Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Renunciar a una plaza de docente: información para los interesados

Publicado por Ángeles, el 27/08/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Todo lo necesario para renunciar al servicio docente

Existen varias causas que pueden llevar a un profesor o a perder su plaza o contratación en el Servicio Profesional Docente: su jubilación total o anticipada, una sanción disciplinaria, la inhabilitación de carácter firme para el desempeño de su puesto o, por claro está, la renuncia voluntaria a su plaza.

Quizás esta última les llame un poco más la atención: ¿qué razones pueden llevar a un profesor a renunciar a su plaza en el sistema de educación pública? Y ¿qué tiene que hacer para que esa renuncia se haga efectiva? ¿Cuánto tiempo se tarda en realizar el proceso? ¿Hay algún modelo de carta de renuncia?

Los motivos que pueden llevar a un profesor a renunciar a su plaza

sueldos de maestros Los sueldos de los profesores apenas varían con el paso del tiempo

Por desgracia, esa pasión por la enseñanza que te anima a levantarte cada mañana con una sonrisa de oreja a oreja, puede desvanecerse por completo de una forma asombrosamente rápida. En lugar de dibujar un cuadro horripilante sobre la profesión de los maestros de escuela, Superprof (especialista en clases particulares) prefiere describir las distintas razones que pueden llevar a un profesor de una escuela pública a plantearse renunciar de su cargo.

¿Por qué no hablamos de la precariedad contra la que luchan y a la que se oponen tantos y tantos profesores? Según el Observatorio Laboral, no solo sus salarios son de los más bajos dentro de la administración pública, eso es verdad, (un joven recién egresado gana de 6,000 a 8,000 pesos mensuales), y además es cierto es que estos cambian poco a lo largo de los años.

Los profesores también se quejan del poco reconocimiento que reciben, por parte de la sociedad en general, pero sobre todo tanto alumnos como padres. Además, los medios y el material del que disponen suele ser bastante pobres (pueden sentirse afortunadas las secundarias que cuentan con computadores de menos de 5 años –o 10 incluso–, proyectores o alguna pizarra digital). Sus condiciones de trabajo pueden llevarles a sentir un auténtico agotamiento emocional, y un gran porcentaje de docentes opina que el nivel de estrés es mucho más elevado en su profesión que en otras. Así, no es de extrañar que muchos se sientan hundidos y menospreciados y decidan presentar su carta de renuncia.

Por otro lado, no podemos olvidar lo complicado que resulta conseguir que los destinen a una buena escuela. El sistema de movilidad no es una serie de pasos a seguir, sino que hasta el momento ha sido opaco y complicado, de modo que muchos profesores comienzan su carrera docente en centros con dificultades o alejados de su lugar de residencia y deben hacer lo posible para conseguir que los destinen a otras escuelas o a una ciudad grande y bien comunicada.

Renunciar al servicio profesional docente: ¿qué debo hacer?

Ya está decidido: «Quiero renunciar». Ha llegado el momento de hacerse la siguiente pregunta: ¿qué tengo que hacer para renunciar a mi plaza? ¿Qué procedimiento debo seguir para finalizar mi contrato y dar un giro a mi carrera profesional?

renunciar a plaza docente “A partir del mes que entra ya no seré su profesor”

En primer lugar, hay que investigar un poco el principio de «Renuncia voluntaria». ¿Qué supone renunciar de manera voluntaria a una plaza en el servicio profesional docente?

El procedimiento vigente exige al interesado a presentar una aviso formal evitando en lo posible que esto suceda durante el transcurso del año escolar, por lo que normalmente la renuncia solo es efectiva al terminar el año en curso. Entonces, pierde de manera irrevocable su puesto y sólo podrá recuperarlo si vuelve a superar las pruebas de acceso requeridas (fase de concurso, oposición y asignación de plazas, en el caso de los maestros y profesores).

Por otro lado, las personas que decidan aceptar el desempeño de un empleo, cargo o comisión que impidan el ejercicio de su función docente, de dirección o supervisión, deberán separarse del Servicio, sin goce de sueldo, mientras dure el empleo, cargo o comisión.

Cuando se renuncia voluntariamente, se tiene derecho al pago de las partes proporcionales de:

  • Aguinaldo.
  • Vacaciones y prima vacacional.
  • Al pago de la prima de antigüedad.
  • Prestaciones que estuvieran vigentes en el Contrato de Trabajo o en las Condiciones de Trabajo que regulen tu relación con el patrón.

Acceso de nuevo al Servicio Profesional Docente

El hecho de que renuncies a una plaza en el servicio profesional docente no te inhabilita para ocuparla de nuevo. Incluso es común que personas seleccionadas como idóneas en el Concurso de Oposición para el Ingreso a la Educación Básica al que convoca la Secretaría de Educación Pública terminen renunciando al obtener la plaza o poco tiempo después.

«La renuncia a la condición de funcionario no inhabilita para ingresar de nuevo en la Administración Pública a través del procedimiento de selección establecido».

Sin embargo, imagina que presentas tu renuncia, misma que es aceptada y por consiguiente abandonas tu puesto pero, años más tarde, te das cuenta de que te encantaría recuperar ese empleo: no es imposible.

El único inconveniente está en que tendrías que volver a prepararte al concurso de oposición para acceder nuevamente al servicio, de la misma manera que lo hiciste la vez anterior y considerando que no haya habido cambios en las normatividades vigentes (riesgo que se corre con cada cambio de sexenio).

Modelo de carta de renuncia

Puede que no sean muy numerosos los docentes que deciden renunciar a su cargo público, pero sí se dan algunos casos. Así que no pienses que eres el único que se plantean dimitir y que incluso has decidido hacerlo oficial y presentar su carta de renuncia.

Sin embargo, antes de nada, seguro que te preguntas: ¿y qué debo escribir exactamente en esta carta? ¿A quién va dirigida? Pues bien, las condiciones primordiales son que toda renuncia deberá ser pura, simple e irrevocable (no debe expresar motivo alguno) y debe indicar la fecha en que se hará efectiva. Se debe entregar con 30 días de anticipación de la fecha en la cual se hará efectiva, siempre considerando que las administraciones de las escuelas procurarán que no haya renuncias ni cambios una vez que ha comenzado un ciclo escolar.

  • Debe contener los siguientes datos:
  • Nombres y apellidos completos
  • Fecha a partir de la cual se hará efectiva la renuncia
  • Cargo que ocupa, nombre del establecimiento educativo y municipio del establecimiento.
  • Firma con número de cédula
  • Datos para la notificación (teléfono, correo electrónico, dirección con municipio de residencia).

Por último se debe anexar copia de credencial IFE, CURP y Suspensión de pagos.

Si te interesa seguir transmitiendo a alumnos en general, puedes perfectamente anunciar clases particulares por tu cuenta.

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar