Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Adónde viajar para descubrir la cultura árabe?

Publicado por Yann, el 05/07/2018 Blog > Idiomas > Árabe > Los 10 Monumentos Más Bonitos del Mundo Árabe

Al igual que el árabe, el patrimonio árabe está plagado de riquezas insospechadas que no nos podemos perder; unas riquezas que nos permitirán entender mejor toda su cultura, su pueblo, su idioma e iluminarán el mundo árabe-musulmán en todo el mundo.

Los monumentos son un medio sencillo y accesible de tocar una cultura con la punta de los dedos. Y por suerte, hoy en día contamos con toda la información necesaria para entender a la perfección el mundo árabe y descubrirlo en su totalidad.

Si quieres ir un paso más allá en tu aprendizaje de árabe y descubrir su cultura en profundidad, no dudes en visitar alguno de estos 10 impresionantes monumentos.

¿Preparado para descubrir los grandes símbolos del mundo árabe?

Las Pirámides de Egipto, un monumento símbolo del mundo árabe

Las pirámides egipcias son unas impactantes estructuras construidas por los faraones del Antiguo Imperio Egipcio y destinadas a los grandes reyes.

Las pirámides de Gizeh son las más conocidas, por el simple motivo de que son las más grandes. Si bien tienen un tamaño monumental, lo cierto es que no son las más antiguas, pero sí son las que mejor han sobrevivido al paso del tiempo.

Quédate boquiabierto con las pirámides de Egipto. ¿Te gustaría ver en persona este impactante enclave histórico?

Forman parte de las siete maravillas del mundo y están clasificadas dentro del Patrimonio Mundial de la Humanidad. Un museo de arte en sí mismo que no tiene nada que envidiar al Louvre o a cualquier instituto de arte moderno y contemporáneo.

De todos modos, estas no son las únicas pirámides del mundo árabe. Hay otras como las de Meidoum, Saqqarah o Dahchour, que también forman parte del patrimonio musulmán y de toda la cultura árabe.

El museo egipcio de El Cairo: la cultura árabe al alcance de la mano

El museo de El Cairo es uno de los museos más grandes del mundo consagrados al Antiguo Egipto.

Aunque sus colecciones se fueron formando a partir del siglo XIX, este edificio ha recibido más de un millón de visitas a lo largo del siglo XX. ¡Un número que no tiene nada que envidiar al Museo del Prado!

En la plaza Tahrir, en pleno corazón de El Cairo moderno, se erige este edificio de dos plantas; toda una joya de la cultura árabe.

Se trata de un museo lleno de tesoros que también merece la pena contemplar desde un punto de vista arquitectónico, a caballo entre el mundo moderno y contemporáneo, pero alejado del estilo renacentista.

Increíbles monumentos mundiales. Esto no es más que una pequeña selección de grandes construcciones históricas.

La Ciudad de Petra: la civilización árabe en pleno apogeo

Situada en Jordania, esta maravilla de la naturaleza se ha descrito en numerosas ocasiones como la octava maravilla del mundo y hace que el mundo árabe-musulmán brille en todo el planeta.

Este enclave, el más visitado de todo el país, consta de inmensos acantilados rojos y santuarios, algo muy distinto de lo que estamos acostumbrados. Una auténtica invitación para viajar por la historia del mundo.

Construido a partir de piedras talladas por los Natabeens, Petra refleja a la perfección la riqueza y el carácter conquitador del mundo árabe, establecido hace más de 2000 años.

¿Ya estás preparado para buscar un billete de avión? Algunas de las grandes ciudades del mundo árabe te esperan.

La Gran Mezquita Sheikh Zayed, un monumento árabe histórico

Esta mezquita es la novena mezquita más grande del mundo y la más grande de los Emiratos Árabes Unidos.

Se encuentra en Abu Dhabi y debe su nombre al primer presidente de los Emiratos Árabes Unidos, que ordenó expresamente la construcción de este monumento.

En este lugar todo tiene un tamaño impresionante: el lustro más grande de todo el mundo, el tapiz artesanal más grande del mundo, la estructura de mármol más grande del mundo; en resumen, todo es gigantesco y monumental.

Los trabajos de construcción se extendieron durante 12 años (de 1995 a 2007) hasta que finalmente abrieron a su público, al contrario de lo que ocurre con otras 200 mezquitas de Abu Dhabi.

Déjate sorprender por estos enclaves históricos. ¿Te animas a descubrir Oriente Medio?

Un símbolo oriental que se convirtió nacional, pero también un sinónimo de tolerancia y de apertura que ilustra a la perfección la mentalidad de los países árabes y del mundo musulmán.

¿Te harías un tatuaje de estilo árabe?

La ciudad de Tyr, joya de la cultura árabe

A 70 km al sur de Beirut, en el Líbano, se encuentra la ciudad de Tyr. Este bastión contaba con un fuerte poder marítimo dada su localización geográfica costera.

La ciudad pasó a formar parte del patrimonio mundial de la Unesco, especialmente por su puerto fenicio y su necrópolis. ¿Quieres viajar y descubrir el mundo árabe? ¡Tyr está hecho para ti!

Este puerto es también conocido por su producción de púrpura. Esta sustancia coloreada servía para teñir las telas. Si a esto le sumamos la buena reputación de las telas fenicias, no es de extrañar que se haya convertido en el símbolo de identidad de esta ciudad.

La Mezquita azul de Estambul, un monumento árabe que no te debes perder

En Turquía, en la plaza de Sultanahmet, frente a la Basílica de Santa Sofía, se encuentra la mezquita más conocida de Estambul, al más puro estilo Las mil y una noches.

La Mezquita azul recibe su nombre de los 20 000 cuadrados de loza azul que se emplearon en su construcción y que muestran el arte islámico en su apogeo.

Esta mezquita de seis minaretes se construyó a principios del siglo XVII bajo las órdenes del sultán Ahmet I y fue el punto de partida de los peregrinos del Imperio musulmán hacia La Meca.

Como anécdota, te diremos que es la única mezquita que consta de seis minaretes tras la mezquita de la Meca. Además, esta última tiene un séptimo minarete para conservar su esplendor y su superioridad en el mundo árabe-musulmán, un pequeño signo de revolución.

El insituto del mundo árabe: cuando arte rima con cultura

Este centro cultural parisino, además de tener una arquitectura muy peculiar, es el punto de unión de distinos mundos: una ventana al mundo musulmán que no nos dejará indiferentes.

Fue construido por un grupo de arquitectos, entre los que se encontraba Jean Nouvel, y cuyo objetivo era unir la cultura árabe a la occidental. Un objetivo que se le escapa tanto al Louvre como a otros muchos museos de la capital francesa.

Este símbolo de la diversidad y del arte islámico se ha convertido también en todo un símbolo de París; emblema de la lengua árabe, de los países árabes y del mundo musulmán, pero también (de una manera más global) de toda la historia del mundo.

Mediante exposiciones temporales y permanentes, este museo nos da acceso al arte moderno y contemporáneo del mundo árabe. En la orilla izquierda del río, cerca del barrio de Mouffetard, una manera única de conocer París.

La ciudad de la Alhambra: monumento español del mundo árabe

También llamada la Ciudad palaciega de Granada, la Alhambra de Granada en pleno corazón de Andalucía es un reflejo del arte islámico y del mundo árabe-musulmán.

La Alhambra no te dejará indiferente. Una fusión de naturaleza y arquitectura.

Sin duda alguna, la Alhambra es uno de los monumentos españoles más impactantes por su impresionante arquitectura islámica.

La Alhambra, que forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco fue construida por la dinastía árabe de los Nasrides, que lograron conciliar el arte islámico y la España musulmana.

Llamada así por sus muros rojos (qa’lat al-Hamra’ significa Castillo Rojo), la Alhambra fue construida rodeada de murallas. Durante la edad de Oro de la islamización, esta construcción se erigió como un símbolo de esplendor en el mundo a tan solo dos pasos de la ciudad andaluza de Granada.

Hablamos de la Alhambra ya en el siglo IX, antes de que se construyesen si quiera las murallas de la ciudad. En todo el sur de España, podemos encontrar auténticos tesoros arquitectónicos, imágenes que reflejan la edad de oro del mundo árabe occidental y la dominación de la cultura árabe.

La medina de Marrakech, el mundo árabe en plena ebullición

En el barrio histórico de la antigua ciudad árabe de Marrakech se encuentra la famosa Medina. Este barrio milenario (que solemos comparar con la ciudad de Guéliz) es un lugar de Marruecos que no te puedes perder.

Además resulta que la Medina de Marrakech es también la parte más turística de la ciudad; un auténtico laberinto de callejuelas, cruces, zocos y palacios moriscos. Puede que nos perdamos, pero la atmósfera típica de estos países árabes nos atrapará enseguida.

El ambiente de la ciudad, tan característico de toda la cultura árabe, nos muestra un centro neurálgico que gira entorno a la plaza Yamaa El Fna, donde todos los monumentos encuentran un equilibrio entre lo moderno y lo contemporáneo.

En este barrio popular encontramos los entornos más adinerados, marcados por actividades turísticas y monumentos. Aquí está plasmada la reconquista del mundo árabe-musulmán y se ha convertido en un símbolo de diversidad y de cultura.

Decide adónde quieres ir y no te lo pienses dos veces. ¿Ya estás preparando la maleta?

Un increíble viaje al centro de esta ciudad tan particular nos servirá para empaparnos de la cultura árabe.

Ispahán, ciudad monumental de Irán

Isfahán o Ispahán, la antigua capital fortificada de Persia, se encuentra en pleno centro de Irán, al sur de Teherán. Su nombre significa «Mitad del mundo».

Hoy en día, en ella encontramos grandes fábricas textiles y acerías que contrasta con el ritmo relajado de esta ciudad iraní. Rodeada de árboles, Ispahán nos permite descubrir el mundo árabe, tanto Oriente Próximo como la península arábiga en general, de una manera diferente.

Construida a principios del siglo XVII, esta ciudad forma parte de una de las joyas orientales del patrimonio iraní que el Imperio musulmán ha heredado.

Esta no es más que una pequeña lista de 10 de los monumentos más emblemáticos de los países árabes que nos muestran la historia de un mundo con una herencia patrimonial emblemática.

Estos monumentos simbolizan la apertura al mundo, donde el universo árabo-musulmán llega a nuestros días. Saber árabe nos servirá para disfrutar de este descubrimiento, casi como si de un museo de arte se tratase en el que podemos disfrutar de preciados intercambios culturales.

Por último, descubre también la influencia del árabe en nuestro idioma.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar