Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Superprof te explica todo lo que necesitas saber sobre las clases particulares

Publicado por Berenice, el 21/08/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Cómo se fija el precio de las clases particulares?

Las clases particulares van viento en popa desde hace unos años y tienen tanto éxito entre los jóvenes estudiantes como entre los adultos. Pero la gran pregunta es: ¿cómo se fija el precio de una clase particular, de una clase de ayuda para los deberes o de apoyo escolar? ¿Es el profesor el que fija su tarifa? ¿Tiene algo que decir el alumno al respecto? ¿O hay que dejar todo esto a manos de un tercero como una plataforma de apoyo educativo? ¿Cómo podemos completar nuestros ingresos? Muchas preguntas a las que Superprof va a dar respuesta.

El precio medio de unas clases particulares

En México, se calcula que el precio medio de las clases particulares oscila los $153mxn/hora. No obstante, hay quienes no dudan en aumentar esta cifra ya de por si arbitraria y cobrar hasta $300mxn/hora por adelantado.

Por eso, con el boom de este gran mercado de clases particulares, nos gustaría analizar las condiciones tarifarias de los distintos tipos de ofertas.

¿Por qué hay tanta diferencia?

En líneas generales, la tarifa de una clase particular depende de varios parámetros que veremos a continuación, como el material que se use, la disciplina de la que se trate o el número de clases que desee recibir el alumno; pero también depende del nivel de estudios del profesor y de si se tiene que desplazar hasta el domicilio del alumno. ¿Podríamos decir entonces que las clases a domicilio son necesariamente más caras?

Frecuencia de las clases

El precio de las clases particulares depende del número de clases y de su frecuencia: la tarifa no será igual si necesitas entre una o dos clases a la semana que si solo quieres una cada quince días.

El tipo de clases

Para determinar el precio medio de las clases, también hay que tener en cuenta otro criterio: el tipo de clases.

Los precios de las clases de apoyo escolar no son los mismos que los de las clases de ayuda a domicilio. ¿Cuánto cuestan las clases de apoyo escolar y de ayuda a domicilio?

De hecho, las clases de apoyo escolar y las ayudas para los deberes no son exactamente lo mismo que las clases particulares y, por tanto, no requieren las mismas competencias. En lo que respecta a las ayudas para los deberes, hablamos generalmente de alumnos de primaria o secundaria que no precisan clases particulares en el sentido estricto de la palabra, sino que más bien necesitan a alguien que les acompañe y les guíe en sus tareas.

Por otro lado, las clases particulares sirven para ampliar y reforzar los conocimientos de los alumnos. Si hay algo que el alumno no ha entendido en clase, o en lo que no ha tenido tiempo de profundizar, o si simplemente quiere aprender más sobre un tema o descubrirlo desde otra perspectiva, las clases particulares son la opción perfecta.

Descubre también cómo pueden aumentar sus ingresos los profesores asalariados.

El precio de una clase de apoyo escolar

El precio de las clases particulares depende, en primer lugar, del nivel requerido: una clase destinada a un niño de primaria siempre será más barata que una clase para un alumno de instituto. En otras palabras, cuenta tanto el nivel de estudios de los alumnos como el de los profesores.

¿Por qué hay una diferencia de precio?

Para empezar, la diferencia de metodología trae consigo una inversión diferente. A medida que el alumno vaya aumentando su nivel de estudios, necesitará cada vez un profesor con conocimientos más elevados. Y como la calidad del profesor es algo que se nota, lo más justo es que su salario esté a la altura de sus estudios o competencias. Por ejemplo, por una hora de ayuda para los deberes, contaremos con unos $120 pesos para un alumno de la primaria y con unos $170 pesos para un alumno de preparatoria si el profesor es todavía un estudiante; pero, si se trata de un profesional cualificado y con experiencia, su precio ascenderá a unos $250 pesos.

Clases de secundaria

Para las clases particulares a nivel de secundaria, calculamos entre unos $200 y $300 pesos de base, pero es cierto que algunas academias aumentan esta cifra a unos $350 pesos la hora. Este aumento de los precios está relacionado con el funcionamiento de la academia y su estructura interna, las campañas de marketing, la comunicación y su vínculo con agencias conocidas.

En Superprof, por el contrario, la tarifa es muy parecida a la de las clases tradicionales, es decir, unos $180mxn/hora de media, ya que apenas hay gastos de funcionamiento (o, de haberlos, son más baratos).

¿Puede un profesor asalariado dar clases particulares?

Clases universitarias

En general, la tarifa de unas clases particulares para un alumno universitario varía enormemente de una ciudad a otra (las ciudades más grandes suelen tener precios más elevados). Esto es algo que también depende de la rama que haya escogido el alumno, pero por lo general las tarifas a este nivel superan los $200mxn/hora.

De todos modos, también debemos mencionar que la duración de las clases para alumnos de Bachillerato o de estudios superiores a veces es mayor que la de los alumnos de primaria o secundaria. Además, la frecuencia de las clases depende de las necesidades del alumno, de si requiere un refuerzo, de si tiene que preparar un examen, etc.

El precio de las clases particulares varía en función de las asignaturas

El precio de las clases particulares también varía dependiendo de la asignatura y de si esta requiere más ejercicios (y, por tanto, más correcciones) o más tiempo trabajando con el alumno.

Te resolvemos tus dudas sobre las clases particulares ¿Todavía tienes dudas sobre las clases particulares?

Por consiguiente, si un estudiante no entiende una noción que puede resultar esencial, hay que pasar más tiempo reforzándola. En esta línea, una clase de matemáticas para alguien que está preparando un examen de admisión no exige la misma preparación ni el mismo tiempo que una clase de matemáticas para los primeros cursos de secundaria.

Otro motivo que explica la variación de los precios en función de las asignaturas es el material. Por ejemplo, las clases de música exigen que tanto el alumno como el profesor dispongan de su propio instrumento y de que se desplacen con él. En otras clases, se necesitan libros o manuales, que entran dentro de la remuneración del profesor.

Por poner algunos ejemplos, podemos decir que una hora de clases particulares de biología puede costar unos $200 pesos, las de lenguas extranjeras entre $250 y $400 pesos (aunque pueden aumentar de precio en el caso de determinados idiomas como chino, árabe, japonés o ruso). Por otro lado, las clases de música suelen superar los $350 pesos, al igual que, por ejemplo, las de cocina.

Los precios de las clases particulares varían en función de las ciudades

¿Por qué el precio varía dependiendo de las ciudades?

Las clases particulares son más caras en la Ciudad de México o Monterrey que en otras capitales de provincia, por razones evidentes: el desplazamiento y los transportes públicos o en coche en las grandes ciudades son más caros que en otros lugares.

Si bien es cierto que algunas academias incluyen gastos de transporte en sus tarifas (lo que puede explicar que sean, por lo general, más caras), este no es siempre el caso. Cuando el profesor es el que negocia directamente los precios con el alumno y su familia, puede pedir que se tengan en cuenta sus gastos de desplazamiento.

¿Cuál es la tarifa media para poner en contacto a profesor y alumno?

Las academias tradicionales proponen unas tarifas de contacto hasta tres veces mayores que las de Superprof. De todos modos, siempre tienen un precio.

Sin embargo, cada vez son más quienes, como Superprof, deciden ofrecer una primera clase gratis. Se trata de una oferta fundamental porque le sirve tanto al profesor como al alumno; es determinante en el sentido de que ambos se podrán conocer y podrán ver cómo adaptar su modo de trabajo.

¿Cómo fijan el precio los profesores?

Una vez que el alumno encuentra a un profesor particular a través de anuncios o por internet, el docente es el que se encarga de fijar su tarifa. Sin embargo, debemos recordar que el precio varía dependiendo de la disciplina y del nivel.

Si el profesor está dentro de una academia, en algunos casos, podrá proponer sus propias condiciones de tarificación horaria, pero la empresa le dará consejos e información para conseguir la mejor prestación. No obstante, dar clases particulares en una academia disminuye la flexibilidad de los profesores.

En resumidas cuentas, se deben tener en cuenta varios parámetros a la hora de marcar una tarifa:

  • El nivel de la clase: una clase de primaria es más barata que una de secundaria.
  • La situación geográfica del profesor (y sus posibles gastos de desplazamiento).
  • El perfil del profesor (así como su experiencia): un profesor titulado cobrará más que uno en formación.
  • El nivel del alumno.
  • La duración de las clases: es posible ir disminuyendo los precios de las clases en función de su prolongación en el tiempo.

Ante todo, lo que es innegable es que, para muchos padres, las clases particulares son una garantía de éxito académico. Y para los profesores, suponen unas grandes ventajas financieras.

¿Existe alguna ventaja por recibir clases particulares?

Dar clases particulares es una inversión.

Una inversión de tiempo y de conocimiento. Pero, ¡también es una inversión de dinero!

Si nos imaginamos una clase particular facturada en $200mxn la hora y lo multiplicamos por cada clase, cada semana y cada mes, nos podemos hacer una idea general de los gastos que conllevan las clases a domicilio.

Las clases pueden ser para:

  • Refuerzo general
  • Inglés
  • Matemáticas
  • Francés
  • Física
  • Filosofía

Planea tus finanzas Con una pequeña planeación, ¿salen mejor las cuentas?

¡Las cuentas echan para atrás! ¡Muchas familias lo ven incluso como un lujo!

Es normal que pueda parecer un lujo, pero, ¿sabías que existen ventajas relacionadas con las clases particulares?

¡Esto puede ser un argumento a favor de las clases particulares!

La mayor ventaja es que el alumno avanzará en sus cursos académicos como debería y si el alumno no reprueba, no tendrá que repetir años o materias. Lo cual a la larga representa un ahorro de tiempo y dinero para toda la familia.

Clases particulares: un mercado en auge

Aunque en México, el boom de las clases particulares empezó hace ya algunos años, aún no está al nivel de los países asiáticos.

En Corea del Sur, los niños van a clases por la mañana y, seguidamente, van a los llamados Hagwons: unas academias que dan clases particulares por la tarde.

Sí, un ritmo frenético para un país donde graduarse parece el Santo Grial y existe competencia para todo, incluso para los más pequeños. Los padres invierten una gran parte de su sueldo en clases particulares.

En Hong-Kong, los profesores particulares son millonarios.

¡La gente se pelea por ellos!

Dentro de este sistema escolar despiadado, los padres tienen un único objetivo para sus hijos: que sea el mejor. O sea, que no solo se trata de graduarse y tener un diploma, sino que es necesario estar por encima de los demás. Esta competencia exacerbada ha llevado a un desarrollo increíble de las clases particulares.

Los mejores profesores son verdaderas estrellas. Los padres están dispuestos a pagar cantidades increíbles de dinero para inscribir a sus hijos en una clase particular. El sistema está lejos de parecerse al mexicano.

En el mismo caso de Corea, están también China o Japón. En todos estos países, los niños soportan una presión escolar muy elevada.

Un profesor particular te ayudará a alcanzar tus objetivos ¡No siempre es tan fácil seguir las clases! ¡Menos mal que los profesores particulares existen!

El sistema escolar mexicano puede tener sus lagunas, pero puede estar orgulloso de no agotar a los niños con tanta presión.

Aquí, los padres, que se ponen nerviosos al pensar en el futuro de sus hijos, les meten en clases particulares para aumentar sus oportunidades de sacar los estudios.

Las clases pueden servir para abordar dificultades de aprendizaje, evitar los suspensos, mejorar en una materia, repasar los exámenes, etc. Así, puede haber múltiples razones. Sea como sea, las estadísticas demuestran un fuerte desarrollo de las clases particulares en México.

¿Cómo podemos reducir el costo de las clases particulares?

El apoyo extraescolar de los niños representa un gran costo para el presupuesto familiar. Sin embargo, es un apoyo que resulta esencial en muchas situaciones. Por ejemplo:

  • Cuando los padres no están en casa y no pueden acompañar al niños cuando hace sus deberes diarios.
  • Para entrar en escuelas o secciones muy exigentes.
  • Para superar las dificultades de aprendizaje que puedan surgir.
  • Para preparar los exámenes (finales, selectividad, etc.)

¿Cómo mantener las clases particulares y limitar los gastos a la vez?

Pues hay trucos. Aquí te dejo varios consejos para conseguir los mejores precios:

Evita las clases aisladas

Los profesores tienen normalmente un precio menos elevado cuando las clases particulares se planifican a lo largo de un periodo de tiempo largo.

De hecho, cuando se le propone a un profesor dar clases durante un determinado periodo de tiempo, será el propio profesor el que se asegure de hacer un precio llamativo.

De la misma forma, las clases particulares que duren más tiempo pueden ser también una solución alternativa. Por ejemplo, dos horas seguidas cada quince días salen mejor de precio que una hora a la semana.

Además, es un trato bastante interesante para el profesor. Va a salir ganando si tiene menos gastos de transporte, así que ¡todo son ventajas!

Por su parte, el alumno tiene la oportunidad de dar las clases de una forma más profunda, ya que cada clase durará más tiempo. Además, entre clase y clase pasa el tiempo suficiente para tomar impulso y que los conocimientos se asienten para poder repasar mejor.

Da clases particulares en grupo

Siguiendo la misma lógica, recibir clases particulares en grupo conlleva menos gasto.

Hay varias soluciones según las necesidades.

  • Si son clases de apoyo escolar:

Puede haber un profesor que ayude con los deberes a todos los niños de la familia al mismo tiempo. Es una solución que permitirá al profesor aplicar una tarifa más reducida.

  • Si se trata de clases para una asignatura específica, para preparar exámenes o para mejorar el nivel:

A veces, el mismo grupo de amigos necesitan ayuda con la misma asignatura. Si se organizan para dar clases juntos, los precios son más económicos. Además, a los adolescentes les gusta trabajar en grupo.

Y también es una idea muy útil para las clases de idiomas. De hecho, resulta esencial para practicar la parte oral.

Si se hacen clases en pequeños grupos, los niños podrán practicar más fácilmente el idioma. En cuanto al profesor, podrá organizar clases más lúdicas y utilizar diferentes enfoques pedagógicos.

Cursos intensivos

La opción de los cursos intensivos permite concentrar todas las clases en un periodo de tiempo concreto.

Es una solución para por ejemplo:

  • Preparar exámenes.
  • Preparar exámenes de ingreso a la universidad.
  • O preparar la vuelta después de las vacaciones de verano.

Los precios, en general, son más económicos y los profesores particulares tienen la oportunidad de dar más horas de clase y, por lo tanto, aumentar sus ingresos. ¡Todo el mundo sale ganando!

Durante las vacaciones escolares, es el momento idóneo para organizar clases, puesto que tanto los profesores particulares, como los estudiantes, tienen más tiempo libre.

Da clases a distancia ¡Se pueden dar clases a través del móvil o de la computadora con la webcam!

Clases a través de la webcam

Las nuevas tecnologías proporcionan múltiples posibilidades de comunicación. Por ello, las clases a través de la webcam se han convertido en una opción muy útil para profesores y alumnos.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las clases son más fáciles de planificar, incluso si estamos fuera de casa. Por ejemplo, se puede aprovechar el tiempo libre que, muchas veces, tienen los alumnos entre las clases de la mañana y las de la tarde para dar una clase de inglés por Skype. Así, después de clase están más liberados para hacer otra cosa.

Los profesores también tienen la posibilidad de encadenar varias clases seguidas, puesto que no tienen que desplazarse. Es práctico: dan más clases y son más económicas sin los gastos de desplazamiento. Lógicamente, los precios serán más fácilmente negociables.

¿Cuánto ganan los profesores particulares?

Es cierto que no siempre es fácil pagar las clases particulares, pero es importante tener en cuenta que para los profesores, los precios tampoco son desorbitados.

De hecho, en caso de que sea su actividad principal, los profesores necesitan tener un buen número de alumnos para ganar un sueldo decente.

El problema principal que los profesores pueden encontrarse es la planificación de los horarios de las clases particulares.

¡Puede ser un auténtico rompecabezas!

  • De día, los alumnos están en clase.
  • Por la tarde, todos quieren dar clase en la misma franja horaria: entre las 17h y las 20h.
  • Durante el verano, los estudiantes generalmente suspenden las clases particulares para irse de vacaciones.
  • Las clases no son la única actividad extraescolar: también hay orquesta, baloncesto, judo, pintura, equitación, etc.

Lógicamente, para asegurarse un número suficiente de clases particulares necesitan saber organizar sus huecos libres.

A veces desplazarte es un dolor de cabez Ir a casa de un alumno en plena hora pico…¡Es un verdadero examen!

Para lograr todo esto, puede ser útil dar clases por la mañana a adultos o a alumnos que dan clase desde casa.

Se suele decir que las clases particulares son caras.  Pero ¡relativicemos!

Tomemos por ejemplo a un profesor que da clases por $200 mxn la hora. Si da 18 horas de clase a la semana, podrá ganar un salario bruto de $14,400 mxn al mes. Y a esto hace falta quitarle los impuestos.

Además no podemos olvidar:

  • Del tiempo que invierte en ir a casa de los alumnos.
  • De los gastos del transporte (combustible, transporte público…)
  • Del tiempo invertido en preparar las clases.
  • Del tiempo invertido en corregir deberes.
  • Del tiempo invertido en resolver dudas, a veces fuera del horario de las clases.
  • De los gastos relacionados con el material necesario para las clases…

Así pues, la ganancia del profesor no es tan alta como parece. Por lo tanto, antes de negociar el precio de las clases particulares, ¡piensa en lo que significa para los profesores! Su trabajo es ayudar a los alumnos, y como todo en esta vida, ¡eso también tiene un precio!

¿Qué es la ley de la oferta y la demanda?

Es la teoría que explica la interacción entre la oferta de un bien y la demanda de dicho bien.

La demanda de conocimiento

En este caso, nuestro bien es el conocimiento. Y compartir y transmitir el conocimiento cuesta dinero.

La ley de la oferta y la demanda define el efecto que la disponibilidad y el interés de un producto tienen sobre el precio del mismo.

En general, una oferta baja y una fuerte demanda aumenta el precio, y por el contrario, si hay más oferta y menos demanda, el precio tiende a la baja.

Este principio se aplica a las clases particulares.

Esta ley tan importante aúna todos los principios económicos de una manera u otra.

En la práctica, la oferta y la demanda se van superponiendo hasta que el mercado encuentra un precio equilibrado.

Sin embargo, hay muchos factores que afectan a la oferta y a la demanda, lo que las hace aumentar o disminuir.

Con respecto a las clases particulares, existen diversos factores:

  • La localización
  • Si la asignatura es más o menos exótica.
  • La disponibilidad de los profesores (antes de los exámenes de admisión, por ejemplo).
  • Los efectos positivos o negativos de la moda (por ejemplo, subida de la demanda de las clases de yoga y bajada de la demanda de las clases de latín y griego).

¿Cómo se crea un precio equilibrado?

Para explicarlo de forma simple, imagina una empresa que saca un producto nuevo. Se fija un precio alto, pero solo algunos consumidores lo compran.

La empresa ha previsto la venta de varias unidades, pero como no existe tanto interés en el producto, se genera un problema con las unidades no vendidas. Eso se traduce para un profesor particular en huecos en su horario sin dar clases particulares que pensaba que sí daría.

Como la oferta es alta, la empresa baja el precio. La demanda aumenta y, poco a poco, la oferta de la empresa baja y aumenta el precio hasta lo que consideran el precio perfecto para equilibrar su oferta con la demanda de los consumidores.

¿Quieres saber más sobre el interés económico de convertirte en profesor particular?

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar