Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Maestro particular: ¿Cómo ponerle precio a tus clases?

Publicado por Monica, el 09/01/2019 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > Define la tarifa de tus clases particulares

Un profesor es un experto en la transmisión del conocimiento, la mejora de las habilidades y el seguimiento escolar. Algunos, incluso, son aptos para el cuidado de niños a domicilio.

Sin embargo, cuando se habla de precios, remuneración e impuestos, la cosa cambia, ¡pero no te preocupes! No hace falta haber tomado clases de economía para fijar una tarifa justa a tus clases, que te permitan ganarte la vida como profesor particular.

A continuación, te diremos todo lo que debes saber al respecto.

Descubre todo lo que necesitas para impartir clases particulares.

Estudia el mercado de las clases particulares

Si vas a impartir clases a domicilio necesitas conocer bien tu mercado. Por ejemplo, si quieres dar clases de matemáticas o de alemán, pregunta por los precios que se manejan en tu zona.

Los criterios más importantes que debes tener en cuenta son: tu ubicación, el nivel educativo de tus alumnos (el precio no será el mismo si impartes clases a alumnos de primaria, secundaria o bachillerato) y la asignatura que enseñas.

clases de apoyo escolar El precio de una clase para un alumno de preparatoria es mayor que el de una para niños de primaria.

Por ejemplo, en Superprof una hora de clases de matemáticas en la Ciudad de México cuesta en promedio $224, mientras que las de inglés cuestan alrededor de $276.

Así que si eres maestro de un idioma extranjero en la capital del país, puedes subir el precio de tus clases un poco más, comparado con el precio de las clases de matemáticas.

¿Ya sabes cómo declarar tus impuestos como profesor particular?

Dale valor a tus habilidades y formación académica

Otro aspecto que tienes que tomar en cuenta para fijar tus precios es la importancia de conocer el valor comercial de tus títulos y competencias.

Con esto queremos decir que a un tutor joven y sin experiencia le será más difícil vender sus clases a un mayor precio que el promedio. Por el contrario, para un profesor que ya tiene años de carrera docente le será más fácil subir sus precios, sobre todo en el caso de las clases de regularización a alumnos con un nivel educativo más alto.

Además, si cuentas con un título de educación superior y eres un experto en tu campo, te será más fácil hacerte valer desde el principio.

diploma universitario ¡Sácale jugo a tu título!

Por otro lado, dependiendo de tus habilidades, puedes ofrecer servicios adicionales que aumentarán tus tarifas.

Por ejemplo, materializa en dinero tu especialización en fracaso escolar, si conoces alguna metodología revolucionaria para hacer que tus alumnos aprueben los exámenes finales, o tus habilidades para devolverles la confianza a los estudiantes con dificultades de aprendizaje.

Además, algunas materias son más raras que otras (por ejemplo, las clases de física o de biología). De hecho, cuantas más habilidades raras y más experiencia tengas, más fácil te resultará hacerte valorar y, por lo tanto, pedir un precio más alto por tus servicios.

Revisa en qué plataformas online te puedes registrar para conseguir más alumnos.

¡No malbarates tus lecciones!

Es esencial que si te estás iniciando como maestro particular independiente procures no devaluar el precio de tus clases. Algunas personas ofrecen clases a muy bajo costo o, inclusive, las imparten de manera gratuita. Esto es una muy mala idea por dos razones:

  • Provoca desconfianza en tus habilidades para la enseñanza.
  • Te será muy difícil salir de esta espiral descendente y subir tus precios posteriormente.

Así que si quieres dar clases a domicilio por tu cuenta, es muy importante saber exactamente cuál es el precio mínimo que vas a cobrar. Solo así evitarás terminar agotado física y mentalmente.

Es súper común ver a jóvenes emprendedores desgastándose terriblemente por su trabajo, diciéndose a sí mismos que su situación mejorará en unos cuantos años. Sin embargo, por lo general, terminan completamente deshechos y enojados porque tienen que trabajar infinidad de horas para tener un sueldo decente.

Por otro lado, antes de comenzar a impartir clases de manera independiente, es importante que conozcas los impuestos que tendrás que declarar. Cada mes deberás realizar tus declaraciones mensuales del ISR y del IVA y hacer el pago correspondiente, ya sea en efectivo, cheque, tarjeta de débito o crédito, o a través de una transferencia electrónica de fondos.

De este modo, podrás iniciar tus lecciones a domicilio con tranquilidad y sin ninguna sorpresa desagradable. Así, únicamente tendrás que concentrarte en resolver los problemas académicos de tus alumnos y en proporcionarles una excelente formación en la materia que les enseñes.

Además, si eres buen profesor, gracias a las recomendaciones, encontrarás fácilmente más alumnos.

¿Impartir clases particulares por cuenta propia o en una institución privada?

profesor a domicilio ¿Prefieres dar clases de manera independiente o trabajar para un centro de enseñanza?

Las dos modalidades de trabajo tienen sus ventajas y desventajas. A continuación, hablaremos sobre ellas.

Tutor privado independiente

Algunas de las principales ventajas son:

  • Eres tu propio jefe y puedes elegir a tus alumnos y la frecuencia de las clases, con lo cual tienes mucha libertad de horario y podrás organizarte como mejor te convenga.
  • Puedes fijar tú mismo el precio de tus clases, por lo que podrás subirlo y bajarlo en función de tus necesidades (cuando tengas muchos alumnos puedes subirlo y cuando tengas pocos, bajarlo).
  • Puedes dar las clases en tu casa o en casa de tus alumnos, ¡tú decides!
  • Puedes ofrecer clases por la webcam para llegar a un público muchísimo más amplio.

Por otro lado, algunos de los inconvenientes de trabajar por tu cuenta son que no tienes un sueldo fijo y que tienes que buscar tú mismo a tus alumnos; además de tener que hacerte responsable de tus obligaciones fiscales.

Darte de alta en el RFC y registrarte en el régimen de prestación de servicios profesionales es muy fácil, pero las declaraciones mensuales pueden ser un dolor de cabeza. De cualquier forma, una vez que te familiarices con todo, lo harás en un abrir y cerrar de ojos.

Profesor particular en una institución privada

Las ventajas de trabajar en un instituto privado incluyen:

  • El hecho de que no tendrás que preocuparte de todo el papeleo que conlleva manejar tu propia empresa (inscripción en Hacienda y en el Seguro Social, hacer las declaraciones de impuestos, etc.).
  • No serás tú el que se encargue de buscar alumnos, ya que el centro de enseñanza será el responsable de ello.
  • Tendrás un horario y un sueldo fijos.
  • Podrás conocer a otros profesores y compartir con ellos la pasión por transmitir conocimientos.

Sin embargo, también tienes que tener en cuenta que existen algunos inconvenientes:

  • Como con cualquier puesto de trabajo, tendrás que conseguirlo, es decir, mandar tu CV y pasar la entrevista, algo que hoy en día no es fácil de lograr; normalmente te exigirán un título relacionado con la enseñanza o con la materia que quieres impartir, así que si no tienes estudios superiores, tendrás pocas posibilidades de que te elijan.
  • No puedes fijar los precios de las clases particulares, así que tendrás que conformarte con el sueldo que te ofrezcan, o negociarlo.

¿Conoces las opciones que tienes para impartir clases particulares?

Toma en cuenta todos los factores para decidir cuánto cobrarás por tus clases

Puede parecerte extraño pero, para fijar tus precios, también hay que pensar en aspectos no financieros. 

Para ser honestos, dependiendo de tu situación personal, necesitarás más o menos dinero en un momento en específico.

Por ejemplo, un estudiante universitario que acaba de incorporarse al mercado laboral y que aún vive con sus padres necesitará menos dinero que un maestro con hijos a su cargo. Por tanto, sus necesidades no serán las mismas. ¡Y sus precios tampoco!

ambiente en casa Tu situación familiar puede influir en tu decisión sobre cuánto cobrar por tus clases.

En otras palabras, un estudiante que imparte clases particulares puede poner un precio más económico a sus lecciones; sin embargo, es muy raro que una persona con más experiencia ofrezca una tarifa baja.

Además, si vives en ciudades grandes como la Ciudad de México o Guadalajara, la renta (o el pago de tu hipoteca) no será la misma que si vives en un pueblo pequeño.

Debes tomar todo esto en consideración para tener un margen de maniobra al fijar tus precios, dependiendo de tu situación personal y familiar.

Ahora ya sabes todo lo que debes de tomar en cuenta para fijar unos precios coherentes y empezar a dar clases particulares con el pie derecho.

¿Trabajar de forma independiente o en una institución privada como profesor particular?

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar