«Si estás en Roma, vive como los romanos; si estás en otro lugar, vive como se vive allí» - San Agustín (354-430)

La capital italiana, que tiene el sobrenombre de «la ciudad eterna», es una de las ciudades más visitadas de Europa. Y con razón: su historia y su cultura, los sitios arqueológicos y las ruinas de la civilización de los etruscos hasta el Imperio Romano pasando por el Renacimiento y el estilo barroco, sus monumentos históricos y sus museos la convierten en un lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida.

Siendo la tercera ciudad más visitada de Europa después de París y Londres, Roma sumó 9,7 millones de turistas extranjeros en 2017. Cuna de la civilización europea y las lenguas de origen latino, Roma cuenta hoy en día con una población de 2,87 millones de habitantes, repartidos en 1285 km².

¿Quieres visitar Roma? ¡Aquí tienes nuestra guía de Roma sobre los lugares y monumentos imprescindibles que hay que visitar! 

Descubre con Superprof los mejores consejos para visitar Roma.

1. El Coliseo de Roma

Visitar el Coliseo de Roma
El Coliseo, un gigante de la arquitectura dedicado a los juegos romanos: ¡su arena es sinónimo de muerte atroz para los gladiadores!

El Coliseo, sin duda uno de los monumentos más famosos de Roma, fue el anfiteatro más grande del Imperio Romano en el mundo conocido en ese momento.

Construido bajo las órdenes del emperador Vespasiano (9-79) y completado bajo el mando de Tito (39-81), podía acoger hasta 50 000 personas para ver las batallas de los gladiadores y los juegos con animales salvajes. Permaneció en servicio durante casi 500 años, hasta los últimos juegos del siglo VI.

Sus ruinas son uno de los monumentos romanos más visitados. Su arquitectura única, de 86 metros de largo y 54 metros de ancho, construida en 4 pisos y con más de 80 entradas, da testimonio de los logros de los constructores romanos y da una idea del antiguo poder de la Roma Imperial.

¿Quieres saber también cuáles son los principales barrios de Roma?

2. Las ruinas del Foro Romano

El Foro Romano es uno de los sitios arqueológicos más antiguos de la historia de Roma. Las primeras construcciones datan del -616, en la época de la monarquía romana (que duró del 753 al 509 a. C.).

Fue el centro neurálgico y la plaza principal de Roma desde la monarquía hasta la república romana, hasta la caída del imperio en el 476 d. C.

Consistía en un conjunto de edificios, incluido el templo de Rómulo, los arcos de Augusto, el templo de César, la basílica de Aemilia, el Argiletum, el templo de la Concordia, el arco del Emperador Septimio Severo y el templo de Saturno.

3. El monte Palatino de Roma

El monte Palatino, una de las siete colinas de Roma, es un museo al aire libre. Ocupaba una posición central en la época de la antigua Roma, ya que domina el Foro Romano al norte y el Circus Maximus al sur. La colina era el lugar de residencia de los emperadores.

Este es un recorrido muy interesante si te gustan las ruinas romanas, como la Villa Livia, la Domus Flavia, el estadio de Domiciano o los jardines Farnese.

4. Las Termas de Caracalla

Visitar las termas de Caracalla
Las termas romanas de Caracalla: ¡una obra maestra arquitectónica!

Inauguradas bajo el mando de Caracalla (188-217) en 216, las termas de Caracalla fueron las más grandes y lujosas jamás construidas en Roma. Tenían una extensión de más de once hectáreas, contaban con 64 tanques de 80 000 litros y podían albergar a más de 1600 personas.

Esta visita te permitirá saber más sobre cómo los romanos acomodados se entregaban a su pasión favorita: ¡relajarse en el baño!

5. El panteón de Roma

Construido en el siglo I entre el 27 y el 125 d. C., el Panteón de Roma es uno de los edificios romanos mejor conservados. El templo estaba dedicado a las deidades romanas, pero se convirtió en una iglesia en el año 608.

El Panteón también alberga las sepulturas de los reyes de Italia y del artista Rafael. El edificio consta de un majestuoso frontón que da a una gran columnata, de la Rotonda (una pared circular en el interior) y de una cúpula de 43,3 metros de diámetro.

Para visitar el Panteón sin hacer cola, puedes comprar una entrada especial que combina el Coliseo, el Panteón y la Piazza Navona, por ejemplo.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cuánto tiempo hace falta para visitar Roma.

6. La Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es un majestuoso edificio religioso del Vaticano, construido por el papa Sixto IV entre 1475 y 1481 para reunir a los cardenales en el consejo durante la reelección de los nuevos papas.

Decorada con hermosos frescos de Miguel Ángel, las paredes y el pináculo de la capilla retratan el Génesis, la Creación del Hombre, el Pecado Original, el Diluvio y el Juicio Final.

Consiste en la famosa sala rectangular, de 40 metros de largo, 13 metros de ancho y 21 metros de alto: dimensiones correspondientes al número áureo. La sala está cubierta por una bóveda de cañón con 12 ventanas.

7. La Fontana di Trevi

Es imposible visitar la ciudad de Roma sin ir a la Fontana di Trevi. Hay alrededor de 2000 fuentes en la capital de Italia; esta es el más grande de Roma.

Construida entre 1732 y 1762, es el arquetipo del estilo barroco en la Roma del siglo XVIII. Al lado del Palazzio Poli, representa los beneficios del agua, la figura del Océano, Neptuno.

Los cientos de miles de turistas que acuden a ella tienen la costumbre de lanzar una moneda, supuestamente para ver cumplidos sus deseos.

8. La Piazza Navona

Visitar la Piazza Navona
A caballo entre el pasado y el presente, la ciudad de Roma es un museo al aire libre.

Situada en el centro de la ciudad de Roma, la Piazza Navona es la plaza más turística.

Está construida sobre las ruinas del estadio de Domiciano, que data del siglo I, por lo que los cimientos de las casas y las tiendas reposan en los de la Antigüedad romana, lo cual lo convierte en su principal atractivo.

En la superficie, los monumentos de estilo barroco son un espejo del Renacimiento italiano de los siglos XVII y XVIII. Allí se encuentra la Fuente de los Cuatro Ríos, la Fuente de Neptuno y su estatua y la Fuente del Moro.

9. La Piazza di Spagna

La Piazza di Spagna es una de las principales plazas turísticas de Roma. Está situada en el barrio de las tiendas de lujo.

Conocida por su escalera de 135 escalones, es el lugar de los desfiles de moda y sitio de encuentro de los romanos.

Descubre también el presupuesto necesario para visitar Roma.

10. Las catacumbas y el subsuelo de Roma

¿Y si visitas el subsuelo de Roma? La visita a las catacumbas es un tour inusual en Roma, que te permitirá aprender más sobre la historia de la Ciudad Eterna.

Los subsuelos de la ciudad de Roma son de hecho poco conocidos por los turistas. Y, sin embargo, contienen joyas de la Antigüedad, incluidas las Catacumbas, unas galerías subterráneas que se extienden a lo largo de varios kilómetros y en varios pisos.

Los cristianos romanos enterraban allí a sus muertos. Hay frescos mortuorios y nichos que alguna vez albergaron sepulturas.

Bajo los vestigios más importantes de Roma, están enterrados:

  • La Plaza Navona (las ruinas del estadio de Domiciano).
  • Las ruinas de Vicus Caprarius.
  • Las ruinas del templo de Adriano.
  • El Auditorium di Mecenate.
  • El Colombario di Pomponio Hylas (lugar de sepultura de pobres y esclavos).
  • Los bunkers Mussolini (para protegerse de posibles bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial).
  • La Casa Dorada (Domus Aurea), un palacio construido por el emperador Nerón.
  • Las catacumbas de Saint Calisto, donde hay enterradas 500 000 personas, con todos los papas del siglo III. Estas son las catacumbas más antiguas de la Via Appia.
  • Las domus (casas) del Palacio Valentini (salas de estar, cocinas y termas para los senadores de la época romana).

¡Es mejor que los claustrofóbicos se abstengan!

11. Los Museos Vaticanos

Visitar los Museos Vaticanos
Los Museos Vaticanos: ¡una visita obligada si te gusta el arte!

La visita al Vaticano, el estado más pequeño del mundo, es esencial si viajas a Roma. Evitando la temporada alta, hay que visitar al menos un Museo Vaticano.

Los Museos Vaticanos exhiben una colección abismal de obras de arte recopiladas por los diferentes papas, y creadas bajo el antiguo Egipto, la era romana, desde la Edad Media hasta el Renacimiento pasando por la era contemporánea (siglo XVIII y XIX).

Como hemos dicho antes, no puedes perderte la Capilla Sixtina, además de la escalera de doble hélice de Bramante, la galería de mapas y las habitaciones de Rafael.

12. La Villa Borghese

¿Quieres pasear lejos del bullicio del centro de Roma? ¿Estás cansado de mosaicos, fuentes, vestigios antiguos, excursiones caras, monumentos del Patrimonio Mundial de la UNESCO o templos imperiales?

Este parque municipal de 80 hectáreas incluye un gran conjunto de museos que puedes visitar si tienes tiempo. Considerados como los más bellos de Roma, los jardines de la Villa Borghese son el pulmón verde de la capital italiana. 

13. Los Museos Capitolinos

Otro sitio imprescindible, que se puede visitar con el Roma Pass o con el autobús hop on hop off, son los Museos Capitolinos, con sus dos edificios principales: el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo. 

Se pasa de un museo a otro por la Galería Lapidaria, una pasarela subterránea, para observar obras de arte de Caravaggio, Tiziano y Rubens.

El Palacio Nuevo exhibe estatuas y esculturas antiguas, incluida una réplica de la estatua ecuestre del emperador romano Marco Aurelio, uno de los más conocidos del Imperio Romano.

14. La Plaza y la Basílica de San Pedro

Visitar la Plaza de San Pedro
¡Mejor ir por la mañana temprano!

Monumento simbólico de la Iglesia Católica, la Basílica de San Pedro fascina a miles de turistas. Es el lugar de encuentro de los fieles católicos del mundo entero.

Tiene vistas a la famosa Plaza de San Pedro, adornada con su obelisco (obelisco egipcio transportado a Roma por Calígula en el siglo I).

15. La Vía Apia

Tras terminar tu visita a Roma, puedes recorrer la Vía Apia, una calzada romana de casi 500 kilómetros de largo. Partiendo de Roma, discurre a lo largo de la costa del Tirreno, cruza Campania y se extiende hasta Apulia en el sureste de Italia.

Construida a partir del 312 a. C., todavía se utiliza en parte por los caminantes. Algunas secciones de la época romana aún están intactas, que consisten en adoquines de basalto.

¡Ya tienes todo un itinerario de visitas culturales en Roma!

¿Buscas un profesor de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.