Las matemáticas son el temor para la mayoría de estudiantes. Atormentan a los alumnos desde la primaria. Y la verdad es que nunca nos liberamos de ellas, puesto que son bastante útiles para resolver problemáticas de la vida cotidiana.

No importa si te quieres dedicar a las Letras o quizá al Derecho, las matemáticas siempre te podrán echar la mano para facilitarte tus días cotidianos. Solo debes de comprenderlas, y la preparatoria es un buen momento para entablar una bonita amistad con esta asignatura que ha gozado de mala fama.

Las matemáticas pueden ser tus aliadas para mejorar tu promedio durante la preparatoria. Recuerda que los tres años de bachillerato son muy importantes para tu vida académica, no solo por los conocimientos que adquirirás, también por las calificaciones. Éstas te pueden ayudar a entrar a la universidad que deseas.

"En mi opinión, todas las cosas en la naturaleza ocurren matemáticamente" – René Descartes

Así que no permitas que las matemáticas te detengan para estudiar la carrera de tus sueños en el centro universitario adecuado. Con algunos consejos y recomendaciones, verás que pasarás esta materia con buenas calificaciones y quién sabe, quizá te gusten tanto que hasta decidirás entrar al Área Físico-Matemático en tu último año de preparatoria.

1. Conoce el programa académico

Es importante saber qué verás durante los semestres de preparatoria. Lo normal es que al inicio de cada uno, el profesor te dé el plan de estudios. Al tenerlo, léelo con atención y, lo más importante, ¡guárdalo! Así verás tus avances y lo que te falta aprender.

En preparatoria, arrancarás las matemáticas con la Aritmética. El nombre suena rimbobante pero esta área de la matemática es la más común y la que has estudiado desde pequeño. Las sumas y las restas, así como la multiplicación y la división, forman parte de la aritmética.  Empezamos sencillo, ¿no?

Mejorar en matemáticas
Alístate con los materiales necesarios para tu clase.

Los primeros semestres de matemáticas, antes de que decidas a qué área entrar, llevarás el programa general de esta asignatura implementado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) recientemente.

Este plan de estudios fue actualizado en 2017 para que las matemáticas no fueran ajenas a otras temáticas de la vida cotidiana. Lo mismo con otras materias como química o física. A través del programa modificado, se busca que el alumno no solo aprenda fórmulas y ecuaciones, sino que también conozca a cómo aplicarlas en la vida real.

Aunque eso sí, el principal objetivo es que desarrolles el pensamiento lógico, cualidad que te servirá para cada aspecto de tu vida. De hecho, la lógica es una asignatura constante en algunas carreras universitarias, como Filosofía.

También verás durante tu primer semestre temas como Razones y proporciones, Sucesiones y series, Modelos de probabilidad y estadística, Operaciones algebraicas, Ecuaciones lineales y cuadráticas. Puede que los nombres te suenen extraños, pero no te llenes de prejuicios.

Estos temas se basan en la lógica, por lo que bastará tu atención y algo de práctica para tener las mejores calificaciones en estos temas.

Para el segundo semestre, tendrás que aprender cómo se clasifican los ángulos y los triángulos. Esto es más bien un repaso a lo que ya sabes, puesto que es un tema que se toca durante grados anteriores. Aunque no te confíes, pues se integran otros saberes, como el Teorema de Tales y el Teorema de Pitágoras.

"Las matemáticas es una ciencia que dibuja conclusiones necesarias" – Benjamin Peirce

¿También recuerdas los Polígonos? Si no, desempolva tus cuadernos de años pasados, pues esta figura geométrica regresará a tus apuntes. Para pasar este bloque sin problemas, presta atención especial a las operaciones para identificar perímetros, áreas y volúmenes de estos cuerpos geométricos.

Aprender matemáticas en el segundo año de bachillerato se convertirá en algo más complejo. Pero no imposible. El tema imperante en las matemáticas de este año escolar son los lugares geométricos. ¿Te suenan los planos cartesianos? Aquel plano con una cruz en medio, la línea horizontal es “x” y la vertical “y”.

Hay unos cuantos términos más a aprender, pero con esfuerzo, perseverancia y siguiendo tu plan de estudios por orden, pronto pasarás a las Funciones Algebraicas: polinomiales, racionales y trascendentes.

Estos son de los últimos temas que verás antes de llegar al último grado de las matemáticas. Pronto verás tu éxito en las matemáticas de la preparatoria en general.  La mayoría de los bachilleratos tienden a dividir por áreas este ciclo escolar: Humanidades, Administrativas, Sociales y Físico-matemática.

Esta última es en la que las matemáticas se tornan más complejas, profundas e interesantes. Te aconsejamos que si has llevado bien esta asignatura hasta este año, y deseas estudiar una carrera relacionada con la Ingeniería o Ciencias exactas, elijas esta opción.

2. Organiza el semestre

Una vez revisado el plan de estudios, comienza a planear. La escuela también te puede proporcionar un calendario de los días feriados, vacaciones, inicio y fin de semestre, exámenes parciales y finales.

Con éste, compagina el programa de temas de matemáticas. Analiza las complejidades del tema y decide cuánto tiempo de repaso le dedicarás a cada una. Anota tus conclusiones en el calendario: en cada día de la semana, pon lo que harás de matemáticas en tu tiempo libre.

Planea los estudios matemáticos
Utiliza una agenda para facilitar tu organización.

Quizá los lunes dediques media hora a descifrar operaciones aritméticas, si estás arrancando con las matemáticas de la preparatoria. Aunque los martes solo puedas hacer un par durante 10 minutos porque los martes están dedicados a la Biología.

El punto es saber cuánto tiempo les puedes y debes dedicar a las matemáticas con base al plan de estudios. También es importante que especifiques qué tema repasarás o qué ejercicios realizarás cada día de la semana.

De esta forma, no perderás diez minutos de los 20 que dedicas al estudio buscando qué hacer o decidiendo por cual ejercicio optar. La planeación es clave para llegar preparado a los exámenes y mejorar tus calificaciones.

Igualmente, puedes auxiliarte de un libro de matemáticas que no sea el que utilizas para la escuela. Así tendrás más opciones de ejercicios, también verás las diferentes maneras de resolver una misma operación y podrás elegir la que más se te facilite.

En cualquier librería puedes encontrar libros de matemáticas. Normalmente en la sección Escolar o Académica. No dudes en invertir en uno. Aprenderás más y mejorarás tus calificaciones sin lugar a dudas.

"Las matemáticas no conocen razas o límites geográficos. Para las matemáticas, el mundo cultural es una país" – David Hilbert

Incluye el libro de matemáticas de tu elección a tu planeación de estudio. Separa o señala los ejercicios que harás de tu libro y escribe la fecha. Puedes aplicar lo mismo, aunque adaptado, para tus otras materias. ¡Tus calificaciones serán las mejores!

3. Haz de las matemáticas un hábito

Los hábitos son actividades que haces en tu rutina. Y para mejorar en matemáticas, es necesario que realices ejercicios constantemente. Esta asignatura requiere tanto de memorización como de máxima comprensión.

Es por esto que deberías comenzar a implementar las matemáticas en tu rutina vespertina. Los beneficios de repasar matemáticas constantemente son muchos. Aprenderás mucho más rápido y de la mejor manera: practicando.

De esta forma, recordarás todo con facilidad y estarás preparado para el día del examen. No te surgirán dudas durante tu prueba, recuerda que éstas suelen ser más difíciles que los ejercicios vistos en clase. Sin embargo, tú ya habrás tenido las dudas consecuentes, por lo que todo te será más claro durante el examen.

Tips para las matemáticas
Repasa desde la comodidad de tu hogar.

Para lograr hacer de las matemáticas un hábito diario, te aconsejamos acudir al apoyo escolar. Es decir, a clases particulares de matemáticas. De esta forma, te sentirás más obligado a hacer los ejercicios propuestos para cada día.

Encuentra al profesor particular que mejor se adapte a tus formas de aprender a través de Superprof. Esta plataforma te conecta con docentes alrededor de toda la República. Así, mejorarás tus matemáticas sin estrés. Y disfrutarás la preparatoria sin descuidar tu desarrollo académico.

4. Toma apuntes y aprovecha al máximo las clases

Después de organizarte, seguramente las clases estarán a punto de empezar. Asistir y prestar atención es fundamental. Pero, ¿cómo estar atento realmente y tomar buenas notas? Te tenemos los siguientes métodos:

  • Página dividida. Para repasar es ideal. Divide la página de tu cuaderno con una línea vertical. Por un lado, pon el concepto o el término general, del otro, la información específica. Con las matemáticas puede funcionar por un lado las fórmulas y por otro su explicación u operación. Es un método que se adapta fácilmente.
  • Pregunta/Resolución/Conclusión. Divide tu cuaderno con estas tres columnas. En preguntas, pon las dudas más frecuentes que tengas y su resolución a un lado. En conclusión pon tus notas personales.
  • Notas fluidas. Estas funcionan como mapas mentales, pero más libres. Es el mejor método para tomar notas durante la clase. Tú vas relacionando términos conforme vas escuchando a tu profesor.

5. Compagina las matemáticas con el resto de materias

Las matemáticas no son la única materia que llevarás, por lo que no debes cometer el error de enfocarte únicamente a éstas. Aunque eso sí, si se te dificultan más que la clase de Taller de Lectura y Redacción, no dudes en dedicarle más de tu tiempo a las matemáticas.

Durante la preparatoria, también llevarás las siguientes materias:

  • Ética
  • Informática
  • Química
  • Metodología de la investigación
  • Ciencias Sociales
  • Biología
  • Literatura
  • Ecología
  • Física
  • Historia de México.

No tendrás todas estas materias al mismo tiempo, ¡no te asustes! Cada semestre tendrás alrededor de seis asignaturas, por lo que dividir el tiempo que pasas fuera de la escuela para dedicarle tiempo a cada una es importante.

Superar las matemáticas
Disfruta de las matemáticas sin estrés.

Puedes llevar una agenda y según los días que tengas la clase, puedes repasar por la tarde. Por ejemplo, si ninguna asignatura se te complica especialmente, dedica media hora de tu tarde a una materia cada día: Lunes de matemáticas, martes de biología, miércoles de literatura y así sucesivamente.

Conforme avances los semestres o si alguna de estas materias comienza a complicarse para ti especialmente, dedícale más días de estudio y menos a las que se te faciliten.

Disfruta tu etapa de preparatoria sin dejar a un lado el aprendizaje matemático.

¿Buscas un profesor de Matemáticas?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Cargando…

Ruth

Estructuralista de vocación viajera. Amante de las palabras y adicta a la sintaxis.