Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Qué camino hay que seguir para ser profesor de yoga?

Publicado por Yann, el 01/11/2018 Blog > Deporte > Yoga > ¿Cómo Ser Profe de Yoga?

«El buen profesor es el que sugiere en lugar de imponerle, el que también le da al alumno el impulso de enseñarle». – Edward Bulwer-Lytton

Esta cita resume en dos frases el proceso en el que consiste la disciplina espiritual del yoga: transmitir, moverse y guiar. No obstante, como cualquier proyecto personal (o de reconversión profesional), convertirse en profesor de yoga no está hecho para todo el mundo.

Además de la formación necesaria, los pasos que se deben seguir o las condiciones de empleabilidad, este arte postural no ofrece las mismas salidas en unos países y en otros: el yoga no está reconocido como una disciplina oficial en España, pero sí en la India, su cuna cultural.

¿Quieres convertirte en profesor de yoga? Entonces, no pierdas detalle de lo que te contamos a continuación.

La formación para ser profe de yoga

Asanas de profes de yoga. Aprender una y otra vez las posturas de yoga más famosas.

Estudios universitarios, una escuela con prestigio, una formación intensiva en verano… Aunque el profesor de yoga pueda recibir una formación en todas estas modalidades, no todas presentan el mismo valor profesional. Además, ¿es mejor entrenar en España o en el extranjero? La pregunta es aún más relevante porque cada año, cientos de estudiantes comienzan esta formación de profesores de yoga, y nunca la terminan.

¿Qué formación de yoga puede ser la más adecuada para ti? Principalmente, existen dos tipos:

  • Formación larga, que busca obtener un diploma o certificación en la enseñanza del yoga.
  • Formación corta, que se centra en aprender una especialidad o un tipo de yoga.

Una formación larga para ser profesor de yoga es muy recomendable para aquellos que desean enseñar en un centro de yoga: se trata de una formación intensiva, exigente y atractiva, que requiere entre 200 y 500 horas de formación, solo eso… Este tipo de formación se ofrece en algunas escuelas de yoga o en las asociaciones profesionales de este deporte:

  • Escuela Internacional de Yoga
  • Federación Española de Yoga Profesional
  • Asociación Española de Kundalini Yoga

Los cursos duran entre 2 y 5 años, con el objetivo de obtener un título de máster o de otro tipo. Tras ello, se tendrá acceso a la red de profesionales de la asociación en cuestión para encontrar un primer empleo. El desarrollo de los estudios se realiza en varias etapas, a lo largo de los años:

  • Un primer año dedicado a la adquisición del conocimiento teórico y práctico.
  • Un segundo año centrado en la práctica del yoga.
  • Más posteriormente, otros dos o tres años para practicar con los alumnos en una escuela de yoga, mientras se redacta una memoria.

Nota: no tendrás una clase todas las semanas, sino que tus clases grupales se organizarán los fines de semana y las individuales, los días entre semana. La enseñanza o instrucción del yoga se extiende a lo largo de muchos años, según cuál sea tu objetivo. Los costes pueden variar entre los 1.000 y los 1.500 al año, en función también de la reputación de la escuela.

¿Sabías qué…? En la actualidad hay alrededor de cincuenta cursos de formación larga para ser instructor de yoga en España, en comparación con más de 1.500 cursos cortos…

Para aquellos que ya tengan un título, o que no quieran volver a la escuela, los cursos cortos o a la carta son ideales. Su objetivo es profundizar en tus conocimientos o perfeccionar una técnica, como por ejemplo:

  • Formación en terapia de yoga.
  • Formación en yoga para niños.
  • Formación en yoga prenatal o posnatal.
  • Formación integral en yoga.

La capacitación puede adquirir diferentes formas, desde el retiro de yoga hasta un curso intensivo de verano. También puede ayudarte a descubrir otros tipos de yoga. Déjate guiar e inspira.

Para encontrar la capacitación ideal, consulta la página Yoga Alliance, una organización de formación que reúne todas las oportunidades de formación y empleo relacionadas con el yoga.

¿Te animas a enseñar yoga en Madrid?

Enseñar yoga sin diploma

Cualidades para dar clases sin diplomas. Es posible dar clases de yoga sin un diploma: con experiencia, motivación y originalidad.

Como se trata de una profesión no reglada, cada uno es libre de establecer las reglas como quiera para la formación del profesorado: para trabajar en algunas escuelas no te exigirán tener formación, mientras que para otras otro, la formación académica es tan importante como la  experiencia laboral en yoga.

Es probable que ahora mismo te plantees la pregunta de si es posible dar clases de yoga sin un diploma. De hecho, sí que es posible, siempre que puedas enviar un curriculum vitae irreprochable, donde se incluya experiencias como las siguientes:

  • Prácticas con un yogui avanzado.
  • Prácticas de yoga en la India, durante un viaje.
  • Una práctica regular de varios tipos de yoga (yoga verde, raja yoga).

Ponte en el lugar de los alumnos: entre un joven profesor de yoga graduado con experiencia formal en una escuela y un profesor de yoga sin un título pero con experiencia en todo el mundo, ¿cuál será mejor? ? ¡Aquel que haga que quieran aprender!

También puedes realizar algún tipo de capacitación independiente y complementaria. El ciclo de formación puede centrarse en una disciplina en general, o en técnicas específicas:

  • Meditación.
  • Relajación.
  • Medicina suave (especialmente acupuntura).
  • Dominio de los ejercicios de respiración.

Tú eres el que decide si quiere ser un profesor particular de yoga solo a tiempo parcial y dedicar el resto del tiempo a actividades de desarrollo personal para ayudar a tus alumnos de la mejor manera posible. Para ello, será necesario definir tu condición de empleado antes de convertirte en profesor de yoga, que es uno de los pasos clave para acceder a su sueño.

Mi profesor de yoga me ha guiado a lo largo del camino. Después de unas semanas, me di cuenta de que no se había graduado en ninguna escuela, pero que había recibido una capacitación específica en mi campo de interés. Mi práctica no habría evolucionado tanto sin esta enseñanza aprendida en el campo, ¡y le estoy muy agradecida por esto!

¿Estás preparado para dar tu primera clase de yoga?

Las etapas anteriores a ser profesor de yoga

Etapas de la enseñanza del yoga. Trabajar como profesor de yoga es como una montaña que tienes que escalar.

Esta es una pregunta que seguramente te plantearás alguna vez si es que no te la has planteado aún: ¿por qué quieres convertirte en profe de yoga? ¿Porque está de moda? ¿Porque quieres convertirte en ese guía espiritual y emocional que es el profesor de yoga? Si tu respuesta a esta última pregunta es afirmativa, entonces tiene todas las papeletas para terminar enseñando yoga, después de haber pasado por algunos pasos importantes.

El primero de ellos es hacer un balance de tus motivaciones para determinar cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Vas a tomar un camino largo y difícil, donde tendrás que profundizar constantemente en tu mantra, adquirir nuevos conocimientos, para que cada uno de tus alumnos sienta la espiritualidad de este arte antiguo y lograr su plena la conciencia.

No olvides que tendrás que demostrar habilidades en la enseñanza, la escucha y la pasión a lo largo de tu carrera profesional: los pasos para convertirse en un maestro de yoga (y mucho menos a conocida) son complejos. Además, será necesario elegir una especialidad y hay mucho donde elegir:

  • Kundalini yoga,
  • Hatha yoga,
  • Mantra yoga,
  • Yoga sutra,
  • Yoga Iyengar,
  • Yoga nidra,
  • Yoga shiva,
  • Yoga de la risa,
  • Yoga de la energía.

Además de escoger una formación que te convenga, es necesario determinar un estilo de enseñanza adaptado y coherente con tu personalidad. Para ello, matricúlate en otros cursos donde se puede practicar el yoga de otras maneras, probar otras asanas, escuchar a otros compañeros profesores que tienen otra carrera…

Ya seas terapeuta o instructor, también podrás iniciarte en el mundo de las costumbres de la India en su totalidad, para comprender mejor los beneficios del yoga.

Después de esta experiencia enriquecedora, con tu certificado de aptitudes (o tu CV sin diploma) y la motivación en la mano, solo tendrás que hacer una cosa: darte a conocer. En algunas plataformas como Superprof se permite una relación entre profesores y alumnos de yoga, basada en una búsqueda geográfica, si es que optas por ser profesor autónomo. ¿Pero cómo puedes darte a conocer si quieres dar clases en una escuela de yoga?

¿Cuáles son los requisitos para dar clases en una escuela de yoga?

Requisitos para enseñar pilates. Hay algunas etapas necesarias que tendrás que pasar antes de dar clases de yoga…

Primero, existen condiciones específicas para enseñar yoga en las escuelas, entre las que encontramos:

  • Tener más de 18 años.
  • Contar con al menos dos años de práctica de yoga.
  • Estar motivado para dar clases de yoga de una manera holística todo el día.

Aunque la formación no siempre sea obligatoria, sí que es verdad que seguramente tendrás un período de prueba para ver si te contratan en la escuela de yoga. Esto determinará si puedes dar clases de yoga con concentración, profesionalismo y conciencia filosófica.

Lo más importante, también, será el estatus de profesor de yoga dentro de la escuela, aunque todos presentan inconvenientes, como verás a continuación:

  • Como asalariado, estarás sujeto a un programa de capacitación definido sin libertad para elegir.
  • Como voluntario, no recibirás ninguna remuneración.
  • Como profesional autónomo, no tendrás clases regulares y se te necesitará solo ocasionalmente.

Si las condiciones de enseñanza en las escuelas no te satisfacen, siempre tendrás la opción de montar tu propio centro de yoga e ir poco a poco ganando reputación. También puedes establecer una asociación de yoga, si la demanda es alta. ¡Sé feliz mientras enseñas tu pasión!

Una disciplina milenaria, el yoga combina lo mental y el cuerpo humano. Por eso, se tarda cierto tiempo en madurar este proyecto, porque la pregunta no es tanto cómo convertirse en un maestro de yoga, sino más bien saber si uno está listo para embarcarse en esta maravillosa aventura espiritual.

¡Esperamos que esta guía pueda iluminarte!

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar