Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo me preparo para ser entrenador personal?

Publicado por Andrea, el 28/06/2018 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Estudiar para ser entrenador personal

¿Has soñado siempre con trabajar en el ámbito del deporte y te gustaría ser entrenador personal?

¿Sabes hacia que formaciones orientarte, cuáles son los diplomas que te permiten acceder al status de entrenador personal?

No esperes más, Superprof responde a todas tus preguntas.

Definir tus prioridades para convertirte en entrenador personal

Un entrenador deportivo no solo da clases de fitness, sino también de aeróbic, musculación o de fortalecimiento muscular.

Entrenador personal experto ¡Conviértete en un experto en entrenamiento personal!

También hay que ser experto en nutrición para poder dar consejos nutricionales y aportar una solución adecuada a tus alumnos.

Dar clases

Antes de hacerte entrenador personal, deberías saber que tienes 3 posibilidades para dar las clases: en una sala, en un club o gimnasio, a domicilio o en empresa.

Si eliges dar clases de entrenamiento personal a domicilio, en casa de un particular, debes tener suficiente espacio para que tu alumno pueda realizar todos los movimientos acordes con sus objetivos y necesidades.

Si no, ¿por qué no optar por hacer ejercicio con tu alumno al aire libre? Un parque, una piscina municipal, cerca de un lago, etc.

Para dar clases de deporte en empresa, hay varias empresas que tienen programas de fitness e incluso clases en sus instalaciones.

Como la gente que realiza este tipo de prestaciones suele rotar bastante a menudo, tienes muchas oportunidades de encontrar una plaza disponible.

La motivación a través del deporte Motivar mediante el deporte

Para dar clases en un gimnasio o en una sala, basta con hacer una solicitud, pero las plazas son más limitadas.

También puedes probar en asociaciones deportivas que siempre necesitan profesionales para dinamizar sus clases y ampliar su oferta de actividades.

Darse a conocer

Para lograr conseguir trabajo como entrenador personal, para tener cada vez más alumnos, es imperativo que seas claro sobre las actividades deportivas que propones, que precises tus especialidades; en definitiva, que determines cuál es tu misión, para dar confianza a tus futuros alumnos.

Masaje muscular Ser entrenador personal, significa saber aliviar los dolores

Según la formación que hayas elegido y según tus inclinaciones personales, puede que te tiente proponer tus servicios como entrenador personal a atletas de alto nivel, a deportistas corrientes o a lo mejor te quieres especializar para trabajar con personas con mobilidad reducida.

Sea como sea, tienes que:

  • Definir los objetivos y los medios para alcanzarlos con cada cliente.
  • Tener un soporte numérico como un sitio Web o un blog que dé a conocer el papel del entrenador personal, así como tus prestaciones. Eso ayudará a futuros alumnos a encontrar un entrenador personal y a compartir la página con esta finalidad.
  • Reservar una parte de relajación y entretenimiento en cada clase, proponiendo sobre todo ejercicios de relajación y estiramientos al final de cada sesión para garantizar el bienestar común y evitar además las agujetas.
  • Comprobar constantemente la progresión del esfuerzo para que este sea razonable y regular, al igual que la motivación del entrenador personal.
  • Implementar una política precisa en cuanto a las tarifas de tus clases: es importante que tu tarifa se establezca en función del número de personas.

En general se distinguen las clases particulares en las que se aceptan entre 1 y 3 alumnos como máximo sin modificar la tarifa y los cursos en grupo (a partir de 3 alumnos), con una tarifa menos elevada por persona.

No hay que olvidar proponer una primera clase de entrenamiento personal gratuita como clase de prueba para que todo el mundo se pueda hacer una idea precisa de tus servicios (además eso te hará una excelente publicidad).

Las formaciones y diplomas par ser entrenador personal

Validar los conocimientos

Está claro que antes de poder proponer tus servicios y de tener alumnos para las clases de entrenamiento, tienes que estar certificado, obtener un diploma o hacer una formación titulada en el ámbito deportivo y del fitness que esté reconocida oficialmente.

No existe un diploma oficial para ser entrenador personal, lo cual no significa que puedas ofrecerte como tal de la noche a la mañana.

Adquirir conocimientos diversos Disponer de una sólida formación para ser entrenador personal

Tus futuros alumnos necesitan conocer tus calidades como entrenador personal, tus competencias, descubrir tus conocimientos: se trata de su salud y su cuerpo, y por tu parte, es tu credibilidad como profesional la que está en juego.

Obtener una formación sólida en el terreno deportivo ya es una garantía de calidad, incluso si ser entrenador personal es seguramente uno de los trabajos que requiere conocimientos y competencias de lo más polivalentes.

Como el entrenamiento personal es una profesión relacionada con el fitness y el entrenamiento deportivo, tienes que seguir una formación relacionada con estos campos.

Además, a lo largo de tu carrera, tendrás que seguir seguramente otras formaciones complementarias para estar al corriente de los nuevos métodos de entrenamiento.

Las formaciones superiores

El Centro de Educación Deportiva Profesional (CEDPRO) ofrece diversas certificaciones entre las que se encuentra el CEP (Certificación en Entrenamiento Personalizado Fitness) y la Certificación en Entrenamiento Funcional y Nuevas Tendencias.

La Universidad del Deporte es otra gran opción para obtener el CEP así como el Diplomado en Preparación Física (DPF) y varios seminarios que incluyen temas como nutrición deportiva, suplementación y farmacología.

Grado como profesor de educación física Hacerse entrenador físico en la universidad

Si te decides por una formación superior en el ámbito deportivo, debes saber que cada vez surgen más programas además de los dos tradicionales ya citados en este artículo, como la Licenciatura en Ciencias del Deporte que se ofrece en varias universidades como La Salle y la UAEM.

Por otra parte, también existe la certificación que ofrece la UNAM como Licenciado en Educación Física. Si bien este grado no es específicamente de entrenamiento personal, lo puedes complementar con alguno de los diplomados o certificaciones antes mencionados para poder estar listo para entrar al mundo fitness.

Incluso si estas formaciones son una excelente base para ser entrenador personal, se recomienda ampliar los conocimientos y competencias mediante la realización de formaciones más especializadas en la preparación física, ya sea orientadas a “alto nivel” o “salud”.

¿Tienes las cualidades necesarias para ejercer como entrenador personal?

Entrenador personal clases personalizadas Lo que necesitas para ser entrenador personal

Otras formaciones

Otras formaciones pueden resultar un excelente punto de partida para ser entrenador deportivo.

En efecto, este trabajo comporta no solo unos conocimientos en cuanto a la práctica física, sino también consejos nutricionales, de relajación, en sofrología o en dietética.

Por lo tanto puedes optar por las siguientes formaciones o utilizarlas como complementos de calidad:

  • Formación en nutrición
  • Formación en sofrología y relajación
  • Formación en marketing: en efecto, el entrenador personal tiene que ocuparse también del club o el centro de puesta en forma en el que trabaja. Tiene que poder encontrar a sus futuros alumnos y saber venderse, sobre todo si se hace entrenador personal a domicilio o en empresa.
  • Formación en métodos de puesta en forma como el yoga, Pilates, etc.

Finalmente, el primer diploma que obtienes, así como tu formación inicial, deben ser considerados como una plataforma, una base para comenzar tu actividad y no una finalidad en sí.

Ser entrenador personal significa formarse y aprender a lo largo de tu carrera, significa adaptarse a los nuevos métodos, abrirse a otros deportes y a otras técnicas de entrenamiento para enriquecer tu enseñanza y que esta corresponda a las necesidades de tus clientes y alumnos.

Da lo mejor de ti mismo como entrenador Aprende a superarte a ti mismo gracias al entrenamiento personal

El trabajo de entrenador es un trabajo exigente que requiere mucho esfuerzo personal y una pasión por lo que hacemos, una gran capacidad de trabajo y un gusto pronunciado por las relaciones personales y el contacto con el público.

Eso requiere:

  • una buena condición física
  • tener resistencia y un buen ritmo cardiaco
  • ser polivalente (desde el atletismo a la musculación)

Para eso hay que tener:

  • una buena formación como entrenador
  • capacidad para practicar el entrenamiento en equipo y el entrenamiento profesional
  • ser un buen entrenador y conocer bien su trabajo

Ser entrenador personal significa ser un deportista realizado, abierto de miras, además de ser un buen pedagogo atento a los demás.

¿Se puede ser entrenador personal sin estar diplomado?

¿No tienes ningún diploma en el ámbito del deporte y te gustaría sin embargo ser entrenador personal?

¿Es posible?

¿Tendrás que hacer frente a dificultades suplementarias?

En términos absolutos, la respuesta es que sí, se puede ser entrenador personal sin diplomas, sobre todo si quieres trabajar de forma autónoma. Suele ser la solución de los que no están diplomados. En efecto, no se exige ningún diploma para ser entrenador personal. Puedes ser entrenador personal particular fácilmente, al menos en teoría.

¿Qué legitimidad tienen los entrenadores personales sin diplomas?

Siempre te ha apasionado el deporte, desde pequeño, ¿no puedes pasar sin tus sesiones diarias y te gustaría convertirlo en tu trabajo?

Nada te lo impide, pero es importante ser consciente de los frenos que puedes encontrar.

En efecto, puede que:

  • tengas más dificultades a la hora de encontrar clientes,
  • revisar tus tarifas a la baja, en comparación con un entrenador experimentado y diplomado,
  • justificar tus competencias para dar confianza a tu clientela.

Tarifas de un entrenador personal. Tendrás que adaptarte a tus clientes y enseñarles a hacer deporte con total seguridad

Si nos basamos en las tarifas que aplican los entrenadores personales inscritos en Superprof, constatamos que el precio medio de una hora de entrenamiento es de $250 MXN. No obstante, esta media varía mucho, si consultamos detalladamente la lista de entrenadores, vemos que hay diferencias importantes de precio, que van de los $100 MXN a más de $500 MXN la hora.

Una diferencia de tarifas vinculada principalmente a la zona geográfica en la que ejercen los entrenadores, o al tipo de clases propuestas, aunque no únicamente. La experiencia y los diplomas de los entrenadores influyen de forma importante en los precios. Si quieres lanzarte para convertirlo en tu actividad principal, tendrás que tener en cuenta el elemento clave de tu futura remuneración.

  • Te puede resultar complicado encontrar clientes.

Cuando un posible cliente quiera ponerse en forma, perder peso, reforzar su musculatura o simplemente busque un acompañamiento para empezar a hacer cdeporte de forma eficaz, va a buscar a un profesional cualificado. Elegirá por tanto al entrenador personal que mejor le parezca para ayudarle, en función de sus competencias. Su objetivo es ahorrar tiempo y alcanzar lo más rápido posible el resultado deseado.

  • Justificar tus competencias como entrenador personal puede resultar difícil.

Si no tienes ningún diploma, tendrás que justificar tus competencias destacando tu experiencia y presentando tu práctica deportiva. Eso no significa que no tengas legitimidad como entrenador físico, pero tendrás que ser paciente y aprender a convencer.

En efecto, sin haber seguido estudios específicios, tu práctica deportiva personal a lo largo de varios años te confiere competencias que puede transmitir y compartir. También puedes, como estudiante en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, por ejemplo, dar clases particulares como complemento a tu formación, aunque no estés oficialmente gradudado.

Entrenador personal: posicionarse frente a la competencia

El oficio de entrenador personal regrupa una gran variedad de perfiles:

  • Entrenador de fitness,
  • Entrenador nutricionista,
  • Entrenador running,
  • Entrenador musculación…

Un entrenador personal desempeña un papel de acompañador con sus clientes. Desarrolla un programa de entrenamiento adaptado para ayudarles a conseguir un objetivo preciso.

Para encontrar más fácilmente clientes sin estar diplomado o sin poder justificar de una sólida experiencia en este oficio, es importante posicionarte bien con respecto a la competencia, sobre todo en función de las tarifas, aunque no solamente.

Evalúa con precisión tus competencias de forma que determines en qué ámbitos puedes acompañar a los deportistas aficionados. ¿Hasta dónde alcanzan tus conocimientos? Un entrenador no aborda únicamente el lado deportivo con sus clientes. También les ofrece consejos en diferentes ámbitos.

En efecto, tendrás que:

  • Dar consejos nutricionales si tu alumno quiere recuperar la línea o desarrollar su musculatura,
  • Haber corrido ya un maratón y conocer las dificultades a superar si tu cliente quiere prepararse para este tipo de prueba,
  • Saber tener en cuenta los posibles riesgos para la salud y preparar a tus clientes que quieran retomar el deporte después de varios años inactivos…

Más vale centrarse en ámbitos específicos que dominas y no dirigirse a un público demasiado amplio. ¿Cuentas con varios años de gimnasio, clases de fitness, musculación, atletismo o running a tus espaldas? Conoces bien estas disciplinas deportivas y puedes aportar buenos consejos a tus clientes.

Saber escuchar y adaptarse es imprescindible. Es el entrenador el que se adapta al ritmo de su alumno y no a la inversa

8 cualidades indispensables para ser un buen entrenador personal

Más allá de las aptitudes deportivas y los diplomas, para ser entrenador, es importante tener ciertas cualidades. Contar con múltiples conocimientos relacionados con la práctica deportiva no basta. Tendrás que saber transmitirlos y organizar sesiones que motiven a tus clientes.

1. Ser empático

Un entrenador personal tiene que saber escuchar. No basta con oír, hay que comprender las necesidades de tus clientes, su estado de ánimo, emociones y dificultades. Depende de esto que puedas ofrecer el acompañamiento necesario para responder a todas las expectativas. Para simplificar: ponte en el lugar de los alumnos.

2. Ser sonriente

Hacer deporte es un placer para muchos de nosotros, pero también es difícil. Cuando alguien recurre a un entrenador personal, es que necesita apoyo y ánimos para avanzar y conseguir sus objetivos. Un entrenador tiene que hacer pasar un buen momento a su cliente, a pesar de las dificultades y los dolores del entrenamiento. ¡Estamos contentos de estar ahí y lo demostramos!

3. Ser tolerante

Vas a tener que ayudar a personas cuya condición física es mucho peor que la tuya. Un entrenador personal no juzga el modo de vida de sus clientes. No critica. Ayuda a progresar con total indulgencia. Precisamente, si tu cliente a recurrido a tus servicios, ¡es porque quiere ponerse en forma! Anímale.

4. Ser positivo

Siempre hay algo que puedas valorizar en tus clientes. Un discurso positivo nos empuja a continuar, mientras que un comentario negativo desmotiva y limita la progresión. Aprende a encontrar las palabras adecuadas. No decimos: “No has alcanzado el objetivo”, sino “Casi lo consigues, la próxima vez seguro que es la buena”.

Saber motivar a tus alumnos es esencial. Una sesión de entrenamiento tiene que hacerse con buen humor y dar ganas de superarse. ¡No siempre es fácil!

5. Ser riguroso

Un entrenador es un profesional. De él depende la organización de las sesiones de forma eficaz. Incluso si las sesiones se desarrollan en un ambiente distendido y relajado, en confianza, no hay que caer en la falta de rigor. Tienes que ser siempre puntual, serio y estar a la escucha y ser extremadamente vigilante ante el riesgo de lesiones.

6. Implicarse

Tu implicación en el éxito de tus clientes supone toda la diferencia. Tienes que aportarles un apoyo incondicional durante las sesiones, pero también para utilizar herrameintas de seguimientos regulares para visualizar el progreso y proponer soluciones adaptadas en función de los resultados constatados. Muestra a tus clientes que tu éxito depende del suyo: “Sí, vamos a conseguirlo juntos”.

7. Ser paciente

El entrenador personal tiene que tener igualmente una buena dosis de paciencia. Es importante saber adaptarse a las posibilidades de cada uno y seguir el buen ritmo. Puede que los progresos no sean tan rápidos como habías imaginado, pero eso forma parte de la realidad de los entrenamientos. Tendrás que saber ser paciente y no ponerte nervioso bajo ningún pretexto.

8. Ser pedagogo

La pedagogía forma parte de tus funciones. No siempre es sencillo improvisarse como proefsor y tratar de transmitir los mensajes importantes. Tienes que sensibilizar a tus alumnos a ciertos aspectos esenciales de la práctica deportiva. Cómo asimilar las buenas prácticas, aprender los buenos gestos para no lesionarse, adaptar su modo de vida… Puntos importantes que tendrás que saber explicar. Cuando el mensaje no llega, hay que saber explicarlo de forma distinta o proponer otro enfoque.

En resumen:

El oficio de entrenador personal es un trabajo exigente, que requiere involucrarse y que nos guste lo que hacemos, una gran capacidad de trabajo y gusto por las relaciones humanas y el contacto.

Eso requiere:

  • una buena condición física
  • resistencia y un buen ritmo cardiaco
  • ser polivalente (musculación y atletismo, por ejemplo)

Para eso hace falta:

  • una buena formación como entrenador
  • ser capaz de hacer entrenamiento de equipo y profesional
  • ser un buen formador y conocer bien tu trabajo

Ser entrenador personal significa ser un deportista consagrado, con una mentalidad abierta, pedagogo y atento con los demás.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar