Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Trucos para montar un taller de cocina

Publicado por Gaspard, el 17/11/2017 Blog > Arte y ocio > Cocina > Cómo Crear un Curso de Cocina

Si tus amigos siempre te dicen que cocinas como un chef profesional, si te encanta estar entre fogones y te gustaría transmitir tu pasión por la cocina, ¿por qué no impartes clases de cocina?

Oprah Winfrey ya lo dijo: «La cocina es un arte, un don que hay que compartir». Y es cierto, ¿qué hay más familiar que una cena con la familia o los amigos?

Sigue nuestros consejos de este artículo para convertirte en un profesor de cocina sinigual, organizado, metódico e impecable.

¡Sé impecable!

Montar taller de cocina Tienes que tener mucha experiencia antes de enseñar cocina.

Cada cosa a su tiempo. Hay que ser un cocinero experimentado antes de lanzarse a dar clases de cocina. Tampoco es necesario haber estudiado cocina en una escuela de prestigio, ya que no es obligatorio contar con un título para dar clases de cocina.

Sin embargo, la experiencia es esencial. No se te ocurriría coger un coche sin haber dado ninguna clase de conducir, ¿verdad? Pues con la cocina pasa lo mismo. ¿Tus familiares y amigos siempre te dicen que todas las combinaciones de sabores que utilizas están deliciosas? ¿Los agasajas con platos dignos de un cocinero profesional?

¡Pero no solo hay que saber cocinar! Hay que ser capaz de aportar algo a tus alumnos, que no tienen por qué ser novatos, aunque también dependerá del nivel que quieras enseñar.

Tienes que practicar sin parar antes de lanzarte a enseñar el arte de la cocina, ¡e incluso durante! Tienes que poder darles a tus alumnos trucos y consejos y enseñarles técnicas complejas, ya que no solo basta la buena ejecución de una receta, sino que hay que conocer todas las técnicas necesarias, desde cortar la carne hasta la cocción perfecta.

No dudes en practicar con tu familia y amigos. Proponles una clase de cocina en el que tú eres el profesor. Sus comentarios te ayudarán a progresar y podrás mejorar tus habilidades como profesor y tu método de enseñanza.

¿Te gustaría saber cómo dirigir tus clases de cocina?

Define bien tu idea

¿Qué quieres transmitirles a tus alumnos? Es la pregunta que debes hacerte antes de empezar incluso a concebir tus clases de cocina.

Puedes dar cursos de cocina para enseñar todos los estilos y todas las técnicas, pero ten en cuenta que ¡hay que ser muy buen cocinero en todos los campos de la cocina!

Para destacar entre los demás, atraer clientes y definir tus clases, puedes centrarte en un tipo de cocina en particular o un tipo de ingredientes o incluso un tipo de técnica. Esto te simplificará las cosas, porque en vez de tener que ser bueno en absolutamente todo, te «bastará» con ser un experto en el tema que elijas.

Por ejemplo, puedes decidir enseñar repostería y en concreto la técnica de los macarrones (los dulces) o de los cupcakes. Solo tendrás que practicar cómo cocinar estos elementos para convertirte en un experto.

Además, el enfoque variará si eliges enseñar una cocina en particular, como la cocina japonesa, la francesa o la italiana. Por otro lado, una clase general no se prepara ni se enseña de la misma manera que una clase técnica o que la preparación de un plato en concreto:

  • Una clase general: evitar desperdiciar comida, los ingredientes básicos para cocinar, hacer una receta con lo que tienes en el frigo, alimentos nuevos para que prueben tus hijos, hacer un entrante, un plato y un postre en tres horas, etc.
  • Una clase técnica: la forma correcta de cortar el pollo, cómo hacer canelones, preparar una crema inglesa, cómo montar la nata, preparar sushi, etc.
  • Una preparación: la tarta de queso, la paella, el asado de pulpo, la tarta de tres chocolates, etc.

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las recetas que mejor me salen?
  • ¿Se me dan mejor los platos o los postres?
  • ¿Tengo una técnica particular para cocinar?
  • ¿Qué quiero transmitirles a mis alumnos?

Una vez que ya hayas decidido tu enfoque y lo que quieres y no quieres enseñar, puedes entrar en materia: la creación de tu curso.

Haz un resumen de tu curso

Clases de cocina Facilítales a tus alumnos suficiente material o pídeles que lo traigan ellos.

Para llevar a cabo un taller de cocina (al igual que un curso de cualquier otro tema), tienes que tener las cosas claras. Para ello, haz un resumen de tu curso en el que debes decidir:

  • La duración de las clases: no se puede dar la misma cantidad de información en una hora que en tres, evidentemente. Tus clases tendrán que estructurarse en función de su duración. Ten cuidado con querer dar demasiada información y al contrario, que te quedes sin nada que hacer media hora antes de que se acabe la clase.
  • El lugar de las clases: puede ser en tu casa, en la casa del alumno, en un laboratorio de cocina o en la cocina de un restaurante. Si optas por tu casa, ten en cuenta las estrictas normas de higiene que hay que respetar.
  • Los objetivos: terminar un plato y un postre en el tiempo acordado, no utilizar productos de temporada en tres recetas diferentes, saber qué vino va bien con la comida, etc. Propón objetivos alcanzables por la mayoría de los alumnos según su nivel.
  • El material necesario: utensilios, productos, hierbas, especias, ¡sin olvidar el delantal! Acuérdate de todo lo necesario para hacer la receta y los materiales especiales que hay que usar.
  • Recetas: ¡claro! Si les pides a tus alumnos que hagan un solomillo Wellington, más vale que les muestres la receta y que la conozcas como la palma de tu mano.

Hacer un resumen general de tus cursos de cocina te ayudará a verlo todo con mayor claridad para montar tu curso correctamente. Una vez que tengas todos estos elementos, puedes abordar lo más importante, es decir, detallar cómo vas a enseñarles una receta o una técnica a tus alumnos.

¡Si deseas impartir cursos de cocina en valencia, encontraras muchos alumnos sobre nuestra plataforma!

Detalla los pasos a seguir

Clases de cocina Si haces un plato delicioso, pero desagradable a la vista, ¡a tus invitados no se les hará la boca agua!

Antes de ponerse glotón y degustar los platos, generalmente hay que respetar tres pasos y detallarlos a la hora de enseñar a tus alumnos:

  • La preparación: indica qué utensilios son imprescindibles y qué productos son necesarios para hacer la receta y en qué cantidad, y detalla las técnicas que hay que controlar y que deberás enseñar a tus cocinillas.
  • La cocción: en el horno, al baño maría, en la sartén, en el cazo… Qué temperatura, cuánto tiempo, de qué color tiene que ser el producto, cómo vemos que está cocido… Son consejos esenciales para ayudar a tus alumnos.
  • La presentación: para terminar, dales ideas de la presentación para hacer más apetitosos los alimentos del plato y hacer que quieran probarlos.

Aprender a cocinar como un chef requiere paciencia, organización y metodología, cualidades que tienes que transmitir a tus alumnos. Te aconsejamos que hagas un resumen con varios trucos y consejos que puedas dar durante todo el proceso: la preparación, la cocción y la presentación.

Además, también puedes hacerles fotos a tus recetas y pedirle a un amigo que te grabe mientras las haces. Las fotos y los vídeos pueden servirte para enviárselos a tus alumnos para que vean un poco tu trabajo.

¿Quieres hacer que tu curso de cocina sea atractivo para los alumnos?

Ofrece tus clases

Clases de cocina ¡Puedes decirles a tus alumnos que se lleven la comida o comérosla en el sitio para estrechar lazos!

Ahora que ya sabes el contenido de tus clases, es el momento de darlas a conocer, pero primero tienes que decidir unas cuantas cosas más antes de lanzarte:

  • El precio: el precio varía dependiendo de la duración de las clases y de lo que ofreces. Por ejemplo, en Superprof, el precio medio de una clase general de cocina en Madrid es de 21 € la hora. Obviamente, depende de los títulos, la experiencia y la ubicación geográfica del profesor. Lo que se enseña también afecta al precio (puede que las clases de un tipo de cocina en concreto sean más caras). Intenta fijar tus precios sin alejarte mucho de la media de las clases y ofrecer tus servicios en Superprof detallando tu perfil.
  • El número de personas: para empezar, puedes impartir clase a menos personas si crees que te va a resultar un poco difícil enseñar a un grupo grande de alumnos. Si impartes clase a varias personas al mismo tiempo, es importante que limites el número de personas en función del espacio del que dispongas. Una cocina estrecha no puede dar cabida a muchos alumnos, mientras que un laboratorio de cocina puede albergar a una docena de personas.
  • La degustación: ¿vas a decirles a tus alumnos que se lleven lo que han preparado u os lo vais a comer al final de la clase? Tienes que tener en cuenta este aspecto para calcular la duración de las clases.
  • El valor añadido de tu taller: para ampliar tu cartera de clientes y conseguir nuevos alumnos, puedes intervenir y crear talleres personalizados para fiestas de soltero, formación de equipos, seminarios o noches con los amigos. Por otra parte, también puedes hacerles algún regalito a tus clientes satisfechos, que seguro que hablan bien de tus clases con sus conocidos. ¡Da rienda suelta a tu imaginación para personalizar tus clases y ampliar tu mercado!

En resumen:

  • No es lo mismo cocinar para ti mismo y tus amigos que dar clases de cocina a domicilio. La segunda opción requiere un poco más de organización.
  • Sé un experto en tu campo antes de impartir clases de cocina.
  • Define bien la idea y el marco de tus clases: no es lo mismo dar una clase de introducción a un principiante que enseñar repostería a un grupo que quiere perfeccionar su técnica.
  • organizado y metódico. Para verlo todo más claro, haz un resumen incluyendo la duración, el lugar, los objetivos, los materiales necesarios y las recetas de tus clases.
  • Sé igual de riguroso durante toda la clase, desde la preparación a la presentación.
  • Por último, define el nivel que quieres enseñar y lo que quieres enseñar en función del nivel.

¿Quién sabe? Puede que el próximo Karlos Arguiñano esté entre tus alumnos de cocina.

Si vives en la capital y deseas tomar/impartir cursos de cocina madrid, consulta los anuncios sobre nuestra plataforma.

¿Buscas cursos de reposteria?

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5.00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar