«Cantar es como una celebración de oxígeno». - Bjork

Cantar es una actividad a la que muchos de los presentes nos querríamos dedicar de manera profesional. No obstante, entre el estudio de grabación, la grabación de sonido, la mezcla o el preamplificador, todo parece muy complicado, y sobre todo muy costoso.

Sin embargo, en España, más de uno de cada dos españoles canta en el coche y un cuarto canta en la ducha, cifras que nos bastan para comprender que grabarnos mientras cantamos resulta cada más accesible. Como es lógico, necesitamos un cierto presupuesto de todos modos, pero un home studio básico puede ser algo al alcance de todos.

Echemos un vistazo a cómo podemos adaptar un presupuesto a la grabación de voz. Independientemente de que seamos tenor, bajo o soprano, la reverberación y la mezcla están disponibles para nosotros, sea cual sea el presupuesto, ¡solo hay que saber cómo adaptarlo!

Grabarse cantando: el presupuesto del micrófono

Presupuesto del micrófono
Un micrófono es la base de cualquier cantante que se precie. Por lo tanto, debe escogerse con cuidado, dependiendo del presupuesto disponible.

¿Cómo cantar sin usar un micrófono? Con cable o Bluetooth, el micrófono es la base sagrada para poder grabar la voz y aprender a (re)conocerla.

Este es probablemente el punto en el que el presupuesto tendrá que adaptarse más, y en el que puedes invertir un poco más de dinero si es necesario. Porque sí, en el micrófono es donde comienza toda la grabación.

Aunque encontramos micrófonos de audio a partir de 100 €, algunos, los más profesionales, ¡pueden alcanzar hasta los 5.000 €, o incluso más! Para un cantante que se está iniciando en la experiencia de cantar, lo más probable es que opte por un rango medio. Hay una serie de dispositivos de muy buena calidad que están al alcance de prácticamente todos los bolsillos.

De esta manera, por unos 200 €, podrás encontrar micrófonos de muy buena calidad, que te permitirán, junto con los demás actores de la grabación, rendir homenaje a tu voz de la manera más bella posible. Micrófonos estáticos o inalámbricos, ¡tú escoges!

Grabarse cantando: el presupuesto del material

Equipo de grabación: presupuesto.
¡El equipo de grabación es esencial para tener resultados que cumplan con nuestras expectativas!

Por supuesto, no basta con un micrófono para grabar la voz. Por ejemplo, tienes que encontrar un soporte adecuado para dar el siguiente paso. Entre las tarjetas de sonido y la interfaz de audio, los cantantes deben poder grabar de lo que son capaces.

Hay varias formas de hacerlo. Si tienes un ordenador con una tarjeta de sonido, la solución más fácil es grabarse con un software. Si tienes ciertas limitaciones en tu presupuesto, existen softwares como Audacity. Por lo general, Audacity ofrece la ventaja de ser ergonómico, eficiente y gratuito.

Para una mejor grabación de sonido, la tarjeta de sonido también resulta esencial, ya que el sonido se procesa a través de ella. Encontramos tarjetas de sonido externas a partir de los 200 €, así como a 1.000 €, depende de ti ver qué quieres gastarte en tu proyecto de grabación.

Si quieres grabar sobre la marcha, una grabadora tipo Zoom puede ser una buena idea. Por unos 200 o 300 €, ya hay buenos dispositivos que te permitirán destacar tu voz. ¡Simplemente conecta uno, dos, o incluso más, micrófonos, y deja que fluya el encanto de la grabación!

No obstante, cuando quieres hacerlo bien, también tienes que cuidar los detalles. ¡Estos detalles son los accesorios a la hora de cantar!

Grabarse cantando: el presupuesto de los accesorios

Precio de la grabación en casa.
Los accesorios de grabación hacen que cantar sea más fácil y eficiente.

Cuando queremos grabarnos cantando, ya sea una grabación de estudio o no, los accesorios no son tan triviales. De hecho, su interés reside en mejorar la calidad del audio. Como resultado, este será más profesional.

Cuando nos grabamos, lo menos que podemos decir es que el resultado se basa principalmente en los detalles. Por lo tanto, es importante estudiar su necesidad con respecto a nuestro presupuesto.

Entre los accesorios más esenciales, hay tres fundamentales a la hora de grabarnos, cuya importancia varía según el uso específico.

El filtro anti-pop

También denominado a veces «parabrisas», el filtro anti-pop es el accesorio esencial para el cantante. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que hace posible eliminar la consonante oclusiva al cantar, evita las pequeñas interferencias, pero también el ruido del aire si se canta al aire libre. ¡Nunca se sabe si puedes actuar en un festival de música!

En función del tipo de micrófono que utilices, el precio del filtro puede variar. Sin embargo, nos mantendremos en una escala bastante limitada, desde 2,50 € para el más barato hasta cien euros.

Depende de ti decidir qué presupuesto tienes, pero ten en cuenta que la mayoría de las veces, la calidad suele ser similar de un filtro a otro. Principalmente, será tu tipo de micrófono (estático o inalámbrico, por ejemplo) lo que definirá el parabrisas que tendrás que comprarte.

El soporte del micrófono

A veces, preferimos sentirnos libres para cantar como queramos, llevar nuestro micrófono con nosotros, etc. No obstante, también hay otras ocasiones en las que resulta imprescindible soltarlo para reproducir el sonido lo más uniforme posible todo el tiempo de la canción. De este modo, el soporte permite colocar el micrófono en la ubicación ideal en relación con la fuente de sonido (¡tú!).

Puedes encontrar soportes de micrófono por menos de 10 €. Sin embargo, a diferencia del filtro, la calidad puede ser inferior, e «invertir» en un soporte de micrófono un poco más caro puede ser una buena idea. ¡Porque sería una pena que se cayera tu micrófono mientras estás cantando!

Los auriculares

Al cantar, y al grabar más aún, tener un retorno resulta de gran importancia. Al principio, escucharte cantar con los auriculares es extraño, pero rápidamente es esencial poder asimilar y corregir tus pequeños defectos vocales o ver cómo encaja con los instrumentos o el bajo.

La calidad de los auriculares es crucial, y subirá de precio según su calidad. Por lo tanto, podemos encontrar buenos cascos por unos 150 €, ¡hasta precios que desafían la razón! Depende de ti decidir de acuerdo con tu presupuesto.

Los altavoces

Porque grabarse es bueno, pero poder escucharte a ti mismo de la manera más objetiva posible es aún mejor. Es cierto que los ordenadores ahora tienen altavoces bastante sofisticados, pero un altavoz bueno permite transcribir en el mejor de los casos un sonido, una voz, con sus fallos y sus cualidades.

Aquí es donde un pequeño par de altavoces puede ser útil. Desde esta perspectiva, el producto será el que se adaptará al presupuesto, y no al revés. Porque sí, hay altavoces para todos los presupuestos y para todos los usos. Opta por una calidad buena a pesar de todo, por lo general, los más baratos no resultan tan eficientes.

Alquilar un estudio para grabarse cantando

Cantar en un estudio en casa o alquilarlo.
Porque para cantar no basta solo con tener un micrófono, un condensador o una mesa de mezclas, y a veces no contamos con todos estos aparatos. Por eso, un estudio puede ser una buena alternativa.

Hemos estado hablando de equipos, el cual resulta imprescindible, pero no estamos hablando necesariamente del lugar. A veces no es posible tener un estudio en casa, por lo que tendrás que cambiar tu propio equipo por otro de estudio, así como también por una sala dedicada a nuestra grabación.

En estos casos, se cambia todo el presupuesto, ya que alquilar un estudio suele ser equivalente a alquilar un estudio con tu equipo. La mayoría de los estudios ofrecen diferentes paquetes:

  • Con asistente.
  • Con el ingeniero de sonido.
  • Con mezcla y masterización, etc.

Todo esto puede variar, pero haciendo la media de todo, podemos decir fácilmente que un día en el estudio puede costar entre 150 € (a veces incluso menos) y 400 €. Por lo tanto, como vemos, no solo tenemos en cuenta los micrófonos, amplificadores, la tarjeta de sonido externa y los auriculares estéreo.

En resumen, alquilar un estudio es una forma muy provechosa de grabarse, pero solo a corto plazo. A largo plazo, es mejor invertir en el equipo.

Tomar clases de canto para grabarte cantando

Dos de cada 10 españoles afirman que pueden tocar un instrumento musical. No obstante, en lo que se refiere a la voz, tendemos a decir que cantamos «bien» de forma natural. Sin embargo, grabarse es un momento simbólico, ya que implica que queremos hacer las cosas de una manera más profesional.

A pesar del hecho de que pensamos que estamos cantando bien, a menudo hay errores que, si no somos cantantes profesionales, no percibimos al principio. Por lo tanto, puede ser útil grabar nuestro órgano vocal para ver qué habría que trabajar según la grabación.

En persona o incluso en línea, un profe particular puede ser un ojo objetivo en el margen de progreso. En Superprof, por ejemplo, ofrecemos clases de canto para principiantes, ¡por unos 20 € por hora!

En acústico o no, con o sin ruido de fondo, la grabación del canto es a veces un desafío financiero. Porque entre los accesorios, el micrófono y el equipo básico, todo esto representa un elevado coste, que puede complementarse con clases de canto o reemplazarse durante un par de días en un estudio profesional.

En resumen, para grabarnos mientras cantamos, calcula alrededor de los 1.000 €, o más, en función de la calidad del material de audio. ¡Un presupuesto que esperamos que esté a la altura de tus ambiciones!

¿Buscas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.