Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué la lengua de Tólstoi no es fácil a la hora de aprenderla?

Blog > Idiomas > Ruso > Hablar Ruso: ¿Cuáles Son los Principales Problemas?

¿Pasear por la capital moscovita para visitar Rusia? ¿Una estancia lingüística de varios meses? ¿Quieres trabajar en San Petersburgo? ¿Tienes ganas de cambiar de aires y descubrir más en profundidad lo que te ofrece la cultura rusa?

En todos los casos, si deseas aprender a hablar ruso, supondrá un plus y te permitirá incluso establecer relaciones con los locales.

Cuando se trata de aprender un idioma, es importante ser consciente de las principales dificultades. Aprender ruso presenta varias, como a continuación veremos, pero con voluntad y motivación podrás enfrentarte a ellas sin problema.

La plataforma MosaLingua, reconocida entre otras por sus métodos de aprendizaje de lenguas, califica la lengua de Dostoievski como la tercera lengua más compleja tras el mandarín y el árabe.

El escenario ya está preparado.

Aprender a hablar ruso no es tan fácil como aprender francés o español; no obstante, la clasificación no es objetiva y seguramente variará de una persona a otra.

Para subirte un poco la moral, que sepas que Ioannis Ikonomou, funcionario en el Parlamento de Bruselas, habla actualmente más de treinta lenguas diferentes y considera el húngaro como la más compleja, incluso antes que el mandarín o el ruso…

Primera dificultad antes de hablar el ruso: el alfabeto cirílico

El alfabeto cirílico Antes de lanzarte con la gramática rusa, tendrás que empezar por lo básico: el alfabeto cirílico

El ruso forma parte de las denominadas lenguas eslavas. Por lo tanto, su alfabeto es diferente al que encontramos en las lenguas latinas, anglosajonas y germánicas.

Es como cuando queremos aprender chino con los caracteres o sinogramas o incluso aprender japonés con los denominados kanjis: lo mejor será dominar el nuevo sistema de escritura.

El aprendizaje del alfabeto ruso es mucho más simple, ya que hay ciertos puntos de coincidencia con las letras latinas. De hecho, algunas letras del alfabeto cirílico proceden de las lenguas latinas. En total, el alfabeto ruso está compuesto por 33 letras diferentes:

  • 7 letras latinas
  • 9 letras griegas
  • 15 letras rusas
  • 1 signo duro y 1 signo mudo: estos signos presentan la particularidad de «ablandar» la consonante (signo mudo) o hacerla más fuerte (signo duro). No son ni consonantes ni vocales y no tienen transcripción fonética, puesto que no suenan.

No obstante, a pesar de que los alfabetos sean diferentes, los métodos de escritura son similares. De hecho, el alfabeto ruso está compuesto por 33 letras. Los sistemas de escritura son totalmente diferentes en China o Japón con los trazos para formar los kanjis o los sinogramas.

La diferencia en el sistema de escritura es cierta, por esa misma razón, en ocasiones, el proceso de aprendizaje de la escritura de árabe, kanji y chino puede resultar desalentador.

Segunda dificultad antes de hablar el ruso: la pronunciación en ocasiones compleja

Dificultades en la lengua rusa Hasta los más grandes presentan en ocasiones dificultades en la pronunciación… incluso hasta en su propia lengua

La lengua rusa posee una fonética que supone un verdadero quebradero de cabeza para los alumnos españoles. Una vez más, los tonos y los sonidos varían de una lengua a otra, lo que implica ciertas dificultades a la hora de pronunciar determinados sonidos y, en ocasiones, ciertas palabras.

Existen un número de reglas fonéticas dentro de la lengua de Tólstoi, que, al principio, pueden parecer muy complejas.

En primer lugar y a diferencia del español, la lengua rusa se caracteriza por la presencia de un acento tónico que se pueden colocar en la palabra independientemente de la sílaba. La mayor dificultad reside en que ese acento tónico se puede mover y cambiar en función de la forma de la palabra.

Por ejemplo, no es raro que una palabra que declinamos de singular a plural, cambie la sílaba acentuada.

Un poco de práctica te ayudará a familiarizarte con las reglas.

En ciertos casos particulares, también existen algunos quebraderos para los principiantes: sobre todo, el sonido Ы [y] que no existe en algunas lenguas. Del mismo modo, para ciertas personas, será difícil producir el sonido «r» de las «r» rusas, pero, no temas, los profesores de ruso aseguran que podrás comprenderlas según las «r» en español.

Además, el acento también puede tener su encanto.

En primer lugar, recomendamos aprender a pronunciar las letras del alfabeto después de concentrarse en las reglas de fonética puras (las vocales, las consonantes, antes o después del signo duro o mudo, etc.).

El método ideal en este aprendizaje exclusivamente oral puede ser el familiarizarse con las reglas a través de vídeos que encontraremos en YouTube o con un método de aprendizaje de ruso paso a paso como el de Learn Russian Step by Step.

Tercera dificultad antes de hablar el ruso: las declinaciones

Gramática rusa No nos mires así, mediante las clases de ruso te será mucho más fácil

Para desenvolverte correctamente en la expresión oral y consolidar de este modo tu nivel, llegará un momento en el que tendrás que ponerte en serio con las declinaciones. Si para un nativo o un rusohablante inteligente, estas declinaciones no suponen ningún problema, sí lo son para un principiante.

Mientras que en el alemán existen cuatro (el nominativo para el sujeto, el acusativo para el complemento directo, el dativo para el complemento indirecto y el genitivo para el complemento del nombre), en ruso existen 6:

  • nominativo
  • acusativo
  • genitivo
  • dativo
  • instrumental para responder a las preguntas «¿para quién?», «¿para qué?» o «¿cómo?» (complemento de modo)
  • preposicional o locativo que indica un lugar o una localización

En ruso, las declinaciones alteran las terminaciones de los adjetivos pronombres o sustantivos en función de tres criterios:

  • El caso: nominativo, acusativo, genitivo, dativo, instrumental y locativo
  • El género: masculino, femenino o neutro
  • El número: singular o plural

Cuarta dificultad antes de hablar el ruso: gramática y conjugación

El aprendizaje de la lengua rusa de manera adecuada requiere un dominio de la conjugación y de las estructuras gramaticales.

Solo hay dos formas posibles para el verbo:

  1. El perfectivo: describe una acción pasada, una acción futura o una acción que no se va a repetir (única).
  2. El imperfectivo: describe tanto una acción presente, como una acción que se repite o una acción empezada en el pasado pero que no ha terminado.

Por ejemplo, en este caso, encontramos que estas dos formas verbales son mucho más claras y menos complejas que la variedad de tiempos que encontramos en español.

Sin embargo, pueden surgir algunas dificultades con respecto al español, como afirma Mayu Okamoto:


«Me acuerdo de cuántas veces tuve que leer el manual ilustrado para poder enterarme. Aun así, siempre dudo: ¿es “venía” o “vino”? ¿Cuándo se usa uno u otro? ¿Dónde está ahora esa persona? ¿Se ha ido o sigue ahí? Es muy confuso».


Los verbos de movimiento también complican un poco la situación. Existen ciertos verbos específicos que derivan el verbo en infinitivo.

Si vives en la capital y deseas aprender este idioma, no dudes en buscar “clases de ruso Madrid” sobre Superprof.es

¿Y si recurres a un curso ruso online?

Para hablar ruso, muestra rigor

Motivación en ruso El ruso no se parece al alfabeto latino, por lo que tendrás que esforzarte

Como supondrás, es preciso planificar el aprendizaje de una lengua. Rigor, trabajo regular y motivación son los ingredientes principales para triunfar, con mayor razón en el aprendizaje del ruso.

Para ganar en fluidez en la expresión oral, aprende las declinaciones a través de una tabla y repite el proceso varios días, pues evitará que pierdas el tiempo pensando en la terminación exacta de un determinado adjetivo o sustantivo.

Como sugiere el método de aprendizaje de MosaLingua, el ruso necesita una inversión casi diaria para retomar los contenidos adquiridos ayer e incorporar los nuevos de hoy. ¿Cuánto tiempo necesitas para aprender ruso? Ten claro que se trata de un trabajo a largo plazo, que habrá que repetir día tras día para validar los contenidos adquiridos, profundizar en algunos conceptos y progresar rápidamente en el ruso.

En resumen:

  • Este artículo no pretende desanimar al alumno en su aprendizaje de la lengua de Tólstoi. Sin embargo, sí que pretende advertir sobre las dificultades que se presentarán, sobre todo, antes de lanzarse a estudiar el ruso.
  • No obstante, el panorama no es tan negro como pueda parecer. En muchos aspectos, la lengua rusa es más sencilla que el español u otras lenguas como el francés. Por ejemplo, la conjugación verbal no requiere de un pronombre sujeto, pues la forma verbal varía de una persona a otra. Del mismo modo, no existe duda entre el artículo definido e indefinido. Numerosos principiantes cuya lengua materna no es el ruso destacan el encanto que tiene hablar este idioma, considerado por muchos como una obra de arte.
  • Más que cualquier otra lengua, no será posible aprender a hablar ruso correctamente si falta motivación. Será preciso que te fijes un objetivo de aprendizaje bien definido y que tengas una motivación real (un viaje a Rusia, un año de estudios en Moscú o en San Petersburgo…).

Si deseas tomar un curso ruso particular, encontraras muchos profesores nativos y apasionados sobre nuestra plataforma.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar