Si estudiaste o amas la música sabrás que existen muchas formas de dedicarte a lo que te gusta. Siempre hay diferentes caminos para llegar al objetivo: compartir con otros lo que mejor sabes hacer: tocar un instrumento, componer, cantar, hacer música...

Es momento de que toda esa inspiración se la pases a otros, que también como tú, buscan dedicarse a este arte y quieren aprender a hacerlo. Dar clases puede ser una opción excelente para continuar con tu carrera y en este artículo podrás ver lo necesario para ser uno.

¿Qué debo estudiar si quiero dar clases de batería?

Si bien se tiene asociada la idea de un músico como un ser más bien bohemio y autodidacta, lo cierto es que existen muchas carreras en las que te puedes formar si quieres hacer de la música tu medio de vida; a la vez que también los campos laborales para alguien que se forma en música son muy variados.

Es común que se ponga en duda las carreras relacionadas con el arte que pueden ser consideradas como un hobby, pero lo cierto es, que dedicarse de manera profesional a una habilidad que tienes desde niño sin dejarte influenciar por los demás, es tan loable como dedicarte a las típicas carreras que tus papás quieren que tengas: médico, abogado, economista...

Si decidiste enfocar tu carrera musical en la docencia, existen dudas cuando se refiere a qué estudios se deben tener para enseñar música, pues muchos no tienen la oportunidad de obtener un título profesional. Sin embargo, existen algunos lugares en donde no es tan necesario tener uno, pero si experiencia y conocimientos de tu materia: como asociaciones, cursos de verano o clases particulares, en donde un profesor principiante como tú, tienes más oportunidades de ir formando una carrera y una reputación.

Debes saber que además de tus estudios musicales, necesitas estudios y conocimientos pedagógicos que te ayuden a entender el proceso y técnicas de aprendizaje necesarias para ayudar a otros a lograr tocar un instrumento, cantar con notas exactas, o componer una bella canción.

Tener un título es importante, pero también la educación autodidacta es esencial. Tomar cursos que te ayuden a perfeccionar tus conocimientos, clases extra curriculares durante tu preparación, diplomados después de tu carrera, etc.,  son un plus que debes tomar en cuenta a la hora de prepararte como profesor de batería.

Como vez, debes estar muy preparado para dar clases de cualquier cosa, aunque no tener un título no es impedimento si estás verdaderamente decidido a dar clases, pues tus alumnos tomarán en cuenta otros aspectos también importantes: como la forma en la que tocas tu instrumento, la versatilidad que tengas; ya sea que toques diferentes instrumentos o diversos ritmos musicales, tu experiencia personal; tal vez has tocado con los mejores grupos, o has abierto conciertos de bandas que todo mundo quiere llegar a ser.

Siempre será tu actitud lo que te abra puertas en la vida.

Toma en cuenta todo lo necesario para prepararte como profe de batería
Tania
Tania
Profesor de Batería
5.00 5.00 (10) 350$/h
¡1a clase gratis!
Sergio
Sergio
Profesor de Batería
250$/h
¡1a clase gratis!
Joffre
Joffre
Profesor de Batería
5.00 5.00 (7) 299$/h
¡1a clase gratis!
Carlos
Carlos
Profesor de Batería
5.00 5.00 (1) 200$/h
¡1a clase gratis!
Jonathan
Jonathan
Profesor de Batería
4.67 4.67 (3) 100$/h
¡1a clase gratis!
Rodrigo
Rodrigo
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) 200$/h
¡1a clase gratis!
Enrique
Enrique
Profesor de Batería
5.00 5.00 (2) 350$/h
¡1a clase gratis!
Lalo
Lalo
Profesor de Batería
5.00 5.00 (6) 450$/h
¡1a clase gratis!

¿Cuánto cobrar por mis clases de batería?

Un tema que puede causar conflicto a la hora de pensar en la idea de ser maestro de batería, sobre todo cuando se hace de manera particular, es cuánto hay que cobrar por tus servicios, sin que se vean tan caras tus clases como para que nadie las quiera tomar, así como que tan poco sean tan baratas, y no te salga el gasto mínimo necesario para seguir haciéndolo.

Un error muy común que existe, sobre todo si te trata de tus primeros trabajos como profe particular de batería es subestimarte y malbaratar tu trabajo. Tal vez nadie te conoce o te da miedo arriesgar tu oferta de clases si las das muy caras, pero existen aspectos que puedes tomar en cuenta a la hora de establecer tus propias tarifas.

Hay que tener cuidado en este tema, pues una mala tarifa puede perjudicar tu imagen. Si das tus clases muy baratas, tus futuros alumnos podrían pensar que te falta experiencia, que no tienes los conocimientos necesarios, que eres un aprendiz y por eso es que es bajo tu costo. Investiga bien con tu competencia y establece un tabulador promedio, aunque pueda variar dependiendo de las circunstancias y de cada alumno.

Puedes incentivar a tus alumnos a tomar clases contigo dando un descuento cuando te compren más clases por adelantado, o demostrar tu nivel de experiencia en una clase gratis. Es seguro que tus conocimientos sean muchos o pocos los puedes poner a disposición de los demás e ir armando una cartera de alumnos, hablando en términos financieros.

Y continuando con temas económicos, ¿cuál es la cantidad en pesos mexicanos idónea para dar clases de batería? Analiza siempre el mercado para determinar números y ve probando si esa tarifa te conviene o puedes aumentarla cuando pase cierto tiempo, o disminuirla si ves que no tienes tanta demanda, algo debe estar ocurriendo, tal vez calculaste mal algún rubro.

En plataformas como Superprof puedes revisar un promedio en clases de batería, que actualmente ronda entre los $250 a $300 pesos por hora. Hay profesores que aumentan sus tarifas,  otros que son más económicos, pero siempre debes pensar en la media para empezar.

También puedes checar el costo de las clases de otros instrumentos musicales también populares como la guitarra o el piano para darte una perspectiva más amplia del rubro musical.

Hacer investigación en otras páginas donde se ofrezcan los mismos servicios que tú, o en páginas de escuelas de música puede ser otro punto de partida que puedes considerar.

Lo importante es que te sientas cómodo con el precio, y puedas vivir de tu trabajo, que a fin de cuentas es el motivo principal por el cual quieres comenzar este emprendimiento personal.

Ponle precio a tus clases tomando en cuenta un promedio del mercado en general

¿Cómo empezar una clase de batería?

Si es tu primera vez dando clases, ésta pregunta puede ser la más aterradora porque no sabes cómo organizar tus conocimientos, o qué enseñar primero. Eso le pasa a todos así que tranquiliza tu mente y toma en cuenta estos tips para que tengas una de las mejores clases de las que se ofrecen en el mercado.

La improvisación muchas veces nos salva de momentos en los que no tenemos ni idea de cómo actuar, pero no todos tienen este don, y si vas empezando es posible que te equivoques si aplicas esta técnica constantemente, por lo que lo mejor, es preparar tus clases previamente, y si puedes individualizarlas para cada alumno, mucho mejor.

Si vas a dar clases particulares debes tener en cuenta los materiales que necesitas para dar clases: desde partituras, pizarrón hasta instrumentos propios, sobre todo si las darás en tu domicilio particular. Si las darás en un espacio determinado como un salón o bodega que tengas disponible, debes adaptar el espacio para que parezca un salón de clases adecuado para la música. Esto forma parte indispensable de la preparación de tus clases.

En cuanto al contenido, enfócate en usar los conocimientos que tienes previamente y en las necesidades de tus alumnos, pues serán el match perfecto para dar las clases idóneas a cada uno de ellos.

Establece objetivos con cada uno, pues dependerá de ellos también el ritmo de aprendizaje. Habrá algunos que quieran perfeccionar su técnica de batacas, pues ya saben tocar la batería pero lo hacen un poco descoordinados, habrá otros que quieran ganar un concurso con su banda, y otros que de plano quieran iniciar a tocar lo básico. Con ello te darás cuenta de lo que debes enseñarles primero, y lo que hay que trabajar después, de un modo paulatino pero seguro.

Hacer tus clases lúdicas o más didácticas puede funcionarte para atraer más alumnos. Graba tus clases, comparte las experiencias de diversión con otros, y verán lo fácil qué es aprender contigo. Prepara tus ejercicios previamente y todo lo que conlleve cada uno de ellos.

De manera general, puedes armar una estructura muy básica pero que te sirva para todos los niveles en los que darás clases; la cual consiste en una fase de calentamiento, un breve repaso, la explicación de nuevos conocimientos y al final la práctica de estos tocando una canción que los aplique, por ejemplo.

Ya dependerá de cada alumno si te regresas o si te enfocas en ciertos temas que veas que se le dificultan como el tempo, el solfeo, que son habilidades que se perfeccionan con tiempo y mucha práctica.

Estar preparado es la mejor forma para dar clases de batería

¿Dónde me puedo promocionar como maestro de batería?

Empezar a forjarte un nombre puede ser difícil al principio, frustrante si no tienes resultados inmediatos, pero recuerda que para emprender un nuevo camino debes ser constante y perseverante. Sin embargo, existen algunos atajos que pueden ayudarte a hacer menos difícil el camino, y poder encontrar a tus futuros alumnos más pronto de lo que te imaginas.

Ser un profesor freelance tiene sus ventajas, entre ellas que tienes más tiempo libre que si te dedicaras a dar clases en una escuela, con horarios fijos. Así que aprovecha este tiempo para promocionarte a ti mismo por diferentes plataformas.

Elaborar un buen anuncio puede ser la clave para llegar a más personas. Existen muchas maneras de publicar estos anuncios, a sea de la forma tradicional, pegando tu propaganda en lugares públicos o cercanos a escuelas; o de una forma más moderna, usando medios actuales como el internet y las redes sociales.

La publicidad de boca en boca también es súper importante a la hora de generar un nombre, pues nadie mejor para recomendarte que tus propios alumnos. Es la forma más honesta de validar tus aptitudes como profesor porque ellos a vivieron la experiencia, y nadie dice que algo es bueno si no le gustó, si le fue mal con esa persona. Así que aprovecha ese recurso a tu favor y motiva a tus alumnos constantemente para que te recomienden.

Existen plataformas como Superprof que ayudan a acercar a los maestros particulares con las personas interesadas en tomar sus clases. Es una manera demasiado útil de promocionar tus servicios de manera gratuita, pues sólo te debes registrar para crear un perfil y empezar a subir tus anuncios. Recuerda dejar todos tus datos para que puedan contactarte y empezar a acordar tus primeras clases.

Aprender a venderte atraerá a más alumnos a mediano plazo
¿Buscas un profesor de Batería?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Karla