El canto es un arte y es también una forma de expresión en la que se puede contar una historia a través de tu voz, puede ser sencillo o complejo, con una mensaje de protesta o simplemente para transmitir la euforia del momento, incluso hay canciones que no necesitan palabras; con sílabas o vocalizaciones se transmite todo.

Aunque a todos nos gusta cantar, no todos contamos con los conocimientos y habilidades necesarias para sonar como nos gustaría y no es que el canto sea una habilidad exclusiva para unos pocos elegidos; cualquiera puede aprender a cantar. Sin embargo, al igual que cualquier otra habilidad, para cantar de manera correcta necesitarás de mucha constancia y disciplina.

Aprender canto con un profesor particular

Aprender a cantar de manera autodidacta es posible, sin embargo, puede ser mucho más difícil y tardado que si lo hicieras de la mano de un profesor. Hoy en día hay muchísima información en internet: libros, partituras, artículos, tutoriales y un sinfín de materiales.

Desafortunadamente en muchas ocasiones, por desconocimiento de quien comparte la información o debido a que la persona que la usa no entiende bien cómo aplicar esos conocimientos, puede llevar a problemas vocales muy serios.

como es una clase de canto
Puedes aprender canto con profesores particulares o en escuelas.

Encontrar un buen maestro de canto puede ser un poco tardado si no sabes lo que quieres conseguir. Antes de contactar profesores es recomendable que te plantees qué te gustaría lograr. Por ejemplo, cantar de manera afinada en karaokes, unirte a una banda o coro, interpretar tus propias melodías para ti o tus amigos,  incluso puedes entrenar tu voz para presentarse en obras de teatro musicales.

La voz como instrumento musical

Nuestra voz es un instrumento musical natural y funciona al poner en marcha un complejo sistema de órganos que, al estar perfectamente sincronizados, pueden crear notas, melodías y canciones, todo esto a través de algo tan básico como el aire.

Antes de comenzar a cantar es indispensable comprender cómo es que producimos el sonido, el saber que órganos y músculos participan en esta labor nos ayudará a producir las notas deseadas. La voz humana es, en esencia, aire.

Por eso los órganos primarios para la producción de cualquier sonido son exactamente los mismos que utilizas para respirar: diafragma, pulmones, músculos intercostales y abdominales, bronquios y tráquea. En este momento debes estarte preguntando: ¿Si la voz es solo es aire porque no sueno igual a Beyoncé?

Bueno, la respuesta de eso se encuentra en nuestro aparato fonador, la cavidad laríngea o cavidad glótica, es una zona de nuestro cuerpo formada por la laringe y las cuerdas vocales,  por lo tanto, este es el lugar en el que se dibujan matices tan importantes como el tono de voz o la intensidad del sonido (timbre).

Si seguimos el recorrido del aire, hasta este punto lo único que habremos logrado producir será un sonido básico, falta aún un tratamiento especial para transformar este aire en la voz o la melodía de una canción, debemos pasar al resonador.

herramientas del canto
La voz es tu principal herramienta.

Es en esta zona de nuestro aparato vocal en la que se produce el mecanismo de resonancia, o lo que es lo mismo, la amplificación, el control y la modulación de al voz. En este proceso intervienen tres partes de la anatomía facial:

Cavidad nasal: es una cavidad rígida y no puede cambiar de tamaño. En el proceso de fonación su función más destacada es la de permitir la entrada de aire hacia los pulmones.

Cavidad oral: los sonidos chocan contra las paredes de la boca y esta, en tanto que puede cambiar de tamaño con facilidad, es la que se encarga de su modulación.

Faringe: la faringe se encarga de distribuir el aire que llega desde la laringe. Es además un tubo muy particular, puesto que tiene la capacidad de modificar su tamaño y con ello determinar el timbre de la voz.

Si te das cuenta, todo nuestro aparato respiratorio afecta directamente la voz, es por eso que cuando tienes un resfriado tu voz suena tan extraño.

Cada parte del aparato fonador está preparada para que el cantante, habiendo tomado conciencia de sus funciones, pueda llegar a dominarlas desde un punto de vista físico. Si hay algo que debes asimilar desde el principio es que en el caso de la voz, instrumento e instrumentista son una misma cosa.

Debes tener en cuenta que aun cuando controles por completo tu aparato fonador, hay cosas que no se pueden modificar; por ejemplo, el tamaño de tu boca, pulmones o la distancia entre tus dientes.

Freddie Mercury es uno de los mejores ejemplos, el vocalista de Queen prefería soportar burlas sobre sus dientes chuecos antes que arreglárselos pues estaba completamente convencido de que si arreglaba sus dientes su capacidad vocal se vería afectada.

Entender y dominar tu cuerpo es solo el comienzo, uno de los aspectos más descuidados en la enseñanza vocal es la estructura corporal. A menudo, las dificultades del aprendizaje no residen solamente en la respiración y la emisión, sino en la postura del cuerpo, una mala postura puede originar dificultades en la asimilación del desarrollo de la técnica vocal.

Las herramientas esenciales para enseñar canto

Independientemente del presupuesto para nuestras clases de canto o del género o estilo de canto tengamos planeado interpretar, hay algunas herramientas que nos ayudarán a avanzar a pasos agigantados.

El Diapasón es un pequeño dispositivo metálico (generalmente de acero) en forma de U y se utiliza como referencia para la afinación, no solo de los cantantes sino también de los instrumentos temperados. El diapasón más utilizado es el denominado La 440 hz, es decir, que emite un sonido con una frecuencia de exactamente 440 hercios  o cuatrocientas vibraciones por segundo.

Su funcionamiento es muy sencillo, no hace falta más que un ligero golpecito en la parte superior y acercas la base a tu oído o una caja resonadora (la de una guitarra por ejemplo) y se escuchará claramente la nota de LA.

Una opción alternativa al diapasón es un afinador digital, con la ayuda de un afinador podemos analizar las notas que producimos de manera individual y que tanto se mantiene o se mueve nuestra afinación. Existe una gran variedad de opciones, incluso hay aplicaciones que emulan afinadores cromáticos. Si optas por una aplicación revisa las reseñas antes, pues algunos de estos afinadores no son muy exactos.

El Metrónomo es otra herramienta indispensable para un buen cantante, el saber utilizar un metrónomo no solo te convertirá en un mejor vocalista, también te hará un mejor músico. Un metrónomo es un aparato utilizado para indicar tiempo o pulso de las composiciones musicales.

Produce regularmente una señal, visual o acústica, que permite a un músico mantener un pulso constante al ejecutar una obra musical, de la misma manera que el afinador, encontrarás versiones digitales que llegan a ser bastante prácticas. La aplicación Metronome beats, por ejemplo, es de uso libre y te permite configurar cambios de velocidad en medio de una canción.

como son las clases de canto
Tu profesor debe enseñarte cómo sostener un micrófono.

Es casi obligatorio que al entrar en un salón de canto encontremos un espejo y no es porque los cantantes sean vanidosos, los espejos tienen un uso práctico en una clase de canto.

Obviamente el espejo está ahí para que te observes mientras cantas pero, el saber hacia dónde mirar es al diferencia entre un cantante bueno y uno no tan bueno. Es un hecho que con un espejo no veremos el interior de nuestro cuerpo y cómo estamos utilizando nuestro aparato fonador; sin embargo, puedes prestar especial atención a tus hombros (la clave de tu postura), una mala postura nos llevará a una mala producción de sonido, así que evita encorvar tu espalda o bajar tus hombros.

En cuanto a tu boca, la mayoría de los cantantes primerizos gesticulan demasiado al vocalizar, esto afecta drásticamente tu manejo sonoro ya que te cansas más debido a que tienes que hacer más esfuerzo. Te cuesta cantar más rápido porque al hacer más movimiento tardas más en volver a la posición neutra y finalmente luce muy extraño.

Otra gran ventaja de tener un espejo al momento de cantar, es la seguridad que te puede brindar. Observarte durante mucho rato hace que te conozcas mejor por fuera y que ya no seas un extraño para ti mismo. Si eres un poco tímido, te aseguramos que después del primer mes de verte cantar, hacerlo para una audiencia no será nada.

Un buen cantante es capaz de hacerse escuchar en ciertos recintos sin nada más que su propio resonador, eso sí, sin gritar y con claridad. Sin embargo, en algunos lugares ya sea por su construcción, la distribución del público o el hecho de que sea al aire libre, hacen esto prácticamente imposible.

Es en estos casos donde será necesario el uso de un micrófono, el saber utilizar un micrófono adecuadamente te librará de bochornosos momentos como cantante a los ojos de los demás músicos, y si lo sabes aprovechar podrás jugar con los efectos o incluso armonizar tu voz.

Hay todo un mundo en cuanto a micrófonos se refiere y cada uno con sus ventajas singulares, como cantante no necesitarás conocer todos los modelos y marcas, bastará con saber qué cosas no debes hacer con un micrófono.

  • Evita el feedback, ese sonido irritante que se produce al retroalimentar el sonido puede ser porque estás muy cerca de las bocinas de salida o el volumen está muy alto.
  • No te pegues el micrófono a la boca. Además de que es antihigiénico, el sonido de tu voz se distorsionará, trata de mantener una palma entre tu boca y el micrófono.
  • Finalmente, aprende a sostener tu micrófono. Casi siempre están en una base pero si tienes que manipularlo, evita tapar la rejilla con tus manos, sostén el micrófono con una sola mano, no lo cambies de mano constantemente, sigue estos tres consejos y serás el mejor amigo del sonidista.
herramientas para enseñar canto
Algunos maestros usan el piano en sus clases.

Una herramienta que te ayudará a avanzar con pasos agigantados es una grabadora digital, al grabar tus clases o sesiones de práctica, puedes mantener un registro de que tanto has avanzado, cuáles son tus fortalezas y debilidades. ¿Buscas un profesor de canto? Te mostramos cómo elegir al mejor para ti.

Debes ser muy objetivo al momento de escucharte y no temas a tu voz, las primeras veces si que es incómodo escuchar nuestra propia voz, pero veras que eventualmente te acostumbrarás, una buena opción para grabarte es alguna Tascam DR,  en los modelos básicos son portátiles, pequeñas y algunas a muy buen precio, su costo promedio es de $3,o00 pesos. Pero puedes encontrarlas con descuentos.

Otro modelo de grabadora digital, más accesible y que te puede servir para tus clases de canto, es una Philips DVT-1200, cuyo precio está en $1,012 pesos. No olvides utilizar un buen par de audífonos de casco para escucharte mejor.

Otro modelo Tascam que te recomendamos es la Tascam DR-05X, con la cual podrás capturar audio de alta calidad, su costo es de $2,723 pesos.

Un buen cantante es también un músico. Si tienes la oportunidad de aprender un instrumento mientras aprendes a cantar tu avance será más eficiente, a través del piano o teclado aprenderás conceptos teóricos que magnificarán tus habilidades en el canto, además de que eventualmente podrás acompañarte mientras cantas.

No olvides que la constancia es la clave para convertirte en todo un profesional, realiza todos los ejercicios que te marque tu profesor no solo en la clase, de esta manera aprovecharás al máximo sus enseñanzas y más importante, divertirte al hacerlo.

¿Buscas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5, 1 votes
Cargando…

Sandra

Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Editora de actualidad nacional, educación, feminismo, belleza, ciencia, viajes, moda y relaciones.