Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Datos imprescindibles sobre la danza clásica

Publicado por Valeria Superprof, el 25/10/2019 Blog > Arte y ocio > Baile > El ballet clásico curiosidades y su origen

Los bailarines son los atletas de Dios. (Albert Einstein)

Ya lo decía el matemático más importante de todos los tiempos: la danza, desde sus orígenes, permitió al hombre conectarse con sí mismo, pero también con otras dimensiones y su entorno.

No por nada, existen registros de que el hombre primitivo utilizaba esta expresión con  finalidades de lo más variadas: además de en rituales vinculados a la religión o la guerra, la danza también tuvo un rol fundamental para él a la hora de conectarse con la naturaleza.

De hecho, no puede hablarse de los orígenes de la danza sin hacer referencia a su carácter animista. En otras palabras, los primeros seres humanos bailaban para entender y entrar en sintonía con los ciclos de la naturaleza que los rodeaba.

Los griegos fueron los primeros en darle entidad a esta expresión artística. Sin ir más lejos, la danza fue un elemento indisciplinable de una de las grandes manifestaciones de su civilización -la tragedia griega-, y además una importantísima herramienta de comunicación social.

Desde ese entonces, hasta nuestros días, pasaron diferentes civilizaciones que terminaron por codificar las reglas de la danza clásica tal como la conocemos en la actualidad.

ballet clásico No hace falta querer ser una bailarina profesional para empezar con clases de danza

Si te interesa conocer la evolución de esta práctica artística apasionante, te invitamos a que te calces tus semi-puntas y te embarques con nosotros en este recorrido por  la historia del ballet. Además, te explicaremos todo lo que necesitas saber para comenzar con tus clases danza clásica y así descubrir por tus propios medios lo que se experimenta al practicar este baile.

La historia de la danza clásica paso a paso

De acuerdo, la danza clásica suele ser la base de todos los bailes, pero, ¿de dónde proviene? ¿Cómo se ha convertido en lo que hoy es?

Los inicios del ballet

El balletto italiano es el que marca el punto de partida de la danza clásica tal como la conocemos por nuestros días. La palabra «ballet» proviene de este término italiano que significa «baile».

El balletto italiano lo introdujo en Francia Catalina de Médici, pues buscaba entretener a los invitados durante las bodas. Poco a poco, el balletto se convertirá en el ballet de la Corte francesa y la ópera-ballet de Lully o Molière.

Aunque la danza clásica tenga sus orígenes en el Renacimiento italiano, no debemos engañarnos: fue precisamente en Francia y en Rusia donde tuvo su mayor auge.

La danza clásica se sistematiza

¿Sabías que…?

Luis XIV era un apasionado de la danza y fue gracias a él que el ballet tuvo una gran importancia en el siglo XVI, con la creación de la Real Academia de la Danza en 1661.

Un poco más tarde, se codificó la danza clásica gracias a la creación de las cinco posiciones, por parte de Pierre Beauchamp, bailarín y coreógrafo de la Corte. La primera, la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta posición constituyen la base de la danza clásica y aún continúan siéndolo.

No fue hasta el siglo XIX que se obtuvo por fin un método de danza clásica: el método Cecchetti, que se basa en la técnica y en la anatomía del bailarín clásico, con la libertad de desarrollar su propia manera de bailar. Se emplea hoy en día en el Ballet Nacional de Canadá.

Renovación del ballet clásico

Ya es momento de darle importancia a la bailarina clásica, que hasta entonces solo realizaba papeles secundarios. Se muestra con el tutú, las mallas y las puntas, para ser más «aérea».

El ballet La sílfide (1832) marcó el punto de inflexión más importante del siglo.

La alianza franco-rusa de la danza clásica dio lugar a grandes maravillas: Marius Petipa (francés que pasó gran parte de su vida en Rusia) inventó las mayores obras de arte de la danza clásica: El Lago de los Cisnes, La Bella Durmiente, La Bayadère, El Cascanueces… Todas constituyen obras que sirven de base para el ballet de hoy en día.

aprender baile Aprender ballet es una excelente manera de iniciarse más tarde en danza contemporánea

De hecho, actualmente, aunque la danza clásica siga siendo la escuela del rigor y la disciplina, aspira a modernizarse gracias a los coreógrafos como Maurice Béjart, Benjamin Millepied, Pina Baush o Rudolf Nuréyev.

Razones para tomar clases de ballet

La danza clásica es un verdadero deporte además de un arte. Proporciona muchos beneficios para el cuerpo y la mente.

La importancia de la postura

Cuando pensamos en una bailarina «étoile» (estrella), nos la imaginamos plena de elegancia, que efectúa «pas-de-deux», «entrechat» y pliés. El porte de su cabeza desprende elegancia, con los brazos extendidos. ¡Dan ganas de imitarla!

La danza clásica supone la mejor forma de mejorar la postura. Estar erguido, elevar la cabeza y alargar la columna vertebral son las primeras cosas que aprendes en una clase de danza clásica.

De esta manera, también ganamos en elegancia en la vida cotidiana.

¿Sabías que…?

Se suele recomendar la danza clásica para aquellas personas que padecen dolor de espalda. Con el fortalecimiento muscular y los estiramientos efectuados durante el calentamiento, podrás fortalecer los abdominales y la espalda.

Ser más flexibles

Cuando piensas en un bailarín clásico, se te vienen a la mente todas las piruetas, los giros con las piernas perfectamente estiradas, etc.

De hecho, desde la primera clase de danza clásica, la flexibilidad será parte del calentamiento, pues ayuda a evitar lesiones y a detener el envejecimiento natural de las articulaciones y de los tendones. Asimismo, puede ser útil en otros tipos de bailes como la danza contemporánea, la danza moderna o el hip hop.

Busca las mejores academias de baile df.

La flexibilidad afecta a todo el cuerpo: desde los brazos hasta las piernas, pasando por la espalda hasta llegar a las dedos de los pies.

Sin embargo, no te fuerces. Cada día, tu cuerpo se encontrará en un estado diferente de fatiga y serás capaz de estirarte más o menos. No se trata de una competición y si no puedes avanzar con gran rapidez, no te preocupes, eso no impedirá en ningún caso que adquieras la elegancia y que puedas ejecutar con éxito los ejercicios y las coreografías.

Estimular el intelecto

Empezar con la danza clásica también supone aprender a cómo ejercitar la mente para memorizar las coreografías. Durante una clase de baile o durante las clases grupales, tendrás que ir reteniendo las secuencias más o menos largas. Esto es válido para la danza clásica, pero también para los bailes de salón, la salsa cubana, la danza deportiva o el claqué.

La danza es también un deporte intelectual. Dejamos los problemas a un lado y no les damos vueltas durante las clases de danza. Sin embargo, no implica que pongamos el cerebro en «off», sino más bien todo lo contrario, debemos estar concentrados en los pasos para asimilar y aplicar todo a la semana siguiente.

Incrementar la autoestima

Bailar también trae aparejado otro beneficio que, aunque con menos reconocimiento, es igual de importante que los anteriores: mejorar la autoestima. Y es que en sus clases de baile las personas van alcanzando nuevas metas y sintiéndose cada vez más orgullosas de sus nuevas capacidades.

Todo esto sin olvidar que en una práctica como la danza, donde el cuerpo está particularmente expuesto, también se pierde el miedo al ridículo. Y, al mismo tiempo, se va ganando confianza sobre uno mismo y sus capacidades para desenvolverse en público.

Fortalecer los vínculos sociales

Cuando la práctica de la danza clásica se realiza en grupo, las personas (sin importar la edad que tengan) tienen la posibilidad de verse favorecidas por el intercambio que se produce en clase. Ya no solo con el maestro, sino también con las personas con su mismo nivel o similar junto a las que se entrenan.

Al igual que sucede con muchos de los deportes grupales, el progreso del otro funciona como un estímulo para el personal.

bailarina clásica Practicar ballet para mejorar la elasticidad del cuerpo

Reducir el estrés y paliar la depresión

Otra de las ventajas de practicar el arte que consagró a Isadora Duncan es el de reducir los niveles de estrés y la posibilidad de deprimirse. Esto, en parte, se debe a que como en cualquier otra actividad física de alto rendimiento, mientras se entrenan los bailarines están focalizados en su cuerpo y olvidan (al menos por unas horas) los problemas que despiertan su preocupación o ansiedad.

Consejos para elegir al mejor profesor de ballet

Una vez que sepas que la danza clásica está hecha para ti, tendrás que encontrar un profesor de danza.

¿Por dónde empezar a buscar?

Existen numerosas estructuras que ofrecen clases de danza clásica. Desde las tradicionales academias de ballet hasta los escuelas de danza contemporánea que no han dudado en incluir en su propuesta clases de danza clásica. Esto se debe, en gran parte, a que la demanda de este tipo de cursos ha aumentado en los últimos años.  Existen asociaciones que también ofrecen clases de danza clásica.

¿Cuál es la diferencia entre todas estas modalidades disponibles para aprender clásico? Principalmente, la formación de sus profesores y el valor de las clases. En  líneas generales, las academias de ballet suelen contar con un staff altamente especializado. Este es el caso, por ejemplo, de la la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea de México o de la Academia de Ballet de México.

Muchos de los docentes de este tipo de establecimientos fueron en el pasado bailarines reputados. En cambio, en las academias de danza contemporáneas es posible encontrar profesores con una formación más amplia que luego, y por las demandas del mercado, se han especializado en ballet.

Los precios, como es de esperar, serán más elevados para las clases en academias que en escuelas.

¿Prefieres las clases de salsa? Si quieres encontrar un profesor para tomar clases de salsa México, no dudes en utilizar nuestro servicio.

Las cualidades del profesor

Cuando tengas que inclinarte por un profesor de danza clásica, debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Diplomas del docente de danza o equivalentes;
  • la pedagogía;
  • el nivel de la secuencia coreográfica según el nivel del curso;
  • la paciencia y la benevolencia;
  • la capacidad de motivar a los alumnos;
  • el respeto por los límites de cada uno;
  • el tiempo de calentamiento (al menos una tercera parte de la clase);
  • sus habilidades técnicas y artísticas.

También es importante asegurarse de que el precio del curso se ajusta a tu presupuesto.

Un consejo: para ver si las clases que estás buscando cumplen con tus expectativas, puedes ir a los espectáculos de fin de curso que organicen en la escuela o asociación en la que estés interesado. Otra excelente idea es investigar si el profesor que te interesa participa de algún espectáculo en cartelera. Así, podrás valorar por ti mismo su performance o capacidades para diseñar coreografías.

Clases de ballet para adultos

No hay límite de edad para practicar cualquier tipo de baile, incluida la danza clásica, aunque pueda parecer todo lo contrario.

aprender ballet No hay edad para aprender a bailar danza clásica

Por supuesto, practicarlo como un profesional puede ser un poco arriesgado, pero como afición, es totalmente factible.

¿Hay una edad límite para tomar clases de danza clásica?

Si te estás planteando esta cuestión es porque has escuchado algunas cosas sobre la danza clásica:

  • Se debe empezar con unos 5 o 6 años.
  • Hacen falta años de práctica para esperar obtener resultados visibles.
  • Se recomienda ser joven y tener flexibilidad.
  • Es aconsejable empezar por la danza clásica para hacer incluso otros tipos de baile.

La danza clásica se práctica ya se sea joven, «viejo», alto, bajo, delgado, gordo, hombre, mujer, flexible o no flexible.

Siempre que lo permita tu estado de salud, debes intentarlo. Si te has lesionado con anterioridad, tendrás que tenerlo en cuenta y decírselo a tu profesor, puesto que podrá afectar a tu progreso.

Las clases de técnicas básicas de danza clásica

Si nunca antes bailaste danza clásica, lo mejor será empezar por clases de técnica básica de danza en lugar de un curso para principiantes adultos. De hecho, en algunas ocasiones, los cursos para principiantes ya parten de un mínimo de conocimientos técnicos.

Los movimientos básicos se descompondrán para poder adquirirlos con un dominio progresivo (las cinco posiciones y los movimientos de brazos).

Si deseas aprender a bailar en la capital, encontrarás muchos anuncios de clases de danza clásica en México dentro de nuestra plataforma.

Clases de ballet para niños

Si bien ya dejamos en claro que nunca es tarde para empezar a tomar clases de danza clásica, lo cierto es que aquellos que empieces bailando desde jóvenes podrán incorporar mucho más rápidamente las principales posiciones de la danza clásica y sus reglas más importantes. Sin olvidar que cuando el cuerpo “aprende” las posturas propias del ballet, difícilmente las olvide. ¡Es como andar en bicicleta!

En el caso de las clases de iniciación (que pueden ir desde los 3 hasta los 6 años), los profesores obviamente no presionan a los pequeños bailarines sino que buscan que ellos conecten con la música y la danza desde una manera recreativa. Los pasos de las coreografías son simples para que los aspirantes a bailarines y bailarinas consigan ver a esta práctica un verdadero juego que les permita potenciar su expresividad. Además, está comprobado que los pequeños que toman clases de danza tienen un reconocimiento más afinado sobre el uso del espacio.

Cursos de danza clásica: ¿por qué practicar con un profesor particular?

¿Prefieres la danza clásica a la bachata, la zumba o el flamenco? Las clases de danza clásica te pueden atraer por las siguientes razones:

  • El miedo a que te vean otras personas: independientemente de tu edad, peso, sexo o timidez, muchos son los factores que pueden frenarte a la hora de practicar la danza clásica. Gracias a las clases particulares solo estarás frente al profesor. Asimismo, tu maestro te ayudará con la expresión corporal para logres sentirte cómodo con tu cuerpo.
  • La falta de disponibilidad: ¿es complicado tomar clases a la misma hora dos días a la semana? ¿Tus horarios de trabajo suelen cambiar? Los profesores particulares ofrecen la ventaja de ir hasta tu casa y de ser abiertos en cuanto al horario, puesto que también ellos tienen flexibilidad horaria para elegir cuándo imparten sus clase.
  • Un objetivo en el tiempo: ya sea para estudiar una carrera relacionada con las artes escénicas, prepararte para un concurso de baile o brillar en un espectáculo de fin de curso, el profesor particular es la mejor opción. ¿El motivo? Nadie mejor que él para  pues adaptarse a tus necesidades. Te podrá ayudar a corregir tus errores y a progresar, ahorrando así mucho tiempo.
  • La atención total del profesor de danza clásica: durante las clases grupales, a pesar de la buena voluntad que tenga el profesor, es imposible corregir a todo el mundo. En cambio, en las clases particulares, el profesor solo tendrá que estar pendiente  de tus posiciones, «en-dehors», «ronds-de-jambe» o piruetas. Esto te permitirá progresar a tu ritmo, sin riesgo de lesionarte.
  • Un complemento para las clases grupales: ¿tomas clases grupales pero quieres progresar con mayor rapidez? La atención del profesor particular te permitirá progresar con mayor rapidez. Así, podrás exprimir al máximo lo mejor de cada modalidad de aprendizaje. Mientras que en las lecciones colectivas podrás disfrutar del intercambio de aprender a la par de personas con tu nivel o similar; en las clases a domicilio podrás evacuar dudas que no hayas podido plantear en el espacio de tu academia o escuela de danzas.
  • El primer paso para practicar otras disciplinas. Un profesor particular de ballet clásico podrá también explicarte las posibilidades que se abrirán tras tu paso una vez que domines esta danza a la perfección. Con esto queremos decir que una vez que incorpores los principales movimientos del ballet clásico, podrás preparar el terreno para lanzarte al aprendizaje de otra distinta. Por ejemplo, danza contemporánea, tango, salsa…¡Y la lista continúa!

Para encontrar clases de danza a domicilio, inténtalo con la primera clase, que en Superprof suele ser gratuita.

ballet para niños Los beneficios de la danza clásica en los más pequeños

Para concluir…

  • La danza clásica tiene sus orígenes en el Renacimiento italiano, aunque su desarrollo se registró en Francia y Rusia.
  • Bailar danza clásica promueve la elegancia en el cuerpo, la belleza y la flexibilidad, así como las capacidades intelectuales y un aumento en la memoria. Además, realizar esta práctica de manera regular también ayuda a incrementar  la autoestima y a fortalecer los vínculos sociales.
  • Puedes encontrar clases de ballet en conservatorios, escuelas o asociaciones de danza. El precio y la calidad de los locales e instalaciones puede variar en función de tu elección. Además, los profesores que encontrarás en uno u otro lugar seguramente no tengan el mismo tipo de formaciones y especializaciones.
  • ¿Hace mucho que cumpliste los 8 años? No te preocupes, la danza clásica se puede practicar a cualquier edad y se puede iniciar en cualquier momento, independientemente del sexo, el peso o la flexibilidad que uno tenga. Opta por empezar con un curso de técnicas básicas de danza clásica.
  • Si tienes hijos pequeños, no dudes en anotarlos en una academia de danza clásica o buscar un profesor particular especializado en clases de iniciación. Esta práctica solo tiene ventajas para los más pequeños. A través de ella podrán trabajar su percepción sobre el uso del espacio y conectar con la música en un entorno relajado y entretenido. Además, en este tipo de clases podrán hacerse nuevos amigos de su edad, con quienes compartir el gusto por la danza clásica a lo largo de todo su proceso de aprendizaje.
  • Un profesor particular puede ser de gran utilidad para los estudiantes que tienen miedo al ridículo o a expresarse en público, que quieren aprender a su ritmo o según su disponibilidad. En definitiva, se puede empezar aprendiendo con un docente privado para ganar confianza sobre el aspecto técnico y más tarde inscribirse en una academia de danzas privada para seguir progresando en compañía de otros bailarines (¡o viceversa!).

Ahora que ya conoces los datos más importantes sobre el fascinante universo del ballet clásico, ¿qué esperas para buscar en Superpof un maestro particular que te ayude a dar tus primeros pasos o progresar en esta danza?

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5,00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...
avatar