«Una cocina siempre es nueva cuando es buena» - Tomi ungerer

El 79 % de los mexicanos dicen que les gusta cocinar cuando reciben invitados, por lo que la cocina festiva está en auge. Sin embargo, los mexicanos pueden ver la cocina como un placer y disfrutar haciendo platos rápidos, económicos y sencillos.

Como profesor de cocina, puedes ayudarles a aprender a cocinar y a que se conviertan en auténticos cocineros, ¡pero para eso tienes que encontrar clientes!

Aquí tienes nuestros consejos para hacerte con una cartera de clientes e impartir clases de cocina con regularidad. Ya sea que se trate de clases de cocina cdmx o en cualquier ciudad mexicana, ¡sigue estos consejos para encontrar a tus alumnos!

El boca a boca para encontrar aprendices de cocina

como encontrar clientes de cocina
La mayoría de las veces, una clase de cocina termina con una degustación.

Está decidido, te vas a lanzar: vas a ser profesor de cocina. ¡Lo primero que debes hacer para encontrar alumnos es hablar sobre ello en tu entorno! Ya sea que impartas clases de pastelería, clases de cocina molecular, clases de cocina italiana o clases de cocina japonesa, díselo a tu familia y amigos.

Normalmente, ya deben ser conscientes de que tienes una relación de amor con la cocina, pero no dudes en difundir la información dentro de tu círculo de conocidos más o menos cercano: en el trabajo si tienes un puesto asalariado, en tu gimnasio o club deportivo, a tus amigos, a tu familia, a los amigos de tus amigos...

Es imperativo encontrar alumnos en cuanto empieces con la actividad para empezar con buen pie, aunque eso signifique ofrecer precios preferenciales a tu familia y amigos. Las clases que les des te permitirán poner a prueba tu pedagogía y hacer algunos ajustes si es necesario.

¡No subestimes el poder del boca a boca! A menudo es a través de la red cercana cuando encontramos trabajo sin hacer demasiado esfuerzo. Y si eso no funciona, en realidad no habrá requerido demasiado tiempo y dinero.

Tus vecinos, tu familia y tus amigos sabrán que estás disponible para enseñar a cocinar a los principiantes o para que los más avanzados se perfeccionen en ciertos campos más complejos y descubran otras cocinas como la cocina orgánica, la cocina vegetariana con recetas sencillas o la cocina vietnamita.

Destaca tu experiencia culinaria: número de años de práctica, estilo de cocina que enseñas, experiencia profesional como chef... Aprovecha tus dotes para la enseñanza, sobre todo si ofreces clases de cocina para niños.

En cuanto tengas tus primeros alumnos, se activará el boca a boca y te será mucho más fácil encontrar a los próximos alumnos que querrán recibir clases contigo.

Internet para promocionar tus clases de cocina

Cuando alguien quiere un producto o servicio, ¿qué hace? ¡Lo busca en Google! Tener presencia en Internet es esencial si quieres aumentar tu cartera de clientes de forma rápida y sencilla.

Y para ello, existen varias formas de conseguirlo. No debes quedarte con un solo método, sino utilizar varios canales para aumentar tus posibilidades de encontrar aprendices de cocina de forma rápida y permanente.

encontrar alumnos de cocina
¡Ofrece clases de sushi en video para aumentar tus posibilidades de encontrar alumnos!

Blog de cocina

Hoy en día, no es muy difícil crear un sitio web, sobre todo si se trata de un blog. Te recomendamos que accedas a WordPress.org (y no a WordPress.com, que limitará tus campos de acción). La plataforma es intuitiva y garantiza un mejor posicionamiento.

Para elegir el nombre de tu sitio, puedes usar tu nombre y apellido, pero tu mejor opción es establecer una conexión con la cocina. Por ejemplo, podría ser algo como «La cocina de Álex», «Los platos de Sandra», «Las manos en la masa» o «Miss dulces». El nombre también debe estar relacionado con la cocina que enseñas. Si ofreces clases de cocina asiática, elige un nombre que recuerde a Oriente. Una vez elegido, comprueba que el nombre del dominio esté disponible para poder comprarlo.

Y ya solo tienes que construir tu blog. Puedes publicar artículos sobre nuevas recetas, productos de temporada según el mes, los utensilios que usas...

No olvides añadir una página de «Sobre mí», una de las páginas más visitadas de un sitio. Aprovecha para presentarte, profundizar en tu pedagogía, mostrar tu experiencia y tus habilidades. Indica que te adaptas a las necesidades, nivel y objetivos del alumno.

Otra página que es importante: la de tus servicios. Explica detalladamente los servicios que puedes ofrecer:

  • Chef a domicilio.
  • Talleres de cocina.
  • Servicio de catering...

Especifica a qué público te diriges (empresas o particulares) y si estás disponible para eventos específicos (team building, despedidas de soltera, etc.). No olvides hablar de tu especialidad: cocina mexicana, uso exclusivo de productos frescos, maridajes de comida y vino, cocina tailandesa, cocina sin gluten...

En la página de los servicios también puedes mostrar un rango de precios de tus clases de cocina y permitir que los alumnos dejen comentarios. Las reseñas juegan un papel importante en la decisión de compra.

Las redes sociales

Las redes sociales son el boca a boca virtual, así que úsalas para difundir tu nuevo oficio. Puedes publicar en tu perfil de Facebook que eres chef y profesor a domicilio.

No dudes en crear una página de Facebook profesional en la que tus alumnos puedan dejar sus opiniones fácilmente. Publica tus noticias y comparte los artículos que publiques en el blog. ¡Comparte tu día a día como profesor de cocina!

Pero la cocina es un arte visual. Sería una pena no usar Instagram y especialmente Pinterest para aumentar el tráfico de tu sitio web y tu red de alumnos. La comida es uno de los temas más populares en Pinterest, sobre todo entre el público femenino. ¡Utiliza esta herramienta para impulsar tu negocio!

¿Un canal de YouTube?

También puedes hacer recetas en video para atraer clientes a tu sitio. La cocina se comparte y, a menudo, es más fácil enseñar los pasos de una receta en YouTube.

¿Cómo hacerlo? Opta por un formato corto y dinámico para no aburrir a tu público. Es conveniente que los ingredientes y las cantidades aparezcan en la pantalla, por lo que no dudes en añadir el texto a la línea de tiempo. Requiere algunas habilidades adicionales, pero cuando trabajas por tu cuenta, ¡tienes que saber cómo hacer todo esto!

¡También puedes impartir clases de cocina online!

Los anuncios para llenar tus talleres de cocina

ayudante de cocina
Especifica tu especialidad al escribir un anuncio.

Los anuncios siguen funcionando. De todos modos, como te hemos dicho, quedarte con solo método no es una buena solución. Es mejor elegir varios canales para aumentar tus posibilidades de encontrar a alumnos a largo plazo.

Hay muchas plataformas donde puedes publicar un anuncio. Pueden ser plataformas generales como Segunda Mano, pero también plataformas especializadas como Superprof.

Luego deberás crear un perfil de forma gratuita. Cuanto mejor redactado, más claro y con la información adecuada, más posibilidades tendrás de encontrar alumnos, sabiendo que probablemente ofrecerás clases más baratas que en una escuela de cocina.

Al igual que en tu sitio web, tendrás que hablar sobre tu especialidad, ya sean clases de repostería, cocina italiana o cocina vegetal. Especifica a quién van dirigidas tus clases: padres e hijos, principiantes, nivel intermedio, avanzado... También puedes mencionar tu disponibilidad: clases impartidas los sábados, por la noche... Indica tu precio por hora y que se puede solicitar un presupuesto para cursos y talleres personalizados.

También puedes utilizar el viejo método de colocar anuncios en las tiendas locales. Elige lugares donde puedas encontrar comida: panadería, pastelería, carnicería, pescadería, tiendas de alimentación, quesería... Puedes probar en restaurantes. No olvides pedir permiso antes de colocar el anuncio.

Colaboraciones con otros profesionales para encontrar alumnos de cocina

clientes para talleres de cocina
¡Piensa en las colaboraciones para impulsar tu negocio!

Para encontrar alumnos dispuestos a reservar tus clases, existe otro método: ¡las colaboraciones con profesionales de tu sector! Tendrás que buscar a ciertos proveedores de servicios de tu zona y dejarles tarjetas de visita para que puedan anunciarte.

Por ejemplo, si no ofreces servicios de catering, pregunta a los proveedores de servicios de catering de tu ciudad o vecindario si estarían de acuerdo en colaborar contigo. Es un intercambio: promocionan tus servicios y tú también los promocionas si tus clientes buscan un servicio de catering.

También puedes contactar con panaderos, pasteleros, hosteleros, wedding planners (para despedidas de soltera), fotógrafos... Deja volar tu imaginación.

La única precaución que debes tener es probar el servicio de la persona con la que colaboras y no enviar a tus clientes a ciegas. Si el proveedor no está a la altura, puede perjudicarte.

¡Coge tu delantal! ¡Y ponte manos a la obra para encontrar alumnos para tu taller culinario!

¿Buscas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 calificación(es)
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.