“Una mesa, una silla, un cuenco de frutas y un violín. ¿Qué más necesita un hombre (o una mujer) para ser feliz?”, Albert Einstein.

Y quien dice un hombre o una mujer, dice un niño o una niña, porque los beneficios de aprender a tocar el violín en una edad temprana son numerosos y reconocidos por la ciencia. Así es, las personas que, desde pequeñas (aunque nunca es tarde si la dicha es buena), aprenden a tocar un instrumento, interiorizan beneficios tanto físicos como mentales y sociales. ¡Qué valioso tesoro!

Aunque a simple vista no se vean en todos los casos, aprender a tocar un instrumento aporta, y mucho, en todas las edades, y en el caso del violín, no es descabellado pensar que aportará felicidad tal y como decía Einstein, además de memoria, inteligencia, facilidades para socializar, etc. en los peques de la casa. Cada persona es un mundo, claro está, pero a rasgos generales, estos son los beneficios de aprender música en los niños y niñas, en concreto de asistir a clases de violín desde que son pequeños. 

Los mejores profesores de Violín disponibles hoy
Gabriel
5
5 (85 opiniones)
Gabriel
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (12 opiniones)
Rodrigo
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura michelle
5
5 (21 opiniones)
Laura michelle
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lusaí
5
5 (18 opiniones)
Lusaí
$250
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Magaly
5
5 (13 opiniones)
Magaly
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
5
5 (8 opiniones)
Enrique
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Consuelo
5
5 (9 opiniones)
Consuelo
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
5
5 (21 opiniones)
Carlos
$500
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Gabriel
5
5 (85 opiniones)
Gabriel
$350
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (12 opiniones)
Rodrigo
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura michelle
5
5 (21 opiniones)
Laura michelle
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lusaí
5
5 (18 opiniones)
Lusaí
$250
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Magaly
5
5 (13 opiniones)
Magaly
$300
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
5
5 (8 opiniones)
Enrique
$200
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Consuelo
5
5 (9 opiniones)
Consuelo
$400
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
Carlos
5
5 (21 opiniones)
Carlos
$500
/hr.
Gift icon
¡1a clase gratis!
¡Vamos a buscar!

Beneficios físicos de tocar el violín

beneficios fisicos de tocar el violin
Sí, tocar el violín mantiene activos también físicamente a los niños y niñas.

Tocar un instrumento requiere también de un ejercicio físico que, aunque a veces no es el más tenido en cuenta, sí que se ve reflejado en las capacidades físicas de los niños y niñas. En el caso del violín, algunas de las más destacadas son:

Fuerza y flexibilidad

Concretamente, en la parte superior del cuerpo, los beneficios físicos pasan por ganar en fortaleza y flexibilidad en brazos y manos, así como en espalda y hombros, por el hecho de mantenerse soportando el peso de violín y arco, y en una postura concreta durante largos periodos de tiempo. Asimismo, con la práctica, los huesos de la parte superior del cuerpo también trabajarán, y unos huesos fuertes previenen enfermedades como puede ser la artritis, entre otras. En este punto es importante que la talla del violín sea la adecuada pues sino, los beneficios se convertirán en todo lo contrario.

Motricidad

Muy relacionada con el punto anterior está la motricidad. ¿Qué tiene que ver con la música? Pues bien, no lo decimos nosotras, sino María Molina, neuróloga del Hospital Rey Juan Carlos de Madrid (en declaraciones al periódico La Vanguardia):

“A la hora de interpretar una melodía, los músicos se ven obligados a reproducir movimientos de gran precisión (que implican un elevado control en la motricidad fina), adecuados a patrones visuales (partituras), táctiles y auditivos. Es precisamente la relación que se establece entre la función motora y el feedback sensorial lo que permite el desarrollo y la potenciación de redes neuronales de integración multimodal”.

Y es que, como veremos más adelante, el ejercicio que lleva a cabo el cerebro al tocar un instrumento llega a ser más intenso, incluso, que el físico.

Postura

Para tocar el violín hay que sentarse derecho, y mantener una postura correcta y determinada. Esto no solo les dará fuerza, como hemos visto más arriba, sino que también mejorará su postura en general, ya esté tocando el violín o, por ejemplo, estudiando.

Coordinación

Para tocar instrumento hay que tener destreza física que, en el caso del violín, supone poder coordinar cada una de las partes superiores del cuerpo, que estarán efectuando, al unísono, tareas distintas. Esto mejorará la coordinación de los niños y niñas en el resto de facetas de su vida.

Audición

Para tocar un instrumento hay que tener oído, pero esto también se trabaja, y mejor desde la infancia, por lo que saber interpretar e identificar las melodías –dependiendo del nivel con más o menos matices-, mejorará también la capacidad auditiva.

  • En concreto, esta ventaja o beneficio de tocar el violín, que también aplica a cualquier otro instrumento, está avalada por un estudio realizado por el Centro Baycrest de Cuidados Geriátricos en Toronto, publicado por "Journal of Neuroscience"; aunque el estudio se basa en la rehabilitación cerebral, demuestra igualmente que “aprender a reproducir un sonido tocando un instrumento cambia la percepción cerebral de una forma diferente a como lo haría escuchando música”, lo que hace que mejoren las habilidades auditivas, entre otras muchos aspectos que iremos viendo más adelante.

Beneficios mentales de tocar el violín en la infancia

Si los beneficios físicos que aporta aprender a tocar el violín desde la infancia son importantes, los mentales ganan por goleada, no solo en número sino en consistencia. Múltiples investigaciones prueban dichos beneficios que, además, son muy numerosos. ¡Vamos a verlos uno a uno!

Memoria

Tanto para memorizar los movimientos físicos, como para reconocer y leer las notas de la partitura, tocar el violín ejercita la memoria. Es cierto que al interpretar una pieza la partitura está como soporte, pero antes hay que saber leerla, y eso implica conocer la teoría de memoria, aunque sea en los primeros años e interpreten canciones muy fáciles para violín.

No se trata solo de un beneficioso en el corto plazo, por ejemplo, de cara al estudio de otras materias, sino que puede favorecer la no aparición de problemas de memoria o de deterioro cognitivo en el largo plazo:

  • Según las investigaciones de Brenda Hanna-Pladdy, de la Universidad Emory en Atlanta, las personas mayores de 60 años que habían tocado un instrumento al menos durante una década, presentaban menos problemas de este tipo que las que no. Y sí, el Alzheimer también podría incluirse entre ellos.
beneficios musica memoria
La memoria será una de las grandes beneficiadas en el proceso de aprendizaje.

Lógica

No solo es suficiente con la memoria, tocar el violín requiere utilizar la lógica para saber qué movimiento hay que hacer en cada momento.

Creatividad

Hacer sonar las notas de un violín mejorará la creatividad de los alumnos y alumnas; la música es un arte, y no se basa solo en la repetición, también entran en juego la composición, la interpretación, la improvisación...

Aprendizaje

No solo musicalmente hablando, sino que aprender a tocar el violín irá también acompañado de un conocimiento de su historia, y de la historia de la música en general.

Ansiedad y depresión

Varios estudios científicos confirman que tocar un instrumento puede ser, en algunos casos, tanto o más eficaz que un tratamiento químico en casos de ansiedad o depresión en niños y niñas. Al menos, así se desprende de un estudio liderado por James Hudziak, realizado por el Colegio Médico de la Universidad de Vermont, y publicado en el "Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry". Según este, tocar instrumentos como el violín provoca mejoras en los trastornos psicológicos más frecuentes en la infancia. Obviamente, dependerá del tipo de trastorno, y en casos de este tipo siempre es primordial consultar con especialistas.

Paciencia

No se aprende a tocar el violín de un día para otro, las carreras musicales pueden llegar a durar toda una vida; pero en los inicios, la repetición sistemática formará parte de la rutina de los niños y niñas que toquen el violín u otro instrumento; algo que hará que su paciencia salga reforzada.

Organización

Y la propia paciencia suele ir acompañada de un cierto orden y organización. Al respecto, la autora del trabajo "Twelve Benefits of Music Education", Carolyn Phillips, explica que los niños y las niñas que tocan el violín, por ejemplo, suelen convertirse, por el efecto de practicar frecuentemente, en personas metódicas, cuidadosas, organizadas e, incluso, con una mejor capacidad de atención.

Habilidades cognitivas

Los beneficios mencionados hasta ahora tienen que ver con las relaciones cognitivas y el desarrollo del cerebro en estas cuestiones concretas; pero si nos vamos al plano general, podemos decir que los niños y niñas que tocan el violín –entre otros instrumentos- tienen mejor concentración, mayor capacidad de resolución de problemas (¡También matemáticos!), puesto que la música agiliza el funcionamiento de las neuronas. Esto, con el tiempo, les lleva no solo a tener una mejor memoria, sino a pensar más rápido, de forma más crítica y lógica. Es decir, mejoran sus habilidades cognitivas.

  • Al respecto, uno de los estudios más citados, es el del profesor Lutz Jäncke, del Instituto Tecnológico de Zúrich, que ha recogido la mayor compilación de investigaciones realizadas al respecto en “Faculty of 1000″, y que afirma que “si la música tiene una fuerte influencia en la plasticidad del cerebro, es posible que este mismo efecto pueda utilizarse para mejorar el rendimiento cognitivo”.
beneficios musica matematicas
Aunque parezca imposible, aprender a tocar el violín también les ayudará en sus clases de matemáticas.

Beneficios sociales de aprender música

“La práctica musical pone en funcionamiento la totalidad de redes neuronales de nuestro maleable cerebro (…); es la única actividad humana que lo pone en marcha en su totalidad, así como se pone en funcionamiento la maquinaria motriz de nuestro cuerpo”.

Esta conclusión se puede leer en el estudio "Música/Cuento: un Sistema Emocional en clave de bucle retroactivo", de Rosa Iniesta Masmano, que nos servirá también en los siguientes puntos para analizar algunos de los beneficios sociales que puede tener tocar un instrumento como el violín.

Empatía

El mencionado trabajo explica que las personar que estudian música, sea el instrumento que sea, deben concentrarse en ellos/as mismos/as, conocer su cuerpo, sus reacciones y la empatía, no solo con ellos mismos, sino también con el compositor/a de la partitura que están interpretando, con las nota, con el instrumento. Otros conceptos que ayudan a ser una persona empática y que pueden darse al tocar el violín son: “la atención, la concentración, la observación de los detalles, la decisión, la elección, el concepto espacio-temporal, el de globalidad, la memoria y la disciplina”.

Confianza

No solo la confianza en sí mismo que tendrá el niño o niña gracias a sus avances tocando el violín, sino también la que se genera al superar miedos, como el escénico. Y, ligado también a la empatía con uno mismo/a, aprenden a controlar las acciones propias: saber cómo reaccionar, ser comprensivos si se dan errores, salir de una situación complicada.

Un ejemplo: cuando están en escena y cometen un error, tienen que aprender a salvar los posibles imprevistos pues “el espectáculo debe continuar”. Y esto les enseñará también a tener confianza en otros aspectos de su día a día.

Autoestima

Saber tocar el violín es fruto de una mezcla de varias de las cualidades o beneficios mencionados más arriba: la disciplina, la paciencia, la empatía… Y lograr a base de esfuerzo resultados positivos es motivo de satisfacción, que ayudará a la mejora de la autoestima de niños y niñas, tal y como lo demuestra el estudio “The Effect of Playing Music on the Confidence Level”, publicado en "Science Direct".

Paciencia

Si, de nuevo la paciencia, que no solo ayuda a nivel mental, en la ejecución de otras tareas, sino a ser una persona paciente, también con los demás. Algo que es considerado una cualidad social que favorece nuestras relaciones con los demás.

Comunicación y relaciones sociales

beneficios sociales de tocar le violin
Además de divertirse, tocar un instrumento fomentará aspectos como la empatía o la pertenencia a un grupo.

¿Cómo les ayuda el violín y la música a mejorar sus relaciones sociales y a comunicarse mejor? 

  • El violín es un medio para ellos y ellas de expresarse, pero también de comprenderse mejor, de ser más empáticos consigo mismos, lo que les ayudará también a serlo con los demás.
  • También es un medio de expresar mejor lo que sienten y necesitan, algo que fomentará, sin duda, unas mejores relaciones sociales.
  • Además, aunque aprender a tocar el violín sea una tarea más bien individual, se hace en grupo y entran en juego las “neuronas espejo”; según el estudio de Rosa Iniesta Masmano, cuando estas aparecen, practicamos la empatía no hacía nosotros mismos, sino hacía los demás:

“Tocar o cantar juntos hace que nuestros cerebros liberen oxitocina, lo que provoca un sentimiento de confianza e intimidad, potenciando los lazos sociales. El sentido de cohesión social –que es imprescindible educar en el trabajo de una orquesta o agrupación musical- nos hace sentir protegidos por el grupo, nos da seguridad generando auto-confianza, gracias al aumento de testosterona y a la disminución de cortisol”.

Esto, además, será fruto también de felicidad y de diversión, lo que nos lleva al siguiente beneficio, tal vez, uno de los más importantes. 

Diversión

Especialmente en la infancia, además de todo lo visto más arriba, el niño o la niña se va a divertir, muy probablemente aprendiendo, pasando tiempo junto al resto del grupo, al sentirse músicos, al aprender o compartir, etc. Es importante, especialmente cuando el aprendizaje es temprano, que se fomente precisamente esa diversión.

violin niños y niñas
El principal beneficio para ellos/as de tocar el violín ha de ser la diversión. ¿No crees?

Desde las clases particulares hasta la carrera en el conservatorio, hay muchas formas de aprender a tocar el violín; pero también serán muchos los niños y niñas que no terminan haciendo una carrera musical, por lo que la “no presión” puede ser justamente lo que necesitan para seguir, pero divirtiéndose.

Si tenemos en cuenta todos los beneficios que aporta aprender a tocar el violín, y que perduran en la edad adulta, el hecho de que los niños y niñas aprenden de forma inconsciente y por mera diversión hace que todo parezcan ventajas para empezar a tocar este instrumento. No olvidemos la edad que tienen, y no forcemos que todos estos aspectos positivos se conviertan en rechazo. ¡Su bienestar es lo primero!

>

La plataforma que conecta profesores particulares con alumnos

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Califícalo!

5.00 (1 califícalo(s))
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.