Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ser entrenador personal para tener un cuerpo sano

Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Ser Entrenador Personal para Tener una Buena Higiene de Vida

Si bien es verdad que tener clase con un entrenador personal es saludable para tus alumnos y resulta beneficioso en términos de motivación, de pérdida de peso o para adoptar una filosofía diferente, dar clase lo es también para vosotros, futuros entrenadores. ¿Conoces todas las ventajas de trabajar como entrenador personal?

Vamos a ver juntos que el sentimiento de plenitud que desarrollan los deportistas está relacionado tanto con aspectos puramente deportivos como psíquicos.

Es por tanto importante contemplar una buena higiene de vida no solo desde un ángulo meramente deportivo, sino también psicológico.

“Mens sana in corpore sano”

Literalmente “una mente sana en un cuerpo sano”.

Ser entrenador personal te permite por una parte mantenerte en excelente forma física y por otra estar tranquilos.

Muchos entrenadores manifiestan que el sentimiento de opresión que sentían en un trabajo clásico fue la razón más importante para su reconvertirse en entrenadores personales.

Disminuye tu estrés gracias al deporte. Practicar un deporte te permite disminuir tu consumo de sustancias excitantes como la cafeína, la nicotina y el alcohol.

Así, menos estrés puede de cierta forma significar menos café o menos tabaco. Además, en términos de imagen, reconozcamos que un entrenador fumador, pierde automáticamente toda credibilidad.

Terminado el estrés de los días de trabajo que no acaban, el famoso dosier que tu jefe te pide sin cesar desde hace ya dos semanas y que te impide dormir.

Ser entrenador personal a domicilio cuando trabajas independientemente, significa autonomía, sobre todo en cuestión de horarios.

Añade a esto el hecho de que vas a trabajar en tu ámbito predilecto, ¡apuesto a que tu salud física y mental va a sentir los efectos beneficiosos! Tu buen humor debe ser contagioso, relajar a tus alumnos y darles una fuerte motivación para entrenarse de forma más asidua y mejor.

El entrenamiento personal como terapia

Si decides dar el paso y ser entrenador personal a domicilio o en un gimnasio, es en gran medida por dos razones:

  • El contacto humano y la transmisión de conocimientos a los demás te atrae y contribuye a que te sientas útil. Efectivamente, ejercer con particulares requiere un cierto número de cualidades como la comunicación, la pedagogía, el buen humor o la capacidad de saber acompañar, motivar y hacer progresar a tus futuros alumnos.
  • El deporte es para ti una forma de vida y no concibes una vida sin sesiones de musculación, cardio training o de forma más global sin entrenamiento deportivo ni actividad física regular.

Hacer deporte engancha. El deporte puede convertirse rápidamente en una adicción, ¡como para Ludovic Chorgnon que ha realizado 41 Iron Man en 41 días! Un Iron Man son 3,8 km de natación, 180,2 km de bici y una maratón.

Si la actividad deportiva es beneficiosa para tus alumnos y les permite ganar en calidad de sueño, en eficacia para perder peso o es útil en materia de bienestar, también lo es para ti.

Desde un punto de vista físico para tu organismo, el deporte te introduce en un círculo beneficioso.

Practicar o dar clases de gimnasia, de fitness, stretching o hacer una sesión de atletismo, te permitirá dormir mejor y tener un sueño reparador. Sentirte mejor cuando te despiertas te aporta energía y contribuye a tu buen humor. ¡Así estarás más motivado para empezar un nuevo día!

Sin embargo, es importante segmentar tu preparación física y la de tus alumnos. No es concebible que aproveches las clases que impartes para hacer tus propios ejercicios.

Piensa en segmentar tu preparación y los ejercicios de tus alumnos, son dos cosas distintas. Ante todo, debes recordar que el ámbito del entrenamiento personal es muy competitivo, así que diseña tus propios entrenamientos para marcar la diferencia.

Unir el deporte con una alimentación equilibrada

Aunque tu actividad principal de entrenador personal o preparador físico es impartir clases de deporte, ya sean de puesta en forma o refuerzo muscular, tus conocimientos en otros ámbitos complementarios como la alimentación son indispensables.

Ser entrenador va inevitablemente unido con una especialización de tus competencias en el ámbito alimenticio. Efectivamente, tener un alumno que quiere ponerse en forma implica que tienes que darle consejos en términos de dietética y nutrición. Si no, la mejora de su condición física será mucho más larga, con el consiguiente riesgo de que se desanime.

Si aún no es el caso, tendrás que aprender qué alimentos aconsejar y cuáles prohibir en diferentes casos, consecuentes con los objetivos y expectativas de cada uno. El aporte nutricional y calórico no es el mismo para alguien que quiere aumentar masa muscular que para quien busca perder peso.

Amplios conocimientos en dietética. Las ensaladas variadas pueden ayudar a tus alumnos a perder peso.

Además de a tus futuros alumnos, estos conocimientos deben permitirte mantenerte en forma y comprender mejor los mecanismos de tu organismo. En efecto, sería muy poco creíble que des clases de aumento de masa muscular si tú mismo no tienes un cuerpo musculoso o dar clases para marcar la silueta y conseguir un vientre plano si tú tienes unos cuantos kilos demás…

Lo importante es ser coherente con respecto a los servicios que propones y aplicar igualmente lo que aconsejas a tus alumnos para que tengan éxito.

“Haz lo que digo no lo que hago” es algo que no deberás aplicar a tu trabajo, tienes que ser irreprochable para que tus alumnos tengan confianza en ti y sientan que te ocupas plenamente de ellos.

El entrenamiento personal te permite “invertir en tu desarrollo personal”

Cada entrenador personal que da el paso tiene sus propias motivaciones. Ya sean financieras, para librarse de las obligaciones del trabajo como empleado o para gestionar uno mismo sus propios horarios.

Hay un motivo que citan a menudo los profesionales que se han convertido en entrenadores o preparadores físicos de atletas de alto nivel: la voluntad de tomar las riendas de su vida y orientar su vida profesional al desarrollo y la realización personal.

Se trata por supuesto de aportar bienestar a las personas de las que te ocupas y ayudarles a desarrollarse y realizarse gracias al deporte, ¡pero eso te incumbe a ti igualmente!

Bienestar físico y mental. Realizarse mediante la práctica de deporte y el intercambio con los alumnos es esencial en el trabajo de entrenador personal.

Sería difícil definir el desarrollo personal, esta noción que se aplica a cosas muy diferentes de una persona a otra. En psicología, el desarrollo personal expresa “una corriente de pensamientos y de métodos destinados a mejorar el conocimiento propio, la calidad de vida y la realización de las aspiraciones y los sueños”. El entrenamiento personal puede ser para ti una forma de trabajar estos puntos débiles y ayudarte a realizarte profesionalmente:

  • Mejorar tu relación con los demás
  • Incrementar tu autoestima
  • Mejorar tu pedagogía y tu forma de transmitir un mensaje

Como puedes ver, cada uno puede definir sus propios objetivos a través del entrenamiento personal, basándose en las competencias ya adquiridas y los conocimientos que todavía hay que mejorar.

Ser entrenador personal puede igualmente significar retomar los estudios y volver a sumergirte en los libros para preparar la obtención de un diploma oficial en Actividades Deportivas que podrá validar tus competencias como especialista del entrenamiento personal a domicilio o educador deportivo.

Sea como sea, es importante que para ti el entrenamiento individual o colectivo sea beneficioso tanto para ti como para tus futuros alumnos. Piensa que tus alumnos, según su diferente personalidad y carácter también podrán aportarte algo, más allá de la esfera puramente deportiva.

En resumen:

  • El entrenamiento personal forma parte claramente de los “trabajos pasión” y necesita por tu parte que te impliques en tus métodos. Si no tienes ganas ni la capacidad de comunicar y establecer una relación de confianza con tus alumnos, hay muchas posibilidades de que el fracaso sea la conclusión de tu aventura deportiva.
  • Como entrenador, los beneficios y los aportes a tu higiene de vida deben ser vistos desde dos puntos de vista: uno físico, el otro psicológico o psíquico. Estos dos ángulos son extremadamente complementarios y por eso hay que trabajarlos conjuntamente.
  • Efectivamente, ser entrenador personal te va a conducir en un primer momento a practicar aún más deporte, bien para crear un programa deportivo personalizado para tus futuros alumnos o para tener más conocimientos en un ámbito preciso (clases de zumba o de aerobic por ejemplo). En lo que respecta a tu organismo, hacer más deporte te hará dormir y mejor y estar de buen humor, así como a pensar de forma más eficaz. En una palabra, a sentirte mejor física y moralmente.
  • Así, por qué no aprovechar y nutrirte de la sensibilidad a veces muy diferente de tus alumnos para avanzar y progresar tú también en tu forma de entender el entrenamiento así como tu visión de las relaciones humanas.

Efectivamente, el entrenamiento personal no se resume simplemente a hacer que tus alumnos levanten pesas o a explicarles los principios de la nutrición.

Es ante todo una relación humana en la que cada cual debe encontrar una forma de culminación.

¿Qué dices? ¿Te gustaría trabajar de tu pasión?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar