Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las ventajas del aprendizaje del arte culinario

Publicado por Gaspard, el 17/11/2017 Blog > Arte y ocio > Cocina > La Cocina: un Saber Fundamental Necesario en el Día a Día

“No hay ninguna manera en cocina de disimular que una comida está desabrida”.

Aprender a cocinar permite adquirir la capacidad de cocer o asociar alimentos para hacer una mezcla de sabores, suscitar placer gustativo y cuidar la salud.

La cocina es cada vez más, incluso entre las clases medias y populares, un espacio dominante en el hogar, un espacio de vida social sinónimo de gusto, placer, bienestar o relajación.

¿Te gustaría mejorar porque sabes que la cocina es un pasaporte para seguir con buena salud conforme vayan pasando los años? ¿Quieres descubrir cómo aprender a cocinar sin mayonesa, sin sal?

Es un saber fundamental que hay que mejorar y perfeccionar en la vida cotidiana.

Hoy, Superprof repasa para ti las razones por las que cocinar es fundamental para vivir bien cotidianamente.

Mejora la salud de tus hijos

La cocina es indisociable de una buena salud: una alimentación sana permite estar en mejor forma física y mental.

Esto es aún más cierto con los niños.

Hábitos alimenticios y salud. Cuida la alimentación de tus hijas para evitar que desarrollen enfermedades y para ofrecerles una infancia feliz.

Es durante la infancia cuando se construyen los hábitos alimentarios y la educación del gusto.

La familia y la escuela tienen por tanto un papel crucial en la alimentación de los niños, porque condiciona su crecimiento.

Pauline de Voghel, autora de obras relacionadas con la salud infantil, está a favor de una orientación alimentaria orientada al placer de cocinar:

“Muy a menudo, el niño confunde “me gusta” con “conozco”, y por tanto “no conozco” con “no me gusta”. Tiene que ser activo en sus elecciones, en términos de alimentación, mediante juegos, para ampliar y diversificar sus gustos”.

Asistir a clases de cocina, seguir una receta original en un taller de cocina o convertirse en chef a domicilio haciendo de tus comidas un auténtico taller culinario, te permitirá ser un factor activo en la salud de tus hijos en el ámbito:

  • del crecimiento
  • del sistema inmunitario
  • de la fertilidad
  • del envejecimiento futuro (disposiciones cognitivas, mantenimiento de la musculatura, lucha contra enfermedades)

Una alimentación sana tiene una influencia directa en nuestra salud. Muchos alimentos pueden prevenir el riesgo de sufrir los problemas de salud más frecuentes (accidentes cardiovasculares, cáncer, obesidad, osteoporosis, diabetes, enfermedades intestinales).

  • comer 5 frutas y verduras al día (un tomate, un puñado de bajocas, un bol de sopa, una manzana, dos albaricoques, cuatro o cinco fresas)
  • tomar 3 productos lácteos al día
  • introducir feculosas en cada comida (arroz, pasta, trigo, avena, cebada, centeno, lentejas, cereales, garbanzos, alubias)
  • comer pescado, carne o huevos una o dos veces al día
  • limitar el consumo de materias grasas, productos dulces y salados
  • beber mucha agua y hacer deporte: una hora al día para los niños

El despertar culinario de tu hijo dará frutos si, por ejemplo, abandona por voluntad propia las cadenas de restauración rápida.

Saber cocinar es un saber fundamental del día a día que permite también afirmarse y mantener las relaciones sociales.

¿Cómo?

La cocina: una herramienta de desarrollo personal creador de vínculo social

Aprender a cocinar y convertirte en un buen cocinero es beneficioso para tu entorno y para ti mismo. Comencemos por alabar tu ego…

Deleita con tus deliciosas recetas. ¿Orgulloso de tus platos? Para sorprender a tus amigos, envíales una foto…

La cocina, un instrumento de desarrollo personal

No eres realmente un chef cocinero, pero haces tus pinitos: vas a sorprenderte a ti mismo. ¿Descubres talentos ocultos, la facultad de transformar la bolsa de la compra en platos deliciosos?

A menudo, somos demasiado duros con nosotros mismos, nos autocriticamos a la menor ocasión…

Encontramos nuestro plato demasiado hecho, soso, seco, etc. Esta desvalorización se traduce por una falta de confianza en uno mismo.

Aquí tienes algunos consejos para estar a gusto y ser autónomo en tu taller culinario:

  • no presionarse: la presión resérvala para la olla exprés…
  • ponerse objetivos fáciles para cocinar recetas de platos sencillos y rápidos
  • probar, degustar, innovar, quitarse los complejos, son LOS verbos de la toma de confianza en uno mismo en la cocina
  • aprender de los errores: un plato demasiado hecho permite hacer mejor el siguiente
  • aprender las propiedades de cada ingrediente permite conocer mejor los alimentos y combinarlos

Cuanto más cocines, más mejoras y más ganas en autonomía y en confianza en ti mismo.

Tu independencia y por tanto tu autonomía vendrán por sí mismas.

La cocina, un instrumento de intercambio social

Si aprender a cocinar bien permite ahorrar, ponerse manos en la masa es también una manera de compartir, relajarse, lucirse en sociedad.

¿Organizas una tarde entre amigos en casa y quieres prepararles un buen plato?

Preparar la carne al punto, el pescado, la verdura, desprende efluvios que despertarán las papilas de tus invitados y les hará la boca agua.

Estarán encantados, se imaginarán la acumulación de platos sobre la mesa, junto con una música de fondo agradable…

En la cocina, te pueden acompañar: uno pone los cubiertos, otro vigila los fogones, un tercero corta el pan mientras que alguien prepara unas copa…

Es un momento en el que se ponen las bases, se conversa de forma animada, con buen ambiente acompañado de buenos platos a disfrutar en familia o entre amigos.

Cocinar como un chef, es también transmitir y tratar de dar placer: una actividad creativa de vínculo social porque hace de compartir un placer con los sabores del día en una atmósfera agradable.

¡Cocinar permite incluso seducir!

Y además, aprender a cocinar permite transmitir, enseñar a cocinar a los niños.

Aprender a cocinar para vivir tu cultura

Ya seas asiático, africano, americano, australiano o europeo, cada sociedad posee su idioma, su cultura y por tanto, su tradición culinaria.

Recetas originales y saludables para cuidarte. Disfruta de la cocina mediterránea: tomate y albahaca para aromatizar tus ensaladas.

Las cocinas del mundo suscitan el exotismo y atraen a todos aquellos que desean mejorar en cocina.

Por eso, aprender la cocina de otro país -cocina japonesa, cocina italiana, cocina vietnamita o cocina magrebí, entre otras- permite descubrir, abrirse al mundo, es una invitación a viajar.

Es un instrumento de intercambio para conocer mejor a los demás y enseñarles los fundamentos de la propia cultura de origen.

Con la mezcla multicultural, las olas de inmigración y la mundialización de los intercambios, se produce una especie de acumulación culinaria entre valorización de la propia región y asimilación de especialidades extranjeras, un puente entre las propias raíces y la cocina de otras culturas.

Aprender la cocina japonesa, por ejemplo, permite comprender la historia y la gastronomía japonesa.

Aprender la cocina de América Latina es un recorrido por la historia de nuestra alimentación. Por ejemplo:

  • las judías vienen de los Andes, de América central y ecuatorial
  • la patata la cultivaban hace 8000 años en el Altiplano andino, luego la cultivaron los incas de Perú y no fue hasta el siglo XVII cuando se importó a Europa para paliar la hambruna
  • el arroz ya se cultivaba en el Neolítico hace casi 10 000 años en China
  • los espaguetis tienen 4000 años, Marco Polo los importó de China a Italia en el siglo XIII

Aprender a cocinar, abrir un libro de recetas de cocina es, además de apostar por una alimentación sana, un viaje multicultural a través de la Historia.

Aprender a cocinar para ser eco responsable y creativo

Ahora sabemos que cocinar permite relajarse por la tarde después de un día de trabajo, además de dar respuesta a lo que nos apetece: al cocinar liberamos nuestra creatividad, interpretamos una receta igual que se adaptan al piano las notas de una partitura.

Cocina bio y saludable. Aprende las bases de la cocina y cultiva tu propio huerto.

Todavía es mejor si el taller culinario y creativo se realiza en el respeto de la naturaleza.

La educación cívica llega en efecto hasta nuestro plato.

Son incontables los mensajes que nos advierten del deterioro de nuestro planeta y la voz de alarma para que nos comprometamos todos con un consumo sostenible, responsable, para pasar de una alimentación industrial a los productos ecológicos, locales y menús de temporada.

También son incontables la cantidad de manuales dedicados al cultivo de un huerto propio, las ventajas de una alimentación vegetariana o la realización del propio abono alimenticio a domicilio.

Aprender a cocinar en nuestros días significa también militar por la preservación del medioambiente.

Porque si hay productos nocivos para nuestro organismo, ¿por qué no lo serían para el ecosistema?

Aquí tienes algunos ejemplos de acciones positivas a realizar en casa a través del aprendizaje de la cocina:

  • instalar un panel en tu huerto (si vives en un hábitat rural) para atraer un enjambre de abejas
  • ¿te gusta la miel bio? Cultiva plantas melíferas (amapola, laurel, almendros, etc.) para atraer a las abejas y otros polinizadores y luchar contra su posible extinción, que resultaría dramática para la vida humana
  • crear un huerto propio: no hay ninguna necesidad de comprar tomates, haz tu ensalada en casa y aprende algunos rudimentos de agroecología
  • hacer tu propio abono: recicla tus desechos alimenticios para abonar la tierra y evitar los desechos
  • consumir productos locales para evitar la contaminación vinculada al transporte
  • comer en consonancia con las estaciones: una alimentación sana y razonable pasa también por menús de temporada, ¡se acabaron los tomates en diciembre!
  • comprar y cocinar productos biológicos a granel, según las necesidades y sin excesos

Por medio de la cocina, vas a estimular tu creatividad y tu desarrollo cognitivo.

Con inspiración, intuición, imaginación, imitación o personalización, vas a revolucionar las recetas de cocina y a modelar y elaborar tus propios menús.

Este ejercicio estimula tu área cognitiva porque tu concentración frente a los ingredientes te hará pensar con concentración sin que te perturben elementos externos (diversión, estrés).

Gracias a las clases de cocina a domicilio o de forma autodidacta, ahora sabes realizar un plato sabroso para tu familia. ¿Cuál es la siguiente etapa? ¡Dominar los secretos de la repostería!

Si vives en la capital y deseas tomar un curso cocina Madrid, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesores.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5.00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar