«Un idioma te pone en un pasillo durante toda la vida. Dos idiomas te abren todas las puertas a lo largo del camino» - Frank Smith

Si eres fanático de los viajes por el mundo y te apasiona conocer nuevos países sin ayuda de las guías turísticas, te habrás dado cuenta de que el dominio de lenguas extranjeras es fundamental. Solo así podemos comunicarnos con los locales y descubrir sus tradiciones y cultura sin necesidad de recurrir al traductor...

Además, si más allá de viajar por un tiempo acotado eres de los que buscan abrirse oportunidades (laborales o académicas) en países extranjeros deberías saber que sin un nivel intermedio o avanzado de la lengua oficial del lugar en el que te encuentres esto se volverá cuesta arriba.

En el caso del italiano, una lengua romance que no tardará en conquistarte en cuanto empieces a conocerla, certificar tus conocimientos lingüísticos puede marcar la diferencia entre aprovechar o pasar de largo grandes oportunidades para tus estudios y carrera profesional.

clase de idiomas
Puedes prepararte para rendir los certificados de lengua italiana con un profesor particular o en academias

¿Sabías que actualmente el italiano es hablado por 65 millones de personas en el mundo en más de 30 países del planeta?

Y, en un mundo globalizado como el de nuestros días ya no es suficiente con asegurar que tenemos un excelente dominio de esta lengua extranjera. ¡Habrá que poder demostrarlo! Y para ello existen los certificados de nivel.

En el caso de la lengua italiana son muchas las pruebas que puedes pasar tanto en México como en el país de la bota para demostrar que sabes hablar el idioma de Dante.

En este artículo nos concentraremos en dos de ellas - CELI y el CILS- y te explicaremos todo lo que tienes que saber para rendirlos de manera exitosa.

Aprender italiano: ¿qué es el CILS?

Como dijimos anteriormente, existen diferentes certificados de dominio de lengua italiana de validez internacional. Sin embargo, algunos de ellos son más populares entre los estudiantes interesados en completar sus estudios en el país del Vaticano.

Hablamos, por ejemplo, de la Certificazione di Italiano come Lingua Straniera (en español, Certificación de italiano como Lengua Extranjera). Parte de su popularidad se la debe al prestigio de la casa de estudio que se encarga de impartirla (la Università per Stranieri di Siena, unas de la mayor renombre en enseñanza de italiano como lengua extranjera) y que el certificado que se obtiene al final de esta prueba está avalado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

Los niveles se dividen de la siguiente manera:

  • Nivel A1. El que aprueba este examen es un estudiante con un nivel muy básico que si bien puede comprender algunas conversaciones, estas siempre giran en torno a conceptos muy simples. Es decir, su comprensión está muy limitada ya que solo es capaz de reconocer unas pocas palabras y expresiones. A nivel oral, igualmente, puede expresarse con dificultades y siempre y cuando su interlocutor no tenga problemas en repetir sus frases.
  • Nivel A2. Con un nivel apenas superior al A1, la persona que aprueba este nivel comprende una mayor cantidad de palabras y es capaz de expresarse con mayor fluidez. De hecho, este nivel se distingue por ser aquel en el que (aunque todavía con dificultad) los estudiantes pueden escribir textos breves.
  • Nivel B1. En este nivel estamos frente a un estudiante con un nivel de italiano que le garantiza cierta independencia en situaciones ya no solo cotidianas, sino también aquellas que pueden tener lugar dentro de un aula. Su comprensión oral es correcta siempre y cuando las ideas se presenten de forma ordenada y clara.
  • Nivel B2. En este nivel el alumno ha adquirido todavía más autonomía, algo que le permite ya no solo mantener  conversaciones cotidianas con locales, sino también ser parte de debates de mayor vuelo intelectual. Además, una persona con un B2 en italiano puede consumir sin problemas programas de televisión y radio, así como mirar películas sin necesidad de incluir subtítulos en su idioma original.
  • Nivel C1. De la mano de este nivel ingresamos en el rango de los estudiantes que están muy cerca de tener un conocimiento de la lengua de Dante casi nativo. La comprensión escrita está asegurada (ya que pueden comprender textos complejos, de diferentes géneros). Asimismo, y en cuanto a la expresión escrita, las personas con este nivel de conocimientos tienen la capacidad de escribir textos acerca de temáticas complejas, bien estructurados y en el tono indicado de acuerdo a la situación discursiva.
  • Nivel C2. Para darse una idea del alcance de conocimientos que se tiene en este nivel, los poseedores un nivel C2 pueden escribir reseñas literarias y participar de conversaciones de todo tipo con nativos. Eso sí, antes puede que necesiten un tiempo para familiarizarse con el acento de los italohablantes.

Según explican en la página del Instituto Dante Alighieri, los exámenes CILS se llevan a cabo en todo el mundo al mismo tiempo: junio y diciembre.

Sin importar el nivel al que se aspire, todas las pruebas cuentan 5 ejercicios diferentes,  con una duración variable dependiendo de los conocimientos lingüísticos del estudiante. Por ejemplo, aquellos que se encuentran en un nivel inicial pasarán menos tiempo demostrando sus habilidades en expresión oral justamente porque enfrentan dificultades a la hora de comunicarse de esta manera.

De todos modos, para hacerse una idea de los ejercicios que habrá que rendir para obtener la certificación del CILS, un breve repaso por ellos:

  • Comprensión oral.
  • Comprensión lectora.  
  • Expresión oral.

Para obtener el certificado se tiene que alcanzar un mínimo 11 de 20 puntos en cada prueba.

Requisitos para presentar el CILS en México

El CILS lo pueden rendir todas las personas mayores de 17 años. Para avanzar con el trámite que requiere este examen que se rinde en la sede central del Instituto Italiano de Cultura será necesario presentar en la recepción del mismo:

  • Una solicitud de inscripción completa (que puede descargarse desde el sitio oficial de dicho instituto).
  • Una copia del documento de identidad del estudiante
  • Un comprobante de pago original.

Aquellos que deseen rendir el CILS en otra sede de México que no sea la central, deberán comunicarse con las autoridades para evaluar las posibilidades que existen. En caso de convenirse el examen en otro lugar del país que no sea CDMX, los estudiantes deberán abonar un extra que contempla el traslado de los docentes.

Por último, los estudiantes que no aprueben todas las habilidades del CILS la primera vez que rindan este examen tendrán un año desde la fecha del examen para volver a rendir aquellas competencias en las que no hayan conseguido buenas notas.

En caso de no presentarse el día del examen (tanto para la prueba principal como para rendir las habilidades pendientes) no habrá forma de solicitar un reembolso. También podrás progresar en italiano por Internet antes de rendir estas pruebas...

Exámenes de italiano: el CELI

Otra excelente alternativa a la hora de certificar tu nivel de italiano es rendir el CELI (Certificazioni di conoscenza della lingua italiana). Este examen tiene como objetivo validar los conocimientos lingüísticos en el idioma de Dante en adultos y jóvenes mayores de 17 años interesados en insertarse laboralmente o académicamente en un ambiente donde se hable el italiano.

proyectar tu futuro laboral
Hablar italiano puede ayudarte a conseguir el trabajo de tus sueños

Por otra parte, este mismo certificado cuenta con dos pruebas particulares:

  • CELI Immigrati. Como su nombre lo indica apunta a certificar el nivel de italiano de inmigrantes en Italia que no han recibido educación formal en el país.
  • CELI Adolescenti. A diferencia del CELI tradicional, esta categoría dentro de los exámenes validan el nivel de idioma de estudiantes de entre 13 a 17 años.

Entre los diferentes tipos de exámenes contemplados dentro del CELI, el método de evaluación es siempre el mismo. Sin embaro, las actividades y ejercicios presentados varían en función del nivel y características de los solicitantes.

Al igual que el resto de las pruebas de nivel, esta prueba certifica el dominio de italiano en diferentes niveles que guardan una relación con el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER):

  • CELI Impatto (Nivel A1).  Se trata de la prueba de nivel más bajo de italiano que se puede acreditar. Por este motivo, se espera que quienes lleguen hasta esta instancia sean extranjeros con conocimientos muy básicos de la lengua de Dante. La prueba, como el resto de las que vendrán, certifican competencias de comprensión oral/escrita, y de expresión oral/escrita.
  • CELI 1 (Nivel A2). En este nivel, en cambio, los estudiantes cuentan con un mayor nivel de comprensión, aunque bastante limitado. Los que acrediten un A2 podrán principalmente participar de conversaciones en italiano, entendiendo más de lo que son capaces de expresar. Generalmente, las personas que obtienen un CELI 1 pueden realizar presentarse a sí mismos, explicar de dónde vienen, de qué trabajan y cómo está compuesta su familia. Es decir, un italiano que no todavía no es operacional.
  • CELI 2 (Nivel B1). Los que logren obtener el CELI 2 son aquellos que puedan manejarse con mayor soltura en situaciones de la vida cotidiana en un país donde se habla italiano, pero todavía sin lograr captar los matices de ciertos contextos discursivos. Por ejemplo, una persona con este nivel podrá eventualmente ser aceptada en una Universidad, pero a sabiendas de que deberá esforzarse para poder comprender las lecciones y mucho más a la hora de aprobarlas. En cuanto a la producción escrita, aunque pueden expresarse correctamente, generalmente los temas alrededor de los cuales se sienten más cómodos escribiendo tienen que ver con vivencias y emociones propias.
  • CELI 3 (Nivel B2). Se trata de un nivel intermedio de italiano. El estudiante tiene capacidades para comunicarse en el día a día en una sociedad italoparlante. A la hora de escribir, puede realizar producciones breves alrededor de temas medianamente complejos. A partir de este nivel, en líneas generales, los alumnos están en condiciones de ser aceptados en universidades italianas.
  • CELI 4 y 5 (Nivel C1 y C2). En estos dos niveles se supone que los alumnos ya tienen un dominio avanzado de la lengua italiana por lo que están en condiciones de estudiar y trabajar sin problemas en el idioma de la Ciudad del Vaticano. Sus competencias lingüísticas son tales que no solo pueden expresarse sin errores de manera oral, sino también de escrita a la hora de redactar presentaciones, informes y todo tipo de reseñas.

Requisitos para rendir el CELI en México

Una vez más, este examen lo imparte el Instituto Italiano de la Cultura de México, por lo que para inscribirse en el mismo habrá que iniciar una inscripción en la sede central. Para avanzar en este sentido se necesitará presentar en la recepción del lugar un formulario completo y una copia del documento oficial. Tras abonar los $2,2000 de inscripción habrá que hacer una copia del comprobante de pago y adjuntarla a la solicitud.

El CELI se imparte en Italia y simultáneamente en el exterior durante los meses de junio y noviembre. Para conocer las fechas exactas de la próxima sesión convendrá comunicarse con el Instituto encargado de impartir el test.

Alessandro
Alessandro
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (3) 300$/h
¡1a clase gratis!
Silvia
Silvia
Profesor de Italiano
4.94 4.94 (16) 300$/h
¡1a clase gratis!
Federico
Federico
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (6) 195$/h
¡1a clase gratis!
Giulia
Giulia
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (4) 200$/h
¡1a clase gratis!
Andrea
Andrea
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (14) 280$/h
¡1a clase gratis!
Matilde
Matilde
Profesor de Italiano
300$/h
¡1a clase gratis!
Montserrat
Montserrat
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (9) 250$/h
¡1a clase gratis!
Federico
Federico
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (13) 200$/h
¡1a clase gratis!

¿Es difícil hablar italiano siendo hispanohablante?

Antes de concentrarnos en cómo puedes prepararte para rendir con éxito estos certificados de nivel de italiano, es importante hablar de cuán difícil resulta para un hispanohablante dominar la lengua de Dante.

¡Y tenemos buenas noticias para darte! Como el italiano, al igual que el español, es una lengua romance -es decir, derivada del latín- no nos costará tanto trabajo asimilar su gramática, vocabulario, ortografía y conjugaciones verbales....Esto no quiere decir que no debamos estudiar durante un período de tiempo importante para hablar como verdaderos nativos.

Pero seguramente si viajas por Italia, incluso antes de tener un conocimiento avanzado de la lengua de Da Vinci, ya puedas comprender una buena parte de las conversaciones de los locales. Esto se debe a que existen muchas palabras casi idénticas entre el italiano y el español.

Pero, ¡atención! También están los "falsos amigos". ¿Ya escuchaste alguna vez hablar de esta expresión? La misma designa a las palabras idénticas o casi idénticas en dos idiomas que, sin embargo, tienen significados completamente opuestos en una y otra lengua.

Aunque es normal que cometas este tipo de errores cuando estás aprendiendo italiano, te aseguramos que conociendo cuáles son estas palabras "peligrosas" podrás evitar más de un malentendido.

Por ejemplo, la palabra aceto en italiano no significa aceite como en español, ¡sino vinagre! Este malentendido puede ser que arruines tu plato de pizza o pasta la próxima vez que te sientes a comer en el Bel paese.

Bravo es otro de los "falsos amigos" a evitar...En español, la utilizamos para felicitar a alguien por un logro; mientras que en italiano es una palabra que se utiliza para explicar que alguien anda furioso por la vida...

¿Y qué dirías de la palabra imbarazzata? A simple vista, más de uno probablemente se atreva a asegurar que se trata de una palabra para designar la dulce espera en una mujer. ¡Pero nada más lejano! Alguien que está imbarazzata en realidad se encuentra en apuros.

beneficios de aprender la lengua de dante
Un viaje a Italia es un excelente motivo para aprender esta lengua romance

Como ves, si bien la lengua de Dante tiene muchos puntos en común con la nuestra, aprenderla de manera autodidacta puede resultar un gran desafío. Como no queremos que desperdicies la oportunidad de rendir algunos de los exámenes internacionales de italiano más importantes que se imparten en México, te explicaremos cómo hacer para sacar mejores calificaciones en estas pruebas.

¿Cómo prepararse para el CILS o el CELI?

Ahora que ya conoces los diferentes niveles de italiano que puedes certificar gracias a estos exámenes, llega el momento de prepararse para sacar buenas calificaciones en estos exámenes. ¿Y cómo lograr esta meta?

En primer lugar, te recomendamos que empieces a prepararte con tiempo. Esto te ayudará a aprobar el examen en la primera instancia y evitar tener que acercarte nuevamente a rendir nuevamente las habilidades en las que no hayas alcanzado la calificación mínima.

En este sentido, elaborar un plan de estudios es una excelente idea. En función de la cantidad de semanas que te queden antes del gran día podrás organizarte para que no te quede ni un solo tema sin repasar.

Además, no dejes de considerar buscar un profesor particular de italiano que te ayude a encauzar tu proceso de estudio. Los docentes tienen amplia experiencia preparado alumnos para este tipo de exámenes, conocen cómo se estructuran las pruebas y son las personas indicadas para ayudarte a aprovechar al máximo tus horas de estudio.

certificados de nivel de italiano
Rendir un examen de lengua italiana requiere de preparación previa.

De la mano de un profesor privado podrás asegurarte de estar efectivamente trabajando sobre tus puntos débiles para que el día que tengas que rendir la prueba para obtener el certificado de idiomas te sientas mucho más confiado de tus capacidades.

Además, y para nada menor, un profesor de italiano podrá ayudarte a mejorar tu expresión oral y escrita, dos de las habilidades evaluadas en el marco de estas pruebas, sin olvidarnos de la pronunciación.

Si quieres empezar hoy mismo a estudiar de la mano de un profesor particular, ingresa ahora mismo a Superprof y encuentra al que mejor se adapte a tu proyecto de estudio.

¿Buscas un profesor de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Laura

Periodista y apasionada de la comunicación en todas su formas, soy fanática de los viajes, el cine y los días de verano.