, ansiedad, o tener un pensamiento más positivo, piensa mientras respiras.

Cuando nos duele alguna parte, la clavícula, la espalda, el pie o cualquier otra parte del cuerpo, es bueno saber cómo aliviar y calmar el dolor a través de la respiración. Escucha como tu cuerpo te dice que no está bien, que necesita que le dediques tiempo, lo que también implica una buena inspiración, una buena espiración, lo más eficaz posible para sentirte mejor. Porque a pesar de todo lo que uno piensa, podrás aprender a saber respirar gracias al yoga.

Entre estirarse, meditar, concentrarse, sentarse, estar de pie, muchos son los actos diarios que nuestro cuerpo realiza y que requieren una respiración adecuada. Depende de nosotros saber cómo entenderlo, saber cómo observar nuestro cuerpo que nos dice que todo está bien o que, por el contrario, está doliendo en alguna parte. Un soplo a través de las fosas nasales, un poco como Darth Vader, promoverá la calma y la descompresión, para evitar el estrés en tiempos oscuros.

Realizar las posturas para respirar bien en el yoga

Posturas que favorecen la respiración. Algunas posturas de yoga se adaptan a una respiración fluida y nos hacen conscientes de que podemos llegar a dominarla.

Al vaciar conscientemente todo el aire de las fosas nasales, logramos aprehender a manejar la respiración por medio de la conciencia, y, por lo tanto, llegaremos a llevar a cabo de una manera efectiva las diferentes posturas del yoga. Sin embargo, hay posturas que requieren una respiración particular, es en ese momento en el que deberemos demostrar una capacidad sin igual para adaptarnos a la postura.

Una secuencia de posturas nos puede cansar rápidamente, por lo que en ese momento intentaremos seguir el movimiento de los ejercicios y simplemente dejarnos llevar por la energía y el sentido común que fluirá con la respiración. Debido a que la mayoría de las posturas de yoga se estudian para que trabajemos una parte muy específica de nuestra respiración, debemos saber cómo aprovechar esta oportunidad y sacar el máximo partido para seguir ahondando cada vez más.

De hecho, no hay nada como una secuencia diseñada para la respiración, para trabajar lo que es y siempre ha sido un verdadero apoyo para la vida, el deporte y la energía: la respiración. Dominar la respiración significa dominar la visión del mundo y el modo de vida. Y las posturas de yoga son un medio muy bueno para hacerlo. Entre los saludos al sol, la posición del perro y los nidra, tendrás todo lo que necesitas para trabajar completamente la respiración.

Por lo tanto, partimos del principio de que cada postura es beneficiosa para nuestra respiración, y que los beneficios del yoga no solo son demostrar que podemos aprender a dejarnos llevar, a dar todo nuestro cuerpo para dedicarnos a la realización de ejercicios de yoga. Dejarse llevar nos permitirá tener un cuerpo mucho más liviano, mucho más fluido y, de hecho, una respiración sin ahogo, ya que los ejercicios están hechos para relajarnos.

Aprender a respirar es una de las enseñanzas del yoga que, a través de diversos ejercicios variados, algo que nos dará la imagen de una disciplina casi milagrosa para muchos males. Adoptaremos la respiración que necesitemos, unos, sentados, otros, de pie, porque, al final, lo que necesitamos es un dominio total del cuerpo y de la respiración.

Escuchar los consejos del profe de yoga para dominar la respiración

Ayuda del profe para la respiración en el yoga. Tu profe será un orientador excepcional para enseñarte a respirar. Un soporte que te ayudará a alejarte del estrés, por ejemplo.

Todos estos elementos contribuirán a controlar nuestra respiración tanto como sea posible, pero si estamos en una clase de yoga, individual o colectiva, podemos estar seguros de que nuestro profe nos ayudará en el camino hacia el buen control de la respiración en el yoga.

De hecho, tu profesor se habrá encontrado, sin duda, con los mismos problemas que tú, cuando tratas de relajarte, entender más sobre tu cuerpo y la respiración, siempre de la mejor manera posible. Deberás tener una plena confianza para hacer bien los ejercicios y para que estos te hagan progresar. Se trata de una mezcla de educación y bienestar.

Independientemente de cuáles sean tus expectativas, aprender a dominar la respiración en el yoga no forma parte de una carrera de obstáculos: el profe está ahí para mostrarnos el camino a seguir, para enseñarnos a estar totalmente bien con nosotros mismos y con nuestro cuerpo. Porque nuestra energía vital también yace ahí, aunque lo solemos olvidar de manera inconsciente.

Esto es todo el interés de un fortalecimiento muscular, un calentamiento, una práctica de meditación o sofrología: evitamos los ataques de pánico, aprendemos a gestionar el estrés y nos damos cuenta de que la respiración, desde que nacemos, está ahí para mantenernos vivos. Que debemos aprender a controlarla para hacer yoga, para aprender a vivir «mejor», sin dolor ni ansiedad.

De este modo, aunque el yoga parezca haberse convertido en una disciplina sencilla y accesible para todo el mundo, esta disciplina es mucho más que solo eso. Este deporte nos permite pensar en nuestro cuerpo de una manera diferente, como un conjunto de elementos constitutivos de nuestro ser, comenzando con la respiración. Luego aprenderemos, gracias a distintos elementos, a controlarla, a ser más eficientes, pero también y sobre todo a saber cómo comportarnos mejor a diario.

Nos comportamos mejor frente a los demás, frente a los acontecimientos de última hora, a las situaciones de crisis, el estrés, pero también aprendemos a enfrentarnos a nosotros mismos. Para decirnos que somos seres inteligentes, capaces de saber cómo usar nuestra respiración como una fuerza, no como una debilidad. Todo esto y mucho más es lo que nos enseña el yoga. ¡Uno, dos, tres, respira!

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar