Muchas personas han quedado enamoradas de Italia al ir de vacaciones al país de la bota, ya sea que hayan realizado un recorrido familiar por Roma para conocer la Fontana di Trevi y el Coliseo, un viaje de luna de miel por los viñedos de la Toscana, un tour con amigos para conocer los bellos canales de Venecia o un paseo invernal para esquiar en Cortina d'Ampezzo.

Sin embargo, vivir en Italia es otra cosa completamente diferente. Antes de tomar la decisión de que Italia es el lugar indicado para ti, tienes que conocer un poco más a fondo sobre su cultura, su historia, su gastronomía, su clima y, lógicamente, su idioma.

Residir en territorio italiano no solo se trata de viajar y descubrir lugares, es asentarse en un país completamente diferente a México y eso no es algo fácil de asimilar. Así que antes de lanzarte a la aventura de irte a vivir al Belpaese, ya sea para estudiar o trabajar, te hablaremos de algunos de los aspectos más interesantes que ofrece Italia a sus habitantes.

Todo lo verás más claro después de leer las 5 razones principales por las que los extranjeros deciden mudarse a Italia, ya sea que te llame la atención una gran ciudad o un pueblo tranquilo. ¡Vamos a descubrirlas!

1. La gastronomía italiana

¡Nadie puede negarlo! La razón número 1 por la que personas del mundo entero quieren vivir en Italia es por su exquisita comida.

Si eres fan de las pizzas, las pastas y el gelato y nunca has estado en Italia, podemos asegurarte que te llevarás la mejor sorpresa de tu vida.

Quienes han tenido la oportunidad de probar auténticos platos italianos saben que no hay punto de comparación con lo que se puede encontrar en los restaurantes italianos en México. Y no es que no haya buenos lugares para comer comida italiana en nuestro país, pero el hecho de no contar con los ingredientes frescos, naturales y locales hacen que el sabor sea muy distinto.

La realidad es que jamás se podrá igualar una burrata di bufala fuera de Italia. Es como querer encontrar unos buenos tacos al pastor en Roma...

Gastronomia italiana
La pizza napolitana es una de las grandes delicias italianas.

Pero no creas que la comida italiana se reduce a las pastas, pizzas y risottos. De hecho, la riqueza gastronómica italiana es enorme y se pueden encontrar deliciosos platos hechos de verduras, legumbres y distintos tipos de carnes; así como una gran diversidad de quesos y vinos locales en cada región.

A continuación, te hablaremos de los alimentos más característicos al norte y al sur de la península itálica.

Comida del norte de Italia

La parte norte de Italia comprende las regiones de Valle d'Aosta, Piamonte, Liguria, Lombardía, Véneto, Trentino Alto Adigio, Friuli Venecia Julia y Emilia Romaña. Al ser la parte más fría del país, la mayoría de las comidas regionales suelen ser mucho más contundentes que las del sur y se componen de sopas, cocidos y carnes hervidas en vino.

De aquí son originarias 2 de las salsas más celebres de toda Italia: el ragú a la boloñesa (con el que se hace la típica lasaña) y el pesto genovés (hecho a base de ajo, albahaca, piñones, aceite de oliva y Parmigiano Reggiano) con el que se preparan pastas como los trofie, trenette o linguine.

Asimismo, varios de los platos más populares de Italia son de esta zona, como el carpaccio, la polenta y los risottos que, aunque se preparan de diferentes maneras según la región, siempre están presentes en todas las mesas italianas.

Gastronomia italiana
2 clásicos de Milán en 1 solo plato: el ossobuco y el risotto con azafrán.

Además, algunos de los ingredientes italianos más conocidos a nivel internacional provienen de esta parte de Italia, como el famosísimo queso Parmigiano Reggiano, el prosciutto di Parma, la trufa blanca de Alba, el queso Gorgonzola y el vinagre balsámico de Módena.

En cuanto a los postres, la deliciosa panna cotta es de origen piamontés y el nacimiento del tiramisú se lo pelean el Véneto y el Friuli.

Por otro lado, las lentejas con zampone (embutido de carne de cerdo), el plato que más se sirve la última noche del año en Italia, es originario de Emilia Romaña; mientras que los panes más típicos de la Navidad, el panettone y el pandoro , son de Milán y de Verona respectivamente.

Comida del sur de Italia

El sur italiano está integrado por las regiones de Campania, Basilicata, Abruzos, Molise, Apulia y Calabria y de ahí provienen algunos de los ingredientes protagónicos de la cocina italiana como:

  • La pasta seca
  • Los tomates de San Marzano y la albahaca: utilizados para las salsas de las pastas.
  • La mozzarella di bufala campana: el queso fresco más famoso del mundo.
  • La ricotta: tanto en su versión fresca, muy utilizada en la repostería, como dura y salada para rallar sobre las pastas.
  • El queso pecorino: un queso curado hecho de leche de oveja.
  • El peperoncino: un chile rojo seco picante, originario de Calabria.

Lógicamente, estos ingredientes son utilizados en muchas de las recetas de la zona. Pero, sin duda, la fórmula ganadora es la compuesta por tomates, mozzarella y albahaca, trío que se encuentra en platillos icónicos como la ensalada caprese, la pizza Margherita y los gnocchi alla sorrentina.

Además, la gastronomía de esta zona se caracteriza por la utilización de vegetales como las berenjenas, las aceitunas y las alcaparras para realzar el sabor de muchos platillos.

Comida tipica italiana
El gelato es toda una institución en Italia.

Asimismo, son típicos los platos a base de mariscos y pescados como los spaghetti alle vongole (espaguetis con almejas originarios de Nápoles) y el piscispata a’gghiotta (platillo calabrese hecho con pez espada, jitomate, aceitunas, cebolla, alcaparras y perejil).

En el mundo, es muy popular la comida proveniente de la Campania. Por ejemplo, de ahí son originarias las bruschette (rebanadas pan tostado con muy diversos toppings),  el calzone napoletano (pizza cerrada en forma de media luna) y los spaghetti alla puttanesca (con salsa de tomate, aceitunas negras, alcaparras, ajo y orégano).

Por último, requieren una mención especial los famosos gelatos y granite, dos postres típicos sicilianos, que aunque no pertenecen propiamente a la región del sur de Italia por tratarse de una isla, no podíamos dejarlos afuera. Sin duda, gracias a su sabor, tanto los helados italianos como los granizados, han atravesado fronteras y son aclamados en el mundo entero.

Y si además de la comida, aun necesitas más motivos para mudarte a Italia, entonces solo debes de saber que puedes acompañarla disfrutando de vinos increíbles, como el famoso Chianti, los vinos de Abruzzo o un buen Prosecco.

Alessandro
Alessandro
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (3) 300$/h
¡1a clase gratis!
Federico
Federico
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (6) 195$/h
¡1a clase gratis!
Giulia
Giulia
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (4) 200$/h
¡1a clase gratis!
Silvia
Silvia
Profesor de Italiano
4.94 4.94 (16) 300$/h
¡1a clase gratis!
Andrea
Andrea
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (14) 280$/h
¡1a clase gratis!
Montserrat
Montserrat
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (10) 250$/h
¡1a clase gratis!
Matilde
Matilde
Profesor de Italiano
300$/h
¡1a clase gratis!
Federico
Federico
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (13) 200$/h
¡1a clase gratis!

2. La cultura italiana: monumentos, museos, carnavales...

Es bien sabida la cantidad de edificaciones, sitios arqueológicos, palacios, iglesias, monumentos y museos de clase mundial que existen en Italia. Bien se podría decir que el Belpaese desborda cultura. Así que al vivir en ese país, tendrás la oportunidad de ver todas estas maravillas con tus propios ojos.

No importa el lugar en el que te establezcas, sin duda, podrás organizar paseos de fines de semana para conocer las atracciones que más te llamen la atención.  Algunas de las más populares incluyen:

El Vaticano

Además de su importancia religiosa, la Ciudad del Vaticano, enclavada dentro de Roma, tiene un valor incalculable para la humanidad por su asombrosa arquitectura y los tesoros artísticos que guarda.

Atractivos de Italia
Desde la Plaza de San Pedro puedes admirar la grandeza del Vaticano.

Tu visita debe incluir:

  • Los Museos Vaticanos: en donde podrás admirar innumerables obras de arte renacentista en sus diferentes galerías, incluyendo la Galería de las Lámparas, las Galerías de Tapices y Mapas y las Salas de Rafael.
  • La Capilla Sixtina: para observar los murales de las paredes y techos pintados por el gran Miguel Ángel.
  • Basílica de San Pedro: conoce su cúpula, sube a la terraza para tener vistas panorámicas inigualables de Roma y visita los impresionantes sarcófagos papales para descubrir las obras maestras de Bernini y Miguel Ángel.

Eso sí, recuerda ir vestido adecuadamente cubriéndote las rodillas, los brazos y la espalda.

Paseo en góndola por Venecia durante el Carnaval

Aquí estamos matando 3 pájaros de un tiro. Sin duda, uno de los lugares que no puedes dejar de conocer en Italia es Venecia y, si te organizas para visitarlo durante el famoso Carnavale di Venezia, vivirás una de las experiencias más bellas y únicas de tu vida. Y, como cereza del pastel, un relajante paseo en góndola por sus canales. ¿A poco no suena de ensueño?

Paseo en gondola por los canales venecianos.
No puedes decir que ya viviste en Italia sin haberte subido a una góndola y recorrido el Gran Canal.

Durante tu estancia date tiempo de ir a la hermosa Basílica de San Marcos, obra maestra de la arquitectura bizantina en el Véneto; así como al Palacio Ducal, el cual combina elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas y alberga pinturas de Tiziano, Tintoretto y Bellini.

Evidentemente, para estar ad hoc para el Carnaval, necesitarás comprar un disfraz y una original máscara o antifaz.

La Torre Inclinada de Pisa

La ciudad toscana de Pisa es un punto del país de la bota que no te debes perder. Su icónica torre de mármol blanco de 56 m de altura se terminó de construir en 1372 y ya para entonces estaba inclinada.

Esta espectacular torre es el campanario del Duomo di Pisa (la catedral romanesca que se encuentra a un costado de ella) localizada en la Piazza dei Miracoli o Plaza de los Milagros.

Nuestra recomendación es que te subas a la torre, visites la espectacular catedral y disfrutes de las demás construcciones que se encuentran en la plaza, como el cementerio Camposanto Monumental y el Baptisterio, en que se presentan diariamente cantantes amateur. ¡Te sorprenderás de la gran acústica que tiene!

Lugares para visitar en Italia
La Torre de Pisa es uno de los monumentos italianos más reconocidos en el mundo.

Claro está que hay otros lugares obligatorios que debes conocer para descubrir la riqueza cultural italiana, incluida una visita al Coliseo y a la Fontana di Trevi en Roma y un recorrido por la antigua ciudad romana de Pompeya.

Eso sí, antes de lanzarte a todos los lugares que te apasionan, ¡organiza bien tus gastos en Italia! No vaya a ser que te quedes corto de dinero a la mitad de un paseo.

3. Disfrutar del inigualable clima de Italia

Italia goza de un clima privilegiado como pocos países europeos, gracias a que está rodeada de los mares Mediterráneo y Adriático. De hecho, cuenta con 248 playas que durante el verano alcanzan temperaturas muy cálidas que atraen a turistas del mundo entero.

¿Quién no quisiera vivir cerca del mar, con aguas cristalinas y un sol radiante todos los días?

Clima en la zona norte italiana

En general, el clima en el norte de Italia es más frío y con lluvias intermitentes tanto en la primavera como en el verano, en comparación con las zonas del sur. Durante el invierno pueden caer tormentas de granizo y es común que nieve, sobre todo cerca de los Alpes. Así que si te agrada la idea de esquiar durante las vacaciones invernales, no dudes en escoger vivir en lugares como Cortina d'Ampezzo, Livigno, Madonna di Campiglio o Breuil-Cervinia o, al menos, planear una escapada de fin de semana.

Aquí te dejamos las características climáticas de algunas de las principales ciudades del norte italiano:

  • Génova: se caracteriza por sus vientos, tiene un clima mediterráneo con veranos calurosos y secos e inviernos soportables.
  • Milán: en verano los días son muy calientes y bochornosos por la humedad, mientras que en invierno suelen ser muy fríos con nevadas regulares.
  • Turín: durante el verano las temperaturas rondan entre los 20º y los 30º C, mientras que en invierno van de los 0º a los 10º C.
  • Bolonia: los veranos son bastante calientes y los inviernos algo fríos, pero no extremos.
  • Venecia: tiene un clima alpino con mucho viento, sus veranos son calurosos y en otoño llueve mucho.
Clima en Italia
¡Una postal típica de Milán durante la temporada invernal!

Clima en el sur italiano

Por otro lado, en el sur de Italia existe una gran diferencia en el clima entre las zonas costeras y las zonas interiores, sobre todo durante el invierno. Por ejemplo, las ciudades internas suelen tener mucha nieve en los meses más fríos, mientras que los lugares que están a nivel del mar cuentan con un clima mediterráneo, que se traduce en inviernos suaves.

La región de Calabria, así como las islas de Sicilia y Cerdeña tienen muy poca lluvia y los días son más soleados que en el resto del país, por lo que si buscas un clima muy caliente en el que no se note mucho el cambio de temperatura entre las estaciones del año, estos lugares son los ideales.

Algunas ciudades importantes tienen el siguiente clima:

  • Nápoles: goza de clima mediterráneo por lo que es casi imperceptible el cambio de las temporadas. Solo tiene algunas lluvias al comenzar el invierno.
  • Bari: casi no hay precipitaciones por lo que sus veranos son muy calientes y secos, mientras que sus inviernos son muy soportables.
  • Palermo: una ciudad húmeda con clima muy cálido en verano e inviernos templados.

4. Admirar los paisajes sin iguales del país de la bota

No por nada Italia es el quinto destino turístico a nivel internacional. Por algo le llaman el Belpaese, ¿no crees?

Ten por seguro que en estos lugares encontrarás paisajes como salidos de un cuento de hadas, todos muy distintos, pero no por ello menos o más bellos:

Cinque Terre

Su traducción literal al español es "Cinco Tierras", las cuales están conformadas por los pueblos de Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, localizados en la parte este de la región de la Liguria.

Paisajes de postal en Italia
Encuentra la paz y una excelente calidad de vida en este rinconcito italiano.

Este lugar, de aproximadamente 10 km de longitud sobre la costa de la Riviera Italiana, es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es una de las zonas naturales más bellas de todo el mundo.

Cada uno de los pueblos tiene sus peculiaridades, tanto arquitectónicas como urbanas, a causa de cómo han debido ser construidos en la falda de la colina que pende sobre la costa del mar. Las calles son empedradas con callecitas muy estrechas y en muchas zonas solo está permitido el tráfico peatonal. Por ello, los medios de transporte más utilizados son las lanchas y el tren.

Lago de Garda

Se trata del mayor de los lagos italianos y uno de los principales lugares turísticos del norte de Italia. El Lago de Garda se encuentra rodeado de hermosos pueblos como Desenzano, Malcesine, Limone y Tignale que son muy visitados, tanto por turistas nacionales como extranjeros.

Sin embargo, sobresale Sirmione, un famoso sitio de verano que cuenta con un balneario, un castillo medieval y ruinas de una antigua villa romana.

Pero para admirar el lago en todo su esplendor no hay como verlo desde las alturas en el funicular que va desde Malcesine hasta el Monte Baldo.  Además, también ahí se ubica el parque temático más visitado de Italia, Gardaland.

San Gimignano

Ahora que si quieres trasladarte 900 años atrás en el tiempo, no hay mejor lugar para hacerlo que en este mágico pueblo ubicado en la Toscana. Esta ciudad medieval amurallada llegó a contar con 72 torres (hoy se conservan solo 13), las cuales se pueden ver desde lo lejos y te permiten capturar uno de los paisajes más alucinantes de toda Italia.

Paisajes italianos
La ciudad medieval amurallada de San Gimignano vista desde las afueras.

Es tal su belleza que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad y en ella puedes disfrutar de un recorrido por la Piazza della Cisterna, el Palazzo Comunale, la pinacoteca, el museo arqueológico, la galería de arte moderno y contemporáneo, el museo ornitológico y el museo del vino.

¡Antes de irte no olvides probar una copa de vino blanco Vernaccia de San Gimignano, uno de los vinos más apreciados de la región toscana!

Cortina d'Ampezzo

Esta ciudad es Patrimonio Natural por la UNESCO y es un verdadero espectáculo de la naturaleza enclavado en los Dolomitas, en la región del Véneto, en el norte de Italia.

Este valle, localizado a unos 1,2oo metros de altura, se encuentra rodeado de pistas de esquí y de picos de más de 3,000 metros que son escalados por profesionales de todo el mundo. Además, sus elegantes y lujosos resorts hacen de Cortina d'Ampezzo uno de los principales destinos de invierno.

Algunos otros rincones que te dejarán sin aliento incluyen a:

  • Burano: una isla cercana a Venecia con coloridas casas muy peculiares.
  • Capri: bellísima isla en la Bahía de Nápoles con aguas de color azul turquesa.
  • El Parque Regional de Stirone y Piacenziano: reserva natural protegida entre las provincias de Piacenza y Parma.

5. Perfeccionar tus habilidades en la lengua italiana

Evidentemente, si quieres vivir en Italia deberás saber hablar italiano; así que de seguro ya tienes ciertos conocimientos en la lengua de Dante o estás interesado en comenzar a tomar clases intensivas para aprender a comunicarte en ese idioma cuanto antes.

Sin embargo, aun si ya tienes cierto nivel, tanto oralmente como por escrito, no hay nada como practicar el italiano desde que te despiertes hasta que te duermas. Lógicamente, al vivir en Italia, podrás expresarte en ese idioma en diferentes entornos, ya sea en la universidad, en el trabajo o realizando actividades de la vida cotidiana, como yendo al supermercado o al cine a ver una película.

Razones para vivir en Italia
Es una realidad que para dominar al 100% la lengua italiana tienes que tener una experiencia en el Belpaese.

Al fin y al cabo, no hay algo mejor que desarrollar las habilidades lingüísticas en la vida real:

  • Hablar italiano todo el tiempo: Aun cuando te equivoques, al conversar diariamente con italianos mejorarás tu expresión oral rápidamente.
  • Incrementar tu vocabulario: La única forma de expresarte como un verdadero italiano es aprendiendo las expresiones más comunes de cada lugar y eso solo se consigue viviendo en Italia.
  • Comprender distintos acentos: Para afinar el oído no hay nada mejor que convivir con los italianos y acostumbrarse a su forma de hablar y de pronunciar cada palabra.

¿Sabías que la lengua italiana es el tercer idioma más utilizado en la Unión Europea?

Tener el pleno dominio del italiano tiene muchas ventajas y puede abrirte muchas oportunidades. Por ejemplo, el poder comunicarte de manera fluida en la lengua de Dante te permitirá aplicar a puestos de trabajo que requieran personas que hablen italiano a un nivel bilingüe, ya sea que regreses a México o que te quedes a vivir en Italia. Obvio que si te vas por la segunda opción, necesitarás reunir la documentación migratoria para residir en el país de la bota de manera legal.

Además, una vez que hayas perfeccionado el italiano, te será mucho más sencillo aprender otras lenguas romances como el francés o el portugués.

Aprender italiano con un Superprof

Ahora bien, antes de aventurarte y agarrar un avión hacia Italia, te recomendamos que busques un profesor particular de italiano que te permita desarrollar las 4 habilidades lingüísticas (hablar, leer, escuchar y escribir) en el menor tiempo posible. De esta forma, podrás avanzar en menos tiempo y desde la comodidad de tu casa.

Una gran opción para encontrar a tu maestro ideal es a través de nuestra plataforma, la cual se especializa en poner en contacto a estudiantes con docentes de diversas asignaturas y disciplinas que brindan clases a domicilio. ¡Puedes estar seguro de que en Superprof existen muy buenas alternativas para iniciarte en el italiano o para mejorar tu nivel en la lengua de Dante antes de partir rumbo a Italia!

Al ser clases particulares, las lecciones con un Superprof son 100% personalizadas, así que pueden enfocarse en aquellos aspectos de la lengua italiana que quieras trabajar, ya sea que desees mejorar tu pronunciación, aprender desde cero esta lengua o prepararte para alguna de las certificaciones oficiales del idioma, como el CILS.

Respecto al precio, cada uno de los profesores fija el precio de sus clases en función de su preparación académica, experiencia profesional, nivel que imparten, la ciudad en la que viven y la modalidad de las lecciones (presenciales o en línea).

¡Así que ya sabes! Elige al Superprof que mejor se adapte a tus necesidades, objetivos y presupuesto.

¿Buscas un profesor de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Monica

Internacionalista, amante de los viajes y del buen comer, mamá de tiempo completo y wannabe yogi.