«La curiosidad de la vida en todos sus aspectos es, a mi entender, el secreto de los grandes creativos». - Leo Burnett

Hoy en día, encontramos más de 500.000 blogs dedicados al DIY (Do It Yourself) en internet. Estos blogs, a menudo gestionados por treintañeros en busca de lo «hecho a mano», son una excelente manera de compartir su pasión por el bordado así como de dar pequeños consejos para aquellos que se estén iniciando en esta afición.

Al igual que un profesor, el blog permite a los principiantes descubrir los conceptos básicos de esta materia. Pero ¿qué modos de aprendizaje de bordado existen? En este artículo, ahondamos en esta cuestión.

¿Qué material necesitas para comenzar a bordar?

Para empezar con buen pie las lecciones de bordado, es importante contar con los accesorios adecuados. No podrás comenzar a bordar con un palillo de dientes e hilo de coser. El bordado es un pasatiempo creativo que requiere un material específico y, por suerte, no requiere demasiada inversión.

El material básico consiste en hilos de bordar, agujas, un bastidor, marcador borrable y, por supuesto, tela.

Material necesario para bordar.
No te olvides de utilizar un bastidor para bordar.

La tela puede ser diversa y variada. De hecho, puedes optar por personalizar un vestido, una camiseta, las mangas de una chaqueta, un cojín, etc. No obstante, para empezar por el principio, te aconsejamos que elijas una tela de lino adecuada para principiantes. Recuerda que los tejidos de la ropa pueden variar mucho y a veces son elásticos, lo que no te permitirá manejar bien el bordado. Al comenzar con la ropa de cama, te sentirás más cómodo.

A continuación, deberás escoger los hilos. No sé si sabes que una madeja de hilos contiene muchos hilos que puedes separar o unir para elegir el grosor final del hilo. Es posible comprar lotes enteros de madejas de diferentes colores. El más conocido es el hilo DMC, conocido por su muy alta calidad.

Posteriormente, te tocará comprar las agujas. En la mercería, las agujas a menudo se venden en lotes de cinco o diez. Así, podrás comprar diferentes tamaños. Asegúrate de que la aguja esté lo suficientemente afilada (salvo la de punto de cruz, donde la aguja suele tener la punta redondeada). A la hora de escogerlas, ten en cuenta que debes poder pasar varios hilos a través del ojo si es necesario.

Para aprender a bordar correctamente, también deberás invertir en un bastidor de bordado. Así, podrás estirar la tela para que sea más fácil bordar. Un accesorio esencial, sobre todo cuando estás empezando.

Finalmente, el marcador borrable te permitirá dibujar en la tela y luego borrar el diseño sumergiendo la tela en agua. Un truco supereficaz a la hora de bordar.

Asimismo, puedes invertir en más material si deseas continuar bordando cuando hayas afianzado las bases. Por ejemplo, puedes comprar cajas de almacenamiento para los hilos o un pie donde colocar el bastidor y tener ambas manos disponibles para bordar.

Para comprar todo este equipo, puedes ir directamente a la mercería. Estas tiendas están llenas de artículos de bordado y costura. Encontrarás kits de bordado, agujas, el hilo que necesitas, etc.

¿Cómo iniciarse en el bordado gracias al punto de cruz?

La forma más fácil de comenzar a bordar es aprendiendo la técnica del punto de cruz. También llamado «punto contado» también, es, como su nombre indica, un punto que se forma mediante pequeñas cruces sucesivas. Por lo tanto, el resultado final estará compuesto por una multitud de cruces.

Puntos de bordado.
El punto de cruz es de lo más fácil para aprender a bordar.

El punto de cruz es un tipo de costura, pero también es uno de los muchos puntos utilizados en el bordado. Aunque este punto se suele asociar con los principiantes, a algunas personas les apasiona esta técnica y continúan creando patrones bordados solo con punto de cruz.

Para usar este punto de cruz, debes saber que hay dos técnicas:

  • La técnica tradicional.
  • La técnica danesa.

La primera técnica, la técnica tradicional, consiste en hacer pequeñas cruces, una tras otra. Esta técnica se utiliza también para puntos aislados.

Por su parte, la segunda técnica (la técnica danesa) es mucho más habitual. Esta técnica danesa consiste en dibujar una línea completa de diagonales con el hilo de bordar y luego, una vez que la línea está terminada, deberás volver al otro lado para hacer la segunda diagonal de cada cruz. En un viaje de ida y vuelta, habrás hecho una línea completa de cruces. Esta técnica es ventajosa porque te permite ir más rápido. Se usa principalmente cuando hay muchas líneas del mismo color.

El punto de cruz se puede realizar sobre varios tejidos. Si estás empezando, optarás seguramente por la tela Aida, ya que ofrece una lienzo-rejilla regular con pequeños agujeros para que las puntadas sean regulares. Es más fácil comenzar con esta tela que con la tela de lino. De hecho, lo que ocurre con el lino es que el hilo se mueve con facilidad, lo que complica la tarea.

Si deseas realizar un bordado en tu ropa, existe una tela especial para lograr un punto de cruz perfecto: la tela panamá.

Finalmente, si necesitas una ayuda extra, puedes realizar una cuadrícula, impresa o no, para seguir la cantidad de puntadas que deberás realizar para lograr la forma que quieras. Estas cuadrículas se venden con los kits de bordado o los kits de punto de cruz, o incluso en las mercerías. También encontrarás patrones en internet.

Una vez que hayas dominado el bordado, ¡lo que tienes que hacer es aprender nuevas puntadas!

5 tutoriales sencillos para empezar a bordar

El bordado no se limita al punto de cruz. Existen muchos puntos si lo que buscas es hacer bordados tradicionales.

Vídeos de internet para empezar a bordar.
Internet ofrece una gran cantidad de técnicas para aprender a bordar.

Pespunte, punto de tallo, punto lanzado, punto de cadeneta, punto de mosca, punto de espiga... tómate el tiempo que necesites para aprender cada técnica y convertirte en un experto en bordado. No obstante, antes de todo eso, y para comenzar bien en el bordado, puedes ver algunos tutoriales para principiantes que te ayudarán a ganar confianza.

Aquí te dejamos una lista de cinco tutoriales de bordado:

  • Bordando Arte: empezando desde cero.
  • Cómo empezar a bordar: Tutoriales de Bordado.
  • CosoQueTeCoso: cómo hacer un punto de tallo en bordado.
  • Hecho entre encinas: cómo bordar en una camiseta.
  • Ideas en 5 minutos: 13 consejos sencillos de bordado.

Gracias a estos cinco ejemplos, disponibles en Youtube, estarás preparado para empezar tu primer proyecto de bordado. Desde la adquisición de material (hilo fresado dmc, agujas redondas y puntiagudas, etc.) hasta el primer punto de espiga, tras muchas puntas de bordado pequeñas, verás que no es tan complicado avanzar.

Eso sí, los vídeos tutoriales no son los únicos mecanismos efectivos para progresar. También puedes echarle un vistazo a blogs o adquirir manuales de bordado para orientarte en el bordado.

La ventaja de estos tutoriales es que puedes aprender a bordar cuando y como quieras. También es más fácil elegir las clases de bordado que quieres hacer. Simplemente busca el vídeo o blog correcto.

¿Cómo aprender a bordar con facilidad?

Por lo tanto, el aprendizaje del bordado se puede hacer de manera autodidacta o en una clase de bordado. Independientemente de tu motivación principal, debes sobre todo encontrar una forma de aprendizaje que se adapte a ti para que no se vuelva una obligación y que el bordado siga siendo, ante todo, un placer.

Modo de empleo del bordado.
Comienza por motivos fáciles para ir ganando confianza en ti mismo poco a poco.

Tomar clases de bordado parece ser la primera idea que se nos viene a la cabeza cuando queremos empezar a bordar. Las clases permiten aprender los diferentes puntos de bordado, como punto de cruz, punto de cadeneta, etc., mientras aprovechas los consejos del profesor para mejorar.

Cara a cara, a domicilio, por webcam, todas las fórmulas son más que válidas. Sobre todo, deberás compaginar bien tu horario con lo que quieres hacer.

La ventaja de las clases de bordado es que un bordador experimentado te asistirá para mostrarte los pasos correctos. Por lo tanto, será más fácil entenderlo todo desde el principio. Al elegir esta opción, aprenderás a bordar fácilmente, pero también muy rápido.

También puedes decidir aprender bordado por tu cuenta siguiendo los tutoriales de bordado en internet o los manuales de bordado que encontramos en internet o en los quioscos.

La ventaja: bordarás cuando te apetezca en cuanto tengas un hueco.

Al no tener un profe, es más fácil encontrar un hueco para aprender a bordar.

Para mejorar, puedes pedir la opinión y el consejo de quienes te rodean. Sus opiniones críticas pueden ayudarte a mejorar en estilo y técnica.

Finalmente, no olvides trabajar metódicamente. Reúne el material (tijeras, hilos dmc, tela aida, etc.), aprende los puntos básicos, practica en modelos tipo cuadrícula al principio...

¡Con la práctica, haciendo muchos bordados, progresarás rápidamente!

¿Buscas un profesor de Costura?

¿Te gustó este artículo?

0 calificación(es)
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.