«Aprender sobre tu mente es tan importante como entender tu cuerpo». - Usain Bolt

Si eres de aquellas personas que realmente disfrutan practicando deporte, si estás cursando una carrera deportiva o si acabas de certificarte en una, ¿has pensado en unir pasión y trabajo y dedicarte a las clases particulares de entrenamiento físico?

En el mercado del entrenamiento personal hay mucha competencia.

Cada vez hay más personas preocupadas por su estado físico y por su salud. A partir de los datos arrojados por el Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEF) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que develaron que tan solo un 42,4% de los mexicanos practica deporte con regularidad, existe una preocupación mucho mayor por realizar actividad deportiva, no sólo por estética, sino que también por lo necesaria que esta práctica es para la salud.

Para marcar la diferencia con respecto a tu competencia, vas a tener que pensar en los métodos que quieres emplear y no proponer copias de lo que hayas podido ver en otros entrenadores personales.

Crear programas que te correspondan y que domines, es la mejor forma de mostrarte eficaz como entrenador o entrenadora personal.

A través de este artículo, vamos a guiarte, darte pistas para diferenciarte en tus métodos y ayudarte a encontrar el segmento adaptado a tu personalidad y a tu visión del entrenamiento personal.

Y si todavía necesitas un empujón para animarte a ser entrenador personal, échale un ojo a nuestro artículo ¿Por qué Ser Entrenador Personal?

Define tu estilo de enseñanza: métodos entrenamiento físico

Entrenadora corrigiendo postula de plancha
Debes tener expertiz en el tema que estés enseñando, cada ejercicio tiene su ciencia!

Si estás pensando en ser entrenador o entrenadora personal, deberás realizar un trabajo de reflexión e introspección sobre tu forma de concebir diferentes aspectos, tales como:

  • La forma de hacer deporte
  • Tus habilidades más destacadas
  • Las competencias con que cuentas términos de entrenamiento personal o colectivo

Pensar con antelación en el proyecto te permitirá proponer una oferta que vaya CONTIGO.

Para marcar la diferencia en materia de entrenamiento personal, es extremadamente importante posicionarse en un segmento claro:

  • ¿Prefieres la puesta en forma, el entrenamiento cardio para que tus alumnos y alumnas pierdan peso? O más bien te orientas al perfeccionamiento y rendimiento de un atleta o de deportistas de alto nivel?
  • ¿Prefieres el entrenamiento personal o colectivo?
  • ¿Te decantas por el entrenamiento a domicilio o en empresas?
  • ¿Has pensado en especializarte en sesiones deportivas para la tercera edad?
  • ¿Quieres añadir una preparación mental a tus clases de entrenamiento personal?
  • ¿Has pensado en entrenar en línea?

Como ves, hay una gran diversidad de oportunidades laborales en el sector del entrenamiento personal.

También puedes optar por impartir clases de más de uno de los puntos mencionados anteriormente, pero debes saber que es imposible hacerlo todo y que mientras más te especialices, más posibilidades tendrás de encontrar un nicho de trabajo constante.

¡Especialízate! Es la clave.

Tener una posición clara y definida te hará más creíble ante tus futuros alumnos y alumnas.

Aceptar todas las clases que te soliciten sin necesariamente tener las competencias sería un error. Corres el riesgo de decepcionar a tu estudiante y perder credibilidad.

Otra de las ventajas del entrenamiento personal es que te permite tener un ritmo de vida más saludable y conocer mejor tu cuerpo.

Especialización: la clave del éxito para personal trainers

hombre entrenando barras de suspensión
Especializarte en un área te permitirá impartir clases de alto nivel

Si lo que buscas es marcar la diferencia, debes saber que contar con una formación relacionada con el deporte (ya se trate de un título universitario, de un grado técnico de formación o un curso especializado en entrenamiento personal), contribuirá no sólo a enriquecer tu currículum, sino que también te otorgará conocimiento de herramientas deportivas y de enseñanza que harán de tu clase un momento agradable y eficaz en lo deportivo.

Si te decides a tomar un curso de personal trainer, debes considerar que lo más recomendado es que luego te especialices en algún área de tu interés, lo que te permitirá diferenciarte de otros cientos de personal trainers que habrán hecho lo mismo.

Por ejemplo, realizarás un trabajo mucho más integral si además de tu acreditación como entrenador funcional cuentas con algún tipo de formación en el área de nutrición o en el área sanitaria. Esto, por supuesto, además de beneficiar a tus alumnos y alumnas te beneficiará a ti, ya que de seguro rápidamente se comenzará a correr la voz de lo completas que son tus clases.

Entre las formaciones específicas para ser entrenador o entrenadora personal, encontramos:

  • Licenciatura en Educación Física, UNAM: Según el plan de estudios de esta carrera, "el objetivo de esta Licenciatura es formar profesionales capacitados para el ejercicio de actividades de docencia, investigación, administración y gestión, en pos de brindar solución a problemas específicos en el ámbito de la educación física y deportiva a nivel nacional e internacional, en las organizaciones sociales, industriales, comerciales y de servicios, tanto públicas como privadas, a fin de favorecer el avance integral y potencial humano, a través de un liderazgo participativo.
  • Licenciatura en Administración del Deporte y Recreación, Universidad del Valle de México: según la descripción oficial de la carrera, "el objetivo de esta Licenciatura es desarrollar profesionales que maximicen recursos financieros, materiales y humanos de empresas relacionadas con el deporte, la recreación y actividades afines, logrando esto mediante una interacción con decisiones que den respuesta a las necesidades en materia de cultura física".
  • Licenciatura en Educación Física , Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, A.C.:  según el Plan de estudios de esta licenciatura, "Este programa busca en los profesionistas prepararlos para planificar, conducir y evaluar procesos de enseñanza y aprendizaje en el área de la Educación Física. Aprender a asesorar en la enseñanza de temas relacionados con la Educación Física".
  • Licenciatura en Educación Física y Deporte, UNID - Universidad Interamericana para el Desarrollo: el objetivo general de esta carrera es "Formar profesionales que diseñen e implementen programas de enseñanza del deporte en ámbitos formales y no formales a través de herramientas teóricas - metodológicas basadas en las teorías del aprendizaje, promoviendo una actitud de interés hacia la práctica deportiva y la recreación en su comunidad, basándose en los conocimientos del acondicionamiento físico, el desarrollo psicomotriz, las técnicas de entrenamiento físico-deportivo y de deportes como el fútbol, el voleibol y el básquetbol".
  • Licenciatura en Ciencias de la Educación Deportiva, IFICED: a través de su página oficial, podemos saber que el perfil de egreso de esta licenciatura es el siguiente: "Al concluir el programa el Licenciado en Ciencias de la Educación Deportiva, será capaz, crítico, analítico, científico y sistemáticamente activo; a fin de conseguir cambiar su entorno social, educativo y cultural. Buscando siempre el interés colectivo y social".

Entonces, lo que te recomendamos es que complementes tu formación deportiva con algún curso de salud y nutrición. De este modo, tus conocimientos como entrenadora o entrenador personal encontrarán un complemento más que necesario y tú podrás diferenciarte con respecto a tu competencia.

Si optas por estudiar y obtener un certificado profesional, no tendrás problema en los conocimientos y en la oficialidad de tu título, porque estará homologado a nivel nacional. Sin embargo, te aconsejamos que escojas una escuela oficial, especialista en formación deportiva, que cuente con un programa de estudios que se adapte a lo que buscas aprender, que el número de horas de la formación se ajuste a la lógica, que el profesorado sea el adecuado, que el título obtenido goce de cierto prestigio y que ese centro o escuela cuente con un cierto asesoramiento en la formación.

«Trabaja en algo que te guste, y nunca tendrás que trabajar».

Crea tus propias rutinas de acondicionamiento físico y encanta a tus estudiantes!

Trotando escaleras arriba
Diseñar rutinas innovadoras y personalizadas encantará a tus alumnos y alumnas

Una vez que hayas definido cuál será tu enfoque como profesora o profesor de deportes, será importante que crees tus propios programas de entrenamiento y que tengas la capacidad de adaptarlos a las capacidades y necesidades físicas de cada persona que tome clases contigo.

Ya seas preparador físico, especializado en stretching para perfilar las siluetas, en clases de aerobic o adepto al refuerzo muscular, los ejercicios y los métodos son invariablemente diferentes.

En tu sector, proponer ejercicios innovadores o poco utilizados puede constituir una buena forma de diferenciarte. No utilizar los ejercicios clásicos en materia de glúteos y abdominales, de musculación o técnicas para tener un vientre plano, permitirá que tus alumnos y alumnas encuentren tu método a la vez original, eficaz y adaptado a cada una de sus necesidades.

Tu programa deportivo o tu entrenamiento tienen que ser adaptables. Por una parte, a las expectativas y las necesidades de cada persona, pero, por otra, también a las circunstancias externas.

Es imposible, por ejemplo, dar clases de entrenamiento personal a domicilio si sólo cuentas con un pequeño estudio y un banco de musculación como único material...

El programa deportivo tiene como objetivo definir los ejercicios que el alumno o alumna deberá practicar, con una determinada periodicidad, siempre para lograr con éxito los fines marcados, que entre otros puede ser: ganar fuerza, ganar potencia, ganar masa muscular, ganar resistencia, adelgazar, etc.

No obstante, no se trata de objetivos que se excluyan, puesto que un buen programa deberías ser capaz de lograr todos los objetivos. Adelgazar, por ejemplo, para verte mejor no es un objetivo sino un resultado que podrás ver al conseguir alguno de los objetivos que te comentamos.

A la hora de diseñar los programas, los entrenadores y entrenadoras personales deben manejar la siguiente terminología:

  • Intensidad. La intensidad hace referencia a la dureza de los ejercicios. Por ejemplo, si el trabajo se realiza con pesas, cuanto mayor sea el peso que utilices, mayor será la intensidad. El peso máximo será aquel que únicamente logres levantar una vez. Por ejemplo, hacer sentadillas con una pierna tiene una mayor intensidad que hacerlo con las dos, ¿verdad?
  • Volumen. El volumen se refiere al número de repeticiones de los ejercicios. Si utilizas mucha intensidad, el volumen deberá ser inferior; sin embargo, si bajas la intensidad, deberás repetir el ejercicio más veces. En función del objetivo que acuerdes con tus estudiantes, deberás ajustar la intensidad y el volumen de la rutina para cada persona.
  • Descanso entre repeticiones. Tan importante como hacer bien los ejercicios es reposar y recuperar el cuerpo entre una tanda y otra. Muchas personas suelen omitir esta parte, pero un buen entrenador personal sabe que el descanso y la elongación son tan importantes como la rutina de ejercicios. Es más, ambas prácticas se complementan: la elongación y el descanso ayudan a consolidar los ejercicios a la vez que cuidan que el cuerpo no sufra desgarros.
  • Velocidad de ejecución. Hay que tener cuidado con volvernos locos a la hora de acabar pronto los ejercicios, ya que si los haces de manera descontrolada podrás incurrir en alguna lesión. Lo importante es controlar los movimientos. Si quieres hacerlos de manera explosiva para desarrollar potencia, siempre podrás aumentar un poco la velocidad.
  • Descanso entre sesiones. Entrenadores y entrenadoras, al momento de diseñar sus programas, deben ser conscientes de cuál es la condición física de su alumno o alumna y, por lo tanto, deberán realizar descansos entre sesión y sesión para que haya progreso y para que el músculo, por ejemplo, cuando el objetivo es desarrollarlo, pueda regenerarse sin sufrir.

Mantente al tanto de los nuevos métodos de entrenamiento

Mujer entrenando con cuerdas
Mantenerte al día con los nuevos instrumentos y prácticas deportivas hará que puedas preparar clases mucho más interesantes

Para conseguir tus objetivos, vas a tener que estar al tanto de las novedades en términos de entrenamiento personal. Eso implica mantenerse al corriente de los nuevos métodos o de los nuevos ejercicios para muscularse, por ejemplo.

Es igual de importante estar al día (aun más si tu actividad principal es hacer que tus clientes pierdan peso) de las nuevas dietas y de sus efectos, así como te mencionábamos la importancia de tener conocimientos en términos de nutrición o de dietética. Estarás en directa relación con la salud de otras personas, así que es preciso que seas responsable y te informes al máximo.

También puedes ser parte activa de los cambios en tu disciplina intentando siempre mejorar tus métodos de trabajo. Eso te permitirá tener ventaja frente a tu competencia.

Además, hoy en día, con las nuevas tecnologías que manejamos en nuestras vidas, es innegable que surgen nuevos recursos que contribuyen a personalizar y diseñar programas deportivos destinados a conseguir los objetivos físicos, mentales, etc.

Hay aplicaciones móviles que ofrecen infinitas opciones a la hora de planificar un entrenamiento totalmente personalizado y, por lo tanto, nos ayudan a progresar más rápido. Siempre llevamos el teléfono en la mano y ese entrenamiento, diseñado por ti mismo, podrá resultar mucho más dinámico y efectivo que una simple hoja de papel.

Asimismo, hay apps que permiten importar datos, visualizar estadísticas, informes que darán buena nota de tu progreso a lo largo del tiempo.

Todas estas características permiten diferenciar a un buen «personal trainer» de otros que sean menos rigurosos. En términos de notoriedad y de imagen, ¡eso puede ser sin duda una gran ventaja a tu favor!

Ayúdate con herramientas de evaluación para elaborar tu sesión de entrenamiento

Si te dedicas al entrenamiento personal, sabrás que un dispositivo de seguimiento es muy importante, casi fundamental.

Para empezar, te permite elaborar tus futuras sesiones de entrenamiento con rigurosidad, ya que te ayuda a comprender hacia dónde orientar la siguiente sesión, en qué aspectos profundizar y de cuáles prescindir.

Además, semejante dispositivo es sinónimo de rigor y seriedad, y no hay duda de que no pasará desapercibido para tus alumnos y alumnas.

Las herramientas que puedes utilizar son variables y dependerán de tu especialización como entrenador o entrenadora personal. De todas formas, pueden ser las siguientes:

  • Herramientas cuantitativas: que te permitirán evaluar el progreso de tu estudiante registrando datos concretos, tales como la pérdida de peso que ha tenido, la reducción del tiempo en que ha conseguido realizar sus rutinas, el aumento de tiempo que has agregado en otras.
  • Herramientas cualitativas: estas herramientas te permitirán hacer un diagnóstico en base a la forma en que se encuentra tu alumno o alumna al final de una sesión deportiva, lo que te permitirá diseñar la siguiente clase adaptando la cadencia a sus capacidades y necesidades personales.
  • La utilización conjunta de los dos métodos: lo ideal es que complementes los datos arrojados por las dos herramientas mencionadas anteriormente para así obtener un diagnóstico integral.

Por último, te recomendamos tomar notas regularmente, pues esto te permitirá constatar a lo largo de las sesiones que tu alumna o alumno progresa. No dejes de hacérselo saber! Es importante que él o ella vea que te interesas y te involucras activamente con su entrenamiento para que progrese. Esto, además de contribuir a promocionar tus clases y crear alumnos y alumnas estables, generará la motivación que tu estudiante necesita para salir adelante y perfeccionarse en el aspecto deportivo.

Diseña tus rutinas entrenamiento desde la empatía

Recuerda que cada persona, y por tanto, cada uno y cada una de de tus estudiantes de deporte funciona de forma diferente. Construir un programa de entrenamiento tiene que hacerse en directa colaboración con el alumno o alumna al que vas a guiar.

No se trata de cambiar totalmente tus métodos, sino simplemente de adaptarlos. Querer, por ejemplo, centrar los programas en ejercicios muy complejos (sobre todo al principio) para personas que no vienen con un ritmo constante de deporte, no es alentador al momento de buscar tomar una práctica física regular y, por el contrario, puede resultar muy desmotivador debido a la alta posibilidad de frustración y agotamiento a la que deberán enfrentarse.

Para ser eficaz en la comprensión, la escucha y la pedagogía te servirán enormemente. Cuestiónate a menudo, revalúa tus propias clases. Probar tus métodos te permitirá salir de la posición tradicional «profesor-alumno» para adaptar tus programas más fácilmente a las expectativas y necesidades de cada persona.

Haz que tus alumnos y alumnas se encanten con hacer ejercicio

Deportista con peto mirando desde un cerro
Mientras más disfruten practicando, mejores resultados obtendrán

Como debes saber, para alcanzar un buen rendimiento deportivo no es suficiente con entrenar y entrenar: debes sentir gusto por lo que estás haciendo, debes enamorarte del deporte! No sería correcto limitar la evaluación del entrenamiento personal al simple rendimiento físico.

Lo ideal es que logres impregnar a tus alumnos y alumnas de la sensación de bienestar que logras al realizar actividad física. Brindar una clase amena, donde cada persona pueda ir progresando constantemente, notar sus avances y sentirse realizada, es lo mejor que puedes hacer.

Si sigues a un deportista principiante, este impacto mental será aún más importante y su progreso todavía más visible. Acompañar a un alumno o alumna que al principio de un programa se ponía barreras psicológicas para hacer uno o más ejercicios con el famoso «no voy a lograrlo nunca» y hacer que supere sus propios límites será para él o ella, al igual que para ti, muy enriquecedor:

  • Aumentará la confianza personal.
  • Le ayudarás a pasar página y a desconectarse de la rutina.
  • Le motivarás para alcanzar su verdadero potencial y los objetivos que busca y que han establecido.

Hacer entender a tus estudiantes de deporte que pueden utilizar lo que han aprendido a tu lado, con tus clases y tus palabras, contribuirá a hacerles avanzar más fácilmente y a afrontar problemas que no tienen nada que ver con el deporte.

No estarás impartiendo solo clases de entrenamiento, sino que enseñarás un auténtico modo de vida. Poder ver un cambio en la forma de funcionar de las personas a quienes enseñas, constituye también un importante objetivo para ti.

En una palabra, busca a transmitir el famoso precepto «Mens sana in corpore sano»:¡Una mente sana en un cuerpo sano!

En resumen:

  • Marcar la diferencia en términos de entrenamiento deportivo es evidentemente la clave para continuar en el mercado.
  • ¡Tienes que definirte! Si quieres orientarte a la preparación física y al entrenamiento deportivo más intenso, o a clases de deporte más específicas como el aerobic, las clases de fitness o de zumba, si prefieres ser entrenador o entrenadora a domicilio, personal trainer o hacer clases individuales más que grupales, es tu decisión y es muy importante que la tengas definida antes de iniciarte en el mundo de las clases.
  • Se trata sobre todo de escuchar tus propias ganas y expectativas para impartir tus clases. Sentirte cómodo o cómoda con lo que haces te permitirá motivar y acompañar mejor a tus futuros estudiantes de deporte.
  • Cuando empieces como entrenador personal, vas a tener que crear tus propios ejercicios y permanecer al tanto de nuevos métodos en los que podrás inspirarte.

Un entrenamiento personalizado y moderno será siempre más eficaz que si tus métodos son copias de copias de otros entrenadores personales. La preparación y estar a la última tienen que ser tus principales preocupaciones para poder marcar la diferencia con respecto al resto.

Por último, trata de ser riguroso en tu enfoque del entrenamiento y establecer una relación de confianza y de intercambio con tus alumnos y alumnas. Eso te permitirá progresar en tus métodos y al mismo tiempo ayudarles a mejorar en términos deportivos.

Encontrar alumnos para trabajar como personal trainer

En Superprof contamos con una enorme red de profesionales del deporte y con cientos de alumnos y alumnas que están esperando por tomar clases! Para formar parte de nuestra comunidad, sólo deberás ingresar tus datos a nuestro portal y esperar a que sean las personas interesadas en tomar clases las que te contacten a ti, ¿no es maravilloso?

Te contamos que con nosotros, el costo promedio de una clase particular de entrenamiento físico México es de $244, pero esto varía mucho según el lugar donde te encuentres, tu preparación y tu experiencia haciendo clases. Mientras más experiencia y preparación tengas, mayor es el precio que podrás establecer por tu enseñanza.

¿Qué esperas? ¿Te gustaría vivir de tu pasión por el deporte?

¿Buscas un profesor de Entrenador personal?

¿Te gustó este artículo?

5.00/5, 1 votes
Cargando…

Gaspard

Superprofe ocasional apasionado por la música y las nuevas tecnologías