Cada vez escuchamos con mayor frecuencia hablar de esta disciplina, que se extendió por todo el mundo durante la década de los ochenta. Este método-que toma como combina elementos de la gimnasia, la traumatología y el yoga- fue creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates.

En la práctica, esta actividad tiene cada vez tiene más seguidores. De hecho, con una oferta de más de 500 ejercicios, presenta una gran cantidad de adeptos y se ha impuesto como una disciplina popular en México.

meditacion y pilates
Pilates reformer, una práctica que combina los beneficios físicos con los mentales

En parte, esto se debe a que el pilates ayuda a la relajación. Teniendo en cuenta que según cifras de la Organización Mundial de la Salud, los mexicanos se encuentran los más estresados del mundo, no debe asombrar que las clases de esta disciplina sigan expandiéndose en nuestro país.

No obstante, y a pesar de lo fácil que resulta hoy practicar esta disciplina, es normal preguntarse cómo se pueden encontrar clases de pilates convenientes o por qué tipo de técnica (reformer, mat, área, etc) conviene comenzar.

Estos asuntos son algunos de los que trataremos de entender a través de los principios básicos del método pilates.

¡Descubre con nosotros todo lo que hay que saber sobre el pilates!

Cursos de pilates: ¿cuáles son sus ventajas?

Según un estudio reciente realizado por el Inegi, el 58% de los mexicanos no realiza ninguna actividad deportiva. Si te encuentras dentro de este grupo de los que todavía no han encontrado un deporte que los apasione y que puedan sostener a lo largo del tiempo, no deberías dejar de considerar la posibilidad de anotarte en cursos de pilates para revertir esta tendencia.

Pero, antes de comenzar con clases particulares o en un instituto, es importante que te intereses por conocer un poco más acerca de la práctica del pilates. Si se trata de resumir, más allá de ser un deporte interesante y ejercitado por muchos, para maximizar sus efectos positivos es fundamental tener un mínimo conocimiento de los mecanismos que lo componen y de sus orígenes.

De esta manera, será más sencillo darle a esta actividad el lugar que se merece en la vida cotidiana y así mejorar la condición física de uno, ya sea en clases grupales o mediante la práctica individual con regularidad.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas específicas de la práctica regular de esta actividad física y de la secuencia de movimientos con diferentes partes del cuerpo? Hay varias, entre las que encontramos:

  • Relajarse
  • Tonificar y medir los efectos de la práctica
  • Equilibrar la expresión corporal
  • Hacer de la gimnasia un deporte tónico
  • Practicar ejercicios de respiración en plena conciencia
  • Hacer cardio y gap (glúteos-abdominales-piernas) al mismo tiempo
  • Perder peso y desestresarse
  • Hacer deporte apropiado para una mujer embarazada
  • Hacer algunos ejercicios de yoga en posición horizontal, entre otras.

A la hora de estirar al final del entrenamiento de pilates o de dominar las relajaciones en las clases particulares, no encontrarás nada en contra de la práctica del pilates. Solo tienes que saber por qué y con qué propósito concreto decides hacerlo, en detrimento del yoga tradicional o del yoga de meditación.

Respirar, tomarse un tiempo para uno mismo, mientras se tonifica y se estiran los músculos del cuerpo son algunos de los efectos y parámetros que se deberán tener en cuenta en cualquier práctica de una clase de pilates, con o sin un profesor particular que nos guíe y ayude a relajarnos y  a beneficiarnos de los múltiples beneficios de la práctica.

Sin embargo, aunque todo esto parezca muy prometedor, es normal que te interese saber cuáles son los principios básicos sobre los que se asienta el pilates, y aquello puedes esperar de esta práctica que se encuentra a medio camino entre el yoga tradicional y la gimnasia.

Lee también nuestro artículo sobre el origen y la historia del pilates.

El pilates para ponerse en forma

Hoy en día nadie puede negarlo: el método pilates tiene cada vez más seguidores y practicantes en todo el mundo. ¡Y México no es la excepción! De hecho, año tras año año crece la cantidad de personas que practican esta actividad que combina trabajo físico, meditación y relajación.

Y es que se trata de una forma perfecta para ponerse en forma, pero de una manera amigable con el cuerpo. De hecho, aunque los movimientos y las posturas suelan tener el propósito de estirar los músculos del cuerpo, tonificar o, simplemente, darnos más energía, el pilates se practica con gestos delicados y amplios y siempre bajo la guía de un profesor de yoga o pilates.

hacer yoga con profesor particular
Las clases de pilates también pueden realizarse en el suelo

Por lo tanto, es posible mejorar tu estado físico y trabajar tu flexibilidad con ejercicios destinados a ello, que aportan ciertos beneficios, pero siempre mediante un método suave. Con más de 500 ejercicios, el método pilates se ha convertido en una disciplina que se adapta a todo el mundo. Cada deportista -amateur o experimentado- podrá encontrar en esta actividad el bienestar y el alivio que estaba buscando.

¿Buscas clases de yoga en Ciudad de México?

Pilates, o cómo conseguir una meditación guiada

No siempre nos damos cuenta, pero la respiración es nuestra primera herramienta de supervivencia. El aire que pasa por nuestras fosas nasales es lo que nos mantiene en la superficie de la tierra, y nos permite, por ejemplo, practicar pilates. De hecho, cuando respiramos, se oxigenan los pulmones y, por consiguiente, con trabajo, somos capaces de controlar nuestra práctica deportiva.

El pilates contribuye a mejorar, gestionar y reequilibrar la respiración de la caja torácica, de manera que los ejercicios sean menos dolorosos y difíciles. Toda una verdadera ventaja cuando ves cómo sufren muchas personas después de cinco minutos de ejercicio físico.

No tiene sentido concentrarse en intentar mantener una postura correcta o en hacer un ejercicio lo mejor posible si no se controla la respiración. Este elemento hará que la sesión de pilates sea más suave y placentera y, con el tiempo, más fácilPorque sí, disfrutar de tu cuerpo y de tu mente es posible.

¿Te interesa saber también cuáles son los beneficios del pilates?

Cursos de pilates: meditación profunda y tonificación

Precisamente, ¿cómo se manifiesta este vínculo entre el cuerpo y la mente que parece ser uno de los pilares fundamentales del pilates? ¿Por qué es tan importante? ¿Cuál es su propósito exacto? En realidad, se trata de un concepto que tiene sentido en sí mismo más que de un tipo real de ejercicio, de los beneficios de la tonificación o de los movimientos de las articulaciones.

De hecho, esta alianza es el resultado de nuestros esfuerzos y de nuestra práctica regular de pilates que nos permitirá proceder con la alineación de tres polos. Por un lado, el cuerpo dirigirá, dando forma a los movimientos. Por el otro, el ánimo procederá a liberar el estrés y a tomar conciencia del ejercicio. Por último, que la mente nos hará progresar manteniendo la postura, a la vez que pensamos que ganamos flexibilidad o, de manera más general, que logramos nuestro objetivo.

Una combinación que, si el alumno la domina y la aplica correctamente, le permitirá acceder a todos sus beneficios. Así que este es un principio básico, sencillo de asimilar, que no requiere accesorios, y que nos hará progresar en menos tiempo de lo que pensamos.

Si prefieres el yoga, no dudes en buscar clases de yoga en Superprof.

Clases de pilates: el trabajo del cinturón abdominal

En un principio, Joseph Pilates llamó denominó al centro del cuerpo el powerhouse coreEste «cinturón de fuerza» corresponde a la parte del cuerpo entero situada entre el tórax y la pelvis. En resumen, aquí es donde se encuentran todos los músculos estabilizadores de nuestro cuerpo.

Todos estos elementos si se trabajan a la vez permiten una mejor estabilidad, un refuerzo muscular óptimo, una buena alineación del cuerpo, o una estabilización y una coordinación de los movimientos.

Un buen cinturón abdominal, una colocación postural ideal, una fluidez en los movimientos y una columna vertebral bien posicionada, serán los elementos que nos permitirán tener un cuerpo centrado. Eso sí, siempre y cuando dominemos los pormenores.

De todos modos, la cuestión es que este concepto se encuentra entre los principios generales del método pilates. Y por eso, no nos cansamos de resaltar que es positivo interesarse por los fundamentos de la disciplina. Solo así se podrán adquirir los mecanismos básicos de esta  práctica completa y enriquecedora al mismo tiempo. Enriquecedora porque también capta la atención de nuestra mente y nos obliga a mantenernos centrados en lo que estamos haciendo, en los ejercicios en este caso.

No te pierdas nuestro artículo sobre las principales posturas de pilates.

El control, uno de los principios de pilates

Si hablamos de pilates, tendremos que hablar de los movimientos que habrá que mantener durante un tiempo, donde la fluidez no es garantía de todo y donde el calentamiento será un buen aperitivo. De hecho, aunque este método sea considerado como un ejercicio de gimnasia suave, debemos ser capaces de sostener los ejercicios que nos solicitan. Y, la única manera de lograrlo, será gracias a una concentración de hierro.

clases de pilates grupales
¡Mejora tu postura con clases de pilates!

Aunque depende del tipo de pilates que realicemos, en todas las variantes de esta disciplina estaremos confrontados a movimientos que no pueden calificarse como simples de realizar... Dentro de la gran cantidad de ejercicios disponibles, hay algunos que son más difíciles y que requieren atención. Por lo tanto, debemos concentrarnos en lo que hacemos, para poder mantener mejor la postura durante el mayor tiempo posible.

En definitiva, se trata verdadero trabajo mental que permite, al mismo tiempo que practicamos yoga esculpir el cuerpo. Es decir, tener un vientre plano, mediante los músculos abdominales, una armonía postural o una fuerte conciencia corporal de nosotros mismos.

La concentración también es una cuestión de conciencia y de saber cómo plantearse las preguntas correctas. ¿Por qué estoy haciendo este ejercicio? ¿Me sentiría feliz o estaría orgulloso si pudiera mantener la posición durante más de 30 segundos? ¿Me siento capaz de lograrlo?

Todas estas preguntas y dudas que, de una manera más global, hacen que el método pilates sea un método completo, extremadamente enriquecedor que, por lo tanto, puede adaptarse a la mayoría de nosotros.

Los beneficios del pilates reformer

Por si todavía no lo sabías, pilates reformer es el tipo de pilates que se realiza en una de las máquinas concebidas por el creador de esta disciplina. Gracias a ella, los principiantes pueden realizar movimientos complejos que probablemente no lograrían, en una primera instancia, practicando esta técnica en el suelo.

Este tipo de práctica se realiza siempre bajo la guía de un profesor, y tiene una importantísima lista de ventajas. Entre ellas podemos destacar:

  • Trabajo integral. Cuando la práctica de pilates se realiza con asistencia de una máquina pueden trabajarse, realizando un solo ejercicio, varios grupos musculares al mismo tiempo. Esto se debe a que los movimientos concebidos por el creador de esta técnica involucran diferentes partes del cuerpo (tales como piernas, brazas, abdomen, espalda, etc).
  • Postura. Los que practican pilates reformer tienen, en líneas generales, una mejor postura que aquellos que jamás realizaron esta práctica. Por esto mismo, esta práctica deportiva está especialmente recomendada para quienes tengan dolores de espalda o para los que necesiten corregir la manera en la que se sientan.
  • Movimientos y peso controlados. Por el sistema de mancuerdas y la lógica de los ejercicios que propone esta práctica, el pilates permite realizar un amplio abanico de movimientos controlados. Además, el peso puede dosificarse en todo momento, un punto que favorece a que esta técnica esté recomendada tanto para principiantes como para avanzados.
  • Efectividad. Otro de los beneficios de pilates reformer es que como se realiza bajo la atenta mirada de un profesional, los resultados están asegurados y llegan más rápidamente que cuando la práctica deportiva se realiza sin asesoramiento.

Aeropilates, una variante del método tradicional

También conocido como pilates áreo, se trata de una adaptación del método clásico concebido por Joseph Hubertus Pilate que permite trabajar todavía con mayor intensidad los músculos de todo el cuerpo.

Como su nombre lo indica, esta disciplina se lleva a cabo en el aire gracias a la ayuda de un sistema de sogas y columpios. Para llegar a realizar todos los movimientos propuestos en esta técnica, será necesario tener una mayor fuerza abdominal que la requerida por el pilates reformer o en el suelo.

Por esto mismo, antes de anotarse en un curso de aeropilates, se recomienda empezar por clases para nivel inicial con profesor particular o en un instituto especializado.

Si bien el pilates áreo comparte los beneficios del pilates tradicional, lo cierto es que cuenta con una serie de diferenciales que lo hacen todavía más atractivo para cierto grupo de deportistas amateurs o experimentados.

Por ejemplo, al trabajar en el aire, se logra un efecto drenante intenso que puede resultar favorable para las personas con problemas de circulación.

Del mismo modo, por la exigencia de esta práctica, el aeropilates está especialmente recomendado para bailarines y deportistas de alto rendimiento que necesiten mantenerse en forma.

La contra que esta variante del pilates comparte con el pilates reformer es que no se podrá practicar puertas adentro, ya que requiere de un equipamiento específico que solo puede conseguirse en centros especializados en estas técnicas.

Cómo hacer pilates en casa

Uno de los beneficios del pilates mat es que se trata de una de las actividades físicas que pueden realizarse puertas adentro, ¡y sin gastar un centavo!

Y es que una vez que empieces a tomar cursos de pilates con profesor particular o en academia tendrás la posibilidad a reproducir los ejercicios en tu casa.

clases de pilates
Contrata un maestro de pilates y progresa puertas adentro...

Muchos profesores de yoga y pilates incluso recomiendan a sus alumnos que realicen ejercicios simples de respiración, meditación y elongación entre encuentro y encuentro. Esta es una excelente manera de seguir ejercitándote y no esperar necesariamente a estar frente a tu profesor para seguir avanzando.

Y es que gracias al asesoramiento que recibirás de su parte cuando te encuentres en las clases particulares o grupales podrás entender mejor las limitaciones de tu cuerpo y así no cometer errores cuando practiques por tu cuenta.

Como sabemos, la elongación y la concentración -dos elementos fundamentales para realizar pilates con éxito- deben trabajarse de manera permanente. En otras palabras, si vienes entrenando con constancia pero luego pasas un largo período de tiempo sin hacerlo estarás poniendo en jaque todos los logros obtenidos hasta el momento.

Por esto mismo, hacer pilates mat (es decir, en el piso) cuando te encuentres en tu casa es una excelente manera de fortalecer tu cuerpo y dar un paso adelante para convertirte en un verdadero experto en la disciplina.

Es importante que tengas en cuenta que este tipo de pilates requiere de mayor esfuerzo que el que se realiza con máquinas. Por esto mismo, antes de lanzarte a la práctica de pilates puertas adentro te recomendamos que busques clases de pilates reformer en un centro deportivo o bien con profesor particular.

La buena noticia es que una vez que te sientas preparado para entrenarte por tu cuenta, solo necesitarás una colchoneta y vestir ropa cómoda para que nada te impida moverte con libertad.

Para que tengas algo de inspiración a la hora de comenzar con tu práctica de pilates mat, a continuación te acercamos una lista no exhaustiva de ejercicios que puedes realizar sin la guía de un profesor particular (¡antes o después de ir a trabajar):

  • Ejercicios de respiración. Al igual que sucede con las clases tradicionales, cuando realices una práctica de yoga en tu casa será importante que dediques unos minutos a conectar con tu respiración.
  • Roll up: Siéntate en el suelo sobre la colchoneta con la espalda bien recta e intenta llevar las manos hacia la punta de tus pies, realizando un esfuerzo abdominal. Realiza secuencias de 3 a 5 ejercicios veces con intervalos de algunos minutos para descansar.
  • La sierra: Una vez sentados sobre la colchoneta, con las piernas abiertas en un ángulo de 45° y con los brazos extendidos en forma de cruz realizar rotaciones manteniendo en todo momento la columna firme. Este ejercicio es ideal para trabajar la postura y la fuerza abdominal.
  • Abdominales: Aunque se trata de un ejercicio que seguramente ya realizaste anteriormente en alguna clase de fitness, no dejes de incluirla en tu rutina diaria de pilates. Tumbado sobre la colchoneta, eleva ligeramente la espalda y levanta las piernas en un ángulo de 45 grados. Extiende los brazos y realiza series de 10 o 15 abdominales y descansa antes de volver a comenzar.
  • Tijera. Se trata de otro ejercicio clásico de pilates reformes que tú también podrás realizar en casa. Solo tienes que recostarte totalmente sobre el mat, levantar levemente las piernas y cruzarlas -en el aire- una por encima de la otra lentamente. Para trabajar todavía más la parte abdominal es recomendable que las piernas no se encuentren demasiado alejadas del piso.
  • Ejercicio Superman. Para realizar este ejercicio tendrás que ponerte en cuatro patas y extender al mismo tiempo la pierna y brazo contrarias. Una vez que te encuentres ubicado en una posición que te resulte cómoda, sostiene la postura asegurándote de no perder estabilidad.

Si bien, como decíamos anteriormente, realizar este tipo de ejercicios en el piso -y no en una máquina- requiere de un esfuerzo mayor, los beneficios a nivel de tonificación serán también más importantes. De todas maneras, te recomendamos comenzar con frecuencias de menor exigencia e ir aumentado las repeticiones a medida que te sientas en mejor estado físico.

Además, una vez que comiences a ganar confianza en pilates mat, no dejes de incorporar accesorios (tales como pelotas, cintas, pesas, etc) a tu práctica. Como te darás cuenta apenas evoluciones en este tipo de pilates, existen una infinidad de ejercicios que puedes realizar -tanto solo como bajo la guía de tu profesor- sin necesidad de contar con un equipamiento extra.

Si quieres comenzar con clases de pilates particulares, no dejes de ingresar a Superprof. Gracias a esta lecciones podrás aprender descubrir los principios fundamentales de esta práctica y aprender ejecutar sus movimientos sin errores.

Solo para que puedas darte una idea, el precio promedio de las clases de esta materia en nuestra plataforma es de $425.

Asegúrate de investigar con detenimiento el perfil de cada profesor de esta disciplina que llame tu atención para quedarte con el que mejor se ajuste a tu perfil y necesidades puntuales. Una vez que comiences con tu búsqueda comprobarás que hay profesores con perfiles de lo más variados: titulados de centros especializados, maestros de educación física y autodidactas listos para transmitirte todos sus conocimientos sobre esta práctica apasionante.

¿Buscas un profesor de Yoga?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5 - 1 calificación(es)
Cargando…

Valeria Superprof

Superprofe, comunicóloga y apasionada del estilo de vida.