Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Reprobar el año: todo lo que hay que saber

Publicado por Ángeles, el 24/04/2018 Blog > Clases particulares > Recibir clases particulares > Mitos y realidades sobre reprobar el año

Casi uno de cada tres estudiantes de 15 años ha reprobado año al menos una vez. Esta cifra, revelada por el informe PISA, muestra la tradición de repetición de curso que existe en el sistema educativo mexicano.

Algunos países como Corea del Sur han eliminado la repetición de curso de su política educativa, por lo que es conveniente cuestionar esta práctica y su impacto en la carrera escolar de un estudiante. La cuestión suele generar controversia entre los que la apoyan y los que la critican fuertemente.

Si tu hijo tiene que repetir de curso, es normal tener dudas y preguntas. Superprof te cuenta todo lo que tienes que saber sobre lo que significa reprobar año en México: la tasa de repetición, sus costos, sus ventajas, etc.

Las cifras de la repetición en México

A pesar de que la matrícula para el nivel bachillerato se ha incrementado mucho en los últimos 25 años, la tasa de abandono escolar sigue siendo la más alta de de la educación obligatoria.

En México, el sistema educativo ha sido incapaz de mantener en la escuela a 80% de los niños que iniciaron la primaria en 1999 y hoy tienen 25 años de edad, según cifras de la Secretaría de Educación Pública. Si la tendencia se mantiene, de los más de 35 millones de de niños y jóvenes que inicien el próximo ciclo escolar (en todos los niveles desde preescolar hasta posgrado), cada minuto más de 2 estudiantes renunciarán a la escuela.

Los datos revelan que la deserción en educación primaria es de 0.5%, en secundaria de 4.2%, en media superior de 12.1% y en educación superior en 6.8%.

Por otro lado, el contexto socioeconómico de los estudiantes y la repetición de grado son los dos factores que más impactan el logro en el aprendizaje. El informe de factores asociados del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) señala que también tienen un efecto importante las prácticas educativas en el hogar, así como las expectativas de los padres sobre el nivel formativo que alcanzarán sus hijos.

El informe señala que en promedio 23.1% de los alumnos de tercero y sexto grado de primaria han repetido curso, mientras cerca de 24% de los niños de sexto grado y 28.6% de los que van a tercer año han faltado a la escuela más de dos veces al mes.

En este otro artículo puedes conocer más datos y cifras acerca de reprobar el año en México.

repetir el año en México: cifras y datos Casi uno de cada tres estudiantes de 15 años ha repetido alguna vez.

Se ha observado una correlación directa entre la repetición de curso y abandonar por completo la escuela antes de tiempo, de modo que los que reprueban son precisamente quienes engrosan las filas del abandono escolar temprano.

Los resultados de las 15 naciones que participaron en el TERCE, entre ellas México, revelan que las prácticas educativas en el hogar tienen un efecto potenciador en los aprendizajes, se detecta que las expectativas que los padres tienen sobre el nivel educativo que alcanzarán sus hijos tiene repercusiones importantes en el logro escolar.

Si bien se identificó que los padres con mejores condiciones socioeconómicas tienden a generar mayores perspectivas sobre el futuro educativo de sus hijos, se constató que las expectativas de los padres tienen una asociación con el logro académico que varía de 9 a 52 puntos, una vez que se toma en cuenta el nivel socioeconómico del alumno y de su escuela.

Al respecto, señala que México se encuentra en el grupo de naciones donde las expectativas de los padres alcanzan valores más bajos, que van de 37.7 a 48.4 por ciento.

En contraste, el informe revela que cuando los padres llaman la atención, felicitan o apoyan a los estudiantes por sus calificaciones, el logro académico se incrementa en un rango de entre 7 y 36 puntos, dependiendo del país, grado y disciplina.

La supervisión de su logro escolar también es relevante. El documento informa que un incremento en la frecuencia con que los padres les preguntan a sus hijos sobre sus actividades escolares, sus tareas y calificaciones, también mejora su desempeño.

Para facilitar el acceso a grados superiores, recibir clases particulares puede ser una buena solución.

Los beneficios de repetir curso

Aunque algunos piensan, a veces con razón, que repetir el año no sirve de nada, debe tenerse en cuenta que puede ser muy beneficioso para algunos alumnos. En ocasiones hay buenas razones para repetir el curso. Si los profesores aconsejan que el alumno vuelva a cursar el año, es porque piensan que será lo mejor. Significa que ellos creen en el alumno y están seguros de que podrá mejorar y tener éxito en los estudios.

Beneficios de repetir curso ¡Repetir curso puede ser como una segunda oportunidad!

No hay que ver el hecho de reprobar el año como un fracaso, al contrario. Más bien, es como una segunda oportunidad para retroceder y saltar mejor esta vez. Es necesario que la decisión de repetir curso se considere con precisión y sea objeto de largas conversaciones entre padres y maestros. Para que la repetición tenga éxito y se mejore realmente, los alumnos deben estar motivados.

Repetir un curso que se ha reprobado puede tener muchas ventajas:

  • Consolidar los conocimientos y adquirir las bases necesarias para seguir con los estudios (las clases particulares pueden ayudar mucho)
  • Empezar de cero cambiando el entorno
  • Evitar el fracaso escolar
  • Aceptar las dificultades de uno mismo para superarlas

El hecho de repetir no debe afectar a la confianza y la autoestima del alumno, al contrario. El repetidor parte con ventaja con respecto a sus compañeros de clase: ya conoce el programa que va a estudiar y lo que se espera de él.

Incluso puede aprovechar esta nueva oportunidad para cambiar de área (en bachillerato o preparatoria) o incluso cambiar de escuela. Lo importante es comenzar el año con tranquilidad y motivación. Es por ello que la última palabra respecto a repetir curso la debe tener no solo el profesor, sino también los padres y el alumno mismo.

¿Cuál es el costo de reprobar el año?

Como hemos comentado, México presenta una tasa elevada de alumnos repetidores. Y sin embargo, repetir curso es caro para el país. Esta es la conclusión de un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre el impacto de la repetición de curso en los resultados escolares. La OCDE, que agrupa a los treinta países más desarrollados del mundo, aboga por revisar este sistema.

presupuesto para repetir año ¿Es eficaz repetir el año?

A pesar de las ventajas que pueda suponer al estudiante, la repetición de curso le cuesta separarse de sus compañeros y volver a trabajar materias que no entendía de la misma forma que las reprobó. En cuestión de presupuestos, según el jefe de la División de Indicadores y Análisis del Directorio para la Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, el costo es mayor.

La repetición de curso de los alumnos genera costos, particularmente la financiación de un año extra de formación del alumno, pero también el costo para la sociedad de retardar al menos un año la entrada de ese alumno en el mercado laboral.

Cuando los países tienen que enfrentar los costos que se derivan de la repetición de cursos, por lo menos ¿se benefician en términos de desempeños en general y en equidad? PISA 2009 informó que los países con elevadas tasas de repetición son los que muestran bajos desempeño de los alumnos. Aproximadamente el 15% de la varianza de rendimiento entre los países de la OCDE es explicado por diferencias en las tasas de repetición, además el entorno socioeconómico de los alumnos se asocia más fuertemente con el desempeño en esos países, independientemente de la riqueza de ese país.

La repetición escolar es un problema a nivel mundial. De hecho, hay estudios que indican que entre 10 y 20% de los niños y niñas de todo el mundo repiten algún grado en educación primaria; incluso algunos países hacen uso de la repetición como alternativa para que los estudiantes con desventajas económicas y con dificultades para mantener un ritmo académico adecuado puedan tener un reforzamiento temprano en su formación.

La repetición en estos primeros años de escolarización suele estar fuertemente relacionada con dificultades en la enseñanza de la escritura y la lectura, o bien, debido a los métodos pedagógicos. En México también es un problema importante, en particular debido a la importancia con que el Estado mexicano ha buscado mejorar las condiciones de equidad y calidad de la educación.

Cuando la repetición de año conduce al abandono escolar, al hacer el cálculo del costo que significó el abandono escolar por nivel educativo y por alumno, se encontró que en un periodo escolar el país perdió 45 mil 788 millones 865 mil 504 pesos que había invertido en la educación de esos niños y jóvenes.

¿Quién decide que el alumno repruebe el año?

A partir de 2011 la ley mexicana dicta que en el nivel de primaria, un alumno solamente podría reprobar en primer año, segundo y tercero, siempre y cuando el padre de familia esté de acuerdo y firme de conformidad en la Cartilla de Evaluación de su hijo. A partir del cuarto grado los alumnos podrían continuar aún teniendo 2 asignaturas reprobadas y en el caso de la secundaria aún cuando tengan hasta 4 si antes de concluir el año toman cursos para aprobarlas.

Las anteriores medidas implicaban dar oportunidad al estudiante, al mismo tiempo que también los papás decidirían si aceptaban que el profesor reprobase a su hijo, se estableció que habría “promovidos”, “promovidos con condición” y “no promovidos”, quedando atrás el concepto de aprobados y reprobados y respondiendo así a la pregunta de ¿a quién corresponde la decisión de repetir curso?

En su momento, la medida obedecía a la necesidad de abatir la deserción escolar, desde la perspectiva de la más alta autoridad educativa en el país, y se planteó con el fin de abatir también el rezago. El magisterio de más de una década de servicio consideraba que no se permitía reprobar más del 10% del grupo sin antes aplicar estrategias de apoyo a los niños rezagados. Todo mundo entendía la importancia de la no reprobación para no segregar al niño de su generación y evitar efectos negativos a nivel personal, familiar y social; no lastimar la autoestima y propiciar el abandono de la escuela; en lo económico por el gasto para atención de alumnos repetidores.

Sin embargo la medida no ha estado libre de polémica y en cada estado se aplica de manera distinta. La cuestión es especialmente compleja tomando en cuenta que los frutos de una medida así no pueden verse antes de 10 años. En todo caso, con el nuevo método “se trata de establecer pactos académicos, sociales y en el aula para hacer de la escuela el mejor espacio y para que (los niños) encuentren una plataforma mínima de desarrollo“, según declaró Fernando González Sánchez, quien fuera subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública.

decisión reprobar año Los padres, en comunicación con los maestros, son quienes tienen la última palabra.

Para el nivel secundaria, se han establecido criterios de desempeño mínimo por grado o asignatura, para así poder transferir al estudiante a otro nivel sin que exista la posibilidad de que repruebe. La evaluación de los aprendizajes se basa en la valoración del desempeño de los alumnos en relación con el logro de los aprendizajes esperados y las competencias que éstos favorecen, en congruencia con los programas de estudio.

La calificación no se resuelve por consigna, sino por acuerdos y por prácticas culturales en las que cada sociedad define cómo tratar a sus niños, teniendo siempre claros los desempeños. Se plantea partir de pruebas de desempeño como Enlace –que evalúa conocimientos de Matemáticas y Español en nivel básico–, microprocesos de evaluación en el aula y evaluación de padres.

En la práctica, los alumnos reprobados deben tener derecho a tres exámenes extraordinarios y el maestro debe hacer todo el papeleo un mes antes de que termine el ciclo escolar e informar bimestralmente de quiénes son los alumnos en riesgo, para que reciban apoyo extra y se involucren los padres. La legislación prevé tres periodos de Evaluación General de Conocimientos.

Las siguientes reglas están previstas en el acuerdo de Evaluación, Acreditación, Promoción y Certificación en la Educación Básica:

  • El promedio mínimo de seis para pasar de año se mantiene en la secundaria, y el alumno podrá pasar al siguiente ciclo escolar cuando al concluir los primeros 15 días hábiles del inicio del siguiente ciclo tenga un máximo de tres materias no acreditadas o “acredite en la institución educativa una evaluación general de conocimientos del grado o grados de la educación secundaria en los que conserve asignaturas no acreditadas”.
  • Cuando el alumno repruebe más de cinco asignaturas tendrá que repetir el curso completo. Los que al final del ciclo escolar tengan cuatro materias reprobadas, podrán realizar exámenes extraordinarios para regularizar su situación académica.
  • En el caso de la secundaria, el acuerdo establece que sólo podrán obtener su certificado de estudios los alumnos que al concluir los tres años de este nivel educativo tengan un promedio mínimo de seis en todas las asignaturas establecidas en el plan de estudios.
  • El acuerdo también considera la posibilidad de que el alumno obtenga su certificado si acredita una evaluación general de conocimientos del tercer grado de secundaria y tiene acreditadas todas sus materias de primero y segundo.
  • Asimismo, si el alumno aprueba un examen general de tercer grado ante la instancia evaluadora externa que determine la autoridad educativa competente.
  • “Este examen podrá presentarse cuantas veces sea necesario hasta su acreditación e incluso podrá presentarse por educandos que se encuentren en situación de repetición de grado, a fin de que para el caso de aprobarlo, tengan la oportunidad de continuar sus estudios en el siguiente nivel educativo”, establece el acuerdo.

Respecto de las técnicas para mejorar la evaluación de los alumnos, el documento mencionado considera en su artículo 12 una “alerta y estrategias de intervención”, es decir que durante el segundo bimestre de primaria y secundaria, el docente deberá registrar en el reporte de evaluación si existen riesgos de que el alumno no alcance los aprendizajes previstos en el ciclo escolar o de que no sea promovido al siguiente grado, así como las estrategias que tendrán que aplicarse para regularizarlo.

Establece, asimismo, que a partir del tercer bimestre, los alumnos de secundaria que presenten evaluaciones bimestrales no acreditadas podrán realizar exámenes de recuperación por asignatura con asistencia del maestro que imparta la materia.

Incluso se prevé que, con autorización del Consejo Técnico o del director de la escuela, el alumno pueda faltar –temporalmente y en tanto se regulariza académicamente– a las clases en las que su desempeño académico sea favorable para que pueda dedicar más tiempo de estudio a las asignaturas no acreditadas.

Respecto a la educación media superior, los datos muestran que el primer y segundo año de la preparatoria presentan el mayor abandono escolar, debido a que las familias de los jóvenes no tienen los suficientes recursos económicos para seguir apoyándolos, pero también a que los muchachos simplemente no ven útil continuar con sus estudios como señalan desde la  International Youth Foundation (YFT). Si bien en todos los niveles escolares hay deserción escolar, el desafío de México está en los primeros años del bachillerato, en esos grados es donde se da la caída más dramática de abandono escolar.

Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indican que al cuarto trimestre de 2016 hay 21 millones 576 mil 765 jóvenes de entre 15 y 24 años, sin embargo, 51% de ellos no asiste a la escuela, que en este caso correspondería a los niveles educativos de bachillerato, media superior y superior.

Existen estimaciones de que los jóvenes salen de un subsistema de primer semestre para inscribirse a un segundo semestre de otro subsistema, lo cual implica que repiten el semestre o grado escolar.

Si deseas impartir o recibir clases particulares dónde sea, no dudes en utilizar nuestra plataforma para encontrar docentes en linea o alumnos.

 

Compartir

A los lectores les gusta este artículo
¿El artículo tiene toda la información que buscabas?

Aucune information ? Sérieusement ?Ok, nous tacherons de faire mieux pour le prochainLa moyenne, ouf ! Pas mieux ?Merci. Posez vos questions dans les commentaires.Un plaisir de vous aider ! :) (moyenne de 3.80 sur 5 pour 5 votes)
Loading...

Leave a Reply

avatar