Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La importancia de estructurar bien tu taller de cocina

Blog > Arte y ocio > Cocina > Cómo Dirigir una Clase de Cocina

¿Te gustaría dedicarte a dar clases de cocina?

Para hacer que a tus futuros alumnos se les haga la boca agua, ofrecer platos dignos de un gran chef o proponer recetas que tus clientes hagan para impresionar a sus amigos está genial, pero también hay que enmarcar tus clases de cocina en un ambiente agradable y distendido.

Sobre todo, el ambiente que se cree en tus clases tiene que dar ganas a tus alumnos de volver a tus clases de cocina. Tus clases de iniciación culinaria deben ser un momento de diversión para tus alumnos.

Ponte el delantal, que vamos a detallar cómo puedes dirigir tu taller de cocina como un profesional. ¡Nada menos!

Cómo presentar con eficacia tus clases

Dirigir un taller de cocina Para lograr unos macarrones perfectos, ¡tus alumnos van a tener que meter las manos en la masa!

La preparación de una buena clase de cocina comienza antes de la misma. Antes de empezar, tendrás que preguntarte qué área de la cocina se te da mejor y lo que les vas a transmitir a tus alumnos.

¿Se te da bien la cocina japonesa y su famoso sushi, la repostería (tartas, cupcakes, etc.), las recetas prácticas para todos los días, la cocina de productos de temporada…? Elige bien tu campo antes de crear tu taller de cocina. Ahí radica la claridad y la credibilidad de tus clases. Si colaboras con otros cocineros, podrás desarrollar una oferta amplia, algo que será mucho más complicado de lograr si eres independiente.

Una vez que tu oferta esté debidamente establecida y que los primeros alumnos llamen a tu puerta, tendrás que poner en práctica un método para que tus clases sean divertidas para tus alumnos. Una de las claves, y más aún para un alumno principiante o amateur, será darle confianza.

Es importante que tengas en cuenta que no todos los alumnos van a progresar a la misma velocidad y no interiorizarán todos sus consejos y métodos de la misma manera. Tienes que tener ciertas habilidades para la enseñanza, que son clave para que tus alumnos entiendan tus métodos y tu propia visión de la cocina. Personaliza un poco tus clases según las dificultades de tus alumnos.

¿Vives en la capital? ¡Hay muchos anuncios de cursos de cocina madrid sobre nuestra plataforma!

Ten en cuenta la gestión del tiempo

Gestionar tiempo clases cocina Como en una carrera de fondo, tienes que cronometrar la duración de tus clases para perfeccionarlas.

Durante tus clases de cocina, la gestión del tiempo es muy importante. Es imposible, por ejemplo, preparar un plato elaborado que necesita una hora de cocción si la clase tiene una duración de una hora y media. Para ser siempre eficaz, te aconsejamos que practiques tus clases primero con tus amigos, para comprobar la relevancia y la fluidez.

Una buena opción es cronometrar tus clases con antelación; así podrás ver en qué tienes que mejorar y lo que puedes ofrecer en función de la duración de las clases.

Ten en cuenta que preparar una simple receta puede no ser suficiente. Tu experiencia culinaria es esencial, pero no es lo único que vas a necesitar. Las habilidades para la enseñanza son muy importantes, además de tu forma de estructurar las tareas en el taller.

La fase de prueba también te ayudará a poner en práctica tus ideas y trabajar la estructura de tus clases. Gracias a los consejos de tus familiares y amigos, podrás perfeccionar tus ideas y tu metodología, ya que nuestros conocidos suelen ser sinceros cuando se les pide su opinión sobre un nuevo concepto que estamos probando.

Algunos trucos son esenciales como el uso del «tiempo muerto» en las clases. Puedes aprovechar al máximo el tiempo de cocción para responder preguntas de los alumnos. Las instrucciones deben estar claras desde el inicio de la clase para que no te frían a preguntas durante la fase de preparación. Si lo dejas todo claro desde el principio, podrás mantener la clase bajo control.

Si deseas aprender a cocinar, ¿por qué no tomar cursos de cocina cerca de tu casa o a domicilio?

Organizar un momento divertido al final de la clase

Cómo dirigir una clase de cocina Proponles a tus alumnos degustar sus platos para compartir un momento divertido al final de la clase.

Como hemos dicho, tus clases de cocina deben suponer un momento de diversión para tus alumnos: aprender cosas nuevas y mejorar en las artes culinarias, además de disfrutar del momento en un ambiente distendido. En esto se basa el propósito de tus clases.

  • Recuerda que tienes que guardar tiempo para que tus alumnos puedan degustar lo que han preparado durante la clase. De hecho, para cocinar de manera efectiva, el gusto es uno de los elementos que ayudan a mejorar rápidamente, ya que te ayuda a darte cuenta de los aspectos en los que tienes que mejorar. Y si se cocina, es para comerse después lo que uno ha preparado, ¿no?
  • Intenta ser siempre honesto con tus alumnos. Si uno de ellos no ha preparado bien la receta, decirle que lo ha hecho bien no es una buena idea. De todas formas, seguro que se da cuenta él solo… En tal caso, intenta mantener una actitud positiva y explícale detalladamente por qué el plato en cuestión no le ha salido bien (problema de control de tiempo durante la cocción, condimentos, presentación…).
  • Tras la degustación, puedes utilizar los últimos minutos de la clase para proponer una discusión amistosa entre los participantes. Este momento puede ser de una creatividad impresionante, porque, aunque no todos sean Karlos Arguiñano, siendo aficionados a la cocina, es probable que tengan su propia manera de cocinar y su propia experiencia. Esto también te ayudará a saber los sentimientos de tus alumnos, lo que más y menos les gusta de tus clases.

Por supuesto, debes tener en cuenta este momento de intercambio en la duración de las clases para no excederte, ya que todo el mundo tiene sus obligaciones, tanto tú mismo como tus alumnos. Respetar el tiempo de las clases también afianza tu credibilidad como profesor de cocina.

¿Quieres más consejos sobre cómo crear un curso de cocina?

Crear un vínculo con tus alumnos

Trucos taller de cocina Puedes grabar tus recetas y publicarlas en YouTube para establecer un vínculo con tus alumnos.

Recuerda que tus talleres de cocina no son solo las clases. Debes estar presente más allá de las clases para retener a tus alumnos y proporcionarles contenido adicional.

Si has dado un curso de repostería, cursos de cocina italiana, de enología para saber qué vinos combinan con qué comidas o de cocina gastronómica, ¿por qué no les ofreces a tus alumnos un tutorial que resuma lo que has hecho y destacar las técnicas y los productos que se vais a utilizar en la próxima clase?

Enviarles la receta de la clase por correo electrónico también puede hacerte ganar puntos y así tus alumnos pueden volver a hacerla siguiendo los pasos para seguir mejorando.

Puedes crear tus propios soportes y enviarles vídeos que detallen la temática que has abordado o que vas a abordar. Vídeos que detallen cómo cocinar un pollo, una tarta de tres chocolates, la carne de ternera, cómo preparar deliciosos canapés o un risotto son detalles que seguro que a tus alumnos les interesan.

Tienes muchas opciones para comunicarte con ellos y crear un vínculo con tus alumnos: Facebook, Twitter y YouTube son ideales para ofrecerles un contenido adicional al que ofreces en tus clases.

También puedes regalarles cositas para promocionar tus talleres y hacer que tu actividad como profesor de cocina sea atrayente y duradera.

En resumen:

Aunque no puede haber una clase ideal, porque cada uno la ve a su manera, hay algunos requisitos previos que parecen imprescindibles a la hora de dirigir una clase:

  • En primer lugar, poner a prueba tus ideas y tus recetas con antelación con la ayuda de tus familiares y amigos te ayudará a organizar mejor tus clases y tener su sincera opinión sobre algunos puntos en concreto.
  • Esta fase de prueba es muy importante y te ayudará también a organizar mejor el tiempo de las clases.
  • Cascar las nueces o los pistachos o hacer el caramelo mientras se hornea la tarta es una forma inteligente de optimizar el tiempo. También puedes aprovechar el tiempo de cocción para charlar con tus alumnos y crear un vínculo.
  • Al final de la clase también debe haber un momento de intercambio. Puedes darles la opción a tus alumnos de que se lleven la comida, ya que para alguien que intenta aprender a cocinar será importante degustar el fruto de su trabajo con su familia.
  • Cuando la clase haya terminado, charla con tus alumnos para compartir críticas culinarias o consejos prácticos y trucos. Puedes crear tus propios soportes o utilizar los ya existentes para que todos tus alumnos mejoren hasta que sean capaces de preparar deliciosos platos dignos de una empresa de catering o de un chef.

Recuerda que la codicia debe ir de la mano con la diversión y el intercambio. ¡A cocinar!

Si quieres más consejos, descubre cómo hacer que tus clases sean atractivas para tus alumnos.

¡Si deseas impartir cursos de cocina en valencia, no dudes en inscribirte sobre la plataforma para encontrar alumnos!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5.00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar