«El arte de la Economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.» - Henry Hazlitt

Entre 1919 y 1938, Europa, al igual que otros países del mundo, vivió un período de relativa paz y estabilidad, desde un punto de vista político.

Dicho punto de inflexión comenzó al finalizar la barbarie de la Primera Guerra Mundial, que tuvo numerosas consecuencias a corto y largo plazo como bien sabes, y que se inició, tal y como muchos afirman, con el asesinato del archiduque Franz Ferdinand en Sarajevo en 1914.

Aunque la Primera Guerra Mundial duró poco más de cuatro años, cuando la guerra terminó por fin en 1919, después de años de conflicto armado y ocupaciones, llegó el momento de que los países se recuperaran y reconstruyeran.

Desde un punto de vista económico, este período de entreguerras entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial no fue particularmente fácil. Aunque las economías europeas fueron testigos de ciertos períodos de breve estabilidad durante estos apenas veinte años, la estabilidad debe considerarse dentro de un contexto de pérdida profunda, tanto desde un punto de vista emocional como físico y financiero, todo unido al auge del nacionalismo en Alemania durante la década de 1930.

Muchos países europeos, como Francia, Bélgica y Alemania fueron destrozados durante los combates, lo que implicó que muchos pueblos, ciudades y comunidades tenían una necesidad imperiosa de reconstruirse. Esto, añadido al hecho de que millones de personas habían perdido la vida o se habían convertido en víctimas de la guerra, tuvo como consecuencias: una mano de obra escasa, naciones devastadas... Además, es preciso recordar que el costo total de la guerra fue extraordinario y diezmó las reservas de más de un país.

Los mejores profesores de Economía disponibles hoy
¡1a clase gratis!
Diego mauricio
5
5 (15 opiniones)
Diego mauricio
$350
/hr.
¡1a clase gratis!
Alexis
5
5 (15 opiniones)
Alexis
$150
/hr.
¡1a clase gratis!
Gerardo
5
5 (12 opiniones)
Gerardo
$250
/hr.
¡1a clase gratis!
Leticia
5
5 (11 opiniones)
Leticia
$220
/hr.
¡1a clase gratis!
Fernando
5
5 (11 opiniones)
Fernando
$250
/hr.
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (9 opiniones)
Miguel
$700
/hr.
¡1a clase gratis!
Melissa
5
5 (12 opiniones)
Melissa
$165
/hr.
¡1a clase gratis!
Giovanni
4.9
4.9 (10 opiniones)
Giovanni
$195
/hr.
¡1a clase gratis!
Diego mauricio
5
5 (15 opiniones)
Diego mauricio
$350
/hr.
¡1a clase gratis!
Alexis
5
5 (15 opiniones)
Alexis
$150
/hr.
¡1a clase gratis!
Gerardo
5
5 (12 opiniones)
Gerardo
$250
/hr.
¡1a clase gratis!
Leticia
5
5 (11 opiniones)
Leticia
$220
/hr.
¡1a clase gratis!
Fernando
5
5 (11 opiniones)
Fernando
$250
/hr.
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (9 opiniones)
Miguel
$700
/hr.
¡1a clase gratis!
Melissa
5
5 (12 opiniones)
Melissa
$165
/hr.
¡1a clase gratis!
Giovanni
4.9
4.9 (10 opiniones)
Giovanni
$195
/hr.
1ª clase gratis>

Los años de entreguerras y los conflictos

Geografía mundial
Las fronteras geográficas de Europa cambiaron entre la Primera y la Segunda Guerras Mundiales.

Las dificultades a las que tuvieron que hacer frente las naciones europeas durante el período de entreguerras estaban interrelacionadas, ya que sus problemas se remontan a las pérdidas financieras sufridas durante la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, cada nación tuvo sus propios problemas durante este tiempo. Es más, Europa no fue el único continente que sufrió económicamente durante los años de entreguerras, como veremos a continuación con el caso de Estados Unidos.

Por ejemplo, Alemania falló en su estrategia económica al perder en la guerra y, de hecho, contrajo una importante deuda. Pocos creían que la economía de Alemania se podría recuperar. De hecho, al no poder pagar una de las cotas de su pagaré a Francia, el país francés ocupó el área industrial de Ruhr en Alemania. Imagina que inflación tuvo Alemania... Sin embargo, Alemania pudo capear el temporal y hacer frente de la mano de dos Planes (Dawes y Young), así como de la restauración de la zona industrial del Ruhr, para poder gozar de una cierta solidez económica en la década de los 30.

Por su parte, Reino Unido gastó una parte importante de la riqueza del país en la Primera Guerra Mundial por lo que también padeció económicamente. Sin embargo, este país, a mediados de la década de los 20, se empezó a estabilizar. A pesar de la depresión económica mundial de esta década, no se vio tan afectada.

Algunas de las turbulencias económicas que experimentó Europa en este período de entreguerras se remontan a las políticas que estaban vigentes en los Estados Unidos de América, así como a las repercusiones mundiales posteriores a la Gran Depresión de finales de la década los años 20 y  comienzos de la década de los 30.

Descubre cómo era la economía en tiempos de la antigua Roma.

La economía de entreguerras de los Estados Unidos

La economía de los Estados Unidos a principios de la década de 1920 era significativamente diferente a la de los países europeos. Esto se debió en parte al hecho de que su economía estaba en mejor forma ya que el país americano había actuado como acreedor de las naciones aliadas (Francia, Reino Unido y Rusia) durante la Primera Guerra Mundial y, como tal, exigía el reembolso de lo prestado a esas naciones ahora que la guerra había terminado.

Otra razón por la que las cosas le iban bastante bien a los Estados Unidos fue que, tras la desolación de la guerra, llegó una era de innovación y fabricación sin precedentes: automóviles, electrodomésticos como frigoríficos y radios, teléfonos y, quizás lo mejor de todo, la proliferación del mundo del cine.

La cultura de las celebridades de los Estados Unidos está arraigada en esta época. Se contrataron atletas, actores y otras personas destacadas para promover todos los nuevos productos que salían de las líneas de montaje de todo el país.

Las condiciones para obtener un crédito fácilmente, junto con la gran oferta de bienes para comprar, supusieron un fuerte estímulo para la economía estadounidense. En esta época de prosperidad, el gobierno estadounidense, con un nuevo sentido de magnanimidad, alivió la carga de las obligaciones de pago de Alemania, primero a través del Plan Dawes; más tarde bajo el Plan Young, como mencionamos anteriormente.

El Plan Dawes

Debido a su incapacidad para hacer su segundo pago a Francia, Alemania perdió el acceso a la zona industrial de la región del Ruhr. Su incapacidad para hacer uso de las instalaciones de esa región paralizó injustamente su capacidad para recuperar su propia economía. A su vez, eso les llevó a tener que pagar algunas medidas de castigo a otras naciones por los daños durante la guerra.

Aunque los bancos alemanes estaban realizando complicadas maniobras financieras para cumplir con sus obligaciones, era más que evidente que el sistema era un castillo de naipes, destinado a caer. Todas las naciones aliadas, Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos, sabían que se debía hacer algo para evitar otro gancho al estado alemán.

Economia estados unidos guerras
Tras el Tratado de Versalles, se volvieron a dibujar las fronteras entre las naciones europeas.

El Comité Dawes, llamado así porque estaba presidido por el banquero estadounidense Charles Dawes, elaboró ​​un plan que le daría a Alemania más margen de maniobra para reconstruir tanto su país como su economía, sin dejar de cumplir con su obligación de pagar la guerra.

  • Las tropas aliadas se alejarían del área del Ruhr, lo que le permitiría a Alemania poner en marcha su industria.
  • El Banco Central (Reichsbank) se reorganizó bajo la supervisión de los Aliados.
  • Alemania obtuvo un préstamo de alrededor de 200 millones de dólares, la mayor parte de los bonos de Wall Street.
  • Una parte de los ingresos derivados del transporte, los impuestos y los aranceles aduaneros se destinaría al pago de las reparaciones.
  • Alemania sería responsable del reembolso de mil millones de marcos el primer año, cantidad que aumentaría en los años siguientes hasta alcanzar un total de 2,5 mil millones de marcos en el plazo de cinco años.

Con cierta fluidez para pagar a Francia y Gran Bretaña, y con la industria en marcha, Alemania se unió a los Estados Unidos y Francia para festejar los locos años veinte.

De acuerdo con el Tratado de Versalles, los Estados Unidos debían ser reembolsados ​​por sus préstamos de guerra en dólares y oro.

Alemania encontró numerosas formas inteligentes, aunque también peligrosas, de hacer frente a esa carga. Francia, que dependía de Alemania para pagar sus deudas, terminó sin poder pagar su obligación debido al incumplimiento de Alemania.

De este modo, se generó una tensión adicional en las economías de Europa occidental, que luego tuvieron que pedir préstamos a otras naciones para cumplir con los pagos, lo que hizo que los Estados Unidos aliviaran aún más las obligaciones de reparación con respecto a Alemania a través del Plan Young.

El Plan Young

Según el Plan Young, se «perdonaba» que Alemania incumpliera alrededor de dos tercios de su obligación con los bancos estadounidenses y, por lo tanto, se esbozó el plan de tal manera que un tercio de la deuda total sí que debía cumplirse incondicionalmente. El plan relajó aún más los plazos de reembolso, lo que facilitó el cumplimiento de Alemania en todas sus cuotas.

Es mejor conseguir algo que nada en absoluto.

La actitud predominante del gobierno estadounidense y de Wall Street, con una gran afluencia de dinero y a través de sus políticas cada vez más proteccionistas, hizo que el país disfrutara de un período de relativa estabilidad y crecimiento económico a mediados de la década de 1920, período durante el que se experimentó un aumento en el comercio mundial, así como en el comercio especulativo.

Sin embargo, este período de estabilidad no iba a durar para siempre, y en 1929 se produjo la caída de la bolsa de Wall Street, lo que hizo que los Estados Unidos y Europa entraran en una profunda depresión económica. En este contexto de agitación económica, los partidos extremistas, incluidos los partidos nazi y comunista en Alemania, fueron ganando cada vez una mayor popularidad.

Ningún alemán sintió la humillación del Tratado de Versalles más que Adolf Hitler, quien fomentó el malestar y trató de derrocar al gobierno existente incluso a pesar de que la economía estaba recuperándose. Más tarde fue nombrado canciller alemán, reescribió las leyes para tener el poder absoluto y, en última instancia, inició la Segunda Guerra Mundial en 1939 comenzando con la invasión de Polonia.

Precio productos necesidad
El precio de una barra de pan se suele usar como un ejemplo de la hiperinflación extrema que experimentó Alemania durante el período de entreguerras.

Descubre más sobre el boom de la economía tras el período bélico.

El período de entreguerras desde el punto de vista económico

Sin lugar a dudas, el período de entreguerras es un momento fascinante, tanto desde una perspectiva histórica como económica.

Aunque el período solo abarque unos veinte años, el mundo en su conjunto experimentó una serie de cambios durante dicho tiempo.

Aunque uno de los resultados más famosos del período de entreguerras (el ascenso de Hitler y la aparición del Partido Nazi) sea conocido por todos, es igualmente cierto que otros países también tuvieron que hacer frente a sus propias luchas políticas y económicas durante este período, a medida que los países intentaron pasar página de los horrores vividos durante la Primera Guerra Mundial y reconstruir sus naciones y economías.

Por supuesto, ese intento de reconstruir la paz se hizo añicos con el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Los historiadores han señalado las causas a corto y largo plazo de la Segunda Guerra Mundial. Uno de los factores más destacados fue el resentimiento alemán por lo que vieron como los términos de subyugación en el Tratado de Versalles. Para reafirmar su poderío, bajo las órdenes del Führer, las tropas alemanas marcharon sobre Polonia, relativamente indefensa, en septiembre de 1939, lo que llevó a Gran Bretaña y Francia a declarar la guerra a Alemania.

El inicio de la Segunda Guerra Mundial deshizo todo el trabajo que se había realizado para fomentar una paz mundial duradera, incluido el trabajo de la Liga de Naciones, que fue fundada en 1920.

Gran Depresión economia
La Gran Depresión también golpeó a Europa durante los años de entreguerras.

Curiosamente, el período de entreguerras no siempre es un tema que se suela abordar en las clases de economía, ya sea en la escuela o en la universidad. Aunque se hace hincapié en áreas como la macro y la microeconomía, la historia económica tiene una tendencia a quedarse en el camino.

Sin embargo, la historia de la economía puede ser un área muy interesante, por no decir esclarecedora a la hora de profundizar en ciertos conceptos. Si tienes la oportunidad de realizar algún módulo durante tus estudios que te permite profundizar de alguna manera en la historia económica, valdrá la pena.

Sin embargo, si no tienes esta opción, no todo está perdido. También puedes realizar un curso en línea tipo MOOC (massive open online course).

Las clases de historia económica pueden cubrir todo tipo de acontecimientos económicos como:

  • La Revolución Industrial.
  • El período de entreguerras y la Gran Depresión.
  • El funcionamiento de las economías antiguas.
  • La crisis financiera de 2008.

Si quieres estudiar o aprender más sobre historia económica, también puedes ponerte en contacto con un profesor de economía en Superprof. En la plataforma encontrarás profesores de economía con especialidades e intereses en una amplia gama de materias económicas, por lo que no tendrás problemas a la hora de encontrar un profe que esté especializado en historia económica a un precio que se adapte a tu bolsillo.

Solo tendrás que buscar por materia y ubicación para acceder a los perfiles de los profesores que enseñan en tu zona. Sin embargo, también tienes la opción de las clases en línea con un profe de Superprof si prefieres estudiar en línea.

¿Quieres, por ejemplo, saber más sobre qué son las finanzas conductuales en economía?

¿Buscas un profesor de Economía?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 calificación(es)
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.