Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Razones para contratar un seguro de entrenador personal

Publicado por Andrea, el 28/06/2018 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Seguros para entrenadores personales

Encontrar a un entrenador personal es muy importante para un cliente que quiere ponerse en forma y recibir un entrenamiento físico de forma segura. Pero puede suceder que una sesión de entrenamiento no se desarrolle según lo previsto, para el cliente o para el entrenador. Hablamos de las lesiones.

En ese caso, ¿qué puede pasar? ¿El entrenador es el responsable? Si es así, ¿qué seguros puedes hacerte para prevenir este tipo de incidentes que pueden ser fatales en esta actividad profesional?

En este artículo, Superprof te da todas las respuestas.

Soy entrenador personal: ¿por qué debo hacerme un seguro?

El entrenamiento personal… Cuando pensamos en eso, lo vemos como una actividad divertida, ¿verdad? Pensamos en sesiones de deporte a domicilio con clientes entusiastas y motivados, en ejercicios de musculación y de cardio en un parque, rodeados de naturaleza, al aire libre, o en correr por la playa, por qué no.

Primer consejo para evitar problemas: no exijas que tus clientes hagan ejercicios muy demandantes de inicio

Y es verdad, todo eso forma parte del personal training, pero no todo es de color de rosa en el mundo del entrenamiento personal. Aunque te guste poder vivir de tu pasión, el deporte, y de convertirte en tu propio jefe con toda la libertad que eso conlleva, ¡también hay que tomar algunas precauciones!

Como la de formarse profesionalmente para ejercer esta profesión, equiparse con un buen material, moderno y que cumpla las expectativas de los clientes, ¡y hacerse un seguro! Como ves, las competencias deportivas no son suficientes para convertirse en entrenador personal.

¿Y por qué hacerse un seguro? Para responder a esta pregunta, nos parece oportuno hablar de lo que significa ser un entrenador personal. Un entrenador personal es evidentemente un entrenador físico, un entrenador de fitness o incluso un preparador físico. Es decir, alguien que controla el tema físico y del deporte, pero es la palabra «entrenador» la que más nos interesa.

También se habla de «entrenador particular», cuyas sesiones de entrenamiento son a menudo con una sola persona, o con varias si son sesiones adaptadas. Por tanto, debe hacer todo lo que hace un entrenador: motivar a sus clientes en todo momento, mostrar sus dotes psicológicas adaptadas a deportistas, dar consejos de nutrición y alimentación, gestionar con tacto los casos sensibles (obesidad, sobrepeso, estrés del día a día) y subir la moral (cuando hay falta de confianza en uno mismo, se abandona un objetivo, etc.).

Un entrenador personal debe ayudar en todo momento a sus clientes para que cumplan sus objetivos: perder peso, conseguir un fortalecimiento muscular o coger masa muscular, ganar en resistencia con ejercicios de cardio o en flexibilidad con Pilates o yoga, tonificarse, motivarse, muscularse, mantenerse en forma… Los clientes confían totalmente en su entrenador personal, que tiene una gran responsabilidad con ellos.

Una vez que el cliente contrata los servicios del entrenador, este se compromete con el cliente según su método y los resultados. Por eso es normal que el cliente haga responsable a su preparador físico, o personal trainer, de las lesiones que pueda sufrir durante su preparación física.

¿Te interesa saber cómo conseguir alumnos?

¿Por qué debe hacerse un seguro un entrenador personal?

Como ya habrás comprendido tras esta explicación, la naturaleza misma de esta profesión requiere protegerse.

Cuando un entrenador personal busca nuevos clientes para completar su clientela, como buen comerciante que es, tiene que vender sus servicios: su aptitud para conseguir resultados concretos, su método único, un material adecuado, ningún riesgo de lesión, referencias, formación como coach deportivo… ¡La lista es muy larga!

Sin embargo, puede que las cosas no vayan según lo planeado. ¿Cómo? Imagínate que tú le das consejos a un cliente y este se sobrepasa totalmente con los ejercicios, motivado por tus ánimos, y termina por lesionarse. En ese caso, el entrenador es el responsable. Y más cuando has firmado un contrato con esa persona y se ha fijado y cobrado la remuneración de tus servicios.

Algunos clientes siguen ciegamente a su entrenador. ¡No los subestimes!

El cliente confía totalmente en su entrenador. Durante una sesión intensiva de deporte para adelgazar, un programa de entrenamiento o unos ejercicios de musculación (pectorales, brazos, hombros), el cliente se encuentra en una situación de vulnerabilidad ante las instrucciones del entrenador. Imagínate que el cliente no puede trabajar o dirigir su empresa por culpa de la lesión que tú has podido evitar o que has causado tú. Puede que el cliente te denuncie y te lleve a juicio.

De ahí la necesidad de prevenir estos episodios desafortunados haciéndose uno o varios seguros, imprescindibles en esta profesión. Más vale prevenir que curar.

¿Sabes cuáles son las cualidades esenciales de un entrenador personal?

¿Cuáles son los diferentes seguros que puedes contratar?

¿Qué seguros puedes contratar para ejercer como entrenador personal y asegurarte al practicar tus actividades deportivas: pérdida de peso, dietas para adelgazar, fitness para ponerse en forma, ejercicios de abdominales, estiramientos, correr, tonificación muscular, etc.?

Primero está el seguro de responsabilidad civil general, que no es específico de esta profesión, pero cubre al entrenador contra un incidente ocasionado durante las actividades de los entrenamientos. Por ejemplo, un cristal roto en el domicilio del cliente por culpa de un material tuyo. Este seguro lo cubriría.

Luego está el seguro de responsabilidad civil profesional, el cual está dirigido a cualquier persona moral o física con actividad empresarial y que es muy importante, ya que asegura y cubre al entrenador si, durante un ejercicio físico, un programa deportivo o de musculación, por ejemplo, el cliente se lesiona. Puede que el entrenador haya sobreestimado las capacidades de su alumno y este haya sufrido daños. El seguro se hace cargo de las lesiones corporales.

También está el seguro de protección jurídica, que tampoco es obligatorio, pero cubre al entrenador en lo penal en caso de daños causados a un tercero y se encarga de los gastos judiciales (los honorarios de los abogados corren por cuenta del seguro), también si es el entrenador el que demanda a un tercero.

Por último, evidentemente, esta profesión te exige hacer mucho ejercicio físico a lo largo de la semana, para enseñar a tus alumnos. Por tanto, tú tampoco estás exento de poder lesionarte en las sesiones de entrenamiento, que en principio parecían inofensivas. Para cubrir los gastos ocasionados por este tipo de accidentes, puedes contratar un seguro de gastos médicos mayores y menores.

¿Tienen que hacerse un seguro los profesores de Educación Física?

En la plataforma de Superprof, encontrarás todo tipo de perfiles de entrenador personal, con diferentes formaciones en deporte. Entre ellos, hay muchos profesores de Educación Física que imparten clase en un colegio o un instituto y que se ganan un sobresueldo como entrenadores personales a domicilio. Es muy práctico.

Pero ¿deben hacerse un seguro para esta actividad complementaria?

Sí, los profesores de E.F. deben contratar un seguro si deciden dar clases privadas.

Como funcionarios, están asegurados por la institución en la que trabajan (o el gobierno en caso de trabajar en una escuela pública), pero eso no quiere decir que fuera del instituto o del colegio donde trabajan no necesiten contratar un seguro de responsabilidad civil que les cubra en caso de que sus clientes sufran alguna lesión corporal.

También es necesario en el caso de los monitores, los educadores deportivos o los animadores que trabajen en asociaciones deportivas, por ejemplo. Si quieren impartir clases privadas de deporte y así ganarse un dinero extra, también deben hacerse un seguro.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar