Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo ser violinista sin estudiar teoría musical

Publicado por Yann, el 02/03/2018 Blog > Música > Violín > Aprender a Tocar el Violín sin Estudiar Solfeo

Cuando empezamos a aprender un instrumento, muchas veces nos resulta complicado alejarnos de las famosas y temidas clases de solfeo, especialmente cuando estudiamos en una escuela de música o en un conservatorio.

Sin embargo, aunque el enfoque no sea igual, también podemos aprender a tocar un instrumento (como el violín) sin pasar por la clave de sol, las partituras, la harmonía…

Unos conceptos que nos pueden resultar de lo más aburridos y que nos pueden llegar a desanimar cuando empezamos a tocar con el sueño de convertirnos en los mejores violinistas de la familia (¡o del mundo, para los más ambiciosos!).

Entonces, ¿cómo podemos aprender a tocar el violín y quién nos puede ayudar? Manuales, tutoriales en Internet, métodos especializados, profesores particulares… Un amplio abanico de posibilidades se abre ante ti.

¿De qué sirve aprender solfeo?

Antes de una clase de solfeo, harmónica o arpa, el profesor empieza siempre preguntándote tu nivel de solfeo. Las clases de violín no son una excepción. Aprender a leer las notas y a descifrarlas es toda una baza cuando queremos aprender a tocar un instrumento.

Nadie espera que una persona que acaba de empezar sea capaz de leer de inmediato unas partituras de Mozart o Vivaldi, pero sí que pueda entender las bases, como los conceptos de la clave de sol, de fa, los bemoles y los sostenidos.

¿Y de qué nos puede servir todo esto?

Aunque no a todo el mundo le guste, el solfeo constituye una etapa clave en la formación y evolución de un músico. Una etapa difícil, pero que debemos superar si queremos hacernos un hueco en el mundo de la música y empezar una carrera profesional.

El solfeo es un idioma universal.

Las partituras son el idioma universal de los músicos. Los músicos se comunican a través del solfeo.

Dicho de otra manera, los músicos se entienden unos a otros gracias a este idioma. Como músico profesional, es importante saber comunicarse con y entender a otros músicos.

Aunque a veces pensamos que esta etapa se puede saltar con facilidad, acabamos dándonos cuenta de que nos facilita mucho el aprendizaje (más que complicarlo). Es cierto que hay que pasar muchas horas tomando apuntes y practicando, pero todo trabajo tiene una recompensa, ¿no?

Es un esfuerzo cuyos frutos recogerás más adelante; sobre todo si unos años más tarde decides que quieres convertir tu pasión por la música en tu carrera profesional.

Además, el solfeo también sirve para saber seguir las indicaciones escritas en una partitura. Esta guía al músico de principio a fin y le indica:

  • Las notas.
  • El tempo.
  • Las pausas.
  • El ritmo.
  • Etc.

Es prácticamente imposible de pasar por alto este aprendizaje si queremos convertir la música en nuestra profesión, tocar en un grupo o en una orquesta.

Si no todos hablamos la misma lengua, la cacofonía puede ser caótica.

El solfeo también nos permite mejorar la manera en la que tocamos un instrumento. Las tablaturas a veces son muy limitadas y, aunque nos vienen de perlas cuando estamos empezando, acaban siendo poca cosa cuando queremos perfeccionar nuestra técnica o prestar atención a los detalles de cada melodía.

En definitiva, cuando nos animamos a tocar Las cuatro estaciones de Vivaldi, las cosas se tuercen.

Como ya hemos dicho, las partituras indican muchos detalles importantes como las pausas, el timo, etc. Elementos que las tablaturas no pueden trasmitir. Por tanto, lo que tenemos que hacer es intentar recabar la mayor cantidad posible de información de otras maneras (escuchando con detenimiento cada pieza de música, por ejemplo).

Puedes entender el solfeo como una guía en tu proceso de aprendizaje. Aunque muchas veces lo percibamos como un enemigo, el solfeo nos permitirá avanzar de una manera más estable; como un profesor que nos indica el camino correcto.

De todos modos, también puedes elegir otros métodos de aprendizaje para tocar el violín.

Aprender a tocar el violín sin saber solfeo: ¿podemos pasar por alto este aprendizaje?

La pregunta que nos hacemos ahora es: ¿podemos aprender a tocar el violín sin estudiar nada de solfeo?

La respuesta está más que clara: sí.

Saber leer partituras de música no es una condición indispensable para aprender a tocar una melodía frotando las cuerdas de un violín.

 

¿Eres capaz de reconocer cada nota con sola escucharla? Entonces no necesitas saber solfeo. Tener un oído absoluto puede ser la solución perfecta.

Las nuevas tecnologías nos permiten hoy en día acceder a una grandísima cantidad de técnicas que nos sirven para aprender a tocar sin saber solfeo.

Si el objetivo de tu aprendizaje es disfrutar con el violín y tocar algunas canciones o melodías, no necesitas pasar un mal rato descifrando cada corchea, redonda o blanca.

Las técnicas sin solfeos son muy conocidas. Muchos guitarristas reconocidos han aprendido a tocar sin saber solfeo. Hablamos de personalidades como:

  • Paul Mc Cartney,
  • Stevie Ray Vaughan,
  • John Lennon,
  • Elvis Presley,
  • Jimi Hendrix,
  • Eric Clapton,
  • Django Reinhardt.

Auténticas leyendas de la historia de la música que han demostrado que: si se quiere, se puede. No hagas caso a esas personas que te intenten disuadir: no será fácil, pero tampoco imposible.

Debes escuchar con detenimiento cada canción y repasar cada pieza hasta ser capaz de distinguir hasta el más mínimo detalle.

¿Te animas a comprar un violín eléctrico?

Técnicas para aprender a tocar el violín sin saber solfeo

Ahora que ya hemos conseguido tranquilizarte un poco: ¿qué métodos crees que puedes utilizar para aprender a tocar el violín sin antes estudiar solfeo? ¿Qué técnicas han ayudado a los mayores artistas de la historia?

Con una sola búsqueda en internet, podrás darte cuenta de que mucha gente decide no estudiar solfeo, busca alternativas para aprender y nos dan sus consejos en cadenas de YouTube o en foros.

No dudes en echarles un vistazo a todos ellos. ¡Siempre puedes aprender algo nuevo!

No obstante, la técnica más conocida es la de las tablaturas.

Las tablaturas se utilizan mucho para aprender a tocar la guitarra. Se trata de un método que te permite saber en qué parte del mástil debes colocar los dedos y sobre qué cuerda.

Hoy en día, muchas revistas de música especializadas también ofrecen tablaturas para quienes están aprendiendo (o tienen ya un cierto nivel de base). En las librerías y tiendas de música, el dependiente podrá orientarte sobre la más indicada a tu nivel.

Además, hoy en día, casi todos los grupos de música y cantantes publican tablaturas de sus canciones con regularidad. Los fans también las dejan en Internet a disposición de todo aquel interesado.

El único inconveniente es que el violín no tiene trastes, al contrario que la guitarra. Por tanto, es más difícil saber en qué parte hay que colocar los dedos.

El mejor consejo que te podemos dar si estás empezando es que intentes utilizar unas pegatinas o marcas a modo de trastes. Un truquito muy extendido entre todos los que aprenden a tocar el violín desde cero.

También puedes aprender a tocar el violín en tu móvil u ordenador. Las nuevas tecnologías ponen a tu alcancen un sinfín de recursos de aprendizaje.

Con estas indicaciones, podrás seguir con mayor facilidad los tutoriales de YouTube, que también son una gran fuente de entretenimiento.

Por otro lado, debes saber también que en los últimos años se han desarrollado muchas aplicaciones móviles para ayudar a los músicos y aprendices.

Este es el caso de la app Meludia, que te permite aprender música sin saber nada de solfeo.

Otro músico que intenta ayudar a futuros violinistas gracias a su propia experiencia es Marc Capuano, que aprendió a tocar el violín de manera autodidacta y sin saber solfeo. Ofrece un método llamado «el método del violín azul», que puedes conseguir en línea o al comprar su libro (la única pega es que su web y productos están en francés o inglés).

Pedir ayuda a un profesor particular de violín

Aprender a tocar el violín sin saber solfeo no es lo mismo que aprender a tocar el violín sin profesor.

Un buen profesor puede acompañarte en tu aprendizaje sin que este parta necesariamente del solfeo.

Más bien todo lo contrario: podrá ayudarte a aprender a tocar este instrumento gracias a su propia experiencia. Todos sus consejos te vendrán de maravilla si quieres aprender de manera alternativa. Además, será para ti todo un apoyo tanto práctico como teórico.

Muchos alumnos que están estudiando violin para principiantes acaban dejando poco a poco su instrumento por falta de tiempo y/o motivación. Tener un profesor te permite imponer una cierta regularidad a tu práctica sin bloquearte ante la primera dificultad.

Descubre tu estilo propio con el violín. Cada músico tiene una personalidad propia a la hora de tocar.

El profesor puede enseñarte a trabajar en:

  • La postura de tu cuerpo.
  • La posición del arco.
  • El vibrato.
  • El ritmo.
  • El movimiento de los dedos.

La mayoría de escuelas de música y conservatorios incluyen clases de solfeo en sus itinerarios. No obstante, si tienes claro que quieres evitarlo a toda costa, un profesor particular puede ser la opción perfecta para ti.

En la plataforma de Superprof, puedes elegir a tu profesor ideal en función de su perfil y tus expectativas. Cada profe describe en su página sus capacidades y los niveles a los que enseña. Así te resultará más sencillo escoger un docente con el que consigas tener un buen feeling.

Además, tú decides: ¿quieres recibir clase de violin a domicilio, por webcam o prefieres desplazarte?

Un profesor particular es el complemento perfecto para un aprendizaje efectivo. Será una guía que te indique el camino adecuado y te ayude a evitar los malos hábitos. Ya sea durante un semestre o varios años, tu profesor será tu aliado perfecto.

¿Buscas clases de violin para niños?

¿Te interesa un curso violin?

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar