Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Qué puede hacer un docente para reconvertir su carrera profesional?

Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Cómo Cambiar de Rumbo en Nuestra Carrera Docente

Tras un tiempo ejerciendo como docentes, muchos profesores sienten que ha llegado el momento de llevar a cabo una reconversión profesional. ¿Por qué? Pues en este artículo vamos a echar un vistazo a algunas de las razones más frecuentes que llevan a los docentes a plantearse la idea de dejar la enseñanza pública y buscar formas de reconvertir su carrera. Además, comentaremos algunas de las vías profesionales posibles a las que podríais optar.

¿Cómo conseguir una reconversión profesional?

Dar un cambio de rumbo a nuestra carrera profesional no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Muchas veces, el problema de realizar una reconversión reside en la dificultad de romper con la rutina. Ahora bien, quizás la rutina sea el origen de vuestro malestar. Nos aferramos a nuestro empleo actual por miedo al futuro, a la incertidumbre, miedo a perder lo que tenemos y lamentar las consecuencias irreversibles de nuestras decisiones.

Cambiad de profesión. ¿Os agota dar clase en un instituto? No os preocupéis, no es jaque mate. Siempre podéis cambiar de rumbo.

¿Estáis hartos de dar clases a alumnos que no se preocupan por vuestra asignatura? ¿Creéis que la enseñanza a domicilio podría ser una solución? Si queréis cambiar de profesión, quizás podéis empezar por una reconversión pequeña. He aquí alguna idea:

  • Buscad en qué sector o sectores podéis trabajar.
  • Reflexionad sobre vosotros mismos: vuestras competencias, conocimientos e intereses.
  • Investigad los distintos mercados de trabajo.
  • Haced caso a vuestros instintos, emociones, gustos…
  • Hablad con personas que trabajen en los sectores los que os gustaría acceder.
  • Considerad todas las características del empleo que queréis: remuneración, estilo de vida, evolución profesional, formación adicional, etc.

Si sois profesores titulados y estáis cansados de dar clases en un instituto o colegio, la reconversión puede ser para vosotros como una terapia de electrochoque que os ayudará a recuperar vuestra ilusión. Quizás os ayude a ganar nuevas perspectivas. Sin embargo, el mercado de trabajo español hoy en día no es especialmente dinámico. Así que debéis tener en cuenta que encontrar un empleo puede ser un poco complicado.

¿Os habéis dado cuenta de que lo vuestro no es la enseñanza y queréis dar un giro de 360 grados? Entonces, renunciar a vuestro puesto de funcionarios docentes no será el error de vuestra vida. Eso sí, no perdáis de vista las consecuencias futuras de vuestra decisión, porque para recuperar vuestro puesto tendréis que volver a presentaros a unas oposiciones. Aun así, ante todo, no olvidéis que tenéis una formación, de modo que vuestra reconversión profesional es de todo menos imposible.

Cinco ejemplos de alternativas para los profesores

Desde el momento en el que os dais cuenta de que queréis renunciar, empezáis a sentir que todo el mundo se vuelve en vuestra contra: «vas a perder tu seguridad laboral», «tienes una buena protección social», «las vacaciones escolares son magníficas», «no te pagan nada mal», «las ventajas de tu profesión son como un Santo Grial que no puedes dejar escapar».

Sin embargo, muchos profesores reconvertidos se quejan de la precariedad y la presión crecientes. Prestad atención al siguiente testimonio: «Juzgamos a los que se marchan y decimos que “no valen para ello”, que la enseñanza no es una profesión “como otra cualquiera”, que debemos tener una gran “vocación” o sacerdocio. 50 horas de trabajo a la semana para un sueldo de 2 200 euros y para pasar la mayor parte de las vacaciones trabajando». Los profesores tienen una gran formación y un nivel cultural muy elevado.

Podéis dedicaros a vuestra pasión: la escritura, por ejemplo Si os gusta escribir, ¿por qué no os hacéis escritores?

Aquí os dejamos cinco ejemplos de reconversión para docentes: empleos con grandes responsabilidades entre las profesiones liberales e intelectuales superiores. Redactad una buena carta de motivación y presentad vuestra candidatura a todos aquellos que puedan necesitar vuestros servicios.

  • Quiero ser profesor particular y dar clases a domicilio: clases de inglés, francés, matemáticas, física, biología… Estáis más que cualificados para ejercer esta profesión y lo podréis hacer sin las limitaciones del Estado. Además, sois libres de elegir vuestra tarifa, vuestra metodología, etc. Lo ideal es que redactéis un buen perfil en una plataforma como SuperPROF para encontrar alumnos en vuestra zona.
  • Convertirse en “coach: vuestra experiencia docente os permitirá dirigiros a grandes grupos de personas y ayudarles a ganar confianza en sí mismos. La profesión de “coach” os permitirá aprender a comunicar, gestionar el estrés, controlar la respiración… Estaréis en contacto con profesionales.
  • Convertiros en psicólogos o psicoterapeutas para niños y adolescentes: otra solución apasionante si os sigue gustando la educación y tenéis talento para tratar a los niños y adolescentes. Esta opción, sin embargo, requiere de una mayor formación por vuestra parte, ya que deberéis aprender psicología
  • Convertiros en escritores o redactores: muchos profesores de lenguas (español, inglés, francés…) deciden poner fin a su carrera docente y dedicarse a algo que les ha apasionado desde que eran niños: la es escritura. Si este es vuestro caso, tened claro que vuestras cualificaciones son más que suficientes (además, la ortografía y la sintaxis son vuestras especialidades). Pero debéis ser pacientes, porque encontrar una editorial que acoja vuestros proyectos es un proceso que requiere mucha dedicación y esfuerzo.
  • Montar una empresa: convertíos en vuestros propios jefes. No es mala idea si sois de esas personas a las que les gusta la autonomía, la independencia y que se atreven a asumir riesgos.

¿Qué trabajos puede ejercer un profesor en el ámbito público?

Para muchos docentes y sindicatos, las condiciones de trabajo de maestro han caído en picado en los últimos años. Salarios congelados, pensiones escasas, falta de reconocimiento social, excesivo número de alumnos por aula, acumulación de estrés…

Pocos profesores se sienten satisfechos con su trabajo. Menosprecian constantemente su trabajo y ya no gozan del prestigio social que tenían hace años. Por eso, cada vez son más los que se plantean cambiar de profesión.

¿Estáis cansados de preparar clases y corregir ejercicios? ¿Estáis cansados de preparar clases y corregir ejercicios?

Estos son algunos medios que os permitirán «reciclaros» en el sistema de educación nacional:

  • Acceder al cuerpo de Inspectores de Educación: si tenéis más de seis años de experiencia como funcionarios docentes, podéis optar a presentaros a las oposiciones para el Cuerpo de Inspectores de Educación.
  • Aprobar unas oposiciones para otro sector de la Administración Pública: quizás la enseñanza no sea lo vuestro pero os encante la vida de funcionario. No os preocupéis, en España se convocan oposiciones para cubrir una gran cantidad de puestos de distintas ramas de especialidad. Si tenéis la formación necesaria y no os importa echaros a los libros para preparar bien las pruebas, no dudéis en buscar otro trabajo que responda a vuestra verdadera vocación.
  • Realizar una estancia profesional en otro país europeo: el Ministerio de Educación Cultura y Deporte pone a disposición del ciudadano un programa de Estancias profesionales por el que los docentes del cuerpo de Maestros o Profesores pueden pasar dos semanas en un centro europeo de acogida. Antiguamente, este mismo programa fomentaba estancias de un trimestre o un curso escolar a modo de intercambio profesional, de tal manera que un docente español sustituía a un docente de otro país y viceversa. No obstante, hoy en día, las estancias son mucho más reducidas y los beneficiarios no tienen que desempeñar ninguna tarea docente.

Posibles reconversiones en el ámbito privado

Muchos acaban dándose cuenta de que la carrera de profesor funcionario no está hecha para ellos nada más empezar a trabajar. Otros, sin embargo, se dan cuenta tras muchos años de servicio. Sea cual sea vuestro caso, debéis tener en cuenta que la reconversión nunca llega demasiado tarde. Vuestros motivos pueden ser muy variados, pero está claro que ese empleo no os llena como pensasteis que lo haría en un primer momento.

¿Queréis ser agentes de seguridad? ¿Y formar parte de una empresa de seguridad?

Por eso, aquí os dejamos algunos ejemplos de las profesiones que podéis ejercer en el ámbito privado:

  • Podéis convertiros en profesores particulares: si os gusta la pedagogía y tenéis una buena metodología (ya sea en música, deporte, informática, inglés, biología, etc.), podéis dar un valor añadido a vuestra actividad docente. Viviréis una experiencia la mar de gratificante como profesores de piano, guitarra, pintura… o incluso de Internet para mayores.
  • Podéis buscar trabajo en una empresa privada: vuestro nivel de experiencia en una materia (economía, francés, matemáticas, física…) puede resultarle muy atractivo a las empresas. ¿Os imaginaríais trabajando para una gran multinacional dentro de, pongamos por caso, el mundo inmobiliario? ¿Y de servicios médicos? Si buscáis bien, seguro que encontráis alguien interesado en vuestro perfil profesional.
  • ¿Y qué tal si formáis vuestra propia empresa? Si tenéis un espíritu emprendedor, podéis vivir de lo que de verdad os apasione. Seréis vuestros propios jefes. Además, si conseguís muchos clientes, conseguiréis aumentar considerablemente vuestros ingresos mensuales totales. Terapeutas, artistas, entrenadores personales, estilistas, diseñadores, escritores, redactores web, genealogistas, fotógrafos, profesores particulares… Tenéis muchas especialidades entre las que elegir en función de vuestra formación y vuestros intereses.
  • También podéis trabajar como profesores en el extranjero: ¿por qué no aprovechar toda esa experiencia docente acumulada para enseñar a niños de África, América Latina o Asia que no tienen acceso a la educación? Con esta ayuda humanitaria saldréis de vuestra «zona de confort» y viviréis un sinfín de experiencias.
  • Otra opción sería buscar la forma de colaborar con agencias españolas de educación que trabajan en el extranjero, como SEPIE (Servicio Español para la Internacionalización de la Educación) o ASEPROCE (Asociación Española Promotora de Cursos en el Extranjero).

Como veis, las opciones y alternativas para reconvertir vuestra carrera docente son de lo más variadas.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 5.00 sur 5 pour 1 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar