En líneas generales, los trastornos de comportamiento no son poco frecuentes entre los niños, y también entre los adultos. No obstante, ante las cada vez más evidentes situaciones de fracaso escolar, solemos atribuir las causas del abandono académico a otros factores, y parece que nos olvidamos de causas habituales como las dificultades de aprendizaje, los trastornos cognitivos o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Discalculia, disfasia, disortografía, disgrafía, dislexia… Existen muchísimos trastornos que afectan al aprendizaje y de los que en muchas ocasiones ni siquiera hemos oído hablar. La dispraxia es también uno de ellos. Según un artículo publicado por la Fundación CADAH, la dispraxia afecta al 6% de los niños entre 5 y 11 años. Un porcentaje que no debemos menospreciar.

Y, como docentes, la pregunta que nos surge es: ¿cómo debo actuar ante un alumno con dispraxia? En este artículo compartimos algunos consejos y recomendaciones para que te adaptes de la mejor manera posible y ambos le saques el máximo partido a cada sesión.

¿Quieres dar clases en linea?

Los mejores profesores disponibles
Pepe
5
5 (2 opiniones)
Pepe
$139
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (4 opiniones)
Silvia
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan ma
4.9
4.9 (14 opiniones)
Juan ma
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (10 opiniones)
Alex
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Chef edd
5
5 (6 opiniones)
Chef edd
$598
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Quetzal
5
5 (2 opiniones)
Quetzal
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Weiwei
5
5 (23 opiniones)
Weiwei
$230
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dinorah
5
5 (46 opiniones)
Dinorah
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
5
5 (1 opiniones)
Cristina
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (7 opiniones)
Dany
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ariel
5
5 (3 opiniones)
Ariel
$220
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia lizbeth
5
5 (7 opiniones)
Silvia lizbeth
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Arturo
5
5 (2 opiniones)
Arturo
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Marina
5
5 (3 opiniones)
Marina
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Karen
5
5 (3 opiniones)
Karen
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alfonso
5
5 (3 opiniones)
Alfonso
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pepe
5
5 (2 opiniones)
Pepe
$139
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (4 opiniones)
Silvia
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan ma
4.9
4.9 (14 opiniones)
Juan ma
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (10 opiniones)
Alex
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Chef edd
5
5 (6 opiniones)
Chef edd
$598
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Quetzal
5
5 (2 opiniones)
Quetzal
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Weiwei
5
5 (23 opiniones)
Weiwei
$230
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dinorah
5
5 (46 opiniones)
Dinorah
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
5
5 (1 opiniones)
Cristina
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (7 opiniones)
Dany
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ariel
5
5 (3 opiniones)
Ariel
$220
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia lizbeth
5
5 (7 opiniones)
Silvia lizbeth
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Arturo
5
5 (2 opiniones)
Arturo
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Marina
5
5 (3 opiniones)
Marina
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Karen
5
5 (3 opiniones)
Karen
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alfonso
5
5 (3 opiniones)
Alfonso
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
¡Vamos a buscar!

¿Qué es la dispraxia?

La dispraxia es un término que se refiere a problemas de por vida con el movimiento y la coordinación. No es un diagnóstico formal, pero es posible que aún escuches a la gente usar este término.

El diagnóstico formal es trastorno del desarrollo de la coordinación (DCD).

Las personas con estos desafíos pueden tener problemas con el equilibrio, la coordinación y las habilidades motoras. Éstos incluyen:

  • Habilidades motoras finas (para hacer pequeños movimientos como usar un lápiz).
  • Habilidades motoras gruesas (para hacer grandes movimientos como patear una pelota).
  • Planificación motora (para realizar tareas de varios pasos, como atar las agujetas).
síntomas de la dispraxia
Habilidades como tomar un lápiz son complicadas para alguien con dispraxia.

Las dificultades con las habilidades motoras pueden afectar el aprendizaje, el trabajo y la vida diaria.

Sin embargo, no debe confundirse con un trastorno intelectual. Las personas con dispraxia son tan inteligentes como las demás. Y hay muchas maneras de ayudar en casa, en la escuela y en el trabajo.

En la infancia, generalmente se refiere a un trastorno en el que los niños no desarrollan las habilidades motoras que se esperan para su edad.

Mientras que algunos niños superan la condición, la mayoría continúa experimentando dificultad de movimiento en la adolescencia y la edad adulta. La terapia ocupacional puede ayudar a medida que crecen.

Es posible que escuches que se hace referencia a la dispraxia de diferentes maneras. Puede haber dispraxia oral y dispraxia verbal.

Cómo reconocer a un alumno con dispraxia

Para saber cómo adaptar tu comportamiento a un alumno con dispraxia, lo primero que debes hacer es investigar sobre el trastorno. Puede que nunca hayas oído hablar de la dispraxia, pero se trata de un trastorno que, como decíamos, afecta a un 6% de los niños en edad escolar (primaria).

Como mencionamos, se trata de un trastorno que afecta a la automatización y la coordinación de los gestos y movimientos cuando estos tienen un objetivo concreto.

como enseñar a dispraxicos
La profesión docente es de las más gratificantes, pero a veces requiere superar ciertos obstáculos: como la enseñanza a dispráxicos.

Los niños con dispraxia tienen problemas a la hora de, por ejemplo, atarse los zapatos o vestirse, pero también cuando quieren escribir, por lo que no es de extrañar que se enfrenten a ciertas dificultades durante su etapa académica.

El nombre de «dispraxia» se extendió en 1961, cuando lo empezaron a utilizar expertos en el ámbito de la neurología, como Walter Russel Brain. Otros autores anteriores hablaban de «torpeza inusual». Ford, por ejemplo, utilizaba el término «torpeza congénita».

Este trastorno tiene un origen neurológico y, en cierto modo, también genético. Las funciones cognitivas se ven afectadas, lo que frena u obstaculiza el aprendizaje escolar, así como su atención y la adquisición del lenguaje; y todo esto, por supuesto, repercute en la vida escolar del alumno.

Ante esto, los profesores deben ser capaces de identificar a los niños con dispraxia y de ayudarles con aquellas tareas que más les cuesten, como escribir, hablar o incluso aprender ciertos contenidos (como las multiplicaciones). Un trabajo que exige al profesor que cubra todos los frentes y desarrolle ejercicios y metodologías adaptadas.

Los alumnos con dispraxia, aunque no sean disléxicos ni tengan ninguna limitación intelectual, necesitan un cierto grado de ayuda para realizar algunas tareas del día a día. De las más sencillas a las más complicadas, hay un amplio abanico de actividades que se pueden ver afectadas por la falta de psicomotricidad del alumno dispráxico.

Si te interesan los trastornos de aprendizaje y cómo afrontarlos en el aula, te animamos a que leas sobre los alumnos con dislexia.

Cómo ayudar a los alumnos con dispraxia

El simple hecho de ser consciente de las necesidades de aprendizaje individuales de un estudiante puede marcar la diferencia. Los maestros que son sensibles a la dispraxia son menos propensos a criticar y reprender el comportamiento dispráxico clásico y son más capaces de apoyar a un niño adaptando las actividades del aula y enseñando estrategias de estudio.

Puedes ayudar a los estudiantes con la organización y la planificación dando tareas estructuradas con instrucciones claras. Aquí hay algunos consejos que puedes implementar:

Presta atención a las herramientas de escritura y al papel

A los estudiantes con dispraxia les puede resultar más fácil escribir con lápices y bolígrafos de punta ancha, o usando asas de goma en sus utensilios de escritura.

También puedes ayudar a un niño con la escritura al proporcionarle papel cuadriculado para guiarlo en la colocación y el espaciado de las letras. El papel rayado colorido para los estudiantes que tienden a escribir con letras más grandes también es una ventaja.

Considera alternativas a las actividades que requieren escritura a mano. Escribir las cosas a mano puede ser muy frustrante para el niño dispráxico (y disléxico) y puede hacer que tenga dificultades para mantenerse al día y seguir la lección.

como dar clases a alumnos con dispraxia
Busca actividades alternativas a la toma de apuntes.

Organiza a los niños con compañeros para tomar notas, permítales usar computadoras o proporciona copias electrónicas del material con anticipación para reducir la tensión de tomar apuntes.

También, si es posible, proporciona ejercicios para completar los espacios en blanco.

Cambia a los alumnos de asiento

A menudo es beneficioso colocar a los estudiantes con dispraxia al frente de clase para que tengan una vista más fácil del pizarrón. También les puede resultar más fácil concentrarse cuando están lejos de puertas, ventanas, boletines y otras distracciones del salón de clases. Esta es una consideración importante para enseñar a los estudiantes con discapacidades visuales también.

Da descansos

Puede marcar una gran diferencia en las habilidades de concentración si a un niño con dispraxia se le da la oportunidad de hacer una pausa, levantarse de su lugar, estirarse y moverse antes de continuar con una lección.

Esta también es una técnica útil para otros estudiantes ,como los que muestran signos de angustia emocional y frustración con una tarea.

Enfatiza las instrucciones paso a paso

Repasar las instrucciones y los requisitos de las tareas varias veces es crucial. Trata de escribir las instrucciones de una tarea en oraciones cortas y usa listas para tareas con varias partes.

También puede demostrar una tarea y leer las instrucciones en voz alta, además de proporcionar una versión impresa. Esto es útil para todos los estudiantes, ya que aclara la tarea y garantiza que todos estén en sintonía.

cómo dar clases a disprexicos
Sé específico con las tareas e instrucciones.

Proporciona apoyo escrito, visual y grabado

Las viñetas y otros formatos llaman la atención sobre aspectos importantes de una tarea que, de lo contrario, podrían pasar desapercibidos. También es beneficioso usar imágenes y dividir fragmentos largos de texto.

Cuando leer es un desafío, puede ser útil para un niño con dispraxia tener materiales grabados y libros para escuchar. Esto reduce la cantidad de texto escrito requerido para el procesamiento y puede ahorrar recursos mentales para responder y reaccionar al material original.

Ayuda con tareas que requieren habilidades motoras finas

Si tu lección incluye el uso de tijeras, doblar papel o cualquier otra tarea que pueda hacer que un niño dispráxico tenga dificultades, proporciona ayuda y trata de presentar al estudiante la actividad de antemano, para que tenga la oportunidad de practicar y familiarizarse con las manipulaciones físicas requeridas.

Los mejores profesores disponibles
Pepe
5
5 (2 opiniones)
Pepe
$139
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (4 opiniones)
Silvia
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan ma
4.9
4.9 (14 opiniones)
Juan ma
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (10 opiniones)
Alex
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Chef edd
5
5 (6 opiniones)
Chef edd
$598
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Quetzal
5
5 (2 opiniones)
Quetzal
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Weiwei
5
5 (23 opiniones)
Weiwei
$230
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dinorah
5
5 (46 opiniones)
Dinorah
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
5
5 (1 opiniones)
Cristina
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (7 opiniones)
Dany
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ariel
5
5 (3 opiniones)
Ariel
$220
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia lizbeth
5
5 (7 opiniones)
Silvia lizbeth
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Arturo
5
5 (2 opiniones)
Arturo
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Marina
5
5 (3 opiniones)
Marina
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Karen
5
5 (3 opiniones)
Karen
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alfonso
5
5 (3 opiniones)
Alfonso
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pepe
5
5 (2 opiniones)
Pepe
$139
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (4 opiniones)
Silvia
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan ma
4.9
4.9 (14 opiniones)
Juan ma
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (10 opiniones)
Alex
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Chef edd
5
5 (6 opiniones)
Chef edd
$598
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Quetzal
5
5 (2 opiniones)
Quetzal
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Weiwei
5
5 (23 opiniones)
Weiwei
$230
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dinorah
5
5 (46 opiniones)
Dinorah
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
5
5 (1 opiniones)
Cristina
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Dany
5
5 (7 opiniones)
Dany
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ariel
5
5 (3 opiniones)
Ariel
$220
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Silvia lizbeth
5
5 (7 opiniones)
Silvia lizbeth
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Arturo
5
5 (2 opiniones)
Arturo
$150
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Marina
5
5 (3 opiniones)
Marina
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Karen
5
5 (3 opiniones)
Karen
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Alfonso
5
5 (3 opiniones)
Alfonso
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
¡Vamos a buscar!

¿Qué es la dispraxia en adultos?

Se estima que uno de cada diez adultos es dispráxico. Algunas estimaciones sugieren que hasta el 10% de la población tiene dispraxia. Se encuentra más comúnmente en hombres que en mujeres y los investigadores sospechan que hay un componente genético, pero aún no se ha aislado ningún gen de dispraxia.

A pesar de su prevalencia, el público en general no comprende bien la dispraxia y se diagnostica con menos frecuencia que las discapacidades específicas del aprendizaje, como la dislexia y el TDAH.

Esto significa que los adultos que trabajan pueden estar menos dispuestos a revelar su discapacidad a los empleadores y pueden tener más dificultades para acceder a la ayuda y el apoyo que necesitan.

Respecto a los síntomas, los adultos dispráxicos pueden caminar con un modo de andar diferente, tropezar con cosas con frecuencia y/o tener problemas para participar en deportes.

En algunos casos, las habilidades del lenguaje oral se ven afectadas (causando problemas con los movimientos de la boca y la lengua). Estos problemas pueden causar pérdida de la confianza y desarrollar una baja autoestima.

dispraxia en adultos
La dispraxia puede continuar en la vida adulta.

La dispraxia no tiene nada que ver con la inteligencia y se clasifica como una discapacidad de aprendizaje motor, no como una dificultad de aprendizaje específica, pero puede afectar la forma en que aprende una persona.

Esto se debe a que las dificultades de coordinación dificultan la escritura a mano, lo que puede comprometer la capacidad para tomar notas, la redacción de ensayos y el rendimiento en los exámenes.

La dispraxia también puede dificultar que las personas se mantengan organizadas y sigan las instrucciones.

Debido a que no hay dos personas que presenten el mismo conjunto o gravedad de síntomas, cada individuo dispráxico tiene necesidades diferentes. Por ejemplo, puede ser útil para algunos estudiantes tener las instrucciones de las tareas divididas en pasos individuales y el material de la lección fragmentado para que sea más manejable.

Las carpetas, las agendas y las herramientas de calendario pueden ayudar a un adulto que trabaja a mantenerse organizado y cumplir con los plazos, y en los casos en los que escribir a mano es difícil, se puede recomendar que alguien con dispraxia aprenda a escribir a máquina.

La dispraxia es una afección de por vida, pero con un programa de estrategia implementado y acceso a las adaptaciones adecuadas, la mayoría de los adultos pueden superar los desafíos que enfrentan y alcanzar su máximo potencial en el trabajo o la escuela.

Cómo comportarse frente a un alumno dispráxico

Para ser profesor hay que saber adaptarse a determinadas circunstancias. Entender los contextos de cada alumno y ajustar los contenidos y las actividades en la medida de lo posible para que todos ellos aprendan y le saquen el máximo partido a las clases.

Además de las peculiaridades generales de los estudiantes, a la hora de dar clases a alumnos dispráxicos, por ejemplo, no podemos aplicar las mismas metodologías que usamos con el resto de alumnos. De hecho, un trastorno psicomotor como este hace que al alumno que lo sufre le cueste más asimilar y adquirir ciertos reflejos de atención o de escritura y que, en consecuencia, también tenga menos confianza en sí mismo.

Hay que crear metodologías adaptadas para los alumnos con dificultades.
Enseñar a alumnos con dispraxia requiere mucha paciencia y dedicación.

El profesor se convierte en un tutor que debe ayudarle a ver sus progresos y hacer lo posible por que pueda seguir cada clase con relativa normalidad. Los niños dispráxicos son simplemente niños que requieren un poco más de tiempo que el resto de sus compañeros para alcanzar los objetivos marcados en cada etapa escolar.

Las dificultades académicas no aparecen por azar y el profesor debe saber cómo actuar frente a ellas y preparar el terreno para que los alumnos vayan progresando sin grandes dificultades. Quizás les ayude tener un cuaderno de ortografía en el que pueda repasar constantemente la escritura.

Si quieres trabajar como profesor, empieza buscando alumnos para clases particulares.

Ayudar a un alumno dispráxico a avanzar

La profesión docente requiere ofrecer apoyo y guía a los alumnos para que vayan progresando y alcancen los objetivos establecidos en cada etapa. A pesar de los trastornos de atención, las dificultades académicas o la hiperactividad, tenemos que hacer lo posible para que todos los niños del grupo sean capaces de seguir las sesiones. De ahí que debamos contemplar las situaciones y los contextos de todos y cada uno de ellos a la hora de diseñar nuestras metodologías y actividades.

Y ¿qué podemos hacer para ayudar a un niño con problemas, sean cuales sean? Pues lo primero que podemos hacer es evitar que se sienta excluido. Debemos apostar por sus puntos fuertes y adaptar todas las herramientas y recursos necesarios para que se desarrolle de la mejor manera posible en el medio escolar.

Debemos hacer un seguimiento frecuente de su progreso y mantener una conversación constante con los padres y el resto de personas implicadas en su desarrollo académico (como el servicio de orientación del centro o el resto de profesores) y así aunar esfuerzos.

Las dificultades académicas se pueden paliar con un profesor pedagogo.
Los alumnos con dispraxia harán lo posible por aprender y progresar.

Los niños con dispraxia pueden progresar junto con el resto de sus compañeros, solo debemos buscar la manera de que conviertan sus dificultades en fortalezas. Como profesores, nos preocupamos por los éxitos y los avances de nuestros estudiantes.

Debemos pensar en su éxito académico, pero también en su bienestar, por lo que tenemos que apostar por ellos para que ganen confianza en sí mismos y autoestima. Tendrás que adaptar tu comportamiento para que entienda que no es menos que el resto, que tiene las mismas oportunidades y posibilidades para progresar, y que sienta que forma parte de un grupo (aunque tenga más problemas que el resto para asimilar nuevos conceptos y escribir).

Cómo preparar para el futuro a un alumno dispráxico

Para los niños, el futuro es un concepto confuso y a veces complicado de entender, ya sean dispráxicos, disléxicos o no tengan ningún tipo de trastorno. Los profesores (y los padres) son los encargados de otorgar a los alumnos las herramientas necesarias para que puedan tener éxito en su futuro vida profesional, a pesar de sus dificultades para aprender a leer o escribir, por ejemplo.

En el éxito personal de un alumno influye también la imagen que tenga de sí mismo, y en eso también interviene el profesor, que puede ayudarle a ser consciente de que la dispraxia no es algo grave, que no tiene por qué afectar negativamente a su futuro y que tener dificultades a la hora de escribir no quiere decir que sea una misión imposible.

No hay nada que predisponga a un alumno dispráxico a querer superarse, a progresar por el bien de su futuro. El profesor le motivará para que tenga ganas de mejorar. Será un guía, un apoyo que le entregará las estrategias para jugar sus cartas (seas las que sean) de la mejor manera posible.  

Para su futuro, los profesores también deben pensar en los ámbitos que más les convengan a los alumnos, en función de sus capacidades y gustos. Tienen que proporcionarles una perspectiva de futuro y darles los recursos necesarios para que les parezca una idea real, no un sueño inalcanzable que les hará perder la motivación. Y lo cierto es que esto se aplica a todos los alumnos, tengan o no dispraxia.

Existen muchas dificultades que debemos saber cómo abordar en nuestras clases.
La dispraxia no es más que uno de los muchísimos trastornos del aprendizaje a los que se pueden enfrentar los alumnos.

Debemos pensar que los niños con dispraxia tienen planes de futuro, como el resto, y también tienen ganas de avanzar en la vida, y puede que tengan una vocación particular.

Y hasta aquí todos nuestros consejos más básicos para dar clases a alumnos con dispraxia. Ten paciencia, utiliza metodologías adaptadas, mantén un diálogo constante con tus alumnos y su entorno y contribuye a crear una perspectiva de futuro para él. Todos pueden tener éxito independientemente de sus diferencias. Recuerda que enseñar consiste en hacer que una persona progrese en su vida.

¿Buscas consejos para dar clases a alumnos con autismo?

¿Cómo puedo saber si tengo dispraxia?

Los síntomas de dispraxia se desarrollan durante la niñez. Muchos síntomas son más notorios en una etapa temprana de la vida, pero otros pueden volverse más evidentes más adelante.

Los síntomas que afectan el movimiento y la coordinación en los niños pueden incluir:

  • Dificultad con tareas a dos manos como usar cubiertos y hacer manualidades.
  • Problemas con las habilidades de escritura y dibujo.
  • Necesita ayuda para vestirse, abrocharse los botones y ponerse los zapatos.
  • Dificultades con actividades físicas como saltar, correr, lanzar, atrapar y patear una pelota.
  • Los niños pueden parecer "torpes" y, a menudo, tropiezan y chocan con cosas.

La dispraxia también puede afectar otras áreas de la vida, que incluyen:

  • Rango de concentración
  • Habilidades de organización
  • Hipersensibilidad a la luz, el sonido, el tacto, el olfato y el gusto
  • Emociones y comportamiento
  • Interacciones sociales

Muchos síntomas de dispraxia continúan hasta la edad adulta. Los adultos con dispraxia también pueden tener dificultades para asimilar y recordar información y aprender nuevas habilidades, como conducir un automóvil o hacer manualidades.

La dispraxia puede afectar las habilidades de gestión del tiempo, planificación y organización personal, lo que afecta la forma en que se desarrolla en el trabajo.

No existe una cura para la dispraxia, pero se puede controlar con éxito. Con las terapias adecuadas, puedes mejorar las habilidades organizativas y motoras, para que puedas vivir la vida al máximo.

>

La plataforma que conecta profesores particulares con alumnos

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Califícalo!

4.00 (3 califícalo(s))
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.