Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Los emperadores más importantes de China

Publicado por Valeria Superprof, el 20/10/2019 Blog > Idiomas > Chino > La historia de China a través de sus dinastías

Cuando aprendemos mandarín, debemos también interesarnos por la cultura y la historia de China. Entre grandiosidad y decadencia, este país ha vivido innumerables altibajos en su influencia mundial.

Entre divisiones, reunificaciones y proclamaciones de unos y otros, la historia del país es, si cabe, mucho más complicada de lo que puede parecer.

«La paciencia es la verdadera piedra filosofal: quien la ha encontrado nunca ha temido perderla». (Proverbio Chino). 

Los proverbios chinos tienen el poder de estar tan bien pensados que consiguen resumir todo un periodo de la historia en una sola frase. La paciencia es la palabra clave entorno a la cual giran las distintas dinastías que se han hecho con el poder con el paso de los siglos: quien supo esperar a que llegase su momento consiguió convertirse en el amo del mundo.

historia de china Los emperadores marcaron a fuego la historia de la Antigua China

Repasemos en este artículo las distintas dinastías chinas que han reinado en la República Popular de China.

¡Descubre con Superprof todo lo que hay que saber sobre China!

Claves para entender la civilización China

Tanto occidentales como orientales solemos pensar en las distintas dinastías que se sucedieron con el paso de los siglos cuando hablamos de la historia de China. Ahora bien, no todo es así de sencillo. Lo cierto es que en la antigüedad era muy raro que una dinastía se apartase para dejar paso a otra nueva. La segunda dinastía solía establecerse tras la caída de la primera.

Además, la dinastía derrocada seguía existiendo con pretendientes que buscaban restablecerla.

Otro problema que nos encontramos cuando pensamos en la civilización china es que el país vivió grandes periodos de división. Las regiones divididas tenían su propio gobierno. La población y la etnia de cada región podían variar enormemente. Cada dinastía no reinaba, entonces, en todo un país. China no era más que un conjunto de reinos independientes unos de otros que no estaban gobernados por un gobierno federal.

Ciudad de china La apasionante historia de la civilización China a través de sus dinastías

Todo se empezó a complicar con los Zhou occidentales. Es difícil hablar de fechas concretas ya que están sumidas a interpretación, pero aquí dejamos un ejemplo:

  • En 1644, los ejércitos manchúes (futura dinastía Qing) conquistaron Pekín.
  • Ahora bien, la dinastía Qing nació en 1636 (aunque otros expertos afirman que fue en 1616) mientras que el último emperador Ming fue derrocado en 1662 (o 1683, según dicen otros).
  • ¿Ves ahora la dificultad de establecer fechas exactas? La aparición de nuevas dinastías llevaba tiempo. A los Qing les llevó casi 20 años imponer su autoridad a todos los chinos. Entonces, no estaríamos del todo en lo cierto si afirmásemos en clase de chino que la dinastía Qing se estableció en 1644.

¿Quieres saber también cuáles son los monumentos más famosos de China? ¡Hay muchos más aparte de la Gran Muralla china!

Edad de bronce y de hierro: la constitución de las primeras dinastías

Para aprender a entender la cronología de la historia de China, quizás te resulte útil conocer las fechas de las dinastías chinas más importantes. Antes de las dinastías reales, China vivió un Periodo de Tres Augustos y Cinco Emperadores (三皇五帝 sān huáng wǔ dì), de -2070 a -1600 (470 años). Como ya hemos dicho, resulta que muchas dinastías se solapan.

Así, aquí te dejamos una cronología aproximada de las dinastías reales según las fechas más utilizadas:

  • La dinastía Xia (夏朝 Xiàcháo (Sia)): -2205 a -1570 (635 años). En ella se sucedieron 17 reyes.
  • La dinastía Shang (商朝 Shāngcháo Chen): siglo XVII a. C. hasta los años -1050/1025, aproximadamente (unos 550 años). Tuvo 29 reyes.
  • La dinastía de los Zhou occidentales (西周xī zhōu): desde -1050/1025 hasta -771 aproximadamente (270-280 años),
  • La dinastía de los Zhou orientales (東周 dōng zhōu): de -771 a -256 (515 años), que se dividió en dos:
    • Periodo de las Primaveras y Otoños (春秋 chūn qiū): de -722 a -481 (14 reyes),
    • Periodo de los Reinos Combatientes (戰國 zhàn guó): de -481 a -222 (11 reyes).

La construcción de la Gran Muralla China tal y como la conocemos hoy en día, empezó en el siglo III a. C. (-300 a -201) y continuó hasta el siglo XVII de nuestra era.

¿Te interesa saber también cuáles son las ciudades más importantes de China?

Las dinastías imperiales de China en la época feudal

El mundo chino vivió muchos cambios. Antes de la Revolución Cultural, la llegada del partido comunista e incluso antes de la Segunda Guerra Mundial, varias dinastías fueron sucediéndose en el poder:

  • La dinastía de los Qin ( qín): -221 a -206 (15 años).  Esta dinastía llegó con el primer emperador de China, Qin Shi Huangdi. Además, tuvo 4 reyes y 3 emperadores.
  • La dinastía de los des Han (15 reyes):
    • La dinastía de los Han occidentales (西漢 xī hàn): -206 a 9 d. C.
    • La dinastía Xin ( xīn) – Interregno de Wang Mang: 9 a 24.
    • La dinastía de los Han orientales (東漢 dōng hàn): 25 a 220,
  • La época de los Tres Reinos (三國 sān guó): de 220 a 265.
    • El reino de los Wei: 6 emperadores (220 a 265).
    • El reino de los Shu: 4 emperadores (221 a 263).
    • El reino de los Wu: 2 emperadores (222 a 280).
  • La dinastía de los Jin occidentales (西晉 xī jìn): de 265 a 316.
  • La época de los 16 Reinos de los Cinco Bárbaros (十六國 Shíliùguó) en China del Norte: de 304 a 439 (11 emperadores).
  • La dinastía de los Wei del Norte (China del Norte): de 386 a 535.
  • La época de las 6 dinastías en China y China del Sur (六朝 Liù Cháo): de 221 a 589.
  • La dinastía de los Sui ( suí): de 581 à 618 (5 emperadores),
  • La dinastía Tang ( táng): de 618 à 907 (7 emperadores),
  • El reino de la emperatriz Wu Zetian bajo el nombre de la dinastía de los Zhou: de 690 a 705.
  • La época de las Cinco dinastías y de los Diez Reinos (五代十國 wǔ dài shí guó): de 907 a 960 (7 emperadores y 10 reyes).
  • La dinastía de los Liao ( liáo): de 907 a 1125.
  • La segunda dinastía Jin ( Jīn): de 1115 a 1234.
  • La dinastía de los Song ( Sòng): 
    • Los Song del Norte (北宋 běi sòng): de 960 a 1126 (9 emperadores),
    • Los Song del Sor (南宋 nán sòng): de 1126 a 1279 (9 emperadores),
  • La dinastía de los Yuan ( yuán) ou dinastía mongole: de 1279 a 1368 (15 emperadores).
  • La dinastía de los Ming ( míng): de 1368 a 1644 (16 emperadores).
  • La dinastía de los Qing ( qīng) o la dinastía manchú: de 1644 a 1912 (12 emperadores).

¡Descubre además cómo ha evolucionado la población china en los últimos siglos!

Los emperadores de las dinastías de Ming y Qing

Las dos últimas dinastías de China abarcan un gran periodo histórico: 544 años para ser más exactos.

La dinastía de los Ming incluye 16 emperadores, pero también indica la época en la que reinaron. La familia de los Zhu la fundó en 1368. El símbolo chino utilizado para designar esta dinastía significa «luz, claridad».

La dinastía de los Ming sucedió a la dinastía Yuan, una dinastía llegada directamente de Mongolia. Tras más de un siglo dominados por un pueblo extranjero, los chinos rechazaron este reinado y se inclinaron hacia la dinastía Ming. Una revuelta campesina empujó a los Yuan a la frontera de las estepas mongolas y luego permitió a la dinastía Ming establecerse. Estos son los emperadores que se sucedieron a la cabeza de la dinastía Ming:

  1. Hongwu (1368-1398): fundador de la dinastía,
  2. Jianwen (1398-1402),
  3. Yongle (1402-1424),
  4. Hongxi (1424-1425),
  5. Xuande (1425-1435),
  6. Zhengtong (1435-1449 después de 1457-1464),
  7. Jingtai (1449-1457),
  8. Chenghua (1464-1487),
  9. Hongzhi (1487-1505),
  10. Zhengde (1505-1521),
  11. Jiajing (1521-1566),
  12. Longqing (1567-1572),
  13. Wanli (1572-1620),
  14. Taichang (1620),
  15. Tianqi (1620-1627),
  16. Chongzhen (1627-1644).

La dinastía Ming fue la primera de origen Han.

En la época de la dinastía Ming, China era un país más fuerte y avanzado de la tierra: se produjo un renacimiento cultural, las artes se desarrollaron y, también bajo esta dinastía, aparecieron las primeras obras de porcelana. Además, el comercio chino se expandió por todo el océano Índico y hasta el continente africano.

dinastías chinas Las dinastías chinas se fueron sucediendo a lo largo de milenios

El ejército chino se amplió y contaba con un millón de hombres por aquel entonces. Cada año se producían más de cien mil toneladas de hierro.

Por otra parte, también bajo la dinastía Ming, se imprimieron y comercializaron los primeros libros con caracteres chinos (sinogramas) móviles.

Por último, la dinastía Qing fue la última en reinar en China antes de los inicios de la República Popular de China y el establecimiento del gobierno chino. Este reinado era de origen manchú y no chino.

La fundación de la dinastía Qing se la debemos a Aliou Shetima, del clan Aisin Gioro. Los nobles y la clase dirigente hablaban manchú.

Si bien la Conquista de Pekín tuvo lugar en 1644, los Qing no consiguieron gobernar toda China hasta 1683.

Estos son los 12 últimos emperadores que gobernaron el país:

  1. Nurhachi (1616-1625): jefe de una tribu minoritaria yurchen y vasallo de la dinastía Ming, se rebeló. Se autoproclamó «Khan del Gran Jin» en 1616, en referencia a la dinastía Jin precedente.
  2. Huang-Taiji (1625-1643),
  3. Shunzhi(1643-1661),
  4. Kangxi (1661-1722),
  5. Yongzheng (1722-1735),
  6. Qianlong (1735-1796),
  7. Jiaqing (1796-1820),
  8. Daoguang (1820-1850),
  9. Xianfeng (1850-1861),
  10. Tongzhi (1861-1875),
  11. Guangxu (1875-1908),
  12. Puyi (1908-1912): el último emperador official de China. Abdicó tras seis años de reinado.

Bajo el segundo emperador Kangxi, los medios rurales conocieron toda una prosperidad gracias a una política de enriquecimiento del medio rural. Por desgracia, no todo fue bonito y próspero bajo la dinastía Qing. Estallaron varias revueltas, que fueron reprimidas con violencia por su carácter injustificado. El periodo de prosperidad duró, sin embargo, hasta el reinado de Qianlong, cuando empezó el declive.

Los conflictos internos debilitaron profundamente la dinastía Qing y sin contar con la comunidad internacional que presionaba a los Qing. La revolución Xinhai dio la vuelta al poder para proclamar la República de China. La República Popular de China nació en 1949, tras una guerra civil y la llegada al poder de Mao Zedong.

Historia de china: qué eran y cómo funcionaban las dinastías

Para comprender mejor la apasionante historia de la civilización china es fundamental entender el sistema de funcionamiento de las dinastías que se sucedieron a lo largo de miles de años.

Por empezar, hay que saber que las dinastías estaban siempre encabezadas por un emperador -que dominaba el país o una parte del mismo- durante periodos más que prolongados. Cuanto este persona moría, otro miembro de su familia (en líneas generales su hijo mayor) era el que tomaba el poder para asegurarse de que la dinastía no desapareciera por completo.

En la Antigua China , el emperador estaba dotado por un mandato celestial (o también conocido con el “Mandato de los Cielos”).  Esta creencia filosófica y religiosa había sido estipulada por los fundadores de la dinastía Zhou cerca del año 1100 antes de Cristo. En otras palabras, esta persona contaba con la bendición de los dioses para ocupar el puesto de gobernador y por lo tanto sus soberanos esperaban de él que siempre fuera justo con ellos.

Por este motivo, los emperadores solían estar rodeado por sabios, ministros e historiadores que se encargaban de seguir de cerca sus pasos para ayudarlos a reflexionar sobre sus actos. En el caso de que estuvieran tomando decisiones que fueran en contra del bienestar del pueblo, este grupo de expertos contaban con el derecho de marcarle al gobernador sus errores.

De hecho, los levantamientos contra el poder de las dinastías que se sucedieron a lo largo del tiempo, según esta misma creencia del mandato celestial, no era vista como una falta. Más bien, todo lo contrario: el pueblo tenía el derecho de reclamarle a las autoridades cuando sus decisiones de gobierno los perjudicaban.

Y, justamente a partir de estas revueltas -que comenzaban en las zonas rurales para más tarde ir propagándose hacia los núcleos más poblados- surgían los nuevos emperadores. Eran, justamente, los que habían adquirido por diferentes motivos protagonismo en estos incidentes. Es por esto que las dinastías en algún momento de la historia llegaban hacia el final, y una nueva familia se encargaba de tomar el poder y reformular otro gobierno.

china Se abre un nuevo capítulo: el inicio de la República Popular China

En líneas generales, durante la primera parte de las dinastías este solía ser el proceder de los gobernantes. Sin embargo, pasada esta primera etapa los emperadores dejaban de proteger al pueblo y este, por su parte, en contrapartida también dejaba de respetarlo.

Además, se consideraba que cuando un emperador no escuchaba las demanda de su pueblo los dioses también le enviaban señales: los desastres naturales. Estos eran vistos como un castigo para el gobierno de turno y como un mensaje de compasión de los mismos para con los seres humanos. Si las catástrofes se prolongaban a lo largo del tiempo, tarde o temprano, los emperadores se sentían agobiados por esta presión suplementaria y terminaban perdiendo la legitimidad.

La revuelta de los turbantes rojos: el fin de la dinastía Yuan

Un caso interesante para entender la evolución de las dinastías a lo largo de la historia china es la de la Revuelta de los Turbantes Rojos. En ese caso, un grupo de campesinos del sur de China iniciaron una serie de reclamos contra la dinastía Yuan allá por 1351. En principio, le reclamaban a los gobernantes de esta familia haberse alejado completamente del pueblo, tratándolos incluso como extranjeros en su propia casa.

Sin ir más lejos, la palabra Yuan significa foráneo en chino. Los campesinos sentían que los abusos de la dinastía Yaun se habían vuelto insoportables. En primer lugar, porque habían subido los impuestos y esto había provocado hambre en el pueblo. En segundo lugar, las autoridades estaban siendo incapaces de contener la crecida del río amarillo y otros desastres naturales que aquejaban al país en aquel entonces. Todo eso había también golpeado a los agricultores que se encontraban más empobrecidos que nunca.

Al mismo tiempo, y esta vez en la esfera de la corte, la dinastía Yuan decidió prohibir que las población han ocupe puestos administrativos. Esto contribuyó a que los reclamos de los Turbantes Rojos que habían nacido en zonas rurales se arraigaran con fuerza también en las ciudades.

Pero, como en todas las manifestaciones de peso, en esta también hubo un portavoz de los reclamos. En este caso fue Zhu Yuanzhang, un agricultor, que terminó convirtiéndose en el líder de estas revueltas populares.

Después de tomar en 1368 la ciudad que actualmente conocemos con el nombre Pekín (Dadu, en aquel entonces) este también monje budista consiguió la legitimidad del pueblo para gobernar. O, en otras palabras, se hizo poseedor del mandato del cielo acordado por los dioses, a través de al voluntad del pueblo.

Estas manifestaciones que duraron nada más y nada menos que 20 años terminaron por marcar el fin de la dinatían Yuan y el ascenso al poder de la dinastía Ming. Zhu Yuan Zhang pasó a llamarse Emperador Taizu y, como solía sucederle a más de un emperador, él tampoco pudo gobernar con total tranquilidad y la posibilidad de perder el poder siempre lo acechó bien de cerca.

La estructura social en la Antigua China

Para entender cómo las dinastías se fueron sucediendo a lo largo de la historia de China, no podemos dejar de interesarnos por la forma en la que estaba estructurada la sociedad en la época. Si bien sabemos que los emperadores eran los que concentraban todo el poder, dependiendo del periodo existían diferentes otras clases sociales que merecen la atención.

Emperador 

Como dijimos anteriormente, la figura del emperador estaba asociada al Mandato Celestial. Es decir, el pueblo consideraba que el mismo había sido enviado por los dioses para gobernar en la tierra. El propio emperador no dudaba de su poder, y por esto no aceptaba que sus órdenes fueran contra desoídas. Si bien solía contar con un grupo de sabios y expertos que lo aconsejaban, su voluntad raramente era cuestionada. Para asegurar la continuidad de su reinado, los emperadores estaban casados con varias mujeres y buscaban tener hijos varones a quienes delegar el mando.

construcciones chinas La Gran Muralla China se construyó en 200 años

Los Eruditos (Shi)

La figura de los Shi fue evolucionando con el paso del tiempo. Pero, en los últimos tiempos, las personas de esta clase social eran principalmente eruditos que habían estudiado para ganarse un lugar en la élite de dirigentes. La gran mayoría poseía tierra, pero no por ello tenían mucho dinero.

La nobleza

Esta clase social estaba directamente vinculada con el emperador de turno. Él era quien designaba las personas de su familia o círculo cercano que merecían contar con esta distinción. También los guerreros que se habían destacado podían llegar a ser parte de la nobleza. En cualquier caso, esta clase social se caracterizaba por vivir una vida lujosa y llena de comodidades. Se vestían de manera ostentosa y realizaban deportes como la caza.

También existía la figura del funcionario. Ellos, en cambio, sí trabajaban para el emperador. Su misión constituía en brindarle asesoramiento sobre un amplio abanico de temas. Al igual que los Shi, para ganar este título era necesario estudiar y pasar exámenes de alta exigencia que permitieran certificar sus conocimientos.

Campesinos y artesanos

Tanto los unos como los otros pertenecían a las clases más bajas de la sociedad. Sin embargo, eran respetados por el resto de las clases sociales porque gracias a ellos era posible comer y la economía se mantenía activa. En especial los campesinos se enfrentaban a menudo a situaciones muy adversas.

Trabajaban casi toda la semana sin descanso y en muchas ocasiones las catástrofes naturales -habituales también en esa época- echaban por la borda todo su trabajo. Así como en la Antigua China existía una diferencia más que marcada entre las clases sociales y las funciones para cada una de ellas, la misma regla valía para hombres y las mujeres .

Mientras que los primeros solían estar en la vida pública, las segundas raras veces iban al campo o a la ciudad. Al contrario, estaban dedicadas a cuidar a los hijos y mantener el hogar.

Esclavos

Si bien la esclavitud no era moneda corriente en la Antigua China, existía esta figura. En su mayoría eran hijos de familias pobres.

Ahora que ya diste un primer paso para comprender la apasionante civilización china, puedes seguir estudiando los hechos más importantes de esta civilización milenaria y así seguir descubriendo algunas de sus expresiones artísticas y culturales más famosas: el origen escritura china, la historia de la medicina china y las bases de su apasionante gastronomía.

Por cierto, recuerda que si visitas el país, tendrás que primero tener un curso chino mandarin saber qué hacer para conseguir un visado para China.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...
avatar