«El amor es como un boxeador que noquea todos los corazones» - Anónimo

Convertirte en boxeador profesional en tu categoría de peso (pesos pesados, pesos ligeros, welters, plumas, etc.) implica una trayectoria de formación y una determinación constante.

Combatir en el ring, ya sea en boxeo inglés, boxeo tailandés o boxeo francés, puede ser muy lucrativo para un boxeador. Por ejemplo, en 2015, el combate entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao generó 600 millones de dólares, incluyendo las entradas, los derechos internacionales o los contratos de los patrocinadores.

Pero solo los campeonatos que involucran títulos (campeonato de España, de Europa o el título mundial) están mediatizados y, por lo tanto, son fuentes de ganancias.

¡En este artículo tienes nuestras reflexiones sobre los pasos a seguir para convertirte en boxeador profesional!

Boxeo profesional: los inicios en boxeo amateur

Lógicamente, hay un comienzo para todo: debes empezar uniéndote a un gimnasio de boxeo.

Ganar combates en boxeo amateur
¡Con cada entrenamiento, se suda mucho! ¡Y al día siguiente, tendrás agujetas por todas partes!

Unirse a un club de boxeo

Preferiblemente, debes elegir un club de boxeo afiliado a la federación española de boxeo. Este club también debe tener una buena reputación en el entrenamiento de boxeadores. Para ello, puedes consultar las opiniones del club en Google.

Es lógico que, para convertirte en boxeador profesional, no te unas a un gimnasio que solo ofrezca sesiones de shadow boxing para fortalecer el cuerpo, sino que tienes que encontrar un club especialmente dedicado al entrenamiento de boxeo.

A menudo, los clubes ofrecen una o dos clases de prueba gratuitas antes de tener que abonarte, comprar el equipo de boxeo y pagar la licencia. Así que prueba varias disciplinas de boxeo (boxeo tailandés, boxeo francés, inglés, kickboxing) para descubrir qué tipo te conviene más.

Si estás muy motivado, también puedes aprender una, dos o tres disciplinas en diferentes momentos de la semana. Por ejemplo, boxeo francés los martes y jueves, kickboxing los lunes, martes y viernes. Con este programa tienes las agujetas aseguradas, ¡al menos al principio!

Hablar con un entrenador

Después, debes hacer preguntas al entrenador, tanto sobre su experiencia como boxeador como sobre el tipo de entrenamiento necesario para comenzar.

Además, conocerás a otros miembros del club. Enfrentarte a otras personas de diferentes niveles te permitirá combatir contra boxeadores más experimentados, que puedan darte consejos si el entrenador está ocupado con otro alumno.

En mi club de boxeo amateur (de kickboxing), el entrenador organiza combates cuerpo a cuerpo (golpes y patadas con guantes de boxeo y escudo PAO), por rotación, para que podamos combatir con el mayor número de personas posible. No se busca el noqueo, sino la técnica, la precisión, la resistencia, el tacto y la flexibilidad.

Si tienes el presupuesto necesario, opta por las clases particulares: un entrenador privado te enseñará más rápidamente el giro de los pies, los saltos, el golpe directo, el uppercut, los ganchos, las patadas (patada baja, patada media, patada alta), la guardia y la esquiva. Aprenderás el juego de pies, el posicionamiento, la agilidad y la resistencia.

¿Quieres saber también cuáles son los requisitos para ser boxeador profesional?

Empezar con entrenamientos intensos

El entrenamiento de boxeo tiene una parte importante para el calentamiento, para luego pasar a los ejercicios técnicos, los combates cuerpo a cuerpo (30 a 60 segundos por compañero) y los ejercicios de desarrollo muscular.

Saltar a la comba, el saco de boxeo y los ejercicios de entrenamiento con pesas deben subir de intensidad para aumentar la tonicidad del cuerpo.

De tres a cuatro veces por semana, entrena al menos de 75 a 90 minutos, con flexiones y burpees, ejercicios de abdominales, saltar la cuerda y hacer rutinas en un saco de boxeo. Además del entrenamiento de boxeo, es preferible entrenar varias veces a la semana: gimnasio, correr, entrenamiento con pesas.

Consejo básico: mantén siempre la guardia, respeta los giros del pie opuesto al puño que golpea y mira hacia adelante.

Es necesario, en paralelo a las clases de boxeo, adoptar una dieta de deportistas: una dieta rica en proteínas (pollo, pescado, huevos, frutas y verduras, aguacates, nueces).

El entrenamiento también tiene como objetivo trabajar la resistencia de las piernas y los hombros para esquivar los golpes, mantener la guardia, golpear y vencer a tu oponente.

¿Te interesa saber también cómo entrenar para ser boxeador profesional?

Las cualidades necesarias para ser boxeador profesional

Para convertirte en boxeador profesional a largo plazo, es esencial forjar una condición física atlética y duradera para poder golpear con fuerza, encajar los golpes de tu oponente y mantener la resistencia durante las rondas.

Cualidades de un boxeador profesional
Ya aprendas kickboxing o boxeo tailandés, inglés o francés, ¡debes tener rigor y determinación!

El boxeo profesional es mucho más exigente para el cuerpo que el boxeo amateur. El primero implica aguantar hasta 12 rondas de 3 minutos, mientras que el segundo requiere aguantar «solo» 3 rondas.

Si eres bueno en el ring de boxeo, tienes dos opciones:

  • Intentar ascender en el boxeo amateur: los Juegos Olímpicos.
  • Optar por hacer una carrera profesional de boxeo.

En el boxeo profesional, no hay protecciones, los combates pueden ser largos y los golpes potentes. Las heridas suelen ser habituales; de ahí el interés en tener una excelente preparación física.

Para prepararte para un primer combate, esto es lo que tienes que trabajar:

  • La defensa.
  • La velocidad.
  • La potencia.
  • La autonomía.

También es necesario adquirir un buen nivel de resistencia al dolor, para encajar los golpes, a veces violentos.

Descubre también las ventajas e inconvenientes del boxeo profesional.

Pasar al profesionalismo gracias a los combates

Gracias a los combates de boxeo amateur, un futuro boxeador profesional debe construir un buen palmarés. Para ello, debes ganar un primer combate, luego otro, luego otro.

Pasar a ser boxeador profesional
«Combatir en el ring: ¿a qué boxeador te vas a enfrentar esta noche?»

Para pasar al profesionalismo, deberás haber realizado, en el campo amateur, con un número de victorias superiores al 50 %, 4 combates para los pesos semipesados, pesados y superpesados, 6 para los pesos medios y 10 para las demás categorías de peso.

Para optar algún día al campeonato mundial o al campeonato europeo, un boxeador también debe estar afiliado a organizaciones profesionales y a una federación internacional.

El mundo del boxeo también está rodeado por el marketing, la publicidad, las actividades lucrativas y los trámites administrativos. Unirte a federaciones prestigiosas y ganar una velada de boxeo contra un gran campeón (por ejemplo) te permite darte a conocer y aumentar tus ganancias.

Hay muchas federaciones internacionales de boxeo: EUBC y EBU para Europa, WBA, WBC, I BF y APB para el resto del mundo. El boxeador podrá participar en las competiciones más prestigiosas de su arte marcial y comenzar a tener renombre, al menos en el boxeo nacional para empezar.

Encontrar un promotor y oponentes para combatir

Encontrar a un promotor en boxeo
«Puedes hacerlo. Creo en ti. ¡Serás el campeón mundial de peso ligero!»

El boxeador profesional debe manejar su carrera como si fuera un empresario, ya que depende de él encontrar oponentes a los que enfrentarse para aumentar sus ingresos.

Pero encontrar oponentes y organizar combates no es necesariamente fácil si no tienes contactos. Como resultado, un boxeador suele asociarse con un promotor, un agente responsable de encontrar oponentes en su categoría de peso.

Su remuneración a menudo se basa en el porcentaje de las ganancias de su cliente (el boxeador), por lo que la remuneración del boxeador se basa en parte en el precio que el promotor le ofrecerá para pelear en sus combates de boxeo.

Por lo tanto, los ingresos se calculan en función del rendimiento esperado de la inversión. Sin embargo, los ingresos se obtienen principalmente gracias a los telespectadores y a los espectadores de las gradas; cuanto más prestigioso sea el combate, mayor será la audiencia y más lucrativo será.

Así, el mercado del boxeo está desequilibrado, caracterizado por una fuerte demanda de combates y una oferta bastante escasa.

El objetivo del boxeador, al solicitar un promotor, es encontrarse con adversarios cada vez más poderosos para obtener premios cada vez más altos, y también ganar cinturones de campeón (campeón de España o campeón del mundo).

Ten en cuenta que al menos el 20 % de las ganancias obtenidas por los boxeadores van al bolsillo de gerentes, organizadores, promotores y/o agentes.

Otro paso: ¡obtén una licencia de boxeo profesional! Hacer bien las cosas es esencial en el mundo del boxeo profesional.

Además de las capacidades físicas del boxeador, no ganarás el título de campeón sin contar con un equipo técnico preciso:

  • El entrenador.
  • El preparador físico.
  • Un posible sparring partner.
  • Un médico deportivo.
  • Un fisioterapeuta.

¿Quieres convertirte en boxeador profesional? ¡Empieza ya mismo a entrenar!

¿Buscas un profesor de Boxeo?

¿Te gustó este artículo?

0 calificación(es)
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.