Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Dominar la escritura rusa: ¡todo un proceso!

Blog > Idiomas > Ruso > Escribir en Ruso: ¡Etapas Indispensables!

Las cartas están sobre la mesa: ahora, depende de ti demostrar que tienes una gran energía y vitalidad, que estás dispuesto a hacer frente a todas las dificultades que se puedan presentar… ¡en tu camino para aprender ruso!

Parece claro que nuestro siglo XXI ha perdido en gran parte o dilapidado la herencia y el espíritu literario de las épocas precedentes: para las lenguas eslavas, al igual que para otros idiomas, nos centramos -en el estudio lingüístico- en la oralidad y el aspecto operacional de la lengua, con vistas a una comunicación comercial, diplomática, profesional…

También florecen los métodos orales como Assimil (que sigue siendo el más completo en la materia), tanto para la lengua rusa como para las lenguas latinas.

Sin embargo, si realmente queremos aprender un idioma como si fuera nuestra lengua materna, ser bilingüe hispano-ruso, en resumen, es necesario volcarse en el escrito.

Antes de evocar las cuestiones de sintaxis, gramática y conjugación, vamos a concentrarnos en las maneras de escribir en ruso.

Teclado ruso: ¿cómo escribir en cirílico con un QWERTY?

¿Tienes, como todo el mundo, un teclado español y quieres escribir en ruso a tus contactos en Internet? ¡Nada más sencillo!

Los teclados de nuestros ordenadores, ahora reproducidos por las tabletas y los móviles, a veces con una versión táctil más o menos lograda, son fruto de las antiguas máquinas de escribir británicas, como la Remington portatil.

Este teclado original se ha visto sometido a diferentes cambios para adaptarse a los imperativos lingüísticos de cada cultura o Estado, a causa de limitaciones mecánicas prohibitivas: accionar dos teclas juntas seguidas era la mejor forma de bloquearla…

En resumen, el QWERTY es uno de los teclados más utilizados del planeta, debido a la omnipresencia del inglés.

Barreras lingüísticas entre idiomas. Ponerse a escribir en ruso: una tarea parecida a una larga carretera a través de las estepas euroasiáticas…

Es el día de suerte de los estudiantes de ruso: es posible acceder a diversos caracteres del alfabeto cirílico ruso con un teclado hispano-español.

Para eso, hay que instalar en el sistema operativo un teclado ruso: así podrás pasar de un idioma a otro, escribir en español cuando lo necesites, y luego en ruso, modificando los parámetros lingüísticos (barra de idiomas de la barra de tareas, o panel de configuración a menudo). También existen accesos rápidos, variables y incluso personalizables según tu ordenador.

Es el caso de Viton, especialmente aconsejado para Windows; por norma general, en los aparatos Apple, hay instalado un teclado ruso de serie.

En ese caso, apoyas en una tecla española del QWERTY, pero que ya no corresponde a lo que estás acostumbrado: ¡aparecerán las grafías rusas!

Para ayudarte a situarte y encontrarte en estos recovecos interlingüísticos, más vale adquerir pegatinas transparentes para pegarlas en tu teclado QWERTY: en cada tecla se precisa así el carácter latín de origen (que se sigue viendo), además de la letra cirílica.

Mucho menos prácticos, pero sin instalación necesaria, son los teclados virtuales disponibles en línea, sobre todo con Lexilogos: ¡solo tienes que hacer clic en las letras para escribir tu texto en ruso!

Algunos módulos, como Translit.net, funcionan de forma fonética: es práctico, pero no es lo ideal a largo plazo, para que no cojas malas costumbres…

Aprender el alfabeto cirílico para escribir en ruso

Estar numéricamente equipado para escribir en ruso, está bien. Pero saber leer la lengua de Dostoyevski y dominarla hasta el punto de saber escribirla, es otra cosa.

Tendrás que asimilar las letras rusas para poder reutilizarlas.

La historia del alfabeto ruso bicameral es larga: tiene sus orígenes en la época carolingia, incluso antes, en tiempo inmemoriales, dado que los santos Cirilo y Metodio no hicieron mas que emplear el sistema grafológico griego (Imperio de Oriente) para transcribir por escrito las lenguas eslavas hasta entonces únicamente orales.

Proveniente del antiguo eslavo (lengua litúrgica de la nación rusa), la lengua rusa moderna nace en el siglo XVIII.

Aprende a leer y escribir en ruso. Una capilla ortodoxa con carteles escritos con el alfabeto cirílico.

Se fijan sus reglas gramaticales y sintácticas, mientras que la ortografía del ruso sigue una lógica estrictamente fonética y no etimológica ni histórica -de ahí las sucesivas reformas alfabéticas y la rareza de “excepciones” morfológicas.

En total, el ruso contemporáneo se articula -tras las reformas bolcheviques de 1917-1918- en torno a 33 letras (frente a las 27 de nuestro alfabeto latino), que se pueden reproducir con un teclado informático.

Las consonantes pueden ser palatales.

Los giros de la escritura rusa siguen normas académicas: tu grafía manuscrita tendrá que ser conforme a las mismas, ¡si no corres el riesgo de que resulte ilegible!

Del tronco común del método cirílico surgen y evolucionan varios alfabetos, que sirven para transcribir incluso las lenguas turcas o mongolas: tu familiaridad con el alfabeto ruso será por tanto un trampolín para estudiar lenguas exóticas, como el chuvasio o el dungano.

Cuando estés estudiando o haciendo los deberes, trata de recordar tu objetivo: manejar el alfabeto cirílico con tanta facilidad como el latín.

¿De qué herramientas dispones para aprender a escribir en ruso?

Seguro que estás pensando que aspiro muy alto.

Claro, ¡es con grandes planes que se obtienen grandes resultados!

Por suerte, los estudiantes de ruso cuentan con múltiples recursos a su disposición para dominar las dificultades de la escritura del ruso, ya sea digitales o más tradicionales.

Los clásicos no tienen problema: demuestran cada día su eficacia.

Entre ellos, están nominados… los métodos de caligrafía: vuelta a la infancia, con un cuaderno de líneas, en el que hay que copiar, volver a copiar una y otra vez las letras aisladas, luego palabras, luego textos enteros…

No hay ningún secreto: son la repetición y la práctica los que conforman la diferencia para lograr una asimilación rápida yprofunda del trazo de cada elemento.

Único requisito previo: conocer mínimamente el alfabeto ruso y las letras que lo componen.

Practica la escritura y la lectura en ruso. Puedes descifrar el nombre de las franquicias en lengua rusa.

El método Assimil propone algunos títulos interesantes como complemento a su método.

La herramienta más eficaz, que desde luego no excluye al resto, son las clases de ruso a domicilio con un profesor titulado en ruso o simplemente un nativo de los países del este.

El inconveniente: por regla general, resulta caro. La ventaja: podrás ir mucho más lejos y aliar al aprendizaje de la escritura, la cultura rusa y la literatura eslava.

Para terminar, el e-learning (tanto gratuito como de pago) nos reserva buenas sorpresas, con manuales descargables en formato PDF (¡gracias Googles por las búsquedas!), portales en línea (como Ruso Gratis) y aplicaciones OSX, Android, etc. Son los Italki y otros Memrise, cuyo principio es simple.

Escritura rusa: ¿es difícil para un hispanófono?

La mayoría de estudiantes de ESO y Bachiller hablan siu problema inglés, italiano, francés, alemán… Son idiomas que utilizan el alfabeto latino y que tienen una parte de léxico común con el español.

No podemos decir lo mismo de la lengua de Tchekhov, que pertenece a un universo totalmente diferente: surge así la cuestión de saber si el alcance de la tarea no es demasiado difícil para un español.

Naturalmente, las soluciones de aprendizaje grafológico son diferentes según el registro de escritura deseado:

  • informática (caracteres de imprenta, informatizados),
  • manuscrito, los más hábiles podrán convertirlo en todo un arte.

Es mucho más fácil escribir en un teclado de ordenador que coger la pluma para aplicarse.

Sin embargo, esta última etapa es indispensable para dominar realmente la lengua de Pushkin y ser bilingüe…

Sea como sea, las dificultades que plantea el ruso son reales:

  • sistema cursivo totalmente distinto,
  • morfología léxica sin ninguna relación,
  • letras más numerosas que en español.

Pero también hay aspectos positivos, entre los que no podemos olvidar:

  • el exotismo del cirílico asemeja su aprendizaje a un juego,
  • el ruso se escribe como se pronuncia, e inversamente,
  • el contorno de las letras es una herencia del griego, primo del latín,
  • el ruso se escribe como el español, de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

En conclusión, si la escritura del ruso fuera tan complicada… ¿qué decir del árabe, del japonés o del chino?

¿Dónde podemos comprar un teclado cirílico?

Hemos visto que se puede escribir en ruso con un QWERTY e incluso tunearlo para eslavizarlo.

También puedes adquirir un teclado 100% ruso.

Teclado cirílico para escribir lenguas eslavas. En Siberia, seguro que no utilizan ni el teclado QWERTY ni el AZERTY como en Europa…

Así, cuando te pongas al ordenador, ya no pensarás en español, sino en eslavo.

También puede ser un periférico obligatorio para recibir a rusos como familia de acogida.

USB, sin cable, Bluetooth: hay diferentes modelos para creerse en Siberia, Moscú o San Petersburgo, sin tener que programar una estancia en la Federación de Rusia.

Gracias a Internet, ¡con algunos clics seguro que consigues algún curso ruso online!

¿Qué esperas para reservar tu primer curso ruso?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar