Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El método de aprendizaje acelerado de chino

Blog > Idiomas > Chino > ¿Cómo Aprender Chino de Manera Rápida?

«La mente no tiene limitaciones, excepto lo que aceptemos como limitación».  – Napoleón Hill

Si bien la mayoría piensa que la lengua más hablada del mundo es el inglés, lo cierto es que el chino tiene un número de hablantes nativos muy superior. De hecho, más de 1350 millones de personas hablan chino de manera regular en todo el mundo. ¿Te gustaría aprender el idioma de Confucio?

Además, como ya habrás notado, cada año son más los inversores y turistas chinos que vienen a nuestro país (o a otros), por lo que no es de extrañar que el idioma se esté extendiendo por todos los continentes. Quizá ya te haya picado el gusanillo de la curiosidad y tengas ganas de empezar a aprender chino, no sólo por tu trabajo, sino también por la cultura del imperio asiático. Entonces, ¿qué puedes hacer para aprender de la manera más rápida posible?

Por ejemplo, imaginemos que tenemos solo 30 ó 60 minutos al día para practicar chino. ¿Qué podemos hacer para concentrar nuestros esfuerzos y garantizar un progreso rápido? Eso sí, no podemos confundir un aprendizaje rápido con un aprendizaje chapucero. Por eso, en este artículo te proponemos algunos consejos para ayudarte en este ambicioso proyecto, ya que el chino es una lengua totalmente diferente del español en muchos sentidos.

Aprender las bases del chino

Existen muchas variantes del chino, pero no todas se utilizan en igual medida en todo el mundo. En Occidente, la versión más extendida es el mandarín; pero lo cierto es que existen otras grandes variantes modernas del chino, denominadas lenguas siníticas: idioma wu, idioma min, idioma cantonés, idioma jin, idioma xiang, idioma hakka, idioma gàn, idioma huï e idioma pínghuà.

Por eso, debes tener cuidado y no confundir, por ejemplo, el mandarín con el cantonés. Aproximadamente unos 71 millones de personas hablan cantonés, sobre todo, en Hong Kong, Macao y otras zonas del sudeste asiático, pero nosotros te recomendamos que empieces aprendiendo el mandarín estándar. ¿Por qué motivo? Pues porque el mandarín es la lengua oficial de la República Popular de China, pero también de Taiwan y Singapur. Además, también se utiliza en Vietnam, Camboya y otras regiones del mundo.

Hay que entender las bases de un idioma para progresar. Para aprender un idioma es esencial conocer las bases.

Para poder dominar por completo el idioma, necesitarás mucho tiempo y tendrás que hacer un gran esfuerzo, por lo que lo más probable es que pasen varios años hasta que lo puedas hablar de manera fluida. Si estás decidido a aprenderlo, deberás buscar la manera de mantener esa motivación hasta el final.

Planificarse bien el aprendizaje

Para poder empezar a estudiar un idioma, es preciso que te planifiques bien para saber por dónde empezar y qué es lo que deberás hacer en cada momento.

¿Qué pasos tendrás que seguir?

  1. Tendrás que fijarte un objetivo claro y real.
  2. Piensa cuánto tiempo deberás invertir para conseguir ese objetivo.
  3. Estima el tiempo que puedes dedicarle al estudio cada día: sé sincero contigo mismo y no te propongas un objetivo desmesurado (¿es viable?).
  4. Prepara una programación semanal en la que cada día te propongas una serie de tareas que hacer. Por ejemplo, el lunes puedes estudiar 10 nuevas flashcards o fichas de repaso, aprender una regla gramatical, practicar una serie de ejercicios o ver una película; el martes, puedes estudiar otras 10 nuevas flashcards, escuchar una hora de chino o podcasts, etc.

No tienes por qué seguir este planteamiento. Nuestro objetivo es simplemente orientarte un poco antes de embarcarte en el aprendizaje del chino, ya que puede resultar de gran complejidad si no se organiza con cabeza.

Estar motivado

La motivación es uno de los elementos imprescindibles a la hora de hacer cualquier cosa, incluido aprender un idioma como el chino. El aprendizaje de cualquier idioma requiere constancia y regularidad, por lo que si no estás lo bastante motivado como para seguir, tirarás la toalla a la primera de cambio, olvidando cuáles eran tus objetivos. Si no tienes un objetivo como el de aprobar un examen, fíjatelo tú mismo: poder ver una película sin subtítulos, hablar con un nativo, etc.

Date un período de tiempo (un año, seis meses, tres años…). Una vez fijado el plazo, podrás decidir cuánto tiempo podrás y deberás dedicarle a tu objetivo cada día: ¿una hora? ¿más? ¿menos? Recuerda, proponte un objetivo REAL. Si te impones todos los días tres horas de chino, tirarás la toalla muy pronto. Tendrás que intentar mantener un ritmo constante día a día.

Con la motivación y los recursos necesarios, podrás lograr todo lo que te propongas en el tiempo que desees.

Busca un objetivo real y persíguelo. La motivación es esencial a la hora de aprender una nueva lengua como el chino.

Comprar un buen libro

A pesar de tu desbordante motivación y de tus ganas de avanzar, no debes lanzarte a por el primer libro que encuentres. Te recomendamos que escojas una edición de renombre. El chino es un idioma muy distinto al español, al inglés o al alemán, por lo que un buen libro puede resultar de gran ayuda en nuestro proceso de aprendizaje.

Si estás empezando y tu objetivo es dominar rápido el chino, este consejo es de suma importancia.

Aquí te dejamos una pequeña selección de libros recomendados:

  • El chino de hoy (Longman Foreign Language Teaching and Research Press, 2011).
  • El nuevo libro del chino práctico (Beijing Language & Culture University Press, 2009).
  • Chino. Método integral (Larousse, 2017).
  • Chino Fácil para Niños (Joint Publishing, 2011).
  • Chino para Principiantes. Vocabulario ESPAÑOL-CHINO (E.C. Gentil, 2013).
  • El chino paso a paso vol. 1 – Libro de ejercicios (Beijing Language & Culture University Press, China, 2014).
  • Gramática básica e intermedia del chino: Teoría y práctica (Adeli Ediciones, 2014 y 2015, respectivamente).
  • Chino para Dummies (Para Dummies, 2010).
  • Aprender Chino – Rápido / Fácil / Eficaz – 2000 Vocablos Claves (Createspace Independent Pub, 2016).
  • Gramática de la Lengua China (Cátedra, 2015).

A continuación, añadimos algunos libros y recursos que pueden serte de utilidad a la hora de aprender chino, pero que no son métodos didácticos como tales, pues tienen otros objetivos:

  • 100 ideogramas chinos para pintar (Createspace Independent Pub, 2016).
  • Guía Práctica Chino-Español (Guías de conversación) (Editorial Arguval, 2001).
  • Defiéndete en Chino Mandarín: Frases para hablar desde el primer día (Versión Kindle, vendido por Amazon Media EU S.à r.l.).
  • Frases en Chino para dummies (Ceac, 2016).
  • Guía de conversación Español-Chino y Mini diccionario de 250 palabras (T & P Books, 2015).

¿Cómo mejorar la caligrafía del chino? El sistema de escritura de esta lengua supone una asignatura en sí misma. Hemos seleccionado algunos libros que pueden ser de gran utilidad a la hora de practicar la escritura china:

  • Escritura china, cuaderno 1 (Mira Editores, S.A, 2011).
  • Cuadernos de Ejercicios de 2000 caracteres chinos simplificados: Orden de los trazos de caracteres chinos (Createspace Independent Publishing Platform, 2013).
  • Caligrafía China (Editorial Popular. Asiateca, 2014).
  • Manual de Escritura de los Caracteres Chinos (Miraguano, 2013).
  • Cuaderno de escritura chino: para aprendizaje de chino (Villaceli, 2011).

A su vez, necesitarás un buen diccionario para poder ampliar tu vocabulario. Te dejamos aquí una serie de diccionarios bilingües para poder adquirir el que más te convezca. Recuerda, el diccionario es el mejor amigo del alumno.

  • Diccionario Manual Chino-Español (Vox, 2013).
  • Diccionario de chino para principiantes (SUSAETA, 2013).
  • Diccionario Chino-Español (Larousse, 2012).
  • Diccionario Conciso Español-Chino, Chino-Español (The Commercial Press, China, 2011).
  • Diccionario POCKET Chino. Español-Chino / Chino-español (Herder Editorial, 2015).
  • Gem (Español-Chino) (Grijalbo, 2013).

Los podcasts y apps pueden ser de gran ayuda para aprender el chino. Aprovecha las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías a la hora de aprender chino.

Utilizar herramientas de aprendizaje online

Internet es una herramienta muy poderosa para el intercambio de conocimientos. En la red encontrarás un gran número de recursos de lo más interesantes para aprender chino de manera eficaz. Podrás recurrir a páginas web y aplicaciones móviles para practicar el idioma todos los días:

  • Audio: una web (en inglés) para aprender la pronunciación del chino mandarín a través del método pinyin, que trascribe los caracteres chinos al alfabeto latino.
  • Chineasy:  se trata de un método lúdico con pictogramas para aprender a memorizar los caracteres chinos de una forma más sencilla. Serás capaz de reconocerlos gracias a los dibujos.
  • Chino-china: en esta web (disponible en varios idiomas), encontrarás distintos recursos para aprender chino, desde canciones a ejercicios de lectura o identificación de caracteres.
  • Skritter Chinese: esta aplicación móvil disponible para Android, sirve para aprender a leer y escribir en chino a partir de listas de vocabulario. La aplicación incluye miles de archivos de audio que podrás utilizar incluso sin conexión a internet.
  • Chinese Writer: aplicación (totalmente gratuita) disponible para iOS y Android que te permitirá aprender los miles de caracteres a partir de un juego donde tendrás que escribirlos. Además de su carácter dinámico, incluye una introducción a las reglas básicas de la escritura de caracteres chinos, por lo que te será de ayuda para disfrutar de estos caracteres tan fascinantes. Estudia esta lengua de una forma mucho más entretenida.
  • Play and Learn Chinese: aplicación para ordenador que contiene más de 700 palabras y expresiones para aprender a hablar en chino. A través de los diferentes juegos y las situaciones de inmersión, podrás escuchar y poner en práctica lo aprendido.
  • Pleco Chinese Dictionary: supone un compañero de aprendizaje perfecto, disponible tanto para iOS como para Android. Integra un diccionario chino-inglés y un sistema de flashcards, que te permitirá crear tus propias tarjetas a partir de términos extraídos del diccionario.

¿Te ves capaz de aprender chino de manera autodidacta?

Memorizar palabras básicas

Para aprender chino rápidamente, al igual que ocurre con otros idiomas, hay que empezar por adquirir un vocabulario de base. Con este nos referimos a todas esas palabras que se utilizan en el día a día y que te servirán para mantener pequeñas conversaciones y tener un nivel de comprensión mínimo.

Familiarízate con algunas palabras indispensables del chino como:

  • «ni hao» (hola)
  • «zai jian» (adiós)
  • «za oshang hao» (buenos días)
  • «wanan» (buenas noches)
  • «yihuier jiàn» (hasta luego)
  • «mingtian jiàn» (hasta mañana)
  • «wo de ring ming shi» (me llamo/mi nombre es)
  • «duo shao gian» (¿cuánto cuesta?)
  • «ni hao man?» (¿cómo estás?) – «hé hao. Ni ne?» (muy bien, ¿y tú?)
  • «chi fan» (comer)
  • «qu» (ir)
  • «xièxiè» (gracias)

También tienes que saber que en chino no existe ni «sí» ni «no». En su lugar, se utilizan «hao ah» (está bien/sí) y «bu xing» (no está bien/no).

Aprende vocabulario para reforzar vuestro cerebro. En lugar de ejercitar los brazos, ejercita el cerebro aprendiendo palabras día tras día.

Saber las bases del idioma

Otra forma eficaz de aprender chino consiste en conocer las reglas básicas. La gramática y las reglas suelen siempre suscitar cierto pavor a quien se enfrenta al aprendizaje de una lengua nueva, pero son necesarias. Por ejemplo, hay ciertas palabras en español que no tienen equivalente en chino y viceversa. Aquí te dejamos algunos casos que merecen cierta consideración:

  • En chino, no hay reglas de gramática ni conjugación.
  • Las palabras «sí» y «no», como ya hemos dicho, no existen.
  • Para construir frases en chino, necesitarás un pronombre personal seguido de un verbo (como en inglés o francés). Eso sí, recuerda que el verbo no se conjuga. Para decir «yo como», diríamos algo así como «yo comer» en chino.
  • Hay cuatro tonos diferentes en chino. Cuidado con la pronunciación y la comprensión de las palabras, ya que en función de la entonación estas podrán tener un significado u otro completamente distinto. Sin embargo, para darse a entender, no hace falta comprender todos los tonos a la perfección.
  • Para expresar la negación, utilizamos la palabra «bu» con la mayor parte de verbos, pero con otros como «tener», empleamos «mei».

Hacer fichas de vocabulario

La mejor forma de aprender un idioma extranjero de manera eficaz consiste en repasar e ir asimilando todo lo que vas estudiando día a día. Uno de los métodos que se suelen emplear son las famosas fichas de repaso o flashcards para fijar todo el vocabulario en la memoria a largo plazo. Sabemos que el chino no es un idioma fácil para los occidentales, así que no te compliques la vida buscando constantemente en el diccionario esas palabras que ya habías aprendido hacía dos días. Para poder memorizar y asimilar las palabras, lo mejor es que redactes listas de vocabulario temáticas en cuadernos o fichas (o siempre puedes recurrir a una app como Anki, que te permitirá crear tus flashcards de manera digital o seleccionar las que se encuentran disponibles).

¿Por qué las fichas de repaso son ideales para estudiar y aprender una lengua?

  • Al recordar algo, estarás fortaleciendo ese conocimiento en la memoria, lo que contribuirá a que puedas retener esa información en la memoria.
  • Cuando te preguntas a ti mismo con una flashcard, si no te acuerdas de la respuesta, sabrás que debes dedicarle más tiempo a ese término/regla/concepto, en vez de «perder» el tiempo repasando todo.
  • Aporta dinamismo al estudio.

Por lo tanto, te recomendamos que utilices recortes de cartulina, por ejemplo, y te crees tus propias tarjetas para los distintos temas que vayas viendo:

  • Palabras básicas;
  • saludos;
  • cocina;
  • medioambiente;
  • viajes;
  • el tiempo;
  • aficiones o actividades;
  • ropa;
  • partes del cuerpo;
  • partes de la casa; etc.

¿Quieres saber si puedes aprender chino de una manera más sencilla?

Buscar ayuda para desarrollar mejor los conocimientos

Busca ayuda para avanzar más rápido. Para avanzar rápidamente lo mejor es que busques a alguien que te ayude.

Para ampliar tus conocimientos durante el aprendizaje del chino, siempre puedes seguir alguno de estos consejos para mantener una progresión constante:

  1. Apúntate a algún curso de chino: puedes hacerlo en la universidad o en algún centro de idiomas (ya sea una academia de chino privada o una escuela oficial de idiomas). Sea cual sea tu nivel (principiante, intermedio o avanzado), estarás en una clase con alumnos que, como tú, quieren sacar el máximo partido de su aprendizaje.
  2. Otra cosa que puedes hacer es buscar un buen profesor particular que te dé clases a domicilio. De este modo, estarás solo con el profesor y, por lo tanto, se podrá adaptar con mayor facilidad y por completo a ti y tus necesidades. Este docente evaluará tu nivel para ajustar las sesiones a tus competencias. Es decir, recibirás una enseñanza totalmente personalizada, con lo que avanzarás mucho más rápido y optimizarás mucho el tiempo.

Sumergirse en la cultura de China

La inmersión es uno de los elementos aceleradores del proceso de aprendizaje de cualquier lengua extranjera, puesto que te ayudará a adquirir todo de una manera mucho más dinámica y rápida. Lo mejor y lo ideal es viajar a China y pasar allí un tiempo, puesto que podrás mejorar todas tus destrezas y familiarizarte con la cultura del país, que, como podrás imaginar, es muy distinta a la nuestra. Su cultura también te ayudará a entender su lengua.

Si no es posible viajar, también tienes otras opciones para poder «sumergirte» en el chino: ver películas en versión original (con o sin subtítulos), descargar podcasts o audio-libros y escucharlos de camino al trabajo o al colegio, o incluso inscribirse a algún sitio web donde puedas encontrar nativos dispuestos a enseñarte chino y a aprender, por ejemplo, español, como My language Exchange.

Mantener las competencias lingüísticas del chino

Como hemos dicho anteriormente, el chino es un idioma totalmente diferente al español, francés, alemán o inglés. La historia de China y de los países asiáticos que hablan mandarín, así como la cultura y otros aspectos de carácter religioso y sociológico, hacen que este idioma sea el más difícil de aprender para los occidentales. Por eso, cuanto más en contacto estés con la lengua, la cultura y la forma de pensar de los chinos, más fácil te resultará memorizar el vocabulario. También serás capaz de identificar con mayor facilidad los cuatro tonos que mencionamos antes.

Para avanzar en un idioma, tendrás que hablarlo

Si bien puedes empezar por aprender las bases del chino y memorizar palabras nuevas cada día, tendrás que poner en práctica todo lo que aprendas siempre que te sea posible. Para ello, te recomendamos que, por ejemplo, acudas a alguna asociación o centro cultural chino que tengas cerca para sumergirte en el mundo que quieres conocer. Por otro lado, si estás en la universidad, también tienes la opción de ponerte en contacto con un grupo Erasmus y buscar una persona con la que hacer un intercambio de idiomas.

Los libros nos pueden ayudar a seguir aprendiendo. La lectura es un método excelente para avanzar.

Lee para que el cerebro se acostumbre

Como ya comentamos al principio del artículo, los libros son un gran recurso para aprender un idioma nuevo. Aunque lo ideal es que empieces por libros prácticos y de texto que te permitan dar los primeros pasos en el idioma y adquirir una base, la mejor manera de avanzar consiste en leer textos en chino. De hecho, cuanto más leas, más se acostumbrará el cerebro al vocabulario y el estilo chino, y más fácil le resultará identificar cómo funcionan las palabras. Así, después también podrás identificar más fácilmente los cuatro tonos, lo que mejorará vuestra comprensión y pronunciación.

 

En este artículo, hemos visto que no existe un método perfecto, sino que lo que tenemos son una serie de consejos prácticos concretos que todos podemos utilizar a la hora de aprender chino de una manera más eficaz y rápida. Eso sí, cuando uno va a empezar a aprender un idioma, lo primero que tiene que hacer es planificarse y conseguir una buena base. A continuación, para progresar, lo mejor es que no adquieras malos hábitos o vicios, para lo que te será de gran ayuda un profesor. Por último, recuerda que cuanto más te sumerjas en la cultura y la forma de pensar de los chinos, más te acostumbrarás a la lengua y su estructura.

¿Te gustaría aprender chino mientras te diviertes? ¡Es una opción estupenda!

Aprender una lengua no es tan difícil como puede parecer, lo más difícil puede ser tener la actitud y las ganas necesarias de hacerlo, así que ¿por qué no empezar hoy mismo? En Superprof, podrás encontrar hasta curso de chino online.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar