Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ventajas y desventajas de los gimnasios baratos

Publicado por Andrea, el 27/06/2018 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > ¿Hay que desconfiar de un gimnasio barato?

Todo empieza con la motivación para ponerse en forma, bajar de peso o tener una vida más saludable. Sin embargo, el segundo paso es igual de complicado: elegir el gimnasio que más te convenga. ¿Pero qué lo vuelve tan difícil? Con el boom de la vida fitness, han salido muchas opciones diferentes para que todo el mundo tenga acceso a algún tipo de actividad física y esto significa que deberás ser muy cuidadoso a la hora de elegir tu gimnasio.

Hoy en día sólo el 3% de la población en México está inscrita a un gimnasio según Forbes, sin embargo, este es un número que va a la alza con el reciente boom de la vida fitness y las muchas opciones que tenemos para elegir los servicios que más nos gustan en los gimnasios. Acá puedes comparar precios de los diferentes tipos de estudios de ejercicio en México. Sin embargo, en este artículo hablaremos de un tipo de gimnasios en particular: los gimnasios low-cost.

Antes se consideraba que estar en forma o asistir a algún centro de ejercicio estaba reservado para gente que podía gastar mucho dinero en ello. Sin embargo, ahora hay muchas modalidades distintas de pago y precios que permiten que cada vez más personas tengan acceso a programas de ejercicio que se adapten a sus gustos y su conveniencia. Pero, ¿cuáles son los pros y los contras? ¿Qué debemos tomar en cuenta?

Gimnasios baratos en México

La creciente demanda de estudios de fitness a precios accesibles ha hecho que el mercado de los gimnasios se adapte para ofrecer servicios a un costo menor al que estábamos acostumbrados. Tal es el caso de los llamados gimnasios “low cost”, mismos que se caracterizan por ser mucho más austeros en los servicios que ofrecen.

¿A qué nos referimos? Por ejemplo, si un gimnasio regular ofrece clases especializadas de box, Zumba o yoga, el gimnasio low cost puede no contar con ellas. Asimismo, los gimnasios más caros tienen instalaciones como sauna, vapor, vestidores, servicio de nutrición, etc y es probable que un gimnasio low cost no los incluya.

Pero, ¿quiere decir esto que un gimnasio barato no vale la pena? ¡Para nada! Si lo que buscas es un espacio que cuente sólo con área de cardio y pesas y no te interesa (ni utilizarías) las clases o las instalaciones extra, ¿para qué pagar de más? Los gimnasios low cost son una gran opción si ya sabes cuál es tu rutina y lo único que necesitas son los aparatos e instalaciones necesarios para realizarla.

Eso sí, es mejor informarte sobre los servicios que están incluidos en tu mensualidad para así tener presente si satisface tus necesidades. Asimismo, hay gimnasios baratos que cobran extra por ciertos servicios como atención de entrenadores o incluso el uso de toallas así que siempre pregunta antes de contratar para saber a qué te enfrentas.

Estos son algunos ejemplos de gimnasios low-cost y sus precios en México:

  • Smart Fit: esta es una de las cadenas de gimnasios “low cost” por excelencia y cuentan con dos planes dependiendo de lo que necesites. El primero es el plan Smart que te da entrada a un sólo club por $199 al mes y un mantenimiento anual de $99. Si lo que quieres es ir a varios clubes Smart Fit en diferentes ubicaciones, puedes optar por el plan Black que tiene un costo de $499 al mes con un mantenimiento anual de $99.
  • MX Gym: otra cadena de gimnasios de bajo costo. Las mensualidades van desde $399.
  • Anytime Fitness: sin costo de inscripción ni membresía, esta cadena ofrece mensualidades que van de los $600 a los $800 pesos al mes. ¿Otro plus? Están abiertas las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Dónde hacer ejercicio por poco dinero

¿Vale la pena un gimnasio low cost?

Como ya dijimos, sin duda un gimnasio low cost tendrá algunas limitantes en cuestión de servicios y facilidades. Sin embargo, puede ser una gran alternativa para aquellos que no quieran gastar demasiado dinero pero les interesa mantenerse en forma. Lo más importante es entender tus propias necesidades: ¿qué tipo de ejercicio quiero hacer? ¿Me gusta tomar clases o no? ¿Quiero bañarme en el gimnasio e ir al sauna? ¿Me interesa un servicio integral de nutrición? Una vez que contestes a estas preguntas, podrás tener un panorama más claro de lo que realmente esperas de tu gimnasio, ya sea que busques algo enfocado en una disciplina particular, un gimnasio sólo para mujeres o incluso uno con ciertas instalaciones como alberca o ring de box.

Lo más importante es saber que un gimnasio básico contará con dos cosas principales: área de ejercicio cardiovascular con aparatos como caminadoras, bicicletas y elípticas y un área de pesas para ejercitar diferentes grupos musculares. Si eres alguien que ya sabe lo que necesita ejercitar en estas dos áreas, no hay por qué temerle a un gimnasio low cost. Por otro lado, si no tienes mucha idea de lo que deberías hacer en los aparatos, cuánto tiempo correr o cuánto peso cargar, te recomendamos que te asesores pues en ocasiones estos gimnasios no cuentan con instructores que te ayuden a entender tu cuerpo y sus necesidades.

Sin embargo, esto no quiere decir que un gimnasio low cost no sea para ti. Al contrario, hay algunos que sí tienen servicios de asesoría pero deberás pagar más por ello. Si no te interesan las clases o las amenidades como instalaciones de baño y servicios de nutrición, un gimnasio barato puede ser la mejor opción para que empieces a cumplir esas metas fit que te has propuesto.

5 ventajas de los gimnasios baratos

Si ya te decidiste a darle una oportunidad a un centro de ejercicio low cost en México, ¡bien hecho! Ahora te presentaremos las ventajas que tendrás al inscribirte a uno de ellos que sin duda harán de tu vida algo muy diferente:

  1. ¡Ahorrarás dinero! ¿A quién no le gusta guardar un par de pesos? Si eliges un gimnasio barato en comparación a un gimnasio más exclusivo y con más servicios que seguro ni usarás podrás ahorrar bastante dinero que sin duda a todos nos cae muy bien.
  2. Aprenderás a entrenar solo. Como no hay clases grupales o alguien que te diga qué hacer, deberás educarte sobre tu propio avance físico y tendrás un conocimiento más amplio de ti mismo y lo que necesitas mejorar para estar en forma.
  3. Acceso las 24 horas. Si bien esto no es en todas las cadenas de gimnasios low cost, hay algunas que ofrecen horarios muy amplios pues están pensadas para gente que no tiene mucho tiempo para hacer ejercicio y que por lo general lo hace a horas complicadas. ¿Lo mejor? ¡Seguro a esta hora te encontrarás un gimnasio vacío!
  4. No estás atado. Ya que no pagarás una mensualidad gigante o una cuota de mantenimiento anual que puede escalar hasta los $10,000 MXN, no tendrás ninguna obligación de quedarte en un gimnasio que no te guste del todo. Es una pequeña inversión así que puedes probar y ver si es lo que se ajusta a tus necesidades o no.
  5. Perfecto para los que odian las clases grupales. Cada quien se ejercita por su cuenta así que si lo tuyo no es hacer ejercicio o rutinas con muchas personas… ¡es perfecto para ti!

Gimnasios low cost en México

5 desventajas de los gimnasios baratos

Por otro lado, hay cosas que se deben tomar en cuenta para no salir decepcionados al asistir a un gimnasio low cost como las siguientes:

  1. Aparatos limitados. Como ya dijimos, estos centros de ejercicio sólo cuentan con dos áreas que se enfocan en cardio y pesas. Sin embargo, probablemente no estén tan completas como podrían estar otros gimnasios más caros y eso es algo con lo que tendrás que lidiar.
  2. Sin amenidades. Muchos de estos gimnasios son tan básicos que deberás llevar tu propia toalla, botella de agua e irte a bañar a tu casa. No contarán con grandes lujos pero si esto no te molesta, no hay problema alguno.
  3. Sin instructores. Si bien algunos si cuentan con un par de instructores que están dando la vuelta para asegurarse de que los usuarios estén haciendo buen uso de las instalaciones, es muy raro que se dediquen solamente a ti y te pongan una rutina personalizada. Si llega a pasar, probablemente tendrás que pagar un costo extra.
  4. Pueden estar muy llenos. Gracias a que son mucho más asequibles, es probable que te encuentres el gimnasio llenísimo en horas pico así que es mejor organizarte para poder asistir a una hora que no haya tanta gente.
  5. Es más fácil lastimarse. Si no tienes mucha experiencia haciendo ejercicio y no tienes a alguien que te guíe, debes ser especialmente cuidadoso con lo que hagas y buscar asesorarte con gente que sepa del mundo del fitness para no salir lastimado y desmotivado.
Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (Aucun vote pour le moment)
Loading...

Leave a Reply

avatar