Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Enseñar inglés: una vocación

Publicado por Berenice, el 23/05/2018 Blog > Idiomas > Inglés > ¿Quieres enseñar inglés?

Después de una crisis económica, no siempre es fácil elegir una orientación definitiva…

Pueden explorarse diversas vías, ¿pero cuál elegir?

No se puede tener todo, ¡hay que elegir!

¿Has pensado ya en enseñar la lengua de Shakespeare, cuyo dominio impone la sociedad globalizada?

Ya seas estudiante de secundaria, de Bachillerato, universitario o recién graduado, hay que plantearse esta cuestión.

Es una perspectiva que no carece de ventajas, esta lengua extranjera está destinada a disfrutar de una influencia cada vez mayor.

De momento, ¡exploremos juntos las mejores razones para hacerse profesor de inglés!

¿Necesitas un profesor de inglés?

Siempre hay trabajo

El inglés es el segundo idioma más hablado del mundo.

Es la lengua materna de 425 millones de anglófonos, a los que hay que añadir 400 millones de personas que lo han convertido en su segunda lengua junto a su dialecto ancestral, mientras que 350 millones de seres humanos lo conocen como lengua extranjera. Se ha convertido en indispensable en numerosos empleos y para terminar los estudios.

Estar atento a las convocatorias.

Dada la inmensa necesidad, hay muchas oportunidades si te lanzas a la carrera profesional correspondiente.

Aún más dada su gran diversidad…

La escuela primaria

A menudo se habla de las deficiencias de la enseñanza de idiomas en las escuelas mexicanas, siguiendo un método heredado del siglo XIX que se basa en la gramática y la comprensión escrita más que en el oral. Sin embargo, la demanda profesional requiere sobre todo de fluidez en el lenguaje hablado.

Además, la reformas sucesivas de la enseñanza pública se han esforzado por introducir los idiomas desde edades tempranas (a veces, en la escuela primaria), cuando el cerebro infantil retiene mejor el vocabulario… y los sonidos.

Cuando conocemos las particularidades de la pronunciación y el acento inglés, es lo mejor.

Por ejemplo, el British Council propone formaciones para enseñar inglés en la escuela primaria (niños de 6 a 12 años). Los docentes cualificados pueden intervenir en los centros escolares, estructuras privadas o asociaciones.

Pero hay que saber que los maestros de escuela tienen que demostrar un nivel B1 para poder ejercer, lo que les permite enseñar directamente a sus alumnos las bases de la lengua de Shakespeare. A medida que pasa el tiempo, habrá más vocaciones para ser profesor de inglés que van a generarse desde la escuela primaria.

La enseñanza secundaria

Los estudiantes de secundaria descubren muy pronto si les gusta y si tienen facilidad para la lengua inglesa. Habrá muchos que ya piensen en lanzarse a enseñar inglés en un futuro.

Todo el tiempo se publican vacantes para ser profesor de inglés. Si tienes un grado universitario y has realizado una Maestría en Docencia para la Educación Media Superior tendrás mayores posibilidades de quedarte con alguna de esas vacantes.

También se puede ser profesor sustituto o trabajar en un centro privado, con contrato o como voluntario.

Si lo tuyo es la enseñanza pública por la estabilidad laboral que ofrece, mantente alerta a las convocatorias que lanza La Secretaría de Educación Pública (SEP), tan solo el año pasado se abrieron, mediante concurso, 646 plazas para la contratación de docentes para el Fortalecimiento del idioma inglés en Escuelas Normales. Dicha convocatoria fue lanzada porque la SEP pretende crear un sistema educativo completamente bilingüe para el 2038.

Todos estos son datos a tener en cuenta antes de lanzarse en una dirección precisa.

Ser profesor implica contribuir y mejorar el sistema educativo.

En la práctica, los profesores de inglés de secundaria y bachillerato enseñan a menudo su asignatura como primera lengua extranjera.

A menudo dan inglés a toda la clase, aunque a veces también se divide en dos grupos, lo que resulta más práctico para practicar el oral y que hablen todos los alumnos.

Los estudios superiores

Antes de enseñar lingüística inglesa en la universidad, hay que haber superado muchas pruebas. Las vacantes son menos numerosas, y por consiguiente mucho más buscadas.

Los profesores de inglés de la universidad son muchas veces catedráticos ya que el nivel requerido para estos puestos es muy elevado.

En la Universidad, el cuerpo docente coopta a los nuevos catedráticos, investigadores y sustitutos.

El ambiente de trabajo es muy diferente, con menos horas de clases presenciales, pero con clases magistrales muy especializadas, complejas, que exigen de una gran erudición. En las universidades públicas, la tesis doctoral es casi imprescindible.

Los otros centros de enseñanza superior pueden reclutar profesores a tiempo parcial o completo, basándose en las cualificaciones y la experiencia de los candidatos -lo que puede suponer un medio de enseñar el inglés algunas horas por semana y ejercer otra profesión de forma paralela.

Más que un trabajo: una pasión

Resulta evidente que no ejercemos una actividad solo por tener dinero o “un buen puesto”.

No, especializarse en una materia como el inglés, requiere otra cosa.

La cuestión de compartir

A todos nos impresionan nuestros abuelos, que han tenido vidas tan ricas y a quienes les encanta compartirla… A veces demasiado, cuando empiezan a repetirla…

Es normal: cuando algo nos gusta, no llevamos la cuenta, cuando vivimos algo con pasión, tenemos ganas de que a los demás les apasione. “Amar para conocer mejor, y conocer mejor para amar”: este proverbio se aplica a las mil maravillas a los tesoros de nuestro espíritu.

El saber sería banal si lo adquiriéramos solo como un fin en sí mismo y el ego de ser eruditos. Lo ideal, es compartirlo, lo cual es justamente la misión de todo profesor.

Si enseñar forma parte de tu carácter, si eso te permite realizarte y sentirte bien, entonces estarás satisfecho. Es entonces cuando el trabajo se convierte en placer.

Un placer aún mayor cuando vemos sus efectos: ¡es un placer poder ver cómo progresan los alumnos!

Prepárate para conseguir una vacante como titular o dar clases por tu cuenta como profesor particular de idiomas.

Ese deseo de compartir conocimientos lingüísticos puede realizarse fuera del sistema educativo mexicano clásico. Existen asociaciones que proponen enseñar inglés a amas de casa, desempleados, etc.

También existe una gran demanda de clases de inglés online y de clases particulares, sea cual sea el nivel del alumno, incluso muchas veces se trata de adultos.

La pedagogía en lengua extranjera

Los métodos de enseñanza de idiomas han progresado mucho en los últimos años y se han adaptado a nuestra época. Cada vez somos más exigentes para que los mexicanos hablen por fin mejor el inglés.

Si te gusta el inglés y piensas en ser profesor, no te hagas atrás ante el miedo de no ser suficiente “pedagogo”. Podrás contar con buenas herramientas que aprenderás durante y después de tus estudios universitarios.

Los manuales escolares están muy bien hechos, con CDs y audios, a veces con secuencias filmadas, cuadernos de ejercicios, etc.

Una dinámica en el núcleo de la sociedad

Hay profesiones (muy honorables por lo demás) en las que hay que estar solo en un despacho, detrás de una pantalla de ordenador.

A veces sin ninguna necesidad de llamar ni de mantener ningún contacto regular…

Nada que ver con el mundo de la enseñanza: la vida profesional de un profesor gira en torno a su presencia en clase. Este cara a cara con los jóvenes tiene que gustarle al adulto, ya que pasará muchos años de su existencia así.

Las motivaciones altruistas están en el seno de la elección de una carrera como docente. Los misántropos no aguantan mucho.

Un profesor de inglés tiene razones para sentirse útil, se lo merece. Puede pensar que ha realizado a su humilde escala una labor cotidiana que resulta útil al conjunto de la sociedad. Participa en la futura inserción profesional de sus alumnos, ya que el inglés es indispensable para la inserción laboral, así como en la multiplicación de los intercambios internacionales y la movilidad de las competencias mexicanas.

¡Casi nada!

Tener un nivel B1 en inglés es imprescindible para acceder a tus estudios superiores.

Actualmente, entre las diferentes asignaturas que se pueden enseñar, el inglés es una de las que disfrutan de mayor expansión. Y con razón: ¡es la lengua internacional por excelencia del S.XXI!

Las posibilidades son por tanto numerosas y, si bien son aún mayores en la enseñanza secundaria, el inglés está también muy presente en la enseñanza primaria y superior. Sin olvidar las universidades de verano, la tercera edad… o las clases en grupo a domicilio.

Para los más apasionados, algunos centros imparten clases de matemáticas o de historia y geografía en inglés. Si te gusta el idioma, es todo un lujo, tanto si eres profesor como si estás sentado detrás de tu pupitre como estudiante.

Busca un curso de ingles en tu ciudad.

 

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar