Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Existe todavía la profesión de fotógrafo?

Publicado por Valeria Superprof, el 16/01/2018 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Aprender Fotografía: ¿una Profesión aún Viable?

Hoy en día, entre el auge de los blogs, las redes sociales o los smartphones, todos nos sentimos un poco fotógrafos. Los filtros, los programas de retoque como Photoshop, la accesibilidad del material avanzado… son aspectos que hacen posible que todo el mundo pueda tomar fotos bonitas.

Pero ¿por eso todo el mundo puede autoproclamarse fotógrafo profesional, a pesar de no haber tomado el más mínimo curso de fotografía? Nada más lejos de la realidad, dada la amplitud de conceptos,  técnicas y vocabulario específicos de esta actividad.

¿Las personas que toman clases de fotografía como aficionados pueden llamarse fotógrafos? En resumen, ¿la profesión de fotógrafo sigue siendo una profesión en sí misma y, sobre todo, sigue siendo una profesión que vale la pena?

Profesión de fotógrafo Las cámaras profesionales son complejas y requieren un control preciso.

Para responder a estas preguntas, es necesario establecer las particularidades que diferencian a un fotógrafo profesional de un fotógrafo aficionado, y definir los intereses que presenta este oficio.

Descubre con Superprof las mejores razones para aprender fotografía.

¿En qué consiste la profesión de fotógrafo?

Las tareas del fotógrafo profesional no se limitan simplemente a tomar fotos. Si quieres dedicarte a la fotografía de manera profesional, debes tener en cuenta que este oficio incluye muchas tareas aparte de la fotografía pura y dura.

  • En primer lugar, incluso antes de tomar las fotos, el fotógrafo debe preparar y organizar su sesión e instalar su material.
  • Una vez que se toman las fotos, viene un paso muy importante y que consume mucho tiempo: el postratamiento. De hecho, la mayoría de las veces es necesario retocar un poco la foto para mejorar el brillo, corregir algunos defectos y hacer algunos retoques.
  • Después viene la etapa del revelado de las fotos. Lo puede hacer él mismo o puede supervisarlo en una empresa especializada.
  • El fotógrafo profesional también tiene un papel de gestor, ya que es él quien debe ocuparse de toda la parte administrativa de su profesión, como la contabilidad, los seguros, los ingresos… Aunque también la puede dejar en manos de una gestoría.
  • Ser fotógrafo también implica saber escuchar y satisfacer las necesidades de sus clientes. Una parte importante de la actividad es, por lo tanto, reunirse y discutir con ellos las expectativas que tienen del servicio que les va a dar.
  • Para hacer que su negocio funcione, el fotógrafo también debe reservar tiempo para la parte del marketing y los contactos. Se puede hacer mediante la creación de un blog y la publicación de sus obras en redes sociales, o relacionándose con más gente en eventos y exposiciones, por ejemplo.
  • Finalmente, para mantener su equipo en buenas condiciones, debe dedicar parte del tiempo a su mantenimiento.

Como ves, ¡hay muchos pasos que tendrás que aprender y dominar antes de poder embarcarte en una carrera profesional de fotografía!

¿Qué cualidades son imprescindibles para ser un buen fotógrafo?

Hay muchas cualidades imprescindibles que debe poseer un fotógrafo profesional.

La primera es por supuesto la creatividad. Tomar una foto es sobre todo crear un universo, una escena, una atmósfera. Independientemente del cliente para quien se realice la sesión, el fotógrafo debe ser creativo, ya sea que esté haciendo un trabajo para fines comerciales o artísticos.

Ser fotógrafo significa saber cómo establecer el encuadre perfecto, la luz óptima y todos los criterios que harán de su trabajo un éxito.

El fotógrafo también debe estar seguro de sí mismo y ser convincente. De hecho, si él no crece en su propio trabajo, será difícil venderlo a clientes potenciales. Sean cuales sean sus exigencias, debe ser capaz de demostrarles que él tiene la capacidades y habilidades necesarias para satisfacerlas

Un profesional de la fotografía también debe tener mucha paciencia. Una sesión puede llevar tiempo, o los modelos pueden no ser profesionales y, por lo tanto, tardar más tiempo en conseguir hacer lo que se les pide. Y a veces hay que hacer una foto innumerables veces antes de que sea realmente perfecta.

Finalmente, debe obligatoriamente tener don de gentes y saber cómo hacer sentir bien a los modelos. De hecho, muchas personas no están acostumbradas a que las fotografíen, por lo que el fotógrafo debe poder guiarlas, tranquilizarlas y establecer un clima de confianza para obtener los mejores resultados posibles y dejar un buen recuerdo a sus clientes o modelos.

Cualidades de un buen fotógrafo Hay que tomar clases para aprender la utilidad y el funcionamiento de todo el material fotográfico.

Si tienes estas cualidades y quieres dedicarte a la fotografía de forma profesional, ¡ya tienes las bases!

La formación específica para la profesión de fotógrafo

La profesión de fotógrafo, como la mayoría de los oficios, requiere seguir un camino específico en cuanto a la formación.

Si quieres dedicarte profesionalmente a la fotografía, estas son tus opciones: Grado Oficial en Fotografía y Creación Digital (por la universidad), Técnico Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen (en institutos de formación profesional), y academias o centros especializados privados.

También puedes hacer cursos de diversos niveles de formación, talleres especializados y másteres en escuelas de fotografía de prestigio como EFTI, IED, MadPhoto y CEV (Madrid), o GrisArt Escola Superior de Fotografía y IEFC (Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya) en Barcelona.

Estudios en fotografía Los cursos de formación para convertirte en fotógrafo son variados y se adaptan a todos los niveles.

¡Echa un ojo a nuestro artículo sobre nuestras 15 razones para aprender fotografía!

¿Qué ingresos y oportunidades hay para los fotógrafos profesionales?

La mayoría de las veces, un fotógrafo profesional comienza a ejercer como autónomo, lo cual le permite adquirir experiencia y hacer contactos antes de solicitar un trabajo asalariado. Podrá trabajar, por ejemplo, durante eventos o bodas o tomar fotos deportivas o de paisajes, y venderlas posteriormente.

Por tanto, se le paga por una foto o un conjunto de fotos, y sus ingresos son variables y dependen del medio utilizado, es decir, digital o papel, el tipo de tema que abarca y la reputación que tenga.

Una vez que tenga material para demostrar que es bueno, el fotógrafo podrá solicitar trabajo donde más oportunidades pueda encontrar, como en los grupos de prensa, las agencias de publicidad o las agencias de comunicación. Este tipo de trabajo requiere cierta versatilidad para poder adaptarse a las diferentes tareas que se puedan solicitar.

También puede ser útil controlar las técnicas de revelado y dominar las nuevas tecnologías para mantener el trabajo una vez adquirido.

Las tareas de los fotógrafos El fotógrafo profesional pasa mucho tiempo editando sus fotos, por lo que deberás dominar las técnicas.

Las ventajas de la profesión de fotógrafo

La fotografía profesional tiene muchas ventajas que la hacen no solo una profesión viable, sino también muy atractiva.

En primer lugar, es un oficio apasionante. A diferencia de muchas profesiones, la fotografía la realizan principalmente personas apasionadas y, por lo tanto, enamoradas de su trabajo. Y ¿no es mucho mejor trabajar por placer que por obligación?

También es un trabajo que puede abrir puertas. De hecho, cualquier concierto, festival, evento VIP u otro espectáculo necesita un fotógrafo para inmortalizar el momento. Como fotógrafo profesional, si sabes cómo venderte, podrás acceder fácilmente a lugares y eventos a los que normalmente no habrías podido asistir.

Algunos fotógrafos tienen la oportunidad de hacerse con una tarjeta de prensa. Una vez más, este documento no es ni más ni menos que el Santo Grial que permite el acceso a lugares y eventos totalmente privilegiados.

Ventajas de ser fotógrafo ¡Para ir a conciertos gratis, ofrécete para fotografiarlos como un profesional!

Como ves, hay muchos elementos que diferencian a un fotógrafo profesional de un fotógrafo aficionado. Puede ejercer y cobrar legalmente, tiene las habilidades necesarias para asesorar y tranquilizar a sus clientes y modelos, y domina todas las técnicas esenciales para conseguir un trabajo fotográfico de calidad. Finalmente, es metódico y, por lo tanto, puede responder con precisión a las expectativas de sus clientes o, a la inversa, guiarlos si es necesario.

Así que sí, el trabajo de fotógrafo todavía existe, ¡y no va a desaparecer pronto! A pesar de que las redes sociales parecen competir con el oficio…

Descubre nuestros cursos de fotografia y también cómo triunfar en las redes sociales gracias a la fotografía.

 

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5.00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar