Francia sigue siendo el país más visitado del mundo con 86 millones de turistas que lo visitaron en 2019.

Solo 17 millones de turistas visitaron París en 2019. Sin embargo, no solo los visitantes extranjeros eligen ir a Francia. Muchos lugareños en algún lugar de su país viajan para las vacaciones, también, eligen destinos de mar y montaña franceses en lugar de otros destinos.

Los turistas se sienten atraídos por Francia por varias razones, algunas de ellas son el rico patrimonio artístico y cultural, la increíble arquitectura, la deliciosa comida y los sabrosos vinos franceses.

Y si por tu mente está pasando visitar Francia, en este artículo te mostramos los monumentos que no puedes dejar de ver en tu visita.

La torre Eiffel

Cómo no poner en primer lugar a este icónico monumento, pensar en monumento de Francia es pensar en la Torre Eiffel. Ubicada en el extremo del Campo de Marte a la orilla del río Sena, la Torre Eiffel es el símbolo de Francia en el mundo entero.

Actualmente este monumento recibe aproximadamente siete millones de visitantes al año, lo que lo convierte en el monumento más visitado del mundo.

También te recomendamos unas clases de francès online antes de visitar la ciudad del amor.

monumentos parisinos
Cuando se piensa en París, inmediatamente viene a la mente la Torre Eiffel.

Uno de los datos que pocos conocen sobre la Torre Eiffel es que el arquitecto que la desarrolló, Gustave Eiffel, presentó el proyecto a distintas ciudades antes de París.

Barcelona, por ejemplo, fue una de estas ciudades donde obviamente el proyecto fue rechazado. Un dato curioso sobre Gustave Eiffel (quien por cierto también participó en la construcción de la estatua de la libertad en Nueva York) es que formaba parte de los masones y la torre Eiffel tenía propósitos ocultos. Hoy en día esta teoría se mantiene por algunos conspiracionistas.

Actualmente la torre es propiedad del Ayuntamiento de París, y lo explota una sociedad mixta, la “Société Nouvelle de l’Exploitation de la Tour Eiffel.

Arco del Triunfo

El Arco del Triunfo de París es uno de los monumentos más populares de Francia, prueba de ello es que el Desfile del día de la Bastilla (que se celebra el 14 de julio) empieza justo aquí, bajo Arco del Triunfo, además, la más grande de las carreras ciclistas, el Tour de Francia, termina cada año frente al arco.

El arco fue construido por petición de Napoleón Bonaparte para conmemorar a la Grand Armée tras su victoria en la Batalla de Austerlitz, desafortunadamente el emperador Napoleón murió sin verlo concluido.

Para darnos una idea del tamaño de este arco, al finalizar la primera guerra mundial un avión voló a través del arco. Pilotado por Charles Godefroy, el avión de combate Nieuport realizó esta maniobra a manera de homenaje a todos los aviadores muertos en la guerra.

Museo del Louvre de París

Este famoso museo es muy probablemente uno de los más visitados en todo el mundo, sede de obras como la Venus de Milo, la Gioconda de Leonardo da Vinci o la famosa pintura de Paolo Veronese “Las Bodas de Caná”, el museo de Louvre atrae cientos de turistas que hacen filas kilométricas por entrar.

Pero el Louvre, además de la casa de cientos de magnificas obras de arte es también la sede de increíbles anécdotas que no todos sus visitantes llegan a conocer. Antes de ser uno de los museos más importantes del mundo, el Louvre fue una fortaleza, hogar de varias generaciones de reyes.

El rey Enrique IV estaba entre ellos, y él llevaba a cabo un ritual conocido como el «toque real» en los pasillos del Louvre. ¿En qué consiste este ritual? Se creía que la realeza francesa había recibido el poder de gobernar del mismo Dios. ¿Uno de esos beneficios de respaldo divino? La capacidad de curar enfermedades con un simple toque. Y así, Enrique IV recibió a enfermos de tuberculosis en una de las salas del Louvre, ungiendo a los enfermos mientras entonaba, «Le roy te touché, dieu te guerit» “El rey te toca, Dios te sana”.

Catedral de Notre Dame de Paris

Sin duda alguna la Catedral de Notre Dame es uno de los monumentos más reconocidos a nivel mundial y aunque actualmente no recibe visitantes debido al incendio ocurrido en al año 2019, se espera que la restauración de este edificio concluya en 2024.

monumentos paris
Vista de Notre Dame desde el río Sena.

La edificación de esta catedral comenzó en el año 1163 y al igual que muchas construcciones francesas, Notre Dame tiene una gran influencia de la arquitectura gótica, el interior de la catedral destaca por su luminosidad y dentro de la misma se encuentra el tesoro de la catedral que guarda algunas reliquias relacionadas con la Pasión de Cristo: la Corona de espinas, un fragmento de la Santa Cruz y uno de los clavos que sirvió para la crucifixión. Estas invaluables preseas sacras  afortunadamente sobrevivieron al incendio de 2019.

El palacio de Versalles

El Palacio de Versalles es uno de los monumentos más majestuosos de toda Francia, se encuentra como su nombre lo indica en Versalles aproximadamente a una hora de París.

Originalmente en lugar del palacio solo había un pequeño refugio de caza perteneciente al rey Luis XIII, fue su heredero, Luis XIV quien lo convirtió en un majestuoso palacio y trasladó la corte entera a este lugar. A lo largo de los años el palacio ha sido reformado y se han añadido otras estructuras en sus alrededores.

Este palacio hace gala de la grandeza del país. Sus salones interiores son increíbles museos donde hay toda una muestra del lujo extremo del cual disfrutaba la aristocracia nacional.

Algunas de las partes más interesantes del Palacio de Versalles son el famoso Salón de los Espejos y la Capilla Real. No solo en el interior de este palacio se encuentra lujo y elegancia; sus jardines también son asombrosos y dignos de ser visitados.

¿Quieres visitar otras ciudades francesas además de París? Preparamos una guía de ciudades para visitar en Francia.

La Catedral de Chartres

Definitivamente, Francia es el país de las catedrales, pues hay muchísimas y en todos lados, desde Estrasburgo, pasando por Marsella, París, Amiens, Reims, prácticamente en todo el país hay catedrales impresionantes.

Aunque la Notre Dame de Chartres pasa quizá un poco desapercibida en muchas rutas por Francia, este edificio es uno de los exponentes mundiales del arte gótico, y su pórtico o sus vidrieras son una verdadera maravilla.

Ubicada a aproximadamente 90 kilómetros al sudoeste de París; la catedral de Chartres presume unas magníficas esculturas en piedra que recogen elementos burlescos, como un asno bailarín y encabritado, o un cerdo que toca el laúd, fiel reflejo de la sociedad según Auguste Rodin quien calificó la catedral de Chartres como “un palacio de armonía, paz y silencio”.

Abadía del Monte Saint-Michel

En el noroeste de Francia, bordeada por el canal de la Mancha se encuentra Normandía; sede de épicos acontecimientos históricos de todo tipo donde definitivamente destaca el famoso desembarco de las tropas norteamericanas durante la segunda guerra mundial.

Es aquí, en Normandía donde se erige la isla de Saint Michel, comunicada por una estrecha carretera con el resto del continente y coronada por una espectacular abadía, la amurallada abadía de Saint Michel.

monumentos en francia
Se encuentra en la región de Normandía.

Esta imponente abadía está clasificada como monumento histórico desde el año 1862​ y desde 1979 el sitio figura en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco como parte del Monte Saint-Michel y su bahía.

Actualmente está administrada por el Centre des monuments nationaux y recibe miles de visitantes diariamente, una  visita obligada si visitas el país de Lustucru.

Restos romanos de Arles

En un momento de la historia el dominio del poderoso imperio romano fue tan extenso que abarca una gran parte de Europa. El imperio romano estableció ciudades, colonias y monumentos que demostraban su gran poderío. Una de estas colonias fue Arles, la cual tuvo una importancia realmente considerable en la provincia de Galia.

El imperio romano cayó pero no fue olvidado. Actualmente la ciudad de Arles conserva importantes restos romanos entre ellos destacan el teatro romano, la arena o anfiteatro, las termas de Constantino, el Alyscamps (o necrópolis romana) por nombrar solo algunos.

Resulta sorprendente que después de tantos años estas estructuras siguen en pie, y más sorprendente aún que el anfiteatro romano (la atracción número uno de Arles) aún recoge espectáculos y eventos.

Arles es sin duda un ejemplo de cómo se ha acoplado una ciudad  con su pasado, ubicada al sur de Francia, en el departamento de Bocas del Ródano, Arles resulta una parada obligatoria.

Encuentra la mejor opción de alojamiento de acuerdo a la región que visites en Francia.

Castillo de Chambord

Francia es un país que destaca por diversas razones, sus catedrales, su gastronomía, el arte y cine que comparten con el mundo entero, pero no solo eso, Francia es también el país de los castillos: uno de los más populares sin duda es el castillo de Chambord.

castillo mas grande del mundo
Este castillo es magnífico.

Este castillo es el más grande del país, cuenta con 440 habitaciones y lo rodea un muro de 32 kilómetros, además de su extravagante y lujoso decorado interior, el castillo está rodeado de un todavía más extravagante jardín y espléndido bosque. Una de las paradas obligadas si haces la haces la típica ruta por los castillos del Valle del Loira.

Yacimientos prehistóricos y cuevas decoradas del valle del Vézère

Los sitios prehistóricos y cuevas decoradas del valle del Vézère son un conjunto de yacimientos y cuevas que se encuentran distribuidas a lo largo de 40 kilómetros en el valle del Vézère, entre Les Eyzies-de-Tayac-Sireuil y Montignac, en el departamento francés de la Dordoña.

Este conjunto de yacimientos paleolíticos y cuevas albergan algunas de las pinturas rupestres más importantes de la prehistoria, el lugar obviamente fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Entre estas pinturas rupestres podemos encontrar arte de diferentes especies animales: toros, bisontes y caballos. Junto con los muchos animales en las paredes, hay algunos signos de la representación humana o semihumana. Vale la pena visitar uno de los primeros lugares donde el hombre ha dejado rastro de su existencia.

Antes de comenzar tu aventura por Francia, puedes tomar clases particulares de francés para comunicarte mejor y disfrutar más tu estancia en uno de los países más ricos en historia y gastronomía del mundo.

Mira cuánto dinero necesitas para viajar al país galo.

¿Buscas un profesor de Francés?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 calificación(es)
Cargando…

Sandra

Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Editora web de viajes, educación, feminismo, relaciones y cultura pop.