“El más antiguo, el más verdadero y el más bello órgano de la música, el origen del cual nuestra música debe provenir, es la voz humana” - Richard Wagner.

Para evitarte algún que otro disgusto en tus actuaciones públicas, vamos a dedicar este artículo a una tesitura muy especial: la mezzo-soprano.

Esperamos que estos pocos consejos y sugerencias te ayuden a sacar lo mejor que hay en ti y logres dirigirte a las esferas más altas del canto convirtiéndote en una mezzosoprano de categoría. Sabemos que esto no es para nada sencillo, pero no dudamos de que si tienes condiciones innatas y procuras entrenar tu voz para brillar en los escenarios, podrás lograrlo.

En México, existe una larga tradición operística  y ahora mismo están siendo las nuevas generaciones las que se están encargado de demostrarle al mundo el talento que tiene nuestro país. Hablamos de Rolando Villazón, Alejandra Cadenas, Brenda Iglesias, Francisco Araiza, Javier Camarena, entre muchísimos otros.

Muchos de ellos han tenido la suerte de poder presentarse en teatros de la magnitud del Metropolitan Opera Berliner Staatsoper, el New York Opera City y la Ópera de París, entre otros.

clasificacion de las voces
Ampliar su registro vocal gracias a la ayuda de un profesor de canto

Todos  comparten el amor por la música y cuentan con voces privilegiadas de diferentes tesituras que les están permitiendo conmover a espectadores de todo el planeta.

Ahora bien, ¿qué sucede si lo que te interesa es proyectar, como algunos de ellos, una carrera como mezzo-soprano?

En el universo del canto lírico (el amplísimo mundo de la ópera), las voces dentro de este registro destacan principalmente por su polivalencia.

Son el equivalente en voces femeninas al barítono (y a algunos tenores excepcionales), en el caso de los hombres. Se trata de un papel brillante reservado únicamente para aquellas que desprendan un aire romántico sin precedentes.

Veamos aquí en qué consiste ser mezzosoprano y cómo se puede dominar esta tesitura.

La definición de mezzosoprano

Con el registro mezzosoprano (término claramente procedente de la bellissima Italia) sobrepasamos el horizonte de las voces femeninas.

Aunque seas de esas personas con una voz digna de un castrati, tu timbre nunca se podrá comparar con la dulce calidez de una cantante digna de recibir la etiqueta de mezzosoprano.

En el caso de las solistas, las mezzo-soprano desempeñan la voz femenina central por excelencia. Su voz está a caballo entre los agudos de las sopranos y los graves de las contraltos.

Así, como ves, se trata de un tono femenino polivalente. Además, como cada órgano vocal es único, cada cantante puede inclinarse más hacia los altos y los bajos dependiendo de su registro.

Esta categorización es típica de la música clásica, pero es muy difícil de aplicar al jazz o a otros estilos de canto contemporáneo.

Si ya la ópera bufa del siglo XIX (ópera de estilo francés caracterizada especialmente por la comedia, la sátira, la parodia y la farsa) casi no distinguía entre la soprano y la mezzo-soprano, en el último siglo apenas se ha notado esta diferencia.

Como consecuencia, lo que vemos hoy en día es un ámbito general que abarca del fa2  al do5, aunque también hay unas pocas excepciones que se salen de este marco.

Si tu registro es de tenor, no dejes de investigar Cómo tener la tesitura de un tenor.

Marco
Marco
Profesor de Canto
5.00 5.00 (3) 300$/h
¡1a clase gratis!
Yarely
Yarely
Profesor de Canto
4.93 4.93 (14) 300$/h
¡1a clase gratis!
Bella
Bella
Profesor de Canto
5.00 5.00 (4) 500$/h
¡1a clase gratis!
Diana
Diana
Profesor de Canto
4.87 4.87 (45) 350$/h
¡1a clase gratis!
Claudia
Claudia
Profesor de Canto
5.00 5.00 (13) 240$/h
¡1a clase gratis!
Luisa
Luisa
Profesor de Canto
5.00 5.00 (7) 400$/h
¡1a clase gratis!
Felipe alberto
Felipe alberto
Profesor de Canto
4.95 4.95 (16) 400$/h
¡1a clase gratis!
Vera
Vera
Profesor de Canto
5.00 5.00 (8) 350$/h
¡1a clase gratis!

Diferencias entre soprano, mezzosoprano y contralto

Antes de avanzar, es importante que profundicemos sobre el resto de los registros de voces que existen, tanto femeninas como masculinas. Muchas de las veces, es la combinación entre unos y otros lo que hace que obra musical resulte sencillamente inolvidable...

Dentro de las voces de mujeres, además de mezzosoprano, están la soprano y el contralto. Como dijimos, el registro que nos interesa explicar en este artículo se encuentra entre medio de ellos dos. Repasemos un poco más sobre sus principales características:

  • Soprano. Este registro es el más agudo dentro de las voces femeninas y va del Do4 hasta el Do6. Como sucede también en el caso de las mezzosoprano, las voces soprano también pueden subdivirse en ligeras, líricas y dramáticas. Las primera se caracteriza por ser aguda y con gran claridad, lo que le permite llegar a ornamentos complicados sin que suene forzado; mientras que la segunda se distingue por ser menos agudas, pero de mayor riqueza. Por último, las voces de las sopranos dramáticas son unas de las más expresivas y de mayor impacto sonoro. De hecho, son las que brillas en las grandes obras clásicas. ¿Una sorpano que puedas conocer? ¡Celine Dion!
  • Contralto. Se trata de la voz más grave que se encuentra en el registro de voces femeninos y, al mismo tiempo, una de las más difíciles de conseguir. Se calcula que apenas un 2% de las mujeres alcanzan este registro. Por lo tanto, son pocas las obras en las que se integra esta tesitura y, muchas de las veces, los roles concebidos para contraltos son ocupados por mezzosopranos.

Registro de voces masculinas

Si lo que te interesa es algún día convertirte en una mezzosoprano de renombre internacional, no puedes llegar a tus primeras clases de canto lírico sin antes conocer también el tipo tesituras que se encuentran entre los hombres.  A continuación te dejamos un resumen de las primeras características de las voces masculinas.

artista cantando
¿Sabías que muchos de los artistas más conocidos también cuentan con una formación en canto lírico?
  • Contratenor. Se trata del tipo de voz masculina más alta de todo el registro, capaz de emplear el falsete, voz de cabeza y de pecho.
  • Tenor: Es la voz más aguda que encontramos dentro del registro masculino. Una vez más, dentro de los tenores podemos encontrar una nueva división interna (ligeros, líricos y dramáticos).
  • Barítono. Es una de las voces más frecuentes y a diferencia de lo que sucede con la de los tenores suelen tener una limitación mucho más importante a la hora de cantar. Sin embargo, alcanzan un registro mucho más graves que estos últimos.
  • Bajo. Llegamos a la voz más grave y también por ciertos momentos oscuras que encontramos dentro del registro masculino. Dada su complejidad, las personas que llegan a esta tesitura suelen tener una edad avanzada. Dentro de todas ellas, podemos hacer una diferenciación entre bajo buffo, bajo cantante y bajo profundo. Un detalle a rescatar: este tipo de voces suelen asignarse para los personajes más solemnes que encontramos en las grandes piezas (por ejemplo, los reyes).

¿Qué es la tesitura? 

Antes de avanzar con las particularidades de las mezzosopranos, ahora que ya conocemos las principales diferencias entre los registros de voces femeninos y masculinos, hagamos un paréntesis para hablar de tesitura.

¿A qué hace referencia exactamente este concepto? Este término define el rango de sonidos que es capaz de emitir tanto un instrumento como una voz humana. En otras palabras, la tesitura da cuenta de en qué intervalo -que va desde la nota más grave hasta la más aguda- una voz logra un sonido perfecto.

Dicho de otro modo, a la hora de hablar de una voz humana, la tesitura da cuenta del rango de notas donde una voz se escucha afinada.

Aquí encontramos una primer diferencia con otro de los términos que tu profesor de canto no se cansará de repetirte: el rango, que da cuenta de todas las notas que una voz puede reproducir, sin tener en cuenta su claridad y ligereza.

Ejercicios para determinar el rango vocal

Es normal que tras conocer las principales diferencias entre  mezzosoprano, soprano y contralto te estés preguntando cuál es tu registro vocal. ¡A no desesperar!

Con diferentes ejercicios (que te recomendamos realizar junto a tu profesor de canto) podrás darte cuenta de cuál es la base a partir de la que deberás trabajar. ¿Por qué decimos esto? Porque siempre hay maneras de aumentar el registro vocal. O, dicho de otro modo, alcanzar notas que en tus primeras clases de canto lírico parecían inalcanzables.

Una de las técnicas más utilizadas es la de tocar el piano o teclado para reproducir las diferentes escalas y comprobar hasta dónde llega tu voz. Es importante insistir en la calidad del sonido que emites...Si es forzado o no lo suficientemente limpio, querrá decir que deberás seguir practicando para lograr tu meta.

Las cualidades de la voz de las diferentes mezzosopranos

Como la mayoría de las grandes tesituras del registro lírico, no nos sorprende que el registro de las mezzo-soprano admita distintas subcategorías.

registro vocal
Dentro del registro de mezzosoprano, existen subcateogrías

Los musicólogos distinguen generalmente tres grandes subfamilias dentro de esta categoría general de mezzo-soprano, a saber:

  • Las mezzosoprano ligeras, cuya imagen por excelencia es Dugazon, a finales del Siglo de las Duces: claridad, agilidad, redondez de la laringe, cuyas notas se acercan mucho a las de las sopranos, puesto que presumen de un registro muy alto.
  • Las mezzosopranos líricas, que se sitúan en el centro de la tesitura mezzo-soprano, con una voz cálida y con un registro un poco más grave, pero con mucha fuerza.
  • Las mezzosopranos dramáticas, que encuentran su referente máximo en Galli-Marié, de finales del siglo XIX, con un registro que se acerca más al de una contralto (fa2-la#4).

Probablemente al principio de tu formación en canto no te resulte sencillo distinguir las diferencias entre estas subcategorías. Pero, a medida que vayas entrenando el oído, seguramente comenzarás a percibir los matices entre una y otras.

La importancia de dominar las bases de canto lírico

Antes de iniciarse como mezzosoprano, ya sea en calidad de profesional o de amateur, hay que aprender a cantar y entonar, por supuesto. En resumidas cuentas, hay que aprender a utilizar la voz.

Si el oído absoluto (la habilidad de identificar una nota sin otra nota referencial) es una ayuda indescriptible en la materia, escuchar óperas con frecuencia y tocar uno o varios instrumentos musicales también nos puede ayudar. A fin de cuentas, la práctica hace al maestro, ¿no?

Ya sea bajo la ducha o en un coro, tienes que intentar cantar con frecuencia, y también grabarte para aplicar cierta autocrítica y analizar tus puntos fuertes y débiles.

Para esto, lo mejor es que cuentes con un profesor a tu entera disposición que te de clases de canto online y te ayude a avanzar.

Con esta guía, ya sea a través de un conservatorio, una escuela de música o con unas clases particulares, conseguirás encontrar tu intervalo vocal, mejorar tus técnicas vocales, e ir ampliando poco a poco las octavas de tu ámbito (primero con voz de cabeza o falsete y luego con voz de pecho).

No hay ningún secreto: si bien el timbre tiene un carácter innato, el trabajo, la regularidad y la perseverancia harán el resto.

¿Dominas ya la técnica del vibrato?

Para aprender a cantar en casa, no dudes en utilizar Superprof. Nuestros profesores también imparten clases a domicilio o en línea.

Las mejores obras de registro mezzosoprano

Necesitaríamos disponer de todos los servidores del gigante de Apple para ser capaces de empezar a enumerar todas las piezas musicales en las que contribuye una solista o un coro de mezzosopranos.

La historia de la música clásica tiene una riqueza de siglos de antigüedad, por lo que no es de extrañar que haya miles de partituras y tablaturas diferentes (más o menos tradicionales) que se hayan, por desgracia, perdido con el paso del tiempo.

No obstante, hay otras muchas melodías que han sobrevivido al paso de los siglos y que cuentan con el registro mezzosoprano. Por ejemplo, no podemos olvidarnos de la maravillosa Ave María de Schubert. Con un precioso acompañamiento al piano y una cantante de renombre.

Lo que está claro es que no les faltan papeles principales a las mezzosopranos.

El personaje del Querubín en Las Bodas de Fígaro, este gran éxito atemporal, ha sido especialmente trabajado por Wolfgang Amadeus Mozart.

Dentro del magnífico universo de este genio de las artes musicales, también podemos citar la parte de Dorabella en Così fan tutte, otra de las obras más alabadas de la historia de la ópera.

Los franceses también han destacado la belleza de las mezzo-soprano, especialmente gracias a Carmen de Georges Bizet: la ópera más representada del planeta, cuya protagonista principal nos hace vibrar por su calidez vocal.

El aria «L’amour est enfent de bohème» es quizás una de las más conocidas de todo el mundo.

Siguiendo en esta misma línea, también deberíamos mencionar el libreto de Siébel en Fausto de Charles Gounod o bien, otro menos conocido, el Mignon de Ambroise Thomas (1866: una ópera cómica creada en la Ópera Nacional de París).

Si vives en México y quieres aprender a cantar sin pasar por una escuela de canto tradicional, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesores a través de la plataforma. Así, podrás acomodar tus lecciones en función de tu disponibilidad horaria y decidir con qué perfil de maestro lanzarte a este apasionante mundo: un cantante con años de experiencia, un profesor música, etc.

Las mejores mezzosoporano de todos los tiempos

Además de todas las grandes artistas de referencia que hemos mencionado anteriormente, en la familia de las mezzosopranos encontramos otras muchas celebridades.

Actualmente, Anne Sofie von Otter es quizás una de las más conocidas y con mayor reputación. Esta sueca tiene la capacidad de brillar en los papeles más clásicos y convencionales así como en los más ligeros.

También podemos mencionar otras muchas como Cecilia Bartoli, Lucia Valentini-Terrani, Janet Baker, Taylor Momsen, Christa Ludwig, Teresa Berganza, Frederica von Strade y… hasta podríamos incluir a Céline Dion.

Además, tenemos otro caso aparte que es el de Callas, ya que su tesitura real ha siempre dado pie a debates interminables. Su repertorio es tan grande que la podríamos considerar incluso una mezzosoprano en algunas ocasiones.

Eso sí, ten en cuenta que citamos todos estos nombres nada más que a título indicativo porque no hay nada más peligroso en el mundo del canto que intentar imitar a una personalidad con un carácter tan establecido.

Antes de nada tienes que sentirte cómodo y exprimir al máximo tu potencial, en función de tus cualidades personales y de tu temperamento. Es decir, ante todo tienes que ser tú mismo.

Mezzosopranos: consejos para entrenar la voz

Lo primero que debes saber es que la voz humana es un elemento físico en gran medida innato.

No todo el mundo puede enorgullecerse de tener una preciosa voz de ópera: la firmeza y el timbre de la voz son lo que marca la diferencia.

El carácter fisiológico de las cuerdas vocales hace que una voz evolucione con el paso del tiempo. Una cantante de 20 años seguramente no desempeñará los mismos papeles a los 45. Es decir, lo más probable es que amplíe su registro hacia los agudos o hacia los graves (lo que, estadísticamente hablando, parece ser más frecuente).

Este cambio a lo largo de una carrera profesional como cantante es muy frecuente en el mundo de la música, pero siempre viene acompañado de un temor: no poder interpretar personajes de ópera con los que tantísimo hemos disfrutado… Es así: la ruleta de la vida y de la fortuna no se mantiene quieta.

Para una mezzosoprano, sus repeticiones no se diferencian demasiado de las de canto general. Con esto queremos decir que si bien se trata de un registro muy complejo, la práctica y los cuidados que requieren estas voces aunque se aplican con mayor severidad no distan demasiado de aquellas que deben seguir al pie de la letra el resto de los cantantes.

El dominio de la respiración, por ejemplo, especialmente abdominal, debe ser la piedra angular de los ejercicios diarios de un cantante lírico. Controlar la respiración es imprescindible para dominar la voz, especialmente en el registro de las mezzosopranos, que tienen más calidez y se alejan de la rugosidad de las voces masculinas. Aquí las mujeres que se dedican al canto lírico pueden mostrar su superioridad.

Además, una mezzosoprano que no ha trabajado en liberar su voz también tendrá los días contados...Como dijimos anteriormente, la tesitura no hace referencia a todas las notas que alcanza una voz, sino a todas aquellas en las que el sonido sale afinado.

registro vocal
Cuidar las cuerdas vocales, una preocupación de cantantes amateurs y profesionales

Y para lograrlo, es fundamental que la misma sea emitida sin trabas. Una técnica clásica en este sentido es la del bostezo. Podrás aplicarla tú mismo incluso cuando te encuentres practicando solo, sin ayuda de tu profesor particular. Con este ejercicio es sencillo expandir la laringe para facilitar la salida del aire y del sonido de nuestro cuerpo.

También la relajación y calentamiento previo es indispensable para que la voz de una mezzo (pero también de cualquier persona con otra tesitura) salga en excelentes condiciones. Mover la cabeza de un lado hacia el otro para distender el cuello, y más tarde hacer un ejercicio de relajación de hombros también es parte de la rutina...

El calentamiento de la voz es otro de las claves que ningún cantante lírico puede olvidar, y muchos menos una soprano o una mezzosoprano. Además,  y esto aplica tanto para un cantante novato como para uno profesional, la hidratación de las cuerdas vocales es fundamental para aquellos que estén preocupados por mantenerse afinados el resto de sus días.

Aunque creas que esta serie de ejercicios básicos solo sirven para los que recién están dando sus primeros pasos en el apasionante mundo del canto lírico, ¡no puedes estar más equivocado! De la mano de estos consejos simples, pero altamente efectivos, es posible velar por nuestra voz y hacer que nos resulte mucho más sencillo ir ampliando nuestro registro.

Por otro lado, y volviendo a la práctica de las mezzosoprano en particular, no podemos menospreciar la calidad de la puesta en escena. Durante siglos es lo que ha permitido a los grandes artistas diferenciarse de los más mediocres. Una puesta en escena excelente solo llevará a los grandes teatros a aquellos dignos de pisar sus escenarios.

Si vives en México y deseas encontrar una alternativa a la escuela de canto, no dudes en utilizar nuestro servicio para encontrar al mejor profesor particular a ayudarte a desarrollar un estilo propio. De la mano de un maestro con años de experiencia en los escenarios o dando clases a alumnos de todos los niveles, podrás entender cuál es tu tesitura y a partir de eso trabajar para mejorarte cada día.

Recuerda que nunca es tarde para comenzar con tus clases de canto lírico a domicilio. Con constancia estamos convencidos de que podrás llegar mucho más lejos de lo que siempre imaginaste.

¿Buscas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

3,67/5, 3 votes
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.