«La danza tiene un poder de liberación física, en ella encontramos la fuerza para vivir, para expulsar a los demonios, para creer en nuestro instinto». - Roger Lannes

Según la encuesta OpinionWay para Ubisoft sobre europeos y danza, el 75 % de los encuestados piensa que bailar es una buena manera de «romper el hielo» y «hacer amigos». La creación de una coreografía grupal, el espectáculo de fin de curso... son tantas las oportunidades para sociabilizar...

Danza moderna o danza clásica, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber para apuntar a tus hijos en una escuela de danza.

Top 10 de las razones para apuntar a tus hijos a una clase de danza

Las clases de baile suelen formar parte de las actividades de tiempo libre más populares entre los niños. Moverse, hacer ejercicio, copiar las coreografías de sus estrellas, son tantas las razones que animan a los jóvenes a aprender a bailar, independientemente del estilo. Zumba, danza contemporánea, jazz moderno... ¡hay un estilo para todos!

No obstante, además de hacer felices a los niños, el baile es una actividad ideal para su desarrollo.

Actividades tiempo libre
La danza es una actividad que suele captar la atención de muchos niños.

La práctica de la danza mejora la salud física de nuestra descendencia. La repetición de las secuencias coreográficas requiere resistencia y, por lo tanto, trabajar el músculo cardíaco. Además, practicar una actividad deportiva con regularidad es bueno para todo el cuerpo. Como cualquier otro deporte, el baile reduce el estrés en niños y adultos. Practicarlo de manera regular ayuda a canalizar la energía de los jóvenes bailarines.

Este deporte también ayuda a los niños a encontrar el equilibrio y a mejorar la coordinación del movimiento. Una ayuda muy valiosa, sobre todo para los pequeños que pueden beneficiarse de las clases de inicio en el baile.

Las clases de baile para niños también son una excelente manera de desarrollar la creatividad de estos bailarines tan pequeños. Tienes que saber que la danza también es un arte que te permite expresarte con tu cuerpo. Por lo tanto, los alumnos pueden crear sus propias coreografías y moverse como lo deseen.

Ejercicios divertidos y prácticos que ayudan a desarrollar la autoestima en los niños. Mientras que algunos podrán superar su timidez bailando en el escenario, otros descubrirán que son capaces de retener y ejecutar numerosas secuencias y no solo bailar.

Si aún tienes dudas sobre si apuntar a tus hijos a una escuela de baile, ten en cuenta que hay estudios que han demostrado que los bailarines son mejores alumnos en la escuela. La capacidad de adaptarse, pero también de recordar secuencias, ayuda a los jóvenes a obtener buenas notas.

¡Y todo esto mientras hacen amigos y se divierten!

Porque si hay una buena razón para apuntar a tu hijo a una clase de baile, es, sin duda, porque los hace felices.

¿Qué tipo de danza escoger para tus hijos?

Apunta a tus hijos a clases de baile, pero ¿a qué clase de baile? Zumba, danza clásica, hip hop, breakdance... ¿qué estilos de baile elegir para tus hijos?

Lo mejor es tener en cuenta la opinión del niño directamente. Si no tiene ninguna predilección por un estilo y no sabe qué clase de baile elegir, dale prioridad a las clases de descubrimiento. Se trata de clases de baile que te permitirán descubrir el baile en general y aprovechar las clases de todos los estilos. Tu hijo tendrá la oportunidad de ver todos los estilos antes de decidir.

Tipos de danza para niños
¿Más bien danza clásica o moderna?

Para los bailarines más jóvenes (de 4 a 6 años), las clases de iniciación son totalmente apropiadas. Estas clases ofrecen a los más peques descubrir el movimiento pero también la música. Además de trabajar los estiramientos, el lenguaje corporal y la expresión teatral, los aprendices de bailarines descubrirán muchos instrumentos con el fin de desarrollar una cultura artística general y rica.

Estas clases son ideales para trabajar el equilibrio y la motricidad de tus hijos a través de juegos de bailes para niños y dinamicas de baile. Así que no dudes en apuntarlos antes de elegir un baile específico una vez que sean mayores.

Los adolescentes suelen preferir las clases de jazz moderno o hip hop, clases de baile donde aprenderán a realizar coreografías dinámicas, muy similares a los bailes de los ídolos adolescentes. Este estilo de baile se ofrece sobre todo en centros de baile o en asociaciones. Por lo tanto, es bastante fácil encontrar también clases particulares.

No obstante, lo más básico sigue siendo las clases de danza clásica, que suelen solicitar los pequeños bailarines que sueñan con convertirse en bailarines de ballet. Estas clases son bastante exigentes y requieren mucha flexibilidad. Los alumnos trabajan la postura y todo el cuerpo.

¿Por qué no elegir un tipo de baile un poco más original? Danza celta, claqué, capoeira, danza africana, otros bailes podrían fascinar a tus hijos. ¡Lo único que hay que hacer es bailar con pasión en cada clase de baile!

¿Cómo encontrar clases de danza para niños?

¿Cómo encontrar una clase de baile?

Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con los organismos municipales para conocer las diferentes estructuras en las que podrás realizar actividades extracurriculares. De esa manera, te aseguras de encontrar una clase de baile no muy lejos de casa.

Además, en el ayuntamiento, el personal puede brindarte todos los contactos necesarios (centros cívicos).

Clases de baile para niños
Las clases de baile en la ciudad te permiten no ir muy lejos de casa.

Si no quieres ir hasta el ayuntamiento, opta por visitar la web del ayuntamiento.

No obstante, en general, Internet es una muy buena fuente de información. Puedes introducir las palabras clave «clases de baile» y el nombre de tu ciudad para encontrar todos los cursos disponibles.

Por ejemplo, podrás tomar clases en una escuela de baile o en un conservatorio. Estas escuelas de baile pueden ser caras pero son bastante famosas (especialmente en el caso del conservatorio).

Otra posibilidad: tomar clases de baile en una asociación.

Las asociaciones permiten encontrar clases de baile incluso en pueblos pequeños. Con profesores de baile voluntarios o asalariados, los niños pueden aprender muchos tipos de danza. También puede darse el caso de que encuentres clases de baile más originales en las asociaciones: talleres de danza bretona o de danza africana.

Los profesores particulares también pueden ser una buena alternativa para encontrar una clase de baile adecuada para tu hijo. Una oportunidad perfecta para encontrar el perfil ideal, cuya experiencia y estilo coincidan con lo que tu hijo quiere aprender. Encontrarás muchos profesores de baile disponibles en la plataforma Superprof.

Algunos profes también tienen una web profesional donde exponen sus precios y disponibilidad.

Finalmente, el boca a boca y los anuncios también funcionan muy bien en este respecto. Échale un vistazo a los anuncios de las tiendas cercanas, quizá encuentres tu profe.

También habla con tu entorno. Un amigo de un amigo de un amigo puede conocer una excelente escuela de baile en la que podrás apuntar a tu hijo.

¿Cómo se desarrollan las clases de danza para niños?

A veces resulta muy tranquilizador saber de antemano cómo se lleva a cabo la clase de baile para niños, tanto para el joven bailarín como para los padres.

No obstante, no todos los padres pueden asistir a la clase, el salón de baile suele ser pequeño como para acoger a todos.

Niños bailarines.
Los padres verán el resultado al final del curso.

Ten en cuenta que una clase de baile generalmente comienza con una sesión de calentamiento. Esta sesión de calentamiento prepara los músculos para el deporte y previene las lesiones. Se practican diferentes ejercicios con un buen ritmo para motivar a los niños y traer buen humor en el curso.

Una vez que termine el calentamiento, se llegará al meollo del asunto. Breakdance, zumba, dancehall, danza africana, independientemente del tipo clase de baile, la mayor parte de la clase se dedica a aprender nuevos pasos característicos de ese baile.

El profesor de baile enseñará estos pasos para que los aprendices de bailarines puedan seguirlo fácilmente. De esta manera, al repetir, los bailarines integran los nuevos pasos y los reproducen hasta obtener el resultado correcto.

Las secuencias se realizan para aprender una coreografía completa por diversión o para el espectáculo de fin de curso.

Otra parte de la clase está dedicada a la improvisación y la imaginación. De manera grupal o individual, los bailarines crean sus propias coreografías, que posteriormente presentarán al resto del grupo. Una forma de ganar autoestima y desarrollar la creatividad.

Finalmente, los jóvenes bailarines vuelven a la calma realizando estiramientos para evitar las agujetas del día siguiente.

Por supuesto, la distribución de las secuencias de una clase de baile depende del tiempo de la clase, pero también del profesor.

Para una primera lección, el procedimiento es ligeramente diferente ya que el maestro dedica un poco de tiempo a conocer a sus alumnos. La oportunidad tanto para el maestro como para los alumnos de romper el hielo y hacer nuevos amigos.

¿Buscas un profesor de Baile?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.