«La gastronomía es el arte de usar la comida para crear felicidad». - Théodore Zeldin

¡No hay que desprestigiar la reputación de la gastronomía japonesa! Según la revista GQ, España ha experimentado un boom en cuanto a lo que se refiere a restaurantes de comida japonesa. De todos los platos japoneses tradicionales, el sushi y el sashimi figuran entre los más conocidos. Así lo indican la mayoría de encuestados.

La comida japonesa es particularmente conocida por sus beneficios para nuestra salud. Vinagre de arroz, algas, sésamo, arroz, salmón crudo, jengibre, leche de coco, fideos, atún rojo, brochetas, crustáceos, la mayoría de los alimentos aportan muchos beneficios. No obstante, sin la necesidad de tener que pedir todos los días a un restaurante japonés, ¿cómo puedes traer la gastronomía japonesa a la mesa?

¡Aquí te dejamos algunas propuestas!

¿En qué consiste el sashimi en Japón?

El sashimi no es una receta muy complicada y forma parte de los platos tradicionales japoneses. Fue inventado por un antiguo emperador japonés en el siglo VIII. No obstante, sea cual sea su origen, el sashimi ahora está muy extendido y es apreciado tanto por los japoneses como por los turistas que han visitado el archipiélago japonés.

Los sashimi también se suelen venderse en restaurantes japoneses de toda Europa. A veces se ubican junto con el sushi y los makis. Se elaboran cortando rebanadas de pescado crudo de aproximadamente un centímetro de grosor. Por lo tanto, se trata de porciones considerables.

¿Cómo preparar sashimi?
El sashimi se puede hacer con diferentes pescados.

Cuidado con confundir el sashimi con el sushi, que se basa en arroz con vinagre. El sashimi consiste solo en pescado y se puede servir con una hoja de shiso y rábano daikon.

La fabricación de sashimi es a menudo muy estética y forma parte del arte culinario japonés. Desde su elaboración hasta la colocación en el plato, toda la elaboración del sashimi es un proceso casi artístico. La receta incluye varios métodos de corte en función del pescado elegido.

Aquí te dejamos una lista de los pescados más utilizados para preparar sashimi en Japón:

  • Salmón
  • Dorada
  • Atún
  • Caballa
  • Vieiras
  • Langostinos
  • Pulpo
  • Eglefino
  • Langosta
  • Gambas
  • Así como otros mariscos.

Antiguamente, también se empleaba el pescado de ballenas. Aunque su explotación hoy en día resulta demasiado controvertida y es mucho menos común.

El sashimi también se puede hacer a base de pescado fugu. Pero cuidado, si está mal cocinado, puede resultar tóxico para los humanos. Solo unos pocos cocineros japoneses se atreven a cocinarlo.

De todos modos, todo el pescado puede convertirse en una buena base para el sashimi, es sobre todo una cuestión de sabor.

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar el sashimi japonés?

La receta para preparar sashimi es muy sencilla. La clave del éxito de un buen sashimi radica más en comprar buen pescado (¡y especialmente pescado fresco!) que en tener un talento innato para cocinar.

La compra de pescado es por lo tanto esencial.

En Japón, el sashimi no es una comida tan común como pueda parecer. Para los japoneses, el pescado fresco es caro, más caro que en España. En España es bastante fácil encontrar pescado fresco en los mercados de abastos y supermercados.

Lo mejor es evitar comprar pescado al vacío en los supermercados, ya que suele ser menos fresco que el pescado que podrías encontrar en cualquier mercado local.

Si no entiendes de pescado, no dudes en pedirle consejo al vendedor. Esta es la ventaja de los mercados: los tenderos también están ahí para ayudarte a elegir y darte algunos consejos de preparación.

Pescados para el sashimi
Salmón, dorada, atún...

Para mantener el pescado fresco cuando lo sirvas, es imprescindible ir al mercado esa misma mañana. Si compras el pescado el día anterior, no estará muy fresco y el éxito del sashimi dependerá de ello.

Pregúntale al pescadero cuáles son los pescados que se pueden comer crudos. Para verificar la frescura del pescado, solo basta con ver si los ojos no están vidriosos: los ojos aún deben estar brillantes para asegurarte de que sea bueno para el sashimi.

El salmón es uno de los pescados más consumidos para el sashimi, ya que abunda en los mercados y se suele conservar muy bien. La dorada también es una excelente opción, aunque es una opción menos conocido que el salmón, pero se adapta perfectamente a este tipo de receta.

Lo mejor es elegir pescados que no sean demasiado grandes. De esta forma, evitarás tener que tirarlo, ya que es muy complicado mantener el sashimi fresco durante varios días. También opta por el pescado que se vende en filetes, es decir, sin espinas. Si es necesario, pídele al pescadero que lo arregle así.

Para una comida de cuatro comensales, puedes pedir medio filete de salmón (por ejemplo) y una dorada u otro pescado de tamaño pequeño. Con ello, debería bastar si tu ideas es servir sashimi como entrante.

También prepara un cuchillo afilado para sacar el máximo provecho de los filetes sin hacer una masacre en el pescado, así como unas buenas pinzas que te ayudarán a eliminar las espinas, si es que queda alguna.

Finalmente, un poco de wasabi y salsa de soja ayudarán a saborear la receta.

La preparación del pescado para el sashimi

Una vez que hayas comprado el pescado, no esperes demasiado para cocinarlo. Puede permanecer unas horas en el frigorífico dependiendo de su frescura inicial, pero no aguantará hasta el día siguiente. Por lo tanto, es muy importante reducir al mínimo el tiempo entre el momento de la compra y la realización del sashimi.

Para hacer un sashimi, toma el filete de pescado. Recuerda proteger la mesa con una tabla de cortar de calidad. El pescado debe colocarse horizontalmente para cortar las piezas perpendiculares a la carne del pescado. Usa las pinzas para quitar las raspas si las ves.

Luego coge un cuchillo muy afilado y coloca la punta del cuchillo al contrario. Coloca el cuchillo en la carne y desliza lentamente la hoja del cuchillo hacia ti ejerciendo presión contra el pescado.

Arte del sashimi
El arte del sashimi reside en la forma de cortarlo.

El arte del sashimi consiste en cortar las rodajas de pescado de una vez. No hace faltar descuartizarlo aunque hay que córtalo. Un solo corte debe ser suficiente para la primera porción. Si este no es el caso, intente afilar el cuchillo para que sea lo más efectivo posible.

La regla general es que los peces blancos a menudo se cortan en rodajas más pequeñas que los peces «rojos». Por lo tanto, las rodajas de salmón serán más gruesas que las rodajas de dorada. El salmón, siendo más gordo, es menos consistente que una dorada, por ejemplo.

Intenta hacer todas las rodajas lo más rápido posible para no sobrecalentar el pescado manipulándolo.

Una vez que tengas las rodajas listas, vuelve a colocarlo todo en el refrigerador hasta que lo sirvas

Cocina japonesa: cómo presentar el sashimi

Los japoneses y japonesas suelen comer sashimi como entrante. Para presentarlo bien, coloca las porciones en un plato y acompáñalas con diferentes cuencos de condimento.

Por ejemplo, puedes añadir wasabi, mostaza, pimienta, semillas de sésamo, una deliciosa vinagreta, pero también hojas de jengibre o shiso. Échale un vistazo a las cajas de sushi y maki que se venden en tiendas o en los sitios para llevar.

La salsa de soja también es imprescindible para este tipo de comida. Prepara un tazón pequeño de salsa de soja dulce y otro de salsa de soja salada. Tus invitados podrán elegir así el condimento que prefieran.

Si deseas preparar sashimi como plato principal, intenta acompañarlo con un plato de arroz basmati, una parrillada de verduras o una sopa japonesa. También puedes pensar en asociar otros platos tradicionales de Japón como tempura y demás.

Sashimi con palillos
¿Has aprendido a comer con palillos?

¡No te olvides de poner algunos palillos para probar el sashimi como es en realidad!

¿Conoces el natto japonés?

¿Cómo aprender a mejorar la técnica de la preparación de sashimi?

Como ya hemos explicado, la elaboración del sashimi se asemeja a un verdadero arte japonés. Elaborarlo tú mismo es muy fácil, pero los entusiastas de la gastronomía japonesa pueden querer descubrir más y aprender todos los pequeños consejos y trucos para ser todo un experto.

Para lograrlo, puedes tomar clases de cocina japonesa. En España, hay muchos talleres que permiten a los amantes de la comida perfeccionar sus conocimientos para elaborar hermosos platos.

La mayoría de las veces, los cursos no se centran únicamente en sashimi sino en todo sushi, makis, sashimi, etc. Una oportunidad perfecta para conocer más de la cocina japonesa al tiempo que combinas muchos otros ingredientes (pepino, cilantro, cebolleta, cebolla, salmón ahumado, aguacate, espinacas, zanahorias, etc.).

Puedes acudir a los talleres:

  • CookStorming
  • Wagokoro
  • De olla y sartén
  • El gusto es nuestro...

Las clases de cocina japonesa también pueden ser una muy buena opción. Superprof ofrece muchos profes preparados para enseñarte este arte culinario japonés en todo su esplendor.

Por supuesto, si deseas hacer un viaje a Japón para aprehender la cocina más de cerca, puedes tomar un curso japones online antes y  ¡no podemos hacer otra que cosa que animarte! ¡Adelante!

¿Buscas un profesor de Japonés?

¿Te gustó este artículo?

0.00/5, 0 votes
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.